sábado, 30 de julio de 2016

La utilización de la "comunidad" LGTB como arma política, económica y de guerra en la Administración Obama-Clinton


Si ustedes repasan con algo de atención la historia pasada y reciente, también la presente, de los Estados Unidos de América, verán que bajo la aparente y continuada proclama de la libertad en este país, hay un notable poso, con amargas experiencias, de intolerancia y persecuciones. Desde los nativos norteamericanos exterminados, a la esclavitud de personas de raza "negra" o "amarilla", los campos de concentración para personas de origen asiático, la discriminación secular de los afro y latinoamericanos, la caza de brujas política  de personas con ideologías solidarias contrarias al capitalismo y un largo etcétera que perdura hasta hoy; sin olvidar, claro, los muchos mayores delitos cometidos en el mundo exterior.
No debería ser Estados Unidos quien líderase un campaña mundial en favor de los derechos humanos o las libertades, no obstante, lo hace. La poderosa mecánica de los medios de comunicación en manos de los grandes propietarios que controlan esta nación lo permite. Les permite el crear la realidad artificial que les convenga.
El movimiento por los derechos de lesbianas, gays, transexuales o bisexuales (LGTB, el término queer es a veces añadido -LGTBQ-, pero no es generalmente aceptado) se ha convertido en una herramienta útil a nivel nacional e internacional que estos magnates están explotando con fines políticos, económicos y militares. Los propósitos son desprestigiar y destruir a rivales en el escenario mundial, especialmente ahora a Rusia, y al mismo tiempo introducir de contrabando la ideología neoliberal y la cultura de la guerra continua. Se trata de una utilización perversa de unas autotituladas buenas y justas intenciones, orientada hacia fines tan egoístas, como criminales y peligrosos.
Barack Obama se ha convertido en un icono de referencia para influyentes organizaciones del colectivo LGTB, al que adulan, promueven y apoyan en sus políticas. Es el caso de Human Rights Campaign. No parece importar, ni mucho ni poco, que bajo la dirección de este presidente se haya llevado hacia la destrucción e intolerancia a tantos lugares utilizando fanáticos mercenarios, que tiran sin rubor ni preocupación desde las torres o azoteas a homosexuales de otras naciones. En estas organizaciones  LGTB la discriminación por geografía, raza o clase social es tan notoria o más que en otras. Tales reivindicaciones se han convertido en un instrumento para ahogar las tendencias contrarias al neoliberalismo y además sirven de apoyo a la política expansioista estadounidense. Se ha creado una ideología, continuadora de anteriores, en la que se muestra a esta visión  como superior a la de cualquiera de otra parte del planeta que no sea el mundo occidental. Se la conoce en este ámbito como Homonacionalismo, que describe las relaciones económicas y raciales contemporáneas en discursos occidentales sobre derechos sexuales. 2
Como otras peca de racista, colonialista y clasista. Nuestra cultura occidental superior, nuestra raza y nuestra clase. Luchan teóricamente contra la discriminación por orientación sexual, pero crean mayores discriminaciones en otros y en el mismo aspecto. Ocurre, si eres pobre, lo que afecta principalmente a afro y latinoamericanos, que tendrás poco valor y tus derechos solo existirán en algún acto de propaganda de cara al público, pero no se materializarán.
La superioridad sobre otros países ya choca de principio cuando en los Estados Unidos los más vulnerables a sufrir violencia son gays y lesbianas, y la sufren bastante, o si vemos que los consejos y acusaciones sobre lo que ocurre en Uganda se enfrenta con que sus criticadas leyes provienen en gran medida de cristianos evangélicos de Norteamérica que han generado este estado de las cosas. Se criminaliza a Rusia por supuesta persecución a la comunidad LGTB, debido a una ley que en realidad trataba sobre la propaganda a menores de relaciones sexuales no tradicionales. Olvidándose que en Estados Unidos es mucho más alto el número de agresiones y discriminaciones por este motivo, y que Rusia hizo legal en 1993 estas prácticas de sexo llamadas no tradicionales, pese a que sean algo de toda la vida, y recordando que en la nación de Washington en muchos estados continuó siendo un delito. 3
El problema que de forma inevitable llega con esta campaña mundial del movimiento LGTB en complicidad y al unísono con la Administración estadounidense viene de que se acepta un sistema de discriminación y explotación, como es el neoliberal, y las terribles prácticas que conlleva, la guerra de agresión continua. Como consecuencia se crea ya una desigualdad dramática interna entre quienes pertenecen a ese colectivo en Estados Unidos y con el exterior, por discriminación de clase, raza y nacionalidad. Otorgándose, además, un pequeño grupo de privilegiados la voz del conjunto, al que en verdad no representan. Con el apoyo de la mencionada Human Rights Campaign (HRC) a la carrera presidencial de Barack Obama en 2011 y ahora a Hillary Clinton en 2016, se deja a las claras y se da legitimidad a que estas administraciones enarbolen la bandera de gays, lesbianas y transsexuales en los Estados Unidos y en todo el mundo. Esto constituye una práctica tan ilegítima como apartada de la realidad, porque ni Obama ni Clinton defienden realmente a las personas de esta orientación en su país, a los que mayoritariamente discriminan, y menos todavía fuera de sus fronteras, porque la política de Washington a hecho de la destrucción y fomento de la violencia y la intolerancia una práctica cotidiana.
Para ver más claro si cabe esta utilización de un respeto a una orientación sexual  legítima, basta escuchar al Vicepresidente de los Estados Unidos Joe Biden, que fue precisamente invitado a una gala de la HRC, en Los Ángeles en marzo de 2014, como orador en la inauguración, diciendo que los derechos de LGTB deberían ser una parte vital en la política exterior y hablaba además de que el "odio no puede nunca, nunca ser defendido porque sea llamado una norma cultural". El autismo, a propósito, del Vicepresidente es evidente. ¿Le recordamos unos pocos ejemplos de tantos: Afganistán, Libia, Siria  Palestina...? ¿Lo que fueron y son estas sociedades tras la intervención estadounidense con  el fomento del odio y el fanatismo?
Pero incluso antes de 2011, analistas y periodistas advertían de una guerra regional sectaria inminente estando dirigida intencionalmente por los Estados Unidos, Arabia Saudí, Israel y otros aliados regionales [Turquía, Arabia Saudí o Catar]. El objetivo era minar y derrocar al gobierno de Irán, utilizando primero una violencia encubierta para eliminar su arco de influencia de Bagdad a Damasco, y, por supuesto, en el Líbano. 5
La apropiación de la supuesta, aunque no real, tolerancia hacia las prácticas sexuales no exclusivamente heterosexuales, es parte de la política imperial norteamericana, pues tratan de imponer bajo esta excusa, no solo en su país sino en el resto del planeta, otros intereses. Eso sí, con su exclusiva visión y su autoarrogada excepcionalidad. Estamos ante un uso fraudulento y deshonesto de todos estos derechos con fines políticos y económicos. Lo dejó también claro el Secretario de Estado Colin Powell tiempo atrás, en 2001.
Yo soy serio en garantizar que tenemos la mejor relación con las ONGs, que son una fuerza multiplicadora tal para nosotros,  una parte tan importante de nuestro equipo de combate. 6
La Administración Obama ha sabido utilizar la sensibilidad sobre la libertad sexual para incrementar por ejemplo el gasto militar a un nivel como nunca antes se había hecho.  La Ley de Prevención de Crímenes por Odio de Matthew Shepard y James Byrd de 2009 sirvió de disposición para la más  controvertida Ley de Autorización de la Defensa Nacional de 2010,  que daba 680 mil millones de dólares para el Pentágono.
Por consiguiente, cuando la gente se estaba reuniendo para apoyar lo que consideraban era un avance de los derechos civiles de los gays en los EE.UU., también se estaban juntando por el gasto militar incrementado, además de por la expansión militar en el exterior. 2
 Obama en diciembre de 2010 derogó  la DADT,  sobre la no libertad para revelar la identidad sexual de gays y lesbianas en el ejército, que había sido impuesta por Bill Clinton. Algo que no parece estar mal, pero como de costumbre el objetivo final es otro. El propio Obama lo reveló contando una anécdota en una ceremonia en la Casa Blanca ese mismo día 22 de diciembre de 2010:
Como un combatiente de guerra de las operaciones especiales dijo durante la revista del Pentágono -este es uno de mis favoritos: Tenemos a un tipo gay en la unidad. Él es grande, él es cruel, mata un montón de tipos malos. A ninguno le importó que fuese gay. Y yo creo  que resume perfectamente la situación. 2
Ya lo creo que la resume perfectamente. No importa lo que seas si cumples con las órdenes encomendadas, por muy despiadadas e injustas que estas sean, dejando un montón de gente muerta por el camino, que de ningún modo debió morir así. Arruinando las esperanzas, el futuro, el progreso a millones de personas por toda la superficie planetaria. En nombre de la libertad, de la libertad de poder ser gay o lesbiana y decirlo y disparar. Convendrán que esto no es ningún avance, sino un gran retroceso, porque se legitima la muerte y la opresión disfrazándola de promoción y respaldo de una fingida tolerancia; la de unos pocos contra los de la inmensa mayoría.
Que no vengan ahora tampoco con la estrategia de que quieren proteger a la denominada comunidad LGTB, tan variada ella en sus intereses y opiniones, por toda la tierra, porque conocemos y vemos lo que realmente desean. Como hicieron ya entonces con la defensa (imaginaria) de las mujeres, y de la que conocemos los catastróficos resultados sobre las falsamente ayudadas. Recordemos como entonces organizaciones "humanitarias" hacían  el juego en la propaganda de guerra:
Quizás incluso más llamativo es que la conexión que hace Amnistía Internacional entre la presencia de la OTAN en Afganistán y el "progreso" de los derechos de las mujeres, es de hecho una evidente repetición de la propaganda difundida por George W. Bush para justificar la invasión de Estados Unidos de Afganistán. El 18 de noviembre de 2001, Laura Bush, se hizo cargo de la emisión semanal por radio de su marido para asociar los derechos de las mujeres con la necesidad de la intervención militar. 7
Que no se repita tan doloso y dañino engaño.

Referencias:
1. Obama Administration Policy Advancements on Behalf of LGBTQ Americans. HRC. http://www.hrc.org/resources/obama-administration-policy-legislative-and-other-advancements-on-behalf-of
2. Hilary King. Queers of War: Normalizing Lesbians and Gays in the US War Machine. Good Intentions. Chapter 4. 2014.
3. Brian M. Heiss. Russian Federation Anti-Gay Laws: An Analysis & Deconstruction. 21.1.2014.
4. Human Rights Campaign Endorses Hillary Clinton for President. HRC. 19.1.2016.
5.  Tony Cartalucci. ISIS: Region-wide genocide portended in 2007 now fully realized. Land Destroyer. 20.08.2014.
6. Colin Powell. September 11, 2001: Attack on America Secretary Colin L. Powell Remarks to the National Foreign Policy Conference fir Leaders of Nongovernmental Organizations. Washington,26.10.2001.
http://avalon.law.yale.edu/sept11/powell_brief31.asp
7. Amnesty International repeats US propaganda. Centre for Study of Interventionism, 21.5.2012. 


domingo, 24 de julio de 2016

Amnistía Internacional y el niño palestino decapitado en Siria por los "rebeldes"


Terroristas con licencia para matar y decapitar

Cuando George W. Bush invadió de forma masiva Irak en el año 2003, causando estragos y destruyéndolo casi todo, en la guerra iniciada por su padre en 1991, que contó con la imprescindible ayuda de los medios de comunicación y especialmente también de las organizaciones "humanitarias", como Amnistía Internacional, envió entonces a sus tropas y las de países aliados. Sin embargo, años después, dado el gran descrédito ganado en su nación y en el exterior, por los soldados muertos y el enorme coste, y en menor grado aunque en mucha mayor cuantía, por paradójico que pueda parecer, por los innumerables crímenes cometidos en una de las cunas de la civilización, la oligarquía estadounidense decidió cambiar de estrategia. Se iba a seguir algo muy similar a lo que se hizo en Afganistán a finales de los 70 y en los 80, o en América Latina este último periodo. Consistía no ya en enviar al propio ejército, sino en contratar a asesinos a sueldo. Seymour Hersh, el periodista norteamericano, ya avisó de este giro en el año 2007.  1 La llegada de Barack Obama a la presidencia en el año 2009 tiene que ver también con este cambio en las formas para ocultar y justificar fondos todavía más  siniestros.
Ahora a los mercenarios  financiados, entrenados y armados, por ejemplo el ISIS, el Ejército Sirio Libre, u otros tantos nombres creados, para destruir estados independientes y seculares, se les haría pasar por organizaciones opositoras o revolucionarias que luchaban contra un supuesto, y llamado, régimen tiránico o dictador brutal. Algunos de estos batallones de mercenarios cumplirían con una segunda función encomendada, es el caso del Estado Islámico, servir de malo de la película para dar validez a intervenciones militares a gran escala y aterrorizar y someter a la propia población de Estados Unidos o Europa. En este juego escalofriante han andado desde este viraje. Para ello han necesitado, además de los mencionados medios y estructuras "humanitarias", de la colaboración de la izquierda occidental, que sometida y vendida a la poderosa oligarquía de la UE y de Norteamérica como está, se ha prestado a tal perversa misión y andadura.
En este desdichado y criminal deambular al que han conducido al mundo, emergía los pasados días en las redes sociales una de tantas y tantas macabras escenas que han generado en tantos y tantos países. Era la decapitación de un niño, al que sacaron de un hospital, ocurrida en las cercanías de la ciudad de Aleppo en Siria. Por parte de uno de tantos nombres de grupos  creados a propósito con el fin de que si uno cae en mala fama por sus terribles actuaciones, sea sustituido por otro, y así continuar con la ficción de la resistencia popular y opositora. Aunque en Siria, como en Libia, nunca hubo una revuelta popular o pacífica. Tales grupos colaboran entre ellos, intercambiándose armamento o combatientes, y si es necesario se les hace luchar a unos contra otros por motivos egoístas y personales, haciéndolo pasar como que se combate a los malos terroristas, apoyando a los "buenos".
En este caso la fechoría corría a cargo de Nour-Al-Din Al-Zenki, a los que Estados Unidos ya había entregado modernos misiles antitanque para destruir al ejército del legítimo Gobierno de Siria. 2, 3 Este tipo de mercenarios, sin el menor de los escrúpulos, son los llamados "rebeldes u opositores moderados", con militantes en su gran mayoría extranjeros y una minoría de criminales sirios.
Ante una situación tan comprometida, como tantas ya ha habido, las estructuras "humanitarias" y  los medios quedan en claro entredicho y en evidencia de cara a sus ingenuos o interesados seguidores. Los "buenos chicos" no eran tales, sino que muestran ya a las claras, hasta para los más deliberadamente obtusos, su verdadero rostro como psicópatas sanguinarios. 
Amnistía Internacional, por enésima vez, ofrecía del mismo modo su faz real. Justificando lo injustificable y poniendo un borrón más en su cargado historial de actuaciones truculentas.
El Movimiento de Nour al Dine Zinki emitió una declaración condenando la decapitación y trató de distanciarse del incidente, al que calificó de “error individual”, al tiempo que reafirmaba su compromiso de respetar los derechos humanos.
“Además de condenar esos abusos, los líderes de los grupos armados de oposición deben eliminar de sus filas a cualquier miembro sospechoso de haber cometido violaciones graves del derecho internacional humanitario”, ha manifestado Philip Luther. 4
Quieren salvar el pellejo a esta, y otras, organizaciones criminales. Haciendo ver, nada más ni menos, el degollamiento de un niño como un "error individual", un caso aislado, cuando los hechos no hacen sino mostrar una y otra vez que tal actuación es la norma.  Si como dice Amnistía, y ellos bien que lo saben, estas agrupaciones armadas eliminan a todos los que han cometido violaciones contra los derechos humanos, no queda nadie, pues ellos no son otra cosa que matones por dinero. Estamos ante un cómplice lavado de cara de organizaciones netamente criminales. Todo esto es tan aberrante como surrealista, como la misma Amnistía.
Las personas, que ya están escarmentadas de tanta mentira y maldad, exponían en redes sociales como Twitter (a la que quieren censurar por evidenciar hechos molestos para algun@s hombres y mujeres poderos@s), la falsedad de la alegación del "error individual", al mostrar como un grupo numeroso es responsable de esta matanza y como son comandantes de tal organización los que están allí presentes.


Que este batallón de mercenarios de Al Din Zinki pose con banderas de ISIS tampoco es muy sorprendente, son lo mismo con distinto nombre de marca. 


PS:

Sobre los continuos informes fraudulentos de Amnistía Internacional sobre Siria tienen el siguiente análisis: After the failure of the Caesar photo oax.

Referencias:
1. Seymour M. Hersh. The redirection. The New Yorker. 5.03.2007.
2. Vanessa Beeley. Syria: Beheading of Palestinian Child Prompts US to Disassociate from its Proxy Psychopaths. 21st Century Wire. 20.7.2016.
3. Gareth Davies. And these are the 'good guys'. Sickening video shows US-backed Syrian rebels taunting and then brutally beheading a young boy because he was an 'spy'. Dailymail. 19.7.2016.
4. Siria: la decapitación de un menor grabada en vídeo, nueva prueba de los abusos cometidos por grupos armados. Amnistía Internacional. 20.7.2016.


lunes, 18 de julio de 2016

¿El golpe en Turquía tiene que ver con el aparente cambio en la política exterior de este país hacia Rusia, Siria, Egipto e Irak?

La variación en la actitud exterior de Turquía respecto a Rusia, Egipto e incluso también con Irak y Siria, como posible circunstancia del golpe de Estado.

Tras la aparente reciente restauración de relaciones entre Turquía y Rusia, después de pedir perdón la primera, y que fueron rotas por los ataques del ejército turco sobre el ruso, que operaba de forma legal en la frontera siria con Turquía con permiso del gobierno legítimo  de Siria, en los que derribaron a un caza y asesinaron a su piloto, además de matar a otro marín ruso que fue en su rescate, el gobierno turco ha continuado con  los cambios (al menos en lo que se dice) de 180 grados en su política exterior. El propio Primer Ministro Binali Yildirim, pedía este 13 de julio  restablecer las relaciones diplomáticas con el ejecutivo sirio. Indicando, ante un estado de soledad al que habían llegado en Oriente Medio, que:
Es nuestro más grande e irrevocable objetivo: desarrollar  buenas relaciones con Siria e Irak, y con todos nuestros vecinos que rodean el Mediterráneo y el Mar Muerto. 2
Días antes, el 11 de julio en la capital Ankara en una reunión de su partido, el Partido por la Justicia y el Desarrollo, comentaba que Turquía necesita aumentar el número de amigos y reducir el de los enemigos, y que no había muchas razones para luchar contra Irak, Siria, Egipto y otros países de la región. Pero sí las había para llevar las relaciones hacia adelante. Recordemos que Turquía ya había, a finales de junio, llevado por buen camino sus relaciones diplomáticas con Israel, después de un distanciamiento de varios años. Yildirim se ha hecho cargo de su puesto en mayo y los cambios parecen ser notorios. 3
Debemos tener presente que Turquía había sido hasta ahora mismo el principal suministrador logístico para los mercenarios que asolaban Siria, por encima de Israel o Jordania. Este enorme flujo de apoyo a los escuadrones de la muerte islamistas fue expuesto por periodistas que investigaron cómo estas organizaciones de batallones de "yihadistas" sin apoyo en Siria, podían mantener el grado de combate y la resistencia que tenían contra el Ejército sirio e iraquí. La respuesta la hallaron en un intenso tráfico de tráileres por carretera desde la frontera turca hasta las zonas donde Al Nusra, ISIS u otros grupos operaban en el interior de la nación siria.

La ruta del ISIS dentro de Irak comienza en territorio de la OTAN, en las fronteras del norte de Siria en Turquía. Aquí es donde la mayoría de los terroristas luchando por el cambio de gobierno en Siria respaldado por EE.UU. han sido sin duda albergados, armados y financiados por los EE.UU., los británicos, los saudís, catarís y otros durante años. 4

Este supuesto cambio de la política de Turquía, a quien más perjudica es a Washington. Porque esto supondría, caso de llevarse en serio a cabo, una estabilización de la región y un fortalecimiento de los estados y su independencia. Precisamente lo contrario que quiere el mundo corporativo anglosajón, inmerso en una campaña mundial de desestabilización estatal, fomentando ejércitos privados de mercenarios que serán formados, entrenados y financiados para destruirlos.
Que los dirigentes turcos estén culpando a personas vinculadas a los servicios de inteligencia estadounidenses, como Fethullah Gulen, o que lo hagan directamente sobre el propio gobierno norteamericano, así lo afirmaba el Ministro de Trabajo Süleyman Soylu, nos hace ver que unas acusaciones tan graves ante un socio, de la OTAN, tan poderoso difícilmente pueden ser gratuitas. 5 Como las que expresaba el Primer Ministro: "Gulen es líder de una organización terrorista; no estoy mirando ahora al país donde se encuentra. Si este país le da cobijo a un terrorista, entonces no es un amigo de Turquía".6 Se une a lo expuesto, que desde la base de la OTAN de Incirlik se estuvo preparando también el golpe, motivo por el que se cerró el paso de entrada y salida a ella, y se cortó el suministro eléctrico. Ankara desconfiaba de este cuartel de la OTAN. El ataque por parte de los insurrectos al palacio presidencial y al hotel donde se alojaba el presidente Recep Tayyip Erdogan, que había podido abandonar poco antes, en Marmaris, van en esa línea. 7
Por supuesto, asegurar esto con certeza es prematuro, en primer lugar porque se tienen que confirmar los sucesos y estamos a pocas horas de haber ocurrido, y junto a esta precaución, porque todavía no se habían visto los efectos de este, repito, supuesto cambio en la postura de Turquía respecto a sus vecinos. Tal vez sea este el motivo de un golpe tan escasamente elaborado como poco decidido, había que hacerlo ya y mandar el mensaje desde la Casa Blanca a Ankara de que ese no es el camino deseado y pensado por ellos. Ellos, los que se creen los amos del mundo, no pueden tolerarlo.
Por supuesto también, si esto es cierto o no (en el caso hipotético de un autogolpe), seguramente se use para debilitar el carácter secular que había tenido el ejército y menos el ejecutivo, vinculado a los Hermanos Musulmanes  (HH.MM.); en contraposición a como se hizo en Egipto, donde la actuación de los militares, con el masivo apoyo de los egipcios, quitó a los HH.MM., que trabajaban en este caso en beneficio del poderoso mundo corporativo anglosajón y en detrimento de la soberanía, la paz y la tolerancia en Egipto. En Turquía, sin embargo, el ejército ha podido actuar en sentido contrario.


Referencias:
1. Turkish PM Suggest Restoration of Diplomatic Ties With Syria. Haaretz. 13.7.2016.
2. Peter Korzun. Turkey to Normalize Ties with Syria: Major Policy About-Turn. SCF. 17.7.2016.
3. IS´supply channels through Turkey. DW. 
http://www.dw.de/is-supply-channels-through-turkey/av-180910484. Tony 4. 4. Cartalucci. ISIS: Region-wide genocide portended in 2007 now fully realized. Land Destroyer. 20.08.2014
5.'Soldados turcos prepararon el golpe desde la base de la OTAN en Turquía'. Hispan TV. 17.7.2016.
6. El país que da cobijo a Fethullah Gulen no es amigo de Turquía, dice Yildirim. Sputnik. 16.7.2016.
7. Vídeo: Así fue el asalto al hotel donde veraneaba el presidente turco durante el golpe de Estado. RT. 18.7.2016.

viernes, 15 de julio de 2016

El atentado de Niza para romper la paz y el diálogo en Europa

De aquellos barros estos lodos. Francia como suministrador de armas a terroristas que cometerán atentados del tipo a los que vemos ahora aquí, estos y otros días.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, tras la decisión de los británicos mediante referéndum, es un hecho que sin duda no cayó bien ni en Washington ni en el ejército mediante el cual este controla Europa, la OTAN. Porque Estados Unidos  ya no tendrá a ese Caballo de Troya con el que poner zancadillas, trabas o vetos, con el que condicionar la política europea en beneficio de la gran potencia mundial. 1
No han pasado apenas unos días del Brexit y Alemania ya había tomado la iniciativa decidida de restablecer relaciones comerciales con Rusia y otros países de Eurasia.
No olvidemos que tras el golpe de Estado promovido por los norteamericanos en Ucrania y la puesta en el poder de un régimen fascista, fueron Francia, Alemania y Rusia las que empujaron y lideraron un acuerdo, los Acuerdos de Minsk, para restablecer la paz. Y lo hicieron, lo que es muy significativo, saltándose al poderoso eje anglosajón.
También Alemania sigue con el proyecto en el que Rusia se convertirá en su suministrador energético, que si bien lo han abortado ahora a través de Ucrania, será vía marítima por el norte.
Después de la reunión este miércoles 13 de julio de la Canciller alemana con el presidente de Kyrgyzstan, una de las importantes y claves repúblicas de Asia Central, ella dijo que deseaba recuperar las relaciones con Rusia lo antes posible. Aunque este iba a ser un trabajo que necesitase esfuerzo, siendo un proceso complicado que debe ser resuelto mediante métodos pacíficos empleando el diálogo. 2
Son las peores noticias que podía esperar Washington. Una relación Europa occidental - Eurasia pacífica y fluida.
Al día siguiente ha ocurrido el terrible atentado indiscriminado en Niza, matando de momento a 84 personas. Han utilizado un método rápido que no necesita de preparación,  un camión ha invadido el paseo marítimo repleto de gente que estaba allí para ver los fuegos artificiales de la celebración del 14 de julio, el día de Francia. 3
¿Casual?
No es muy casual que se haga algo así en un momento como el presente y en una fecha como la indicada. En política las casualidades son tan escasas como el oro en los ríos de Navarra. 
Ya se ha roto el clima de paz y de serenidad necesario para el diálogo. Se dispara la histeria, el miedo, la desconfianza y el odio. Vamos, lo que  se perseguía.
Hollande, el presidente francés, prolonga el ya crónico estado de emergencia en su país y vuelve a decir que va a bombardear a otros países, de forma ilegal, que además están sufriendo ataques terroristas más feroces y frecuentes que el suyo, a cargo de mercenarios que apoyó y no dejó de apoyar Francia. 4,5 
Aquí vemos como Francia seguía insistiendo en armar a los mercenarios terroristas en Siria cuando su Gobierno legítimo los iba a derrotar, como ocurre hoy en día también con ese siniestro respaldo occidental a esa terrible guerra de agresión mercenaria y colonial que sufre esta nación del Oriente Medio.



¿Surrealista? No, es el mundo de la política y de la economía, lleno de barbarie y engaño.

Referencias:
1. Finian Cunningham. Brexit shatters EU and its Washington bond. SCF. Junio 2016.
2. Christof Lehman. Germany's Merkel reaches out to Moscow. nsnbc.me. 14.7.2016.
3. Atentado en Niza: el gobierno francés eleva a 84 muertos el ataque terrorista con un camión. El País. 15.7.16.
4. Hollande prolongará tres meses el estado de emergencia e intensificará los ataques en Siria e Irak. Rtve. 15.7.2016.
5. Michael Birnvaum. France sent arms to libyan rebels. The Washington Post. 30.6.2011.

sábado, 9 de julio de 2016

Si hubiera ocurrido en Rusia

La policía matando a un hombre desarmado. No tuvo lugar en Rusia, sino en Luisiana (EE.UU.)

Si en Rusia la policía disparase a personas que no suponían ninguna amenaza, si el fuego de las armas se dirigiese sobre grupos raciales o etnias tradicionalmente discriminadas y vejadas; si los matase; si quedase impune alegando una tan increíble como falsa autodefensa; si lo hiciese con dolorosa y muy repetitiva continuidad; si así lo hiciese, ¿qué ocurrriría?
¿Acontecería una campaña de odio y desprestigio hacia esa sociedad rusa tan tradicionalmente sensata como valiente? ¿Hacia su gobierno al que calificarían como régimen, régimen dictatorial y, cómo no, estaliniano? ¿Pedirían la dimisión y el juicio por crímenes de lesa humanidad contra su presidente? ¿Pedirían la intervención de instituciones y tribunales internacionales, aunque fuesen creados por motivos e intereses políticos como el de La Haya? 
¿Pedirían todo lo que no piden ahora porque no ha ocurrido en Rusia?

Y, además, si apareciese alguien que toma venganza contra esa policía y dispara sobre ellos, ¿se le calificaría como héroe por haber sucedido en Rusia? ¿como defensor de la justicia? ¿Harían enormes campañas  esas organizaciones que dicen velar por los derechos humanos acusando a esa supuesta tiranía de matar a los ciudadanos que se revelasen? ¿Promoverían revueltas violentas que en otras partes del mundo nunca harían?

Creo que sí, que ustedes como yo tienen la certeza de que así ocurriría. Como creo también que piensan que organizaciones como Amnistía Internacional jamás acusarían y condenarían de esa forma a un presidente o gobierno de los Estados Unidos, pero sí lo harían, como lo hacen, contra los enemigos de estos.

No hay lugar para la justicia, solo para el interés, y las mentiras que le acompañan.

Referencias:
1. Judith M. Policías matan a tiros a norteamericano de raza negra desarmado. Cibercuba. https://www.cibercuba.com/videos/noticias/2016-07-07-u129488-la-muerte-del-ciudadano-negro-alton-sterling-manos-de-policias

jueves, 7 de julio de 2016

El voluntariado en las ONGs como problema más que como solución


Todo sistema social, con sus poderes económicos, políticos o religiosos, necesita si quiere  pervivir que quienes forman parte de él, las personas, acepten o toleren el modo en que estos interpretan las relaciones sociales dentro de esa comunidad y de cómo lo son con otras comunidades exteriores.  Aunque esto sea bastante común y con cierta lógica, menos común es que seamos muy conscientes de que nuestra interpretación del mundo más cercano y del más lejano está vinculada profundamente a los intereses particulares de las clases dirigentes. Inculcada desde la escuela y hoy en día especialmente a través de los medios de comunicación, se acaba asimilando como algo natural esta visión, sin haber pasado siquiera un leve filtro de comprobación. Especialmente arraigada tenemos en occidente la creencia de que debemos intervenir en otras partes del mundo, en el denominado mundo no desarrollado, para aportarles nuestro conocimiento y forma de hacer las cosas, de modo que esto posibilitará también su progreso.
Así, en el actual sistema neoliberal del capitalismo, se nos hace creer en la idea de la superación personal, de los esfuerzos individuales (que están muy bien), pero como solución para problemas que están lejos de un trabajo o desarrollo particular, por ejemplo ante las desigualdades a escala mundial. En vez de pensar, que además de estas propuestas  puede haber opciones más racionales y efectivas: analizar nuestros sistemas políticos y económicos o las relaciones de explotación y dominación, como indica Tristan Biehn. 1 Porque seguramente más que fallar nuestra voluntad o esfuerzo,  falla el conocimiento real de lo que tratamos, junto al método y la organización para hacer algo efectivo.
Cuestionar tales aspectos en nuestra sociedad no es tarea fácil. Quien lo hace se enfrenta a las descalificaciones  y proscripción de todo un coro de aduladores bien pagados y tanto mejor difundidos, que tratarán de hacer poco creíble o intentarán ridiculizar a quien o quienes planteen preguntas que remuevan algo los cimientos de la injusticia de la estructura social presente. Sin embargo, no habrá problema de la comunidad, del país o de la relación con otras naciones que pueda resolverse si lo descontextualizamos de sus bases políticas, culturales o económicas.
Respecto a nuestra actuación y pensamiento hacia otros culturas del planeta, principalmente sometidas históricamente a la nuestra, aunque esto último se suele ignorar de forma deliberada o no, se puede apreciar que principalmente en la juventud calan unos mensajes tan poderosos como engañosos.
Los mensajes refuerzan una imagen deseada de la juventud occidental como un poderoso actor, un ímpetu para el cambio y una inspiración para las poblaciones victimizadas objetivo, desfavorecidas y estancadas, en cualquier parte. 1
Esta circunstancia la vemos hoy en día con abundante frecuencia. Multitud de jóvenes, muy "preparados", y llenos de buena voluntad se enrolan en organizaciones "humanitarias " con el propósito de hacer mejor un mundo al que ven lleno de problemas e injusticias. Ell@s se ven capaces de cambiar esta situación por su preparación. Ell@s suelen ignorar que precisamente esa formación recibida en colegios, universidades, estudios de postgrado  o incluso en la organizaziones en las que se enrolan, suele ser precisamente la que los y las incapacita para solventar lo que con afán y decisión quieren resolver. Y es precisamente porque esta educación recibida ha estado sometida y ha sido aprobada por quienes dirigen los sistemas políticos y económicos generadores de las injusticias que presuntamente se pretenden corregir. No se va al origen de tales anomalías y se establecen vagos objetivos, más pensados en el denominado y supuesto crecimiento o desarrollo personal, que en algo medible, contrastable y efectivo sobre el entorno en que se ha actuado. De este modo no es extraño, al igual que ocurre en la política, ver la utilización muy frecuente de palabras que pueden ilusionar pero que no aportan concreción, como "cambio". Basta  mirar a como la Cross Cultural Solutions, una destacada entidad en el voluntariado internacional, utiliza ese término quince veces en un mensaje de 237 palabras. Y según su filosofía el cambio, se supone que a mejor, aunque sin especificar mucho de para quién, no vendrá mediante actuaciones de gran alcance, por medio de las estructuras que debían teóricamente llevarlas a cabo: los estados, Naciones Unidas..., sino a través de acciones personales solidarias y amables. 1
Salta a la vista, y no hace falta ser un gran observador, que este tipo de organizaciones no gubernamentales tratan  de arrogarse y usurpar funciones propias de grandes estructuras sociales locales, nacionales o internacionales, sin haber sido elegidas o aprobadas por la población. Se trata de un comportamiento ilegítimo, antidemocrático y poco honesto, muy típico de las ONGs; que además se convierten con asiduidad en fiscales y en jueces, lanzando acusaciones y dictando sentencias y obligaciones a instituciones legítimas, cuando ellas no lo son.
Se convierten así la organizaciones no gubernamentales en caballos de Troya mediante las cuales poderosos magnates tratan de influir y condicionar las políticas de un entidad local, nacional o internacional, utilizando los derechos humanos y las buenas intenciones de muchas personas, que no son muy conscientes de su función final, saltándose los procedimientos e instituciones democráticas.

PS:
Pueden verlo aquí en numerosos ejemplos: ONGs.

Referencias:
1. Tristan Biehn. Who Needs Me Most? New Imperialist Ideologies in Youth-Centred Volunteer Abroad Programs. Good intentions. Chapter 3.  Alert Press. 2014.

viernes, 1 de julio de 2016

Las excusas y justificaciones de la izquierda occidental en política internacional: el "régimen" y el "dictador brutal"

Este es el tipo de "información" que inculcan los medios sobre los rivales políticos y económicos de los dirigentes occidentales 

La ideología del "estado canalla", del "régimen", de la "dictadura"y del "dictador" que lo dirige, y que es, según parece, el responsable o responsables de los males que allí acaecen y de todos los demás que presuntamente de ellos se derivan, no es una elucubración, conocimiento o pensamiento de la izquierda occidental. Aunque sea esta, quien con su intensa agitación de las conciencias, la que finalmente legitime tal acusación de cara a la sociedad y especialmente de cara a quienes debían haber tenido la responsabilidad y el juicio suficiente para no dejarse arrastrar por las olas que se generan en el temporal artificialmente creado por los codiciosos intereses de las familias más poderosas y acomodadas.
La izquierda, teóricamente, habla de justicia, tolerancia y solidaridad, pero, prácticamente, contribuye de forma decisoria y decisiva no solo a perpetuar la existente injusticia social mundial, sino a agravarla.
Casi siempre que se ha querido someter a algún país o estado, se ha recurrido a demonizarlo, a mostrarlo como el mal más abyecto y fuente de peligrosas e impredecibles amenazas. Hoy esta práctica se ha extendido si cabe más, pero adaptada a los tiempos presentes. Así, esta ideología del "estado canalla" se desarrolló cuando una nación, como era Irak, que había sido dirigida y armada por los Estados Unidos para dañar a países vecinos como Irán, se vio que no estaba siguiendo las directrices indicadas, entre ellas: no generar nuevos conflictos con países rivales de occidente o tratar de entablar relaciones comerciales con ellos e incluso haberse convertido en el lugar con mayor nivel de vida de la región. Cayó en la trampa de Kuwait, con el que tenía cuentas pendientes, y desde ahí ya todo fueron ataques, sin tregua y con poca razón.
La ideología del "estado canalla" [apodado comúnmente régimen o dictadura y a su dirigente dictador] desarrollada por el Pentágono durante la Guerra del Golfo de 1991, constituye una nueva legitimidad, una justificación para llevar a cabo una "guerra humanitaria" contra países que no se ajusten al Nuevo Orden Mundial y  a los principios del sistema de "libre mercado". 1
La guerra "humanitaria" la desarrollaron empresas de relaciones públicas y organizaciones humanitarias que manipularon, falsificaron e inventaron la realidad con todo el propósito, y cuyo objetivo final era favorecer los intereses económicos de sus patrocinadores.
Como hizo la compañía Hill&Knowlton, contratada por un país tan poco democrático como Kuwait por un millón de dólares al mes con el fin de lavar  su imagen y mostrarlo como un ferviente defensor de la libertad. Allí se escenificó una actuación teatral en la que se denunciaba con gravedad al ejército de Irak por haber sacado a bebés de las incubadoras y abandonarlos a su suerte a una muerte segura y cruel en los suelos del hospital arrasado. Como estrella del reparto contrataron a una chica joven que entre desesperados sollozos relataba la trágica escena imaginariamente vivida.


 La chica era la hija del mismo  embajador de Kuwait, no hacía falta ser un gran detective para saberlo. Y al embuste y a su decisiva e influyente distribución contribuyeron de buena gana y como es habitual organizaciones del tipo de Amnistía International. Todo pese a que miembros de base de esa misma entidad denunciaron que aquello no debía publicarse, por carecer de evidencias reales que lo justificasen y por el enorme efecto que tendría para promover una guerra que desde Washington se quería. Hicieron caso omiso, había sólidas razones para hacerlo: se trataba de una campaña de propaganda con un fin bien determinado y pensado:
Lo publicaron, y usted sabe qué terrible impacto tuvo en términos de propaganda de guerra. De los seis votos en el Senado de los Estados Unidos que aprobaron la resolución para ir a la guerra, varios de estos senadores dijeron que fueron influenciados por el informe de Amnistía. 2
Las guerras humanitarias se basan en las peores de las mentiras, pero son muy rentables para los poderes económicos y políticos que las financian y dirigen. Son apoyadas por el público gracias a la labor de estas organizaciones apodadas "humanitarias", que son creadas, como los medios de comunicación, para esta labor. Luego, y al mismo tiempo, personalidades, sindicatos y partidos de la izquierda harán el coro. Legitimando lo ilegitimable.
Continuando con este pensamiento y discurso sometido de la izquierda, tenemos también la archimencionada calificación de "dictador brutal". Con ella se apela más a la emoción que a la razón y verán que las acusaciones vertidas carecen de base o son sesgadas, o que tales males de tales denuncias corresponden precisamente a grupos que defiende precisamente el denunciante, como ha ocurrido con los ensalzadas batallones de mercenarias que asolan Siria y a los que se denomina con los eufemismos de "rebeldes" u " oposición". Se culpa al Gobierno legítimo de Siria de las atrocidades, pero los hechos dicen lo contrario. No se trata de contar la verdad, sino de crearla o invertirla. La repetición insistente y en muchos medios creará la sensación de que si la mayoría de las veces se dice y la mayoría lo dice, será porque es cierto. No teniendo en cuenta algo tan elemental como es que, la supuesta amplia gama de los medios de comunicación  son propiedad de un reducido número de individuos,  los dueños de las corporaciones, y que proveen de ese discurso uniforme e interesado que no tiene interés más que por su propio beneficio y no por lo que sufren o padecen personas de Siria, Libia,  Irak o Afganistán. Su influencia se extiende más allá de los propiamente medios corporativos, llegan a los "alternativos", en los que trabajan con intensidad para ampliar su poder allá donde lo perdieron, pueden verlo aquí: El lector y el periodista ante el océano de corrupción.
La denominación de "dictador brutal" proviene también del mundo neocón, empleada por George W. Bush para referirse a Sadam Hussein. 3 Y alguien dirá que efectivamente lo era, no obstante, ya hemos explicado al comienzo quién lo impulsó y por qué se le perseguía. Además, si comparamos lo hecho por el presidente de los Estados Unidos mencionado, o por prácticamente cualquier otro, con el que fuese presidente de Irak en materia de violaciones de los derechos humanos y víctimas, ¿quién creen que saldría peor parado?
Bush, con su embargo genocida, mata a un niño iraquí cada seis minutos, y planea --tiene decidida ya-- una invasión que provocaría cientos de miles de víctimas más. Equipararlo a Sadam es como comparar a Herodes con un bocadillo de mortadela. 4
¿Sería entonces justificable un bombardeo contra las ciudades, infraestructuras, hospitales,  escuelas, industrias, sistema agrario, eléctrico y acuífero de Estados Unidos por los crímenes horrendos de sus presidentes y de su poder económico, que son verdaderos dictadores y tiranos, como se hizo contra Irak?
¿O estaríamos en contra de un bombardeo, pero era necesaria una acción enérgica y decidida para acabar con esos tiranos, aunque la violencia no fuese la mejor solución?
¿Qué opinan? ¿A qué no piensan ya igual  viéndolo de esta manera?

La tragedia de lo ocurrido en Irak, provocado por la codicia y la irresponsabilidad occidental en prácticamente todos los ámbitos y sectores, sí supuso un calvario no conocido antes en ese país.
Las consecuencias han sido indescriptiblemente horribles. Más de dos millones de personas -en su inmensa mayoría civiles- han muerto debido a privaciones económicas y a la violencia armada. Más de cinco millones han sido heridos y/o convertidos en refugiados. Esto en un país cuya población hoy es en torno a 26 millones. Iraq ha sido desgarrado de tales formas que hubiera parecido inimaginable hace dos décadas.
 Al Qaeda no había tenido presencia en Irak antes de que los EE.UU. invadieran y ocuparan el país en 2003, destruyendo su gobierno y su ejército. El partido Baath  derrocado que dirigía el gobierno era secular y no toleraba tales grupos. 5
Luego vino lo de Libia y lo de Siria, además de lo de Afganistán, contra gobiernos bastante más populares y legítimos que el de Hussein y que muchos occidentales. De Irak surgiría el Estado Islámico y la extensión de la violencia y la intolerancia no solo en Oriente Medio, sino en cualquier rincón del planeta.
Ahora reflexionen, si quieren, sobre lo sucedido. Muchos de los que murieron por la bombas, producto de todo lo comentado, en los aeropuertos, plazas, restaurantes o estaciones, nunca lo hicieron ni tuvieron intención de hacerlo; pero murieron debido a esto, lo supieran o no.

PS:
Por la izquierda me refiero en el texto a aquella que se llama a sí misma como tal y que participa en los parlamentos de Europa, salvo raras excepciones.

Referencias:
1. Michel Chossudovsky. Economic depression and the New World OrderJournal of International Affairs (Columbia University), Vol. 52, no. 1 (Fall 1998) 26 January 2002
2. Francis Boyle. Interview with Dennis Bernstein. Covert Action Quaterly number 73 Summer 2002, pp. 9-12, 27.
3. Bush promises Saddam fair trial. BBC, 15.12.2003.
4. Carlos Frabetti. Sadam y la mortadela. 23.11.2002. Enlace
5.  Richard Becker. Iraq at the breaking point. Liberation. 13.08.2014.