domingo, 28 de julio de 2013

La religión

El cardenal Stepinac y el dirigente Pavelic, Zagreb 1942. En un régimen clerofascista realmente atroz.


La religión ha tenido y también tiene más importancia en la política y en la economía de lo que normalmente estamos dispuestos a admitir. Seguramente este fenómeno, al parecer solo característico actualmente de la especie humana, aunque puede que otros homínidos la tuviesen, tuvo ya en su origen una función de control social. Un modo por el que los más ancianos se hacían respetar, reverenciar e idolatrar por las generaciones más jóvenes, compensando la pérdida de fuerza física con el poder del control mental sobre otros.
La religión, como todo aspecto humano, tiene un lado bueno y otro no tan bueno. Cuando el fanatismo religioso provoca atrocidades, como las que estamos viendo en Siria, que son por cierto silenciadas al máximo por los medios de comunicación corporativos, no es que eso no sea religión o no sea la verdadera religión, claro que es religión, solo que es su lado malo, que como el bueno, forman parte de él.
Otro asunto de ella, aparte de su maldad o de su bondad, es si sus afirmaciones, si sus pretensiones de verdad son ciertas. Tal vez sea este su punto más débil, ya que no hay ni una sola prueba que muestre que sus enunciados, sus interpretaciones o creencias sean ciertas, no importa cual sea, no importa el credo del que hablemos.

EL CRISTIANISMO Y LA GUERRA: PARTE I



EL CRISTIANISMO Y LA GUERRA: PARTE II



JESÚS DE NAZARET: EN BUSCA DE SU REALIDAD SOCIAL



¿POR QUÉ LA PERSECUCIÓN POR BRUJERÍA?



LA INVASIÓN DE POLONIA POR LA ALEMANIA NAZI: UN EJEMPLO DE GUERRA HUMANITARIA



 LA IGLESIA CATÓLICA Y EL NAZISMO: UNA ALIANZA OLVIDADA



 LA IGLESIA CATÓLICA Y EL FASCISMO

 

EL CAMINO DE SANTIAGO



JUAN PABLO II Y OSCAR ROMERO: EL PODER Y EL LADO BUENO DE LA IGLESIA.

 


A QUIEN VIVE POR LA ALEGRÍA NI LA MUERTE LO RINDE



DIARIO DE RUSIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.