jueves, 22 de agosto de 2013

Libia: cuando empezaron sus problemas y Al Qaeda se hizo con el poder gracias al apoyo occidental




Abdel Hakim Belhaj, miembro de Al Qaeda, uno de los mayores terroristas del mundo lanzado al poder en Libia por el poder económico occidental con el apoyo de los medios de comunicación y de las organizaciones humanitarias (también de la izquierda).
Las cosas en cualquier aspecto de la vida normalmente no empiezan de repente, tienen un recorrido. Algo que acaba en tragedia ha podido tener su origen en determinadas acciones equivocadas en el pasado, que no se han corregido y que se ha continuado con ellas. Metro a metro la bola de nieve se va haciendo más y más grande, hasta que en determinado momento resulta casi imparable.
¿Se acuerdan del ataque de Estados Unidos a Irak tras su entrada en Kuwait en 1990, donde se destruyó al país del Éufrates y el Tigris?, ¿Se acuerdan de la invasión de este país en el año 2003 por parte de la potencia mundial? Supongo que sí, que se acuerdan, mataron a más de dos millones de personas, arruinaron esta avanzada y próspera nación e introdujeron y fomentaron el islamismo radical donde antes no tenía lugar.
Siguiendo la línea del tiempo podemos ver las consecuencias que tuvo todo esto en los años que siguieron. Se puede apreciar como ya en los años 2006 y 2007 hay una gran entrada de mercenarios islamistas a Irak. ¿De dónde procedían estos? Principalmente de Arabia Saudí, el que traía mayor número, pero también de Libia, el del mayor aportación per cápita. (1) En relación a su población el que más aportaba con diferencia era este país africano. Vean los siguientes gráficos:
A la izquierda gráfico que indica el número de combatientes de Al Qaeda por país que iban a Irak, basado en 595 registros tomados de agosto de 2006 a agosto de 2007.
A la derecha el ratio entre la cantidad de yihadistas y la población de su país. Aquí destaca Libia.
Fuente: Al-Qa´ida´s foreign fighters in Iraq. Combating Terrorism Center, West Point, New York. (1)
Ante estos datos entendemos que sea Arabia Saudí quien aporte mayor número de "yihadistas", porque de hecho ellos fueron los que encabezaron junto a los servicios de inteligencia y a la administración estadounidense el apoyo a estos mercenarios fanáticos en Afganistán a partir de 1979. (2) En cambio, el caso de Libia es diferente. Los informes de fechas anteriores al indicado del Combating Terrorism Center (CTC) de West Point muestran datos en absoluto parecidos. Un informe publicado en junio de 2005 por la NBC, con fuente en el gobierno de Estados Unidos, no señalaba al país africano entre los diez primeros suministradores de fundamentalistas para luchar en Irak y en prácticamente ningún otro informe el número de ellos superaba el 4 %.(1) Si bien estos informes pueden haber subestimado en parte la aportación de Libia, hay unos motivos fundamentales para que este cambio pudiese suceder. El LIFG (Grupo Combatiente Islámico Libio), que es formado por veteranos mercenarios de la guerra de Afganistán y que lucha también contra el Gobierno libio, incrementa sus relaciones con Al Qaeda, y ya en el año 2007 se juntan, se fusionan. (1) El Gobierno de Libia, dirigido por Muamar Gadafi, junto con el egipcio, habían mantenido una dura lucha contra estos islamistas a sueldo de las dictaduras del Golfo y de las potencias anglosajonas. Estos habían intentado matar en varias ocasiones al líder libio y suponían un peligro continuo para la estabilidad y seguridad, tanto de Libia como de Egipto. (3) Sin embargo, la influencia de los nuevos dirigentes libios, como el propio hijo de Gadafi ,Saif al-Islam, y pese a la oposición de su padre, precipitaron los acontecimientos hacia un precipicio, al tomar unas decisiones bastante inmaduras e irresponsables. Seguramente con buena fe creyeron las palabras de los mercenarios islamistas donde renunciaban a la violencia y así, ya en el año 2008, comienzan a liberar prisioneros del LIFG. En abril de ese año se dejan en la calle a al menos 90 de una cárcel en la capital Trípoli, algunos con cadena perpetua. (4) Y las liberaciones continuaban y continuaban, en 2010 al menos otros 200 más, entre ellos uno de los mayores terroristas que existen actualmente,  Abdel Hakim Belhadj, (5), (6) veterano de la guerra contra Afganistán, también estuvo en Irak y luego  fue uno de los principales "yihadistas" a sueldo que destruyeron el Gobierno libio en beneficio de las corporaciones extranjeras. Este hombre de Al Qaeda pasó a ser gobernador militar de Trípoli, después también ayudaría en la nueva "yihad" (agresión mercenaria colonial utilizando el pretexto de la religión) contra el Gobierno de Siria.  Todo ello con el apoyo fundamental de los gobiernos de Estados Unidos y sus socios, que, como vemos, destruyen democracias y gobiernos legítimos para colocar a miembros de Al Qaeda como dirigentes.
El Grupo Combatiente Islámico Libio (LIFG) actualmente armando, financiando y comandando brigadas enteras del llamado “Ejército Sirio Libre” (FSA), es calificado como un filial de Al Qaeda por las Naciones Unidas indicado en la resoluciones 1267 (1999) y 1989 (2011), además de ser enumerado por tanto el Departamento de Estado de los Estados Unidos y por el Ministerio de Interior británico como una organización extranjera terrorista y una organización proscrita terrorista, respectivamente.(7)
Entre estos dirigentes de Al Qaeda dirigiendo y organizando al Ejército Sirio Libre tenemos a Mahdi al-Harati y a Abdul Hakim Belhaj. El LIFG es el que llevó a cabo, junto a la OTAN, infinidad de crímenes en Libia.
Aquí tienen una combinación explosiva: prensa occidental, de azul Paul Conroy, con sus colegas de Al Qaeda: Mahdi al-Harati y Abdul Hakim Belhaj (con traje de camuflaje), a su izquierda.
La prensa libre defendiendo la libertad y los derechos humanos.

Para la actuación llevada a cabo en Siria recomiendo este artículo: Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica.
Bien, como ven los errores de la nueva ola de líderes de Libia, encabezados por el hijo de Gadafi y con topos como Abdul-Jalil, que fue Ministro de justicia (Secretario del Comité General Popular de Justicia) de Libia (Dan Glazebrook. NATO has been cultivating its libyan allies since 2007. Divide and Ruin. Liberation. 2013, p. 59-63), se empezó a desarrollar  la tragedia que sucedió finalmente allí. Si miramos los focos de donde comenzó está revuelta fundamentalista-mercenaria en el país norteafricano, vemos que las zonas tienen correspondencia con aquellas de donde partían los fanáticos contra Irak, esto mismo ocurriría en Siria, ver el artículo anteriormente recomendado. Sin embargo, hay una diferencia, el Gobierno sirio no fue tan incauto y pese a que los "yihadistas" pasaban por su territorio para entrar en Irak, no colaboró con ellos, según indica el informe del CTC del Ejército de los Estados Unidos Bombers, Bank Accounts & Bleedout. (8)
Los informes de West Point de Estados Unidos revelan que la red de Al Qaeda está detrás de los llamados “luchadores por la libertad”. Los extremistas en Siria [como los Hermanos Musulmanes] estaban detrás de la influencia terrorista extranjera en la guerra de Iraq, no el Gobierno sirio. (9)
A la izquierda gráfico del informe de Combating Terrorism Center (CTC) de West Point (1), donde se indica que los mercenarios islamistas partían fundamentalmente de localidades del este de Libia hacia Irak los años 2006 y 2007, por ejemplo: Darnah o Bengasi.
A la derecha mapa donde se muestra las zonas de sublevación de Al Qaeda en Libia en 2011, fundamentalmente la de Bengasi, y donde se iban extendiendo tras el apoyo occidental. (9)
Hay una clara coincidencia entre ambos.
En Libia no hubo una revuelta o una revolución para acabar con una supuesta tiranía, inexistente, e instaurar la libertad y la democracia, ya bien presentes, hubo algo bien diferente que los analistas y expertos internacionales conocían perfectamente, el ataque premeditado contra un país soberano:
Es evidente que los militares de EE.UU. y el Gobierno de EE.UU. eran bien conscientes de la fuerte presencia de Al Qaeda en la Cirenaica desde ya  2007. Cuando la violencia estalló en 2011 estaba claro para muchos analistas geopolíticos que era el resultado de Al Qaeda, no de “manifestantes pro-democracia.” El gobierno de EE.UU., sus aliados y sus cómplices de la prensa occidental, deliberadamente mintieron al público, tergiversaron su caso a las Naciones Unidas que intervino en Libia en nombre de los terroristas internacionales, derrocando a un gobierno soberano, y garantizando la concesión de una nación entera como base de operaciones para el Grupo islámico Combatiente libio (LIFG). (9)
La historia que sigue creo que ya la conocen: matanzas, violaciones, fanatismo, destrucción de las infraestructuras del país, de su economía, robo del Banco de Libia, con unas reservas enormes,  destrucción del nivel de vida, el primero en África, destrucción del patrimonio artístico, de la educación, de la tolerancia y la convivencia… Y en esta orgía de fanatismo y barbarie se ensañaron también y especialmente con los libios de raza negra, gracias a las campañas acusadoras de Amnistía Internacional y de los medios de comunicación occidentales. (10) Las muertes pueden superar los 50.000, tanto las causadas por los seguidores de Al Qaeda como por la propia OTAN, y los desplazados pueden llegar a los dos millones de personas. (11)
Como ven, toda esta barbarie, toda esta enorme destrucción, fue llevada a cabo por nuestros gobiernos, con su ejército, la OTAN, y bajo la planificación de las corporaciones económico-financieras occidentales, en colaboración con los fanáticos de Al Qaeda y organizaciones afines que ya se detectaban en los años precedentes y que se ayudó a revitalizar, como lo hicieron al constituir y desarrollar a la propia Al Qaeda en la guerra contra el gobierno progresista de Afganistán en 1979, al que también destruyeron. No es una unión inocente, Al Qaeda es creada, financiada, entrenada y armada por el poder económico de occidente para someter a países que no obedecen a la tiranía impuesta por sus corporaciones y sus órganos de apoyo, como el FMI. Vean este artículo sobre Al Qaeda para entender su origen y su función real: Al Qaeda: de los orígenes y de su función.
El poder económico de Estados Unidos y de Europa tiene una responsabilidad enorme en el fomento de este terrorismo. Pero para que todo este horror tuviese lugar, este poder cuenta con medios para convencer, para engañar, a la propia población de Europa y de Norteamérica de que lo que hizo fue por llevar la democracia, por un deber humanitario, aunque los hechos no tengan nada que ver con todo esto y tanto las intenciones reales como los resultados sean completamente contrarios a lo que se presume hacer bajo mentiras poco piadosas.
Para ver la enorme responsabilidad en lo ocurrido en Libia, aunque esto ya se había hecho y se estaba haciendo ya en otros numerosos países, como: Yugoslavia, R.D. Congo, Siria, etc, por parte de los medios de comunicación y de las apodadas como organizaciones humanitarias, recomiendo estos dos artículos:
También buena parte de la izquierda tuvo su contribución a esta y otras catástrofes, vean este enlace:
Sin los medios de comunicación y sin las organizaciones “humanitarias” no sería posible llevar a cabo todo este tipo de tropelías y crímenes, porque la sociedad, la gente normal, las rechazaría de plano, por ser lo que son: crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, robo y terrorismo.
A los estadounidenses, y a los que no son estadounidenses también, les convendría hacer una profunda y seria reflexión:
Hay literalmente cientos de miles de soldados estadounidenses, marineros, infantes de marina y aviadores que fueron separados de sus familias durante años, se enfrentaron a una adversidad mortal, lesiones, angustia mental e incluso la muerte [matando también a miles de inocentes], porque se les dijo que tenían que hacer frente a la amenaza que era el terrorismo internacional. Ahora, los mismos hombres por lo que sacrificaron tanto para luchar en su contra, están siendo disculpados y apoyados como los nuevos líderes de una nación entera. Esto no solo se está haciendo por los políticos o los intereses corporativos, sino también por las organizaciones afiliadas al mismo ejército de EE.UU.. (12)
Notas:
(1) Al-Qa´ida´s foreign fighters in Iraq. Combating Terrorism Center, West Point, New York. Enlace
El estudio del Combating Terrorism Center está basado en los llamados Registros de Sinjar, que son la base para la publicación Al Qaida foreign fighters in Iraq, y donde se expone y explica el flujo de miembros de Al Qaeda hacia Iraq en los años 2006 y 2007. Posteriormente este centro del Ejército de los Estados Unidos publicó una ampliación de este estudio en  2008: "Bombers, Bank Accounts and Bleedout: al-Qa'ida's Road In and Out of Iraq."
(2) Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. Libertarias. 2012.
(3) Mikel Itulain. Muamar Gadafi: Luces y sombras. Enlace
(4) Libya: scores of prisioners released from jail. adnkronos internacional, 9.4.2008.
(5) Ex-islamists walk free from Libyan jail. Reuters, 1.9.10.
(6) El "periodista"  Paul Conroy es más bien un agente secreto del M16. Red Voltaire. 8.03.2012..
(7) Tony Cartalucci. UN designates “Free Syrian Army” affiliates as Al Qaeda.Land Destroyer. 12.8.2012.
(8) Bombers, Bank Accounts & Bleedout. Combating Terrorism Center at West Point. Enlace
(9) Tony Cartalucci. Nato using Al Qaeda rat lines to flood Syria with foreign fighters. 25.10.12.
(10) Mikel Itulain. Amnistía Internacional: su actuación en la guerra de agresión sobre Libia. 29.6.13.
(11)Purificación González de la Blanca. Los mandatarios de las potencias atacantes y el Secretario General de la OTAN deben ser juzgados. Diario de Octubre. 18.3.13.
(12) Tony Cartalucci. West Point Terror Center confirms Al Qaeda in Libya. Land Destroyer. Enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.