domingo, 22 de mayo de 2016

Venezuela: unas reflexiones sobre la economía

Colas interminables para comprar productos básicos. La desesperación de much@s venezolan@s

Comentaba el otro día en un artículo sobre la injerencia interna y externa, violenta e ilegal que está sufriendo Venezuela  (y que pueden ver aquí y aquí) la impaciencia de la oligarquía venezolana y la extranjera, especialmente la española y la estadounidense, por derribar el proyecto político que hay en Venezuela. Proyecto que se enfrenta a la tesitura de dar pasos avanzados y sin retorno hacia una sociedad socialista o ser engullido por los poderes internos y externos, que siguen teniendo gran parte del poder económico en Venezuela. Estamos ante una situación que no es fácil ni sencilla. 
La vía intermedia, y que se viene aplicando todos estos años, que es no discutir la posesión privada mayoritaria o total de los medios de producción y los medios financieros, está llevando al país a una situación crítica por desabastecimiento e inflación. Ambos generados por los intereses privados de quienes amasan fortuna provocándolas y buscan, además, la desestabilización del gobierno.
Si miramos a la evolución económica de Venezuela, vemos una gran relación entre la independencia y poder económico del gobierno bolivariano y la mejora en las condiciones sociales y económicas de los más desfavorecidos.
La siguiente gráfica es ilustrativa de como tras la llegada de Hugo Chávez a la presidencia en Venezuela en febrero de 1999, hay una mejoría tendente a reducir la pobreza y pobreza extrema en los hogares venezolanos. Con una involución tras el golpe de Estado de la oligarquía en abril de 2002 y el paro petrolero promovido por ella de diciembre de 2002 a febrero de 2003. Una vez solucionado esto y, especialmente tras hacerse el estado con el control de la industria petrolera en 2003, el progreso es evidente, reduciendo un 39 % los hogares pobres y un 59 % los más severamente pobres. Lo que evidencia la capital importancia del control estatal de la economía para la reducción y finalmente eliminación de la pobreza y pobreza extrema.


Sin embargo, el dominio de los demás sectores económicos, incluido el financiero, estaba y está en manos privadas. Mientras el precio del crudo se mantenía en buenos niveles, como había dinero de sobra en la mayor reserva petrolífera planetaria, lo había para esta mejora social, pese a que ya se vislumbraba que la economía venezolana estaba coja por su escasa diversificación. Y así, cuando Arabia Saudí en una decisión conjunta con los Estados Unidos decidió hundir los precios del petróleo para dañar a Rusia y ya de paso también a enemigos como Venezuela, 2 las cosas cambiaron. De 140 dólares  por barril en 2008 se llega a 88 en 2014, en 2015 baja a la mitad, 44 y en enero se desplomaba a 24. 3 El dinero ya no llega para mantener el nivel de importaciones y la corrupción a todos los niveles se ha extendido promovida por el empresariado.
El gobierno bolivariano temía con fundadas razones el sabotaje económico por parte de los medios y grandes propietarios. Por ese motivo, para evitar la evasión de capitales llevó a cabo un control del cambio, y para defender la capacidad adquisitiva de los más pobres entre los pobres estableció un control de precios sobre alimentos básicos. La intención era buena, pero los oligarcas y empresarios le buscaron la vuelta. Los poderes públicos entregaban divisas subsiduadas a la economía privada para la importación de alimentos, medicinas, maquinaria o repuestos de maquinaria. Los empresarios astutamente, pero inmoralmente, volatilizaban estos dólares del petróleo que les fueron dados. Por ejemplo, Venezuela importaba productos farmacéuticos en 2003 a  1,96 dólares por kilogramo, pero en 2014 a 86,80. De este modo el dínero público en dólares se evadía y se evade, contribuyendo a la corrupción y a la destrucción del propio estado. Además, se producía el acaparamiento de productos básicos de alimentación por los monopolios privados de la distribución y venta. El objetivo era doble, por una parte la guerra económica de los magnates contra el movimiento bolivariano, al que querían y quieren echarle la gente encima; y por otro, tanto o más importante, por el lucro personal. Recordemos que en Venezuela existe principalmente una economía capitalista, apenas socialista. Cuenta el enriquecimiento personal. De este modo y en lógica el empresariado toma para sus negocios privados, en el bachaqueo y mediante el soborno y corrupción, productos básicos de la dieta del venezolano, como son: harina de maíz precocida, café, arroz, azúcar, carotas (legumbres) o pastas alimenticias. Con lo que tiene una venta garantizada por su alta demanda. A esto se añade el monopolio de ellos desde la producción a la distribución y venta, no hay interferencia. Y, además, está el factor fundamental de que no son productos perecederos o muy perecederos; con lo que pueden almacenarlos un tiempo, provocando la escasez de alimentos comentada y disparando los precios. 4 El negocio es redondo. Los alimentos no sujetos a regulación de precios no son motivo de escasez y los que escasean en los mercados regulados están presentes en los no regulados, lo que muestra y demuestra que esta falta de alimentos se debe no a malas prácticas del gobierno, sino de los empresarios; para ganar más dinero, mucho más, y poner en no buen lugar al ejecutivo del palacio de Miraflores.
Hay que entender, que al contrario de la irreal imagen publicitada por los medios de comunicación corporativos, el empresariado nacional y las transnacionales extranjeras han hecho y hacen grandes negocios en la República Bolivariana. Ninguno de ellos se fue, están en el país, nadie les persiguió. Y se aprovechan, como se aprovechan, de la disposición y voluntad de su gobierno.
Como ejemplo podemos ver la diferencia de precios en determinados productos, bajo el control estatal o en el mercado negro en el barrio de Petare en Caracas a fecha de marzo de este año. La leche en polvo tenía como precio oficial 70 bolívares (Bs), sin embargo, en el negro era de 3000, prácticamente, ¡43 veces más! Ahí es nada. Creo que con cifras como esta entenderán que los dueños de las compañías productoras, distribuidoras y vendedoras irán a boicotear a los mercados gubernamentales, no solo por animadversión, sino por pura y dura codicia. Los beneficios son fabulosos.
¿Cómo puede evitar este juego sucio el gobierno? De diversas formas. Desde luego no basta con regular unos precios básicos si luego, como vemos, no hay productos que comprar porque te los hurtaron y los venden como quieren y donde quieren. Hay que ir, como se debe hacer siempre que se quiera solucionar algo, a las causas del problema. La entrada directa del estado mismo como importador, distribuidor y vendedor, evitando los intermediarios que dilapidan las divisas entregadas y desvían las mercancías al mercado negro que se lucra en la necesidad y hambre de los venezolan@s, sería un factor decisivo. Si a esto se plantea el ser también el productor, el círculo quedaría cerrado. No obstante, esto dicho no es algo sencillo, pues requiere de unos medios y conocimientos que el estado actual tal vez no sea capaz de abordar. Como tampoco se ve una capacidad clara en la erradicación de la corrupción en los mismos funcionarios y miembros del gobierno que contribuyen a este estado de las cosas. Además, y no en menor grado, está tal vez la falta de decisión del propio gabinete gubernamental para tomar medidas eficaces y valientes ante los serios avatares que afronta. Vemos que el presidente Nicolás Maduro advierte con expropiar y hacer públicas las empresas privadas que lleven a cabo actos de sabotaje económico dejando de producir, pero seguidamente, menos de 48 horas después, Miguel Pérez Abad, Ministro de Industria y Comercio, descartaba tal medida. 3
Como decía, no es una situación fácil a la que se enfrenta Venezuela. Aunque los nubarrones que se ciernen sobre el movimiento bolivariano están a punto de descargar impetuosa tormenta, que posiblemente hará naufragar a la nave y timón de ese proyecto. Dando lugar a un estallido de violencia y represión contra la gente, que organizada como está, no se resignará a vivir en la miseria de los tiempos pasados, antes de la llegada de Hugo Chávez.
En momentos de amenazas tan serias como inminentes, la falta de decisión es anuncio claro de fracaso.

Referencias:
1. Juan Torres. La Venezuela bolivariana en datos y no en juicios de valor. Ganas de escribir. 7.03.2013. Enlace.
2. Mahdi Darius Nazemroaya. Oil prices and energy wars: the empire of frack versus Russia. Strategic Culture Foundation. 5.12.2014.
3. Jorge Martín. Venezuela - a last warning. www.marxism.com 19.05.2016.
4. Luis Britto. La mano visible del mercado. 
http://luisbrittogarcia.blogspot.com.es. 21.5.2016.

sábado, 21 de mayo de 2016

Tomando un café, escuchando y recordando quejas


El aroma del café es agradable, además, corre una leve brisa que se agradece en el día caluroso. Estoy algo ditraído pensando en algunas cosas. Se interrumpe esa distracción por una voz que se dirige a mí. Reacciono y veo que es un antiguo conocido quien me saluda. Nos saludamos, hablamos. Me dice que tiene prisa, todo el mundo hoy tiene prisa, que debe ir a trabajar hoy sábado a la tarde, y mañana, domingo a la tarde. No disimula su disgusto, se queja. La empresa les ha impuesto un convenio al parecer bastante leonino, han perdido muchos derechos y han ganado tantos más deberes. Me pregunto hasta cuándo han luchado por evitar eso. Y me lo pregunto porque conozco a Juan y a gente como Juan. Siempre, siempre, obrando en su particular interés. Nunca, nunca, mostrándolo por la mala situación que pudieran padecer otr@s. Recuerdo en el tiempo su indiferencia y despreocupación por cosas que a mí me trasladaban un serio malestar e inquietud, por ejemplo cuando se bombardeaba y se destruía países como Irak o Yugoslavia. Tiempos en los que estudiábamos y no suponían en el ambiente estudiantil ningún contratiempo, se las veía en el mejor de los casos con indiferencia y en el peor, mejor no se lo cuento. Hoy Juan sufre las consecuencias de sus acciones. Su empresa les amenazó con trasladar la planta a una de las antiguas repúblicas de Yugoslavia. Que tras su destrucción moral, intelectual y económica, tiene trabajadores cualificados dispuestos a trabajar en no importa que condiciones. A Juan, y a los que son como Juan, les entró el pánico, su tenue y superficial mundo se derrumbaba. Aceptaron todo y sin rechistar. Ahora  se quejan.
Le despido, me quedo leyendo a García Márquez. Lo mejor de la mañana el libro y el café. 
Vivimos en un mundo perdido que no se encuentra ni quiere encontrarse consigo mismo.

lunes, 16 de mayo de 2016

La Operación Cóndor: la estrategia militar contra la democracia


Conocen ustedes que la Operación Cóndor fue una campaña de represión política y de terrorismo de estado coordinada por los servicios de inteligencia, sucedida principalmente en los años 70 y 80, aunque comienza realmente en los 60 en Brasil; 1  que tuvo lugar en el cono sur de América y que involucró a países como Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador e incluso Colombia y Venezuela. Como promotor y director de acciones estaba el omnipresente Estados Unidos.
Para entender su origen, nos tenemos que remontar a bastantes años atrás, hasta 1945. Los dirigentes de la potencia norteamericana  advierten ya ese año sobre el supuesto “peligro” del comunismo a los militares de América del Sur en la Conferencia Interamericana sobre el problema de la Paz y la Guerra, celebrada en Ciudad de México en el mes de febrero. La poderosa oligarquía estadounidense siempre fue maestra en el uso de la defensa de supuestos fines loables o necesarios para promover sus intereses particulares. En este caso el objetivo era el dominio completo del continente americano,  propósito puesto ya en marcha por la hostilidad hacia la interferencia de los países europeos expresada en la Doctrina Monroe.
A raíz del triunfo de la Revolución de Cuba en 1959 las actuaciones de EE.UU. se intensifican. Al siguiente año el general Theodore F. Bogart, del US Southern Command, invitó a sus colegas latinoamericanos a una reunión en la zona del Canal. El resultado fue  la Conferencia de los Ejércitos Americanos (CAA), que se celebró anualmente y luego cada dos años. En estas reuniones, ya desde 1961, Estados Unidos impulsa la Doctrina de la Seguridad Nacional, cuyo fin es combatir a los "enemigos internos", es decir, limitar, coartar y finalmente eliminar la libertad política y ya directamente a quienes quieren hacer una política en beneficio general y del propio país, con el propósito de implantar el modelo neoliberal. Se aplica en primer lugar en Brasil en 1964, una vez instaurada la dictadura y quitado su gobierno legítimo encabezado por Joao Goulart. 3
En la reunión de la CAA del 19 al 26 de octubre de 1975 en Montevideo, se dio el visto bueno para “una reunión de trabajo sobre servicios de inteligencia central”, preparada por el general Manuel Contreras, el jefe de la DINA (la Dirección de la Inteligencia Nacional de Chile). Tuvo lugar del 25 de noviembre al 1 de diciembre en Santiago de Chile y fue clasificada como de alto secreto. La principal propuesta de Contreras era la creación de una base de datos, similar a la de la Interpol, pero especializada en la “subversión”. 2 Es el Plan Cóndor hecho una realidad multinacional.
Previamente, Contreras visita en abril de 1975 las capitales latinoamericanas con el fin de persuadir a otras naciones para crear una fuerza anti-exilio especial. La dictadura instaurada en Chile en 1973 tenía problemas para el control de opositores que se refugiaban en países vecinos, especialmente en la Argentina. El 25 de agosto el director de la DINA visita el cuartel de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, la CIA. Allí se reúne con el responsable para Latinoamérica, Vernon Walters.
Luego vinieron los asesinatos o atentados sobre personas vinculadas principalmente a la política. La eliminación de los militares fieles a la constitución, a la democracia y la soberanía de su nación fueron un paso previo. El Comandante en Jefe del Ejército chileno René Schneider fue asesinado días antes de tomar la presidencia Salvador Allende, el 24 de octubre de 1970 (Allende llegaba al cargo el 3 de noviembre). Su sustituto, Carlos Prats, que tuvo que exiliarse tras el golpe de Estado de Pinochet, fue del mismo modo asesinado; esta vez en Buenos Aires en septiembre de 1974.
Los crímenes políticos fueron dirigidos hacia aquellos que recordaban al mundo el sistema dictatorial y criminal instaurado en Chile. Es el caso de Orlando Letelier, hombre influyente que había conseguido que varios países, especialmente europeos, por ejemplo Holanda, boicoteasen a la dictadura chilena. Murió tras un atentado en Washington, junto con su secretaria, en septiembre de 1976. 4 Del mismo modo fueron a matar a políticos democráticos de ideología conservadora, podemos verlo con Bernardo Leighton, que fue colaborador y vicepresidente con Eduardo Frei (también asesinado mediante envenenamiento por el régimen), 5 y uno de los fundadores del Partido Demócrata Cristiano en su nación. Un serio rival para la junta militar y sus métodos y sistema. El ataque sobre Leighton se produjo en Roma en octubre de 1975, dejándolo malherido, él quedó incapacitado y su mujer con una parálisis. Aquí, en Europa, la Operación Cóndor cuenta con la colaboración de otros asesinos a sueldo, de la organización Gladio, uno de cuyos más destacados mercenarios, Stefano delle Chiaie, se reunió y trabajó para Augusto Pinochet. 6 Los intentos de asesinato sobre otros líderes políticos fueron infructuosos, por ejemplo Carlos Altamirano de los socialistas, al acogerse como refugiado en la República Democrática Alemana.
La estrategia  militar y de inteligencia del Plan Cóndor eran el medio con el que se iba a implementar el modelo económico y social del neoliberalismo en América del Sur. Porque de otro modo, de un modo pacífico y democrático, no hubiese sido posible.

Referencias:
1. Jair Kirschke: "El Plan Cóndor nació en Brasil". Memoria viva. 19.9.2008.
2. Pierre Avramovici. 'Opération Condor': Cauchemar de l'Amérique Latine. Le Monde Diplomatique. Mai 2001.
3. Cecilio Manuel Salguero. El Plan Cóndor: origen, desarrollo y consecuencias (1973-1983). 2011.
4. Asesinato de Orlando Letelier. https://youtu.be/iGEaiHXP6tA
5. José Zepeda. Asesinato de Frei Montalva: la DINA aún aterroriza. Radio Nederland Latinoamérica, 10 de diciembre 2009.http://www.rnw.nl/espanol/article/asesinato-de-frei-montalva-la-dina-a%C3%BAn-aterroriza
6. Los neofascistas que Pinochet enroló para "trabajar" en Chile. El Mostrador. 27.9.2003.


viernes, 13 de mayo de 2016

SIRIA: LAS FUENTES DE LA DESINFORMACIÓN

Pocas son las veces en las que uno tiene la oportunidad de leer algo con fundamento, conocimiento y discernimiento sobre los conflictos y asuntos relativos al apartado internacional. Casi imposible en el caso de Venezuela, una entelequia pensarlo con Ucrania,  un sueño si se trata de libia y, por supuesto, casi mejor nos olvidamos respecto a Siria.
No obstante, aquí les traigo la excepción que confirma la regla,  un excelente trabajo sobre ese entramado de engaño, mentiras y corrupción que constituye el mundo mediático y "humanitario" profesional. Mundo que fue creado y es sostenido para servir al interés de las grandes compañías industriales y financieras occidentales. Las organizaciones "humanitarias" manipulan y juegan de forma nada limpia ni decente con las emociones y sentimientos humanos, y los medios de comunicación, en un simbiótico dúo fraudulento,  hacen de caja de resonancia de esta utilización perversa de los derechos humanos, que se emplean con fines políticos y económicos.
Hoy en día sobrevaloramos  supuestas virtudes de nuestra época actual, principalmente la archimencionada libertad. ¿De qué libertad podemos hablar cuando hasta para lo más básico como es poder comer para sobrevivir te tienes que someter a condiciones y caprichos difícilmente soportables?  ¿Qué libertad cuando la libertad de expresión en los medios la deciden y la restringen con ensañamiento sus dueños? Así tenemos que  se ve como un progreso el proceso de secularización de la sociedad, con la pérdida de poder de las instituciones religiosas. Sin embargo, un estudio de nuestro momento presente nos revela que tal supuesto avance es engañoso, ya que la función que antes ejercían organizaciones religiosas sobre el control social y la defensa de los intereses de las clases ricas, la hacen ahora los medios de comunicación  ("la prensa libre") y, especialmente de forma más subrepticia, las organizaciones "humanitarias". La fe, la credulidad y la obediencia ciega hacia estas últimas es una copia de la que antes tenían los fieles con su religión y sus religiosos. Adolfo Ferrera, cuyo excepcional informe sobre este asunto expongo seguidamente, lo describe de forma clara y concisa:
Lo dicho por estas organizaciones es considerado como una verdad absoluta e irrefutable que nadie osa cuestionar, y quien lo hace es considerado como un iluminado o un teórico de la conspiración al que hay que censurar y aislar mediáticamente. En esa "credibilidad social absoluta" reside su peligro como arma de propaganda de guerra al servicio del poder económico.
Ahora tenemos una nueva religión que vende la mision "humanitaria", pero que lo que realmente  causa es un sunami de conflictos y catástrofes humanas.


SIRIA: LAS FUENTES DE LAS QUE BEBEN LOS PERIODISTAS QUE NOS DESINFORMAN


Si decimos que la OTAN es el brazo armado de las grandes corporaciones occidentales, en paralelo debemos añadir que las grandes agencias de noticias y medios corporativos occidentales, así como muchas de las ONGs más reconocidas, son instrumentos de difusión de la propaganda de guerra que utiliza el poder económico para ejecutar sus guerras sin que las sociedades occidentales opongan la menor resistencia hacia ellas o incluso las apoyen. Esta propaganda de guerra ha estado presente siempre en nuestras sociedades y en prácticamente todos los conflictos bélicos desde la Primera Guerra Mundial hasta nuestros días.
La actual guerra de invasión contra Siria iniciada en 2011 por parte de Occidente utilizando a decenas de grupos terroristas para derrocar al legítimo presidente Al Assad y destruir el Estado y los valores que representa la República Árabe Siria en Medio Oriente, va acompañada de los mismos protocolos de manipulación de masas de otras guerras imperialistas anteriores, como ya ocurrió en Libia en 2011 o anteriormente en Yugoslavia (1991-1999), entre otras muchas.
Hoy en día, para alcanzar ese consenso social en torno a la necesidad de una "intervención humanitaria" por parte de la OTAN, se hace imprescindible el papel que ejercen diversas "organizaciones humanitarias" o defensoras de los "Derechos Humanos" que basándose en su supuesta "imparcialidad" e "independencia" ajustan su relato de los hechos al discurso oficial de sus patrocinadores políticos y económicos. Es decir, que salvo algunas excepciones que sirven a su vez para darles un mayor barniz de credibilidad frente a la opinión pública, éstas ONGs siempre están del lado de los intereses de quienes las financian y les dan publicidad, las grandes corporaciones y gobiernos occidentales.
Quizás el caso más conocido entre estas supuestas "organizaciones humanitarias" y del que más se ha escrito en algunos medios alternativos es el denominado Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una de las fuentes más citadas por las agencias y grandes medios de comunicación a la hora de informar sobre Siria. Recordemos, para quienes todavía no lo sepan, que este supuesto organismo independiente se creó en 2006 y tiene su única base de operaciones en la ciudad británica de Coventry, a 138 kilometros de Londres y a 4.700 kilómetros de distancia de Damasco. Está integrado y dirigido por una sola persona conocida como Rami Abdul Rahman, aunque su verdadero nombre es Ossama Suleiman, un opositor sirio que estuvo en la cárcel en varias ocasiones y que salió de Siria en el año 2.000. Está demostrado que este personaje despachaba habitualmente con el exministro de Asuntos Exteriores británico Willian Hague y con altos funcionarios del gobierno de Reino Unido y la Commonwealth Office ejerciendo como representante de la oposición siria [1]. ¿Una "organización" compuesta por una sola persona? ¿Puede ser objetiva e imparcial su información teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente? Es evidente que no, sin embargo en citada de forma masiva en casi todas la noticias que se publican en los grandes medios sobre Siria.
Como tampoco lo es la información que aporta Médicos sin Fronteras, otra de las organizaciones humanitarias más reconocidas y respetadas por los ciudadanos occidentales y cuyos informes y datos son utilizados a menudo como fuente por los grandes medios corporativos. Esta organización tiene un amplio currículum de apoyo a los intereses de las grandes corporaciones y gobiernos occidentales en diferentes países. Su propio fundador Bernard Kouchner hizo campaña ante los organismos internacionales en defensa del principio de "intervención humanitaria", todavía vigente a día de hoy, también en Siria, donde MSF apoya una intervención humanitaria de la OTAN en contra del "régimen de Al Assad", como antes la apoyaron en Libia, un país próspero hoy destruido por el terrorismo. Para ello no dudan en mentir y acusar sin pruebas, como hicieron cuando acusaron al gobierno sirio de utilizar armas químicas contra civiles en la Gouta en agosto de 2013, o en ejercer como "batallón médico" de los terroristas yihadistas a los que atienden en diferentes hospitales y centros médicos [2].    
Lo mismo podemos decir de otras ONGs como Amnistía Internacional [3], Human Rights Watch [4], la Sociedad Civil Siria, The Syrian Compagne [5], Avaaz [6],  y un largo etcétera de organizaciones y fundaciones todas ellas patrocinadas por el poder económico occidental al que sirven fielmente en colaboración con los grandes medios de comunicación. Como por ejemplo los llamados Cascos Blancos, una organización que recibe múltiples premios internacionales y estuvo incluso nominada al Premio Nobel de la Paz. Esta respetada "ONG" está financiada, entre otros, por la fundación Open Society  de George Soros y dirigida por los gobiernos de EE.UU. y Reino Unido [7]. Forma parte del grupo terrorista Frente al Nusra (rama de Al Qaeda en Siria) y trabaja en colaboración con el citado anteriormente Observatorio Sirio de los Derechos Humanos. Son famosos por sus montajes fotográficos y sus vídeos manipulados que son ampliamente difundidos por las redes sociales y los canales de televisión de los grandes medios corporativos. Su líder principal y cara más visible es Raed Saleh, a quien EE.UU. prohibió su entrada en el país por ser considerado una "amenaza para la seguridad nacional" y fue devuelto a Turquía. [recomiendo ver el magnífico vídeo que adjunto más abajo: ¿Los Cascos Blancos una ONG o Al Qaeda tras un lavado de cara?]
De nuevo queda al descubierto el doble rasero y la hipocresía de EE.UU-OTAN: los llamados "rebeldes" y "luchadores por la libertad" en Siria son considerados terroristas cuando actúan en los países occidentales que los patrocinan.
Según una investigación realizada por Rick Sterling, los Cascos Blancos fueron inicialmente apodados Defensa Civil Siria. El grupo fue creado por el Reino Unido y EE.UU. en 2013. “Civiles del territorio controlado por los rebeldes, eran pagados para ir a Turquía a recibir algún tipo de formación en operaciones de rescate. El programa fue dirigido por James Le Mesurier, un ex soldado británico y contratista privado cuya empresa tiene su sede en Dubai”, escribe Sterling. [8]

Existe ya mucha literatura sobre las manipulaciones cometidas por estas organizaciones a la hora de publicar sus informes y sobre las conexiones y vínculos que éstas mantienen con el poder económico occidental.

Las ONGs, como los misioneros, se utilizan para penetrar en una zona y preparar las condiciones favorables para la Agroindustria, fábricas donde se explota a los obreros, minas para la obtención de recursos y lugares de esparcimiento para los turistas. Mientras que hoy en día la acción militar se camufla bajo una intervención humanitaria, el carácter aparentemente humanitario de las ONGs parece estar justificado. Pero es esencial aplicar el mismo criterio tanto a las intervenciones de las ONGs como a las mismas intervenciones militares. (...) Haití es el ejemplo más extremo de las complicidad de las ONGs con la agresión imperialista. Conocida por muchos haitianos como la República de las ONGs, ya había 10.000ONGs antes de que el país sufriese el terremoto de 2010, más ONGs per cápita que cualquier otro lugar del mundo. El 99% de la ayuda para las víctimas del terremoto fue canalizado a través de las Organizaciones no Gubernamentales y otros organismos, que actuaron como bandidos, embolsándose la mayor parte del dinero que la gente había donando de buena fe con la expectativa de que en realidad iba a servir para ayudar a las comunidades devastadas por la catástrofe. [9]

Pero a pesar de todas las evidencias existentes toda esta información es ocultada y censurada por los grandes medios corporativos que ejercen de altavoces y difusores de dichos informes "humanitarios". Digamos que todos ellos - medios de comunicación, fundaciones y organizaciones humanitarias, centros de estudios, universidades privadas, gobiernos neoliberales de la OTAN... - forman parte de la misma maquinaria corporativa y trabajan conjuntamente para moldear la opinión de los ciudadanos occidentales. El resultado es que éstas organizaciones "sin ánimo de lucro" gozan de tal grado de credibilidad y prestigio social que los ciudadanos creen y aceptan su información de manera totalmente automática y acrítica. Nadie cuestiona su información, sus fuentes, nadie se hace preguntas. Lo dicho por estas organizaciones es considerado como una verdad absoluta e irrefutable que nadie osa cuestionar, y quien lo hace es considerado como un iluminado o un teórico de la conspiración al que hay que censurar y aislar mediáticamente. En esa "credibilidad social absoluta" reside su peligro como arma de propaganda de guerra al servicio del poder económico.
La escalada terrorista ocurrida en las últimas semanas en la provincia de Alepo volvió a evidenciar el sesgo y la desvergüenza con la actúan este tipo de agentes políticos "humanitarios". Desde los grandes medios se repitieron de nuevo las acusaciones contra el gobierno sirio y sus aliados, Rusia principalmente, de estar detrás de los bombardeos contra la población civil en Alepo, incluidos ataques a varios hospitales. Ahora sabemos que algunos de los hospitales que supuestamente habían sido bombardeados por Siria y Rusia no existen como tal y no figuran en ningún registro oficial. Otros como el de Al Quds, cuya imagen fue ampliamente difundida y utilizada para acusar al gobierno sirio, ya aparecía destruido hace 7 meses como puede comprobarse en las imágenes de satélite presentadas por Rusia [10]. Incluso el médico Nabil Antaki, que trabaja en un hospital en Alepo, afirma que hacía años que ese edificio no funcionaba como un hospital público ni privado [11].
"Este hospital [Al Quds] no existía antes de la guerra. Debe haber sido instalado en algún edificio después de que comenzara la guerra. Yo no conozco a  nadie en el este de Alepo que pueda confirmar la existencia de este hospital de Al Quds", declaró Nabil Antaki el 2 de mayo de 2016"
Lo más probable es que ese edificio estuviera siendo reutilizado por los grupos terroristas como hospital para atender a sus yihadistas heridos. La pregunta es qué hacía MSF allí. Si desde esta organización afirman que sus médicos trabajaban en ese hospital, entonces se demuestra una vez más que esta organización no diferencia entre civiles y terroristas.
Desde el primer momento los testimonios de muchas personas que trabajan y residen en Alepo confirmaban que eran los grupos terroristas los que estaban atacando a la población civil [12]. Desde el pasado 27 de febrero los grupos terroristas han violado la tregua (tregua-trampa de la OTAN) en al menos 470 ocasiones, causando decenas de muertos y cientos de heridos, muchos de ellos en Alepo. Pero estos ataques y estas víctimas civiles reciben el silencio cómplice de los grandes medios corporativos que establecen sin rubor una diferencia entre víctimas de primera y de segunda categoría, según convenga a su causa. En las últimas semanas los "rebeldes sirios" de la OTAN bombardearon sin cesar hospitales, colegios, mercados, carreteras, iglesias... en las zonas controladas por el gobierno sirio, tal y como relataba el padre Ibrahim Alsabagh, un fraile franciscano que trabaja en el oeste de Alepo:
El gobierno sirio defiende las áreas de Alepo donde está presente y aún es fuerte. En el oeste, donde me encuentro, caen muchos misiles lanzados por grupos yihadistas. Caen sobre carreteras, iglesias, mezquitas, hospitales. Esta mañana cayó un misil en una mezquita y mató a 15 personas. Esto ocurrió en la parte controlada por el gobierno, y por lo tanto no podemos imaginar que el ejército sirio esté lanzando misiles contra sí mismo. Los misiles proceden de las zonas controladas por los grupos yihadistas [13]
Con Alepo ocurre algo similar a otras ciudades sirias dominadas por los yihadistas, como Madaya, donde estos grupos terroristas asaltan la ciudad y se atrincheran utilizando a los civiles como escudos humanos. Sin embargo el tratamiento mediático y político en Occidente es el mismo en todos los casos independientemente del contexto en el que se producen, y se resume así: los "rebeldes moderados" no tienen la culpa. La culpa es del régimen sirio que, según esta versión occidental, debería dejar que los terroristas invadan y destruyan el país por completo.
Colocar en el mismo plano - tal y como hacen estas ONGs y los paraperiodistas de los grandes medios corporativos - a los "rebeldes" y al "régimen", realizando un cínico y perverso ejercicio de presunta equidistancia, resulta ser de una manipulación de la realidad impresentable. El gobierno sirio no sólo tiene legitimidad democrática y política para gobernar, sino que además está en la obligación constitucional de defender militarmente al Estado y a sus ciudadanos cuando el país está recibiendo un ataque brutal dirigido y protagonizado sobre el terreno por agentes externos.
Ocurre que el discurso emitido desde occidente está viciado de origen, por eso hay que poner las cosas en su sitio y volver al inicio para entender el contexto actual: en Siria no se está produciendo una revuelta popular, mayoritaria, pacífica, contra un régimen no elegido por el pueblo, y que además les reprime y les mata de hambre. Falso absolutamente. Siria tiene un gobierno de coalición compuesto por varios partidos de izquierdas y nacionalistas panarabistas elegido en las urnas; tiene un Parlamento representativo de la pluralidad existente en la sociedad; y una Constitución secular, anticolonialista, refrendada por el pueblo mayoritariamente. Y en cualquier caso, los problemas políticos internos que tenga Siria deben ser resueltos por los sirios, no por las potencias occidentales que quieren "balcanizar Siria" y mucho menos por sus terroristas a sueldo. Por lo tanto, nunca existió en Siria una "primavera árabe" o una "revolución popular", sino un ataque producido por terroristas yihadistas llegados desde decenas de países distintos y dirigidos y financiados por las potencias occidentales (EE.UU-OTAN) y sus aliados en Medio Oriente (Israel, Turquía, Arabia Saudí, Catar, Jordania... principalmente). Por lo tanto no existe una "guerra civil" como tampoco existe una "oposición moderada" luchando en Siria. El último en reconocerlo ha sido Philip Giraldi, un exagente que trabajó durante 20 años en la oficina de lucha antiterrorista de la CIA, en declaraciones a la agencia Sputnik:
"Los llamados rebeldes moderados conviven con el Frente Al-Nusra (filial siria de Al-Qaeda) y esto no es nada sorprendente, (...) Washington está al tanto de las relaciones (entre la oposición y Al-Qaeda), pero, por razones políticas, prefiere sostener que son bandos distintos"
Para conocer mejor los orígenes de las "revueltas" en Siria en 2011, que dieron inicio a la guerra de invasión terrorista que sufre el pueblo sirio, y al papel que los gobiernos y las corporaciones occidentales tuvieron en ellas, recomiendo leer el artículo del escritor Mikel Itulain "Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica", al que pertenecen las siguientes líneas:
En el año 2008 el Departamento de Estado de Estados Unidos financia una organización, la Alianza para los Movimientos de la Juventud, que serán los que preparen los disturbios y a los líderes que actuarán el año 2011 en la llamada "Primavera Árabe", algo que muestra que dicho movimiento tuvo poco de espontáneo y menos de popular y autóctono.  Detrás de esta alianza estaban organizaciones como Freedom House,  la NED y otras como el International Republican Institute o el National Democratic Institute. Todas ellas bajo el control y orden del Departamento de Estado y de las corporaciones económicas (...) Como consecuencia de todo esto comenzaron las revueltas en Siria. En concreto fueron en una pequeña ciudad del sureste, Daraa, cerca de la frontera con Jordania. (...) Esos mismos medios mostraban una escena donde el ejército disparaba sin compasión contra manifestantes pacíficos, matando a varios de ellos, en una represión brutal. Sin embargo, no se informaba de que en esas "manifestaciones pacíficas" se habían asesinado a varios policías. (...)

Esto es un secreto a voces que ya no niegan ni siquiera algunos de sus protagonistas principales, como ha hecho recientemente el ex-primer ministro de Catar, es decir el ex dictador y rico empresario Sheikh Hamad Bin-Jaber al-Thani, en una entrevista para el Financial Times [14] donde reconocía, con el descaro que demuestran los criminales que se sienten impunes ante la ley, la intervención de países como Catar, Arabia Saudita, EE.UU. y occidente en Libia y en Siria financiando y armando a los grupos terroristas desde 2011.
Sin embargo nada de esto aparece en las portadas de los grandes medios corporativos ni es denunciado por la ONGs más reconocidas y respetadas. Resulta imposible escuchar en estos medios la voz de algún analista internacional, académico, periodista, etc. que exprese opiniones como ésta y aporte este tipo de información. No se escucha desde estas tribunas mediáticas ni una sola crítica al sistema político y económico dominante, al imperialismo, al neoliberalismo. No se escucha nada que moleste a sus patrocinadores y  que vaya más allá de los lugares comunes y consensos sociales establecidos artificialmente. Estas grandes "organizaciones humanitarias" y "pro-derechos humanos", así como los sindicatos mayoritarios, la socialdemocracia y los diversos movimientos "progresistas" que han abandonado o niegan la lucha de clasesexistente, sirven para canalizar las reivindicaciones y aspiraciones de las clases trabajadoras explotadas, haciéndoles abandonar cualquier vía revolucionaria que rompa de raíz con el sistema que los explota y que provoca, precisamente, esa pobreza y desigualdad contra la que dicen cínicamente luchar.
Aquellos pueblos y gobiernos soberanos que tienen la valentía de hacerlo, de denunciar y luchar contra el corrupto orden mundial actual, son denunciados por estas ONGs y señalados con mayúsculas en algunos de sus informes. A partir de ese momento estos gobiernos quedan sentenciados.
REFERENCIAS - NOTAS
[1] West's Syrian Narrative Based on "Guy in British Apartment",- artículo de Tony Cartalucci (Land Destroyer, 4/6/2012)
[3] Amnistía Internacional, otra ONG del Departamento de Estado,- misionverdad.com (LaHaine.org, 16/3/2016)

[6] ‘Humanitarian’ Propaganda War Against Syria – Led by Avaaz and The White Helmets,- artículo de Vanessa Beeley (21st Century Wire, 2/10/2015)
[8] Soros NGO Fakes Casualties After Russia Strikes CIA Terrorists in Syria,- artículo del investigador Kurt Nimmo (Infowars, 2/10/2015)
[9] Los altruistas útiles: cómo las ONGs sirven al Capitalismo y al Imperialismo,- artículo de Stephanie McMillan y Vincent Kelley publicado en español por la página Noticias desde Abajo el 2 de noviembre de 2015, fue publicado originalmente en inglés en la web Counterpunch el 20 de octubre de 2015.
[10] El hospital de Alepo fue destruido… hace 7 meses,- Imagen recogida por la página Red Voltaire (6/5/2016)
[11] Aleppo: US NATO False Flags, Lies and Propaganda,- artículo de Vanessa Beeley (21st Century Wire, 4/5/2016)
[12] Syria: Aleppo is Burning and Western Media is Silent,- artículo de la periodista y activista canadiense Eva Bartlett que recoge varios testimonios de residentes en Alepo (In Gaza, 29/4/2016)
[13]  CAOS SIRIA/ Alsabagh (Aleppo): le bombe non sono di Assad, ma di Isis e al Nusra,- entrevista publicada por Ilsussidiario.net el sábado 30 de abril de 2016
[14] Lunch with the FT: Sheikh Hamad Bin-Jaber al-Thani ,- Financial Times (15/4/2016)

sábado, 7 de mayo de 2016

Esos señores enojados de los bares


En una sociedad donde los recursos económicos quedan en poder de unas pocas manos, como ocurre con especial intensidad en el momento actual, no solo los medios de producción y riqueza están controlados. Lo está también en gran medida, mucho más de lo pensable, la política, la cultura, la educación y prácticamente cualquier otra actividad social. Entre ellas destaca la tarea  de los medios de comunicación, que se apartarán de su labor teórica de informar para centrarse especialmente en algo más que la distracción, en un paulatino adoctrinamiento o moldeo de la mente de sus receptores. Se les hará aceptar una visión del mundo, o al menos unos márgenes y límites donde pensar, no basados en un análisis racional o ético, sino en un interés de control social. 
Los medios expresan una ideología y una exposición particular de la realidad acorde al mantenimiento de la privilegiada situación de sus verdaderos propietarios. Y al mismo tiempo venden sus productos, convirtiendo al oyente, lector o televidente en un ser consumista con poca o ninguna capacidad crítica o reflexiva. 
El ofrecimiento deformado de la realidad y el mercado de venta que aparece con la denominada publicidad comercial, son dos caras de la misma moneda, patas de la misma mesa.
Usted no conocerá lo que de verás sucede en la política y la economía mundial, dará por inevitable un sistema que esclaviza a millones de personas por todo el planeta, incluido en su país del primer mundo con gente del primer mundo. No creerá que pueda existir alternativa a tal sistema económico y político, dara por bueno lo que no es bueno, ni para usted ni para tantos como usted. No hará nada para cambiarlo, no cuestionará como unas pocas y enormes corporaciones se han hecho con prácticamente toda la cadena y la estructura económica, no verá las consecuencias obvias y trágicas que inevitablemente de esto se derivan y se deriven y que usted mismo sufre o sufrirá. Es más, contribuirá, en sentido contrario a como debiera hacelo por su propio bienestar, a reforzar la estructura social de cuyas realidades continuamente se queja. Dará su dinero a las acaudaladas sacas de estos poderosos codiciosos: comprando la comida en sus supermercados, vistiendo su ropa,  almorzando en sus hamburgueserías, leyendo sus revistas o periódicos, viendo sus televisiones, yendo a los actos lúdicos promocionados por ellos... Haciendo lo que le dicen que haga. Sin personalidad ni rumbo propio. Luego llegará a la taberna, donde beberá la cerveza que tan profusamente sale anunciada, y despotricará contra los chivos expiatorios expuestos en el televisor.

domingo, 1 de mayo de 2016

El mundo visto a través de la mirada y experiencia de un cazador furtivo


El mundo tradicional  parecía verse en quiebra ante un nuevo movimiento social que propugnaba la libertad. Pero los liberales son y fueron de naturaleza cínica: se preocuparon de su codicioso ego personal, difundiendo vagas y falsas proclamas de libertad individual, mas no teniendo en cuenta la libertad o el respeto hacia otros seres humanos que no fuesen de su clase social.
En España en el siglo XIX, arrasaron con los medios de vida de infinidad de paisanos que se mantenían en el medio rural. La privatización de tierras y montes llevó al hambre a innumerables agricultores, ganaderos, cazadores y todos los otros sectores sociales que mantenían relación y comercio con ellos. Así mismo, provocó una de las mayores catástrofes medioambientales y ecológicas de la historia de la península. La tala y destrucción indiscriminadas de bosques destinadas a la energía para la industria y a obtener más terrenos de cultivo, causó un daño irreparable a la flora, la fauna y a la misma tierra y climatología, que llega hasta nuestros días.
 Los codiciosos, de ayer y de hoy, siempre fueron cáncer y lacra social, se enmascarasen con ropajes de modernidad e "ideas nuevas" o no.
En una obra escrita por Luis Berenguer, El mundo de Juan Lobón, de la que hay una extraordinaria serie hecha por Televisión española, se nos relatan este tipo de cosas a través del punto de vista de un cazador que vivió en la primera mitad del siglo XX en las serranías de Cádiz. Está basada en la vida de un gaditano real, José Ruiz, de Alcalá de los Gazules, que al parecer él mismo pudo redactar, mientras esperaba un juicio en la cárcel por ser cazador furtivo. 2 Furtivo porque al campo se le pusieron barreras donde antes no las había, privando del sustento y del derecho a tenerlo a los habitantes del lugar.
Berenguer nos habla de la historia particular y de como las gentes que allí vivían y se lo comían y se lo guisaban todo ellos mismos, se vieron, de la noche a la mañana, con una mano detrás y otra delante. Las tierras, el ganado, el monte y la caza fueron para otros.
...los nuevos dueños se frotaban la mano diciendo:
- ¡Esto sí que ha sido un buen negocio! -pues solo gastaron en tapar bocas. 1
Luego vino el crear un poblado para tener a todos controlados y que no deambulasen a su antojo por la campiña y les pudiesen coger algo que ahora era más privado que en cualquier tiempo pasado. También, por el temor a que los allí reunidos decidiesen organizarse y arremeter contra estos nuevos tiranos, crearon un cuartel de la Guardia civil, que nantendría a raya cualquier intento de revuelta o de no cumplir las nuevas leyes.
- Hay que traerse la Guardia Civil, no sea que nos maten por haberles dejado sin tierras. 1
 Los nuevos amos, por caciques que fuesen, eran capaces de ver el posible efecto de sus desmanes e injusticia, aunque no tuviesen moral alguna para paliarlo.
La corrupción, el soborno, así como la falta de escrúpulos, siempre estuvieron presentes en todo periodo humano.
Entonces fue cuando ella [una de los nuevos amos] hinchó de comer a unos y otros, y les daba vino y les decía:
- Hay que hacer la ley solo para nosotros, los de los cuartos; a los cazadores y a los pobres que les vayan dando. 1
A fe que esta política se ha mantenido. Los ricos gobiernan y crean las leyes en su provecho. El resto, el resto de la población, deberá buscarse la vida como buenamente pueda o le dejen. Los tiempos, si algo  han cambiado, no lo han hecho a mucho mejor, en realidad, en muchos aspectos a claramente peor. La miseria se amontona ahora en las ciudades, pero ese no es un parámetro donde  mire el progreso o éxito económico de un país, sino en las cuentas acaudaladas de quienes realmente lo dirigen. Todo se convirtió en deseo de estos nuevos ricos, lo que era de otros y lo que era de todos.
Sin embargo, no solo son responsables de tales tropelías los que se quedan con el dinero y los bienes, los denominados amos  o gente importante o principal, también lo son aquellos necesarios colaboradores, y no solo hablo de abogados, políticos o jueces. Hablo de aquell@s que comparten espacio, restricciones a su libertad y miseria con quienes como ellos mismos sufren la nueva tiranía; pero que colaboran con ella y delatan a quien o quienes alguna resistencia opongan. Son los peores, siempre han estado ahí, como perros guardianes por un mísero mendrugo de pan.
Pero la culpa no fue toda de la gente principal, que la gente de nosotros tragó con todo y hasta les ayudó a engordarse y divertirse con el pan que les quitaban de la boca.
La abuela de don Gumersindo, el padre y él mismo, siempre soltaron cuartos a los chivatos. La propina siempre alargó los ojos y ensució el corazón de la gente...  1
Seguimos en este mundo expuesto por el cazador obligado a ser furtivo. De chivatos y gente con el corazón demasiado oscuro, que ensucian y enturbian el mundo. Aquellos y aquellas  de los que un hombre o mujer  cabal y decente se deberá apartar y cuidar.

Referencias:
1. Luis Berenguer. El mundo de Juan Lobón. 1967.
2. Guy H. Wood. El legado del hombre salvaje en el mundo de Juan Lobón. Draco 3, 4. 1991-1992. Oregon State University.

sábado, 23 de abril de 2016

El lector y el periodista ante el océano de corrupción



Nunca fue un camino de rosas el trabajo del periodista, y si lo fue, las rosas tenían, como tienen, espinas. 
El lector del periódico, si es honesto, sabe que su propio quehacer de la búsqueda de la información tampoco fue ni es fácil. Pues sabe, como en la vida misma, que la realidad se enmascara, oculta y tergiversa. La buena intención no predomina y los intereses cambiarán o intentarán cambiar el relato de las cosas a su antojo.
De este modo, la búsqueda de cierta realidad y de algo de verdad requerirá cierto tesón, un poco de talento y algo más que una migaja de honradez. No voy a descubrirles nada nuevo si les digo que prácticamente ninguna de estas cualidades abunda. Que son tan escasas que son excepción.
El escritor venezolano Luis Britto García nos introduce en la tarea de intentar conocer y saber en este mundo de la comunicación. Comunicación, digámoslo, unidireccional.
Quien quiera conocer la verdad debe leer entre las fisuras del discurso unánime, localizar sus contradicciones, interrogar con la minuciosidad con la que se examina a un testigo dudoso. 1
El discurso unánime es tan homogéneo que abarca no solo a toda la prensa corporativa, sino también a la conocida como "alternativa". La unanimidad se ve en discursos tan irreales como los vertidos por ejemplo por El País  (corporativo) o Diagonal (alternativo)  sobre el golpe violento y neonazi que ha ocurrido en Ucrania. Aquí no solo se derrocó ilegítimamente a un gobierno democrático por bandas bien organizadas utilizando el terrorismo  desde el mismo origen en las manifestaciones iniciales, donde además se compraba a los manifestantes,sino que junto a esto los dirigentes nazis ocuparon y ocupan puestos clave en el gobierno golpista. Como Andrey Parubiy, cofundador del partido nazi, siendo ahora presidente del Parlamento. El ocultamiento de tales evidentes hechos tiene una razón: fue un golpe promovido por el poder político y económico de los Estados Unidos. Pueden verlo aquí: Washington y el nazismo en Ucrania. Ante el cual, el poder corporativo estadounidense, se postran prácticamente todos los medios. Anulan su objetividad mostrando su servilismo. Evidentemente estamos ante un grado tan excesivo como descarnado no ya de dejadez de funciones periodísticas, también de clara corrupción.
La compra y control de la prensa de masas no solo es algo más que claro, se extiende  del mismo modo eficazmente a la que se trata de hacer pasar como "independiente", abarcando medios de comunicación, blogueros o periodistas de "investigación". Todos estos últimos serán especialmente útiles, no con el fin de convencer al conjunto social, para eso están los medios corporativos, por contra se hará uso de ellos para influenciar o al menos confundir y anular los movimientos lógicos de resistencia que deberían de emanar desde la izquierda ante los casos de agresión a otros países soberanos: Yugoslavia, Afganistán, Libia, Siria... Porque recordemos que cuando se agrede al gobierno legítimo  de una nación, como cuando se hace lo mismo con el ejército que  la defiende, se está agrediendo a la gente de ese país.
La corrupción de medios y periodistas tiene así un sentido y función importantes.
 Esa es parte de la razón por la que el Gobierno de Estados Unidos ha invertido cientos de millones de dólares para financiar organizaciones “periodísticas”, entrenar a activistas políticos y apoyar “organizaciones no gubernamentales” que se dedican a promover los objetivos de la política estadounidense en determinados países. Por ejemplo, antes del golpe del 22 de febrero de 2014 en Ucrania se habían producido numerosas de esas operaciones en el país financiadas por NED, cuya asignación anual del Congreso asciende a más de cien millones de dólares al año. 3
Su extensión y cuantía es bastante mayor a la que creemos. Aquí se ha pecado de excesiva ingenuidad, y eso no es bueno. Como se ha visto con la proliferación de todas estas organizaciones, medios y activistas como si fuesen setas. Setas realmente venenosas, y no solo para el periodismo como profesión.
El presupuesto estimado de USAID para “programas de refuerzo de prensa en más de 30 países” asciende a 40 millones de dólares anuales, incluyendo ayuda a “medios independientes y blogueros en una docena de países”. Antes del golpe en Ucrania, USAID ofreció entrenamiento sobre “redes móviles y seguridad en internet”, algo que suena cercano a un intento de sabotear la recopilación de inteligencia del gobierno local, una posición irónica teniendo en cuenta la obsesión del Gobierno de Estados Unidos por la vigilancia, que le ha llevado incluso a perseguir a quienes han desvelado esas prácticas basándose en evidencias obtenidas de los periodistas.
Trabajando mano a mano con la fundación Open Society del billonario George Soros, USAID también financia el proyecto Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), que se dedica al “periodismo de investigación”, habitualmente persiguiendo a gobiernos que han caído en desgracia ante Estados Unidos y a los que posteriormente acusa de corrupción. OCCRP, financiado por USAID también colabora con Bellingcat, una web de investigación fundada por el bloguero Eliot Higgins. 3
Que esta trama de este mundo tan sórdido y  turbio triunfe está en buena medida en sus manos. Si ustedes no dan por buenas sus falsedades y mala intención, si evidencian sus embustes, si no contribuyen todavía más a su más que holgado sustento económico, habrán dado un paso decisivo a clarificar e higienizar el mundo de los medios de comunicación y del periodismo. También su mundo, el de sus propias vidas, porque los medios, nos agrade el aceptarlo o no, han moldeado y moldean nuestra opinión, que moldea a su vez nuestro devenir y situación.

Referencias:
1. Luis Britto García. Venezuela golpeada. Mediocracia contra democracia. Hiru. 2004, p. 30.
2. Paul Craig Roberts. US and EU are paying Ukranian rioters and protesters. www.paulcraigroberts.org. 17.2.2014.
3. Robert Parry. 'Corruption' as a propaganda weapon. Consortiumnews.com. 4.4.2016. Hay traducción.