domingo, 25 de septiembre de 2016

Cómo ve una familia la guerra en Siria

Siria: una nación unida y firme 

Ustedes saben que un padre o madre responsable debe velar en primer lugar por sus hijos, por su bienestar, por su educación, por su buena integración social, por aprender a respetar y ser respetado por los demás, por tantas y tantas cosas que no tendría espacio de enumerar.
La tarea de un padre o una madre no es en absoluto fácil, es complicada. Se enfrenta a multitud de variables y de condiciones adversas, de las cuales las económicas no suelen ser menores. Requiere constante dedicación, enormes cantidades de tiempo tan necesarias como exigentes. Queda espacio para poco más.
De ahí que no podamos pedir y pensar que una familia pueda comprender muy a fondo temas tan mal tratados y desinformados en los medios dominantes de comunicación, como ocurre con los conflictos internacionales. Reciben una dosis diaria tan cargante como permanente de propaganda que va dirigida a sus emociones y ven niñ@s, como sus hij@s, que mueren cruelmente, que quedan huérfanos en el abandono y a merced de personas, por llamarlos de algún modo, que no tendrán reparo en aprovecharse de la situación. Se comprende que sientan empatía hacia ese llamamiento de supuesta solidaridad para acabar con tales desmanes, y odio o poco aprecio hacia esos denominados "regímenes" o "dictadores" que también supuestamente están causando esta situación.
Sin embargo y pese a tal relato, tan profundamente conmovedor como falso, aunque esto último no lo conozcan del todo, surgen las dudas en cualquier mente adulta, que tal sencilla versión de blanco y negro, de unos muy buenos y otros muy malos, no es posible en el mundo real.
Cómo no recordar el caso bastante cercano de aquel líder libio tan vilipendiado y linchado llamado Muamar al Gadafi. Cómo entender que tras su violento asesinato su país se derrumbase en una espiral de atropellos y barbarie. Entonces, ¿cómo justificar lo injustificable de los medios de comunicación?
Una persona, una persona con experiencia, no importa tanto su formación académica, percibe que hay cosas que no encajan, que entran en contradicción inevitable con el sentido común y los hechos. Aunque luego, por esa omnipresente presión social, ejercida y dirigida fundamentalmente por las clases sociales que dominan, much@s callen lo que realmente piensan o sienten. Por evitar más y mayores problemas, que bastantes tiene  la vida ya. No obstante, esas personas sabias de la calle tampoco caerán y se dejarán engañar tan fácilmente por la marea generada de la animadversión y el odio hacia tal o cual país o gobierno, hacia tal o cual etnia o dirigente. Pues saben, porque lo han aprendido a base de los golpes que se reciben por pecar de ingenuidad, que si bien no es algo fácil y cómodo enfrentarse a los intereses de los privilegiados, tampoco se debe ser tan incauto y poco espabilado de hacerles el juego, porque la experiencia demuestra que esto se paga tanto o más caro que lo primero, el enfrentamiento. De ahí que quienes gobiernan y dirigen encuentren tantos problemas para convencer a una población de que hay que odiar o luchar contra otra. De ahí la persistente y machacona insistencia, de ahí el utilizar las emociones, para ocultar los fríos fines e intereses que se persiguen. De ahí que en el caso de la guerra en Siria, lo vivido recientemente en otros países,  las continuas contradicciones, los cambios de opiniones, la resistencia soberbia y eterna que parece ofrecer el gobierno sirio y su pueblo, que perduran inamovibles mientras otros fantasmas caen, hagan dudar a much@s padres y madres que lo que se cuenta sobre Siria tenga algo que ver con lo allí sucedido.
La verdad, o la aproximación a ella, por muy escondida que esté, emerge. Molesta este o aquel país que no muestra sometimiento a los poderosos magnates que dirigen nuestra economía y sociedad. No quieren excepciones que puedan dar ejemplo, de que puede haber una vida y una nación donde no prime la explotación de unos seres por otros, donde tod@s puedan llevar una vida digna, donde tod@s y tod@s piensen más en cooperar que en destruirse un@s a otr@s.
De ahí que hayan invadido Siria con enormes y continuos batallones de asesinos a sueldo, para robar, matar y hundir a sus habitantes que se niegan con firmeza a capitular.
La realidad, por oculta y oculta que estuviese, emerge y emerge.

lunes, 19 de septiembre de 2016

El desconocido desconocimiento y el fingimiento sobre la guerra en Siria

Los medios de comunicación repiten de forma tan uniforme como crónica un mensaje ya preparado respecto a Siria,  para alienar a la población occidental.

Thomas Jefferson, uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos de América y que sería también su tercer presidente, tenía bastante claro un cometido principal de los medios de comunicación, en concreto de la prensa. Lo vio como lo vio otro Padre Fundador, Benjamín Franklin. Eran, y son, una poderosa arma con la que moldear y cambiar la opinión pública. Este último, Franklin, lo mostró con tanta claridad como talento:
La facilidad con la cual las mismas verdades pueden ser repetidamente reforzadas colocándolas diariamente en diversas formas en los periódicos… da una gran oportunidad de inculcarlas. Y hemos encontrado que no es sólo correcto golpear cuando el hierro está caliente sino que puede calentarse si se le golpea continuamente. 1
Se aprovecha el momento coyuntural, pero especialmente se crea artificialmente la situación.
De ahí que Jefferson pudiese afirmar con conocimiento de causa que:
El hombre que no lee nada en absoluto está mejor informado que el que no lee otra cosa que periódicos
Efectivamente,  era cierto en aquella época y lo es en la presente. Los periódicos y los medios de comunicación en conjunto han sido y son instrumentos para condicionar, cambiar y dirigir el pensamiento de las personas a los que van dirigidos. Y lo es hasta tal punto, que han empleado habitualmente la falsedad repetida una y otra vez con el fin de que lo que no ocurre en el mundo existente, se convierta en verdad en el mundo mental de los receptores.
Por ese motivo indica que quien no ha sufrido su influencia tiene mejor conocimiento que quien ha sido adoctrinado.
El primero sabe que no sabe de algo, conserva el buen juicio y la cautela que le dan su sentido común que no ha sido alterado y evita hacer declaraciones sin disponer de más elementos sólidos con los que hacer una valoración, y tiene en cuenta las diferentes partes implicadas sobre algo que desconoce. El instruido por los periódicos no, cree que sabe, aunque lo que sabe no tenga nada que ver con lo que ocurre en la realidad. Se muestra arrogante al creerse poseedor de un saber impartido por personas privilegiadas directoras de su sociedad. Sin pararse a cuestionar si esa supuesta información que recibe es de calidad, si se corresponde con los propios hechos. Actúa, el receptor, más con la fe que con la razón, más por la presión y el interés social que por responsabilidad intelectual o moral.
El primero tiene la capacidad de aprender y entender, el segundo carece de tal cualidad; no aprenderá, no entenderá, ni querrá entender, asimilará lo más conveniente, lo más fácil, sin cuestionar nunca a fondo su veracidad.
El primero parte con humildad y honestidad, el segundo no. Este será presa de su ridícula soberbia, de sus engaños y autoengaños, y no le importará conocer la verdad de lo sucedido, sino cómo esto afecta a sus particulares intereses personales.
El primero tendrá en contra muchas veces una gran presión social, el segundo se amoldará y hará lo que sea necesario con tal de no sufrirla.
Visto todo esto en relación a un suceso actual como es la guerra en Siria, podemos ver como una mayoría de las sociedades en los países occidentales que ha sido "informada" a través de unos medios de comunicación en manos de grandes corporaciones de poderosos magnates, tanto los corporativos como aquellos denominados alternativos, es incapaz de entender y ver cosas elementales que una persona con mente abierta y sin prejuicios o ideas preconcebidas podría captar visitando el país, escuchando a l@s propi@s sirios o analizando con un mínimo de rigor los sucesos acaecidos. La frialdad de los hechos, si se quiere apreciar, siempre nos dice mucho y claro sobre la realidad que tenemos en frente.
En el caso de Siria se ha llegado a extender y creer el dislate de la existencia de una guerra civil, de un enfrentamiento religioso. Pero en Siria no hay un sector social enfrentado a otro, una o unas clases sociales contra otras, tampoco una o unas religiones en guerra.
Les informaba en un artículo anterior que recientemente varias organizaciones en favor de la paz de Estados Unidos visitaban Siria con el propósito de conocer en directo y a través de l@s siri@s qué está ocurriendo allí. Alfred Marder, presidente del USPC (Consejo por la Paz de Estados Unidos), exponía una de las principales conclusiones obtenidas: "No hay una guerra civil". 2 Tal entendido, el del enfrentamiento civil entre sirios, no es sino parte de la narrativa extendida por aquellos responsables de la verdadera guerra, la de agresión utilizando mercenarios, para ocultar y también justificar a esta. De otro modo quedarían al descubierto y no podrían continuar ejerciéndola y apoyándola. Los delegados de estas organizaciones estadounidenses mostraban su sorpresa por la gran solidaridad que pudieron ver entre los habitantes de Siria, sin importar su clase social, su partido político u orientación religiosa. Rompiendo en añicos este falso mito de occidente. Ell@s y no nosotr@s son l@s que lo tienen bien claro, no aceptan ser calificad@s por esta o aquella religión, como no lo aceptamos nosotr@s, se sienten siri@s, con toda la diversa y rica amalgama cultural y religiosa, con saber que bajo un estado tolerante y con fuertes orientaciones hacia la protección social, la paz, el bienestar y el progreso, lo que desea la mayoría de la gente, serán posibles. Lo contrario, la ruptura del estado y el ejército que hacen posible su mantenimiento, supondría abrir la caja de Pandora de los vientos que traen la intolerancia, la explotación y la barbarie. Ell@s también lo saben.
El Patriarcado Maronita y las comunidades cristianas del Levante se dieron cuenta que lo que estaba en juego en Siria era mucho más que el Gobierno sirio. Las cosas que realmente estaban en juego eran la continuación de la antigua presencia cristiana y la coexistencia de los cristianos con los musulmanes, drusos y judíos, que los gobiernos israelí y de EE.UU. estaban tratando de demoler con el fin de crear estados sectarios que estarían en línea con lo que se conoce como "choque de civilizaciones". 3
Nosotr@s, con nuestra irresponsabilidad, conducimos a otro país, Libia, al más oscuro de los infiernos. Es lo que sucedería a Siria si sus atacantes, el poder corporativo occidental, consiguen sus objetivos. Nosotr@s, con nuestro seguimiento y apoyo a lo que dicen los medios de comunicación, contribuimos a ello, a destruir la vida de tantas personas que daño ninguno nos han hecho.
Como comenta otro representante de esa delegación, Joe Jamison, coordinador de Queens Peace Council:
No es lo que no sabemos lo que nos mete en un problema, lo que nos mete en un problema es lo que creemos que sabemos seguro, cuando justamente no lo es. 2
Es nuestra ignorancia convertida en absurda arrogancia la que nos hace peligrosos para nosotros mismos y los demás.
En Siria no ha habido una guerra civil, viven en democracia, en un estado tolerante, con un gobierno legítimo.
No hubo una rebelión popular ni pacífica, sino una guerra de agresión externa utilizando mercenarios, incluidos algunos sirios.
Ahora, por la presión social existente en nuestros países,  podemos aplicar la disonancia cognitiva: pensar una cosa y exponer otra o incluso rechazar algo que contradice lo que se tenía por sabido, por tan seguramente sabido.
No obstante, no podrán cambiar los sucesos que han tenido lugar. Aunque pueden ignorarlo, claro, con sus consecuencias.


Referencias:
1. Philip DavisonPropaganda and the American Revolution, 1763-1783. Norton. 1973.
2. Vaughan Famularo. Why the Syrian conflict is not a civil war. The Duran. 3.09.2016.
3. Madhi Darius Nazemroaya. Wiping out the Christians of Syria and Iraq to remap the Mid-East: Prerequisite to a clash of civilizations (II). Strategic Culture Foundation. 1.08.2014.

martes, 6 de septiembre de 2016

Mirando por la paz en el mundo, miremos a la realidad siria y entendamos que debemos respetar las decisiones de l@s siri@s y la soberanía de su nación


Una delegación compuesta por siete representantes de varias organizaciones en favor de la paz y por la búsqueda de hechos, organizada por el Consejo por la Paz de Estados Unidos  (USPC), ha estado recientemente en Siria con el fin de conocer la realidad cotidiana sobre el terreno y así tener la base de donde aportar soluciones al conflicto tan cruento que allí se vive.
El USPC es una organización que se fundó en el año 1979 y tiene entre otros principios: eliminación de armas de destrucción masiva, de las bases militares en el extranjero, de todas las formas de colonialismo, respeto a la soberanía e independencia, a la integridad territorial de los estados, no interferencia en los asuntos internos de otras naciones, establecimiento de relaciones comerciales y culturales beneficiosas por ambos lados, coexistencia pacífica entre los estados o apostar por la negociación en vez de utilizar la fuerza. 1 Estas premisas ya demuestran que estamos ante una entidad que realmente busca solucionar los problemas con criterio y justicia.
Tras ese viaje a Siria han obtenido unas conclusiones bastante llamativas para quienes no conocen lo que ha estado ocurriendo en esta nación donde convivían en paz y armonía diferentes culturas y religiones. Así, Gerry Condon, vicepresidente de Veteranos por la Paz, mostraba un contundente hecho:
 Casi todo lo que leemos sobre Siria en los medios no es cierto. 2
 Reflejando algo evidente para quien haya seguido los acontecimientos con atención y honestidad. Los medios de comunicación occidentales han creado una realidad virtual que poco o nada tiene que ver con lo que estaba y está sucediendo. Tal disparidad no se debe al desconocimiento o la falta de medios para llevarlo a cabo, tiene que ver con un interés político y económico al que sirven. Es el periodismo abandonando su función teórica para convertirse en un agente de propaganda y relaciones públicas en servicio de sus propietarios. Continúa G. Condon relatando la dramática tragedia que ha sufrido Siria y que aquí se ha ocultado:
 La realidad es que el Gobierno de los EE.UU. está apoyando grupos de extremistas armados que están aterrorizando a la gente de Siria e intentando destruir el estado secular de Siria. 2
Esa realidad tan terrible es ocultada al máximo, aunque los hechos, que saben tozudos como son, no hacen sino mostrarla una y otra vez. Esta historia es larga y su método también.  La utilización de mercenarios asesorados por servicios de inteligencia, en combinación o sustituyendo al ejército propio, es una táctica tan antigua como las propias sociedades humanas. Resultando un procedimiento efectivo y minimizando los costes y el descrédito ante la población, porque si ya no resultan útiles se les deja de apoyar y se les carga con la culpa de los delitos. Estados Unidos, la más poderosa de las potencias de cualquier época, no ha sido una excepción; y el uso del mercenariado, convertido en escuadrones de la muerte, ha sido tónica repetitiva. Desde la aniquilación de los nativos norteamericanos a sus incursiones en América Central o en Afganistán, hasta el invierno que está protagonizando en el mundo árabe. Aquí creó de nuevo matones a sueldo, extendiendo su red mecenaria global de Al Qaeda a lugares donde no tenía presencia. Comenzó en Irak y esto es lo que sucedió:
La invasión del Ejército de los Estados Unidos sobre Irak, ya en su segunda fase, en 2003, tuvo unos efectos devastadores para que grupos fundamentalistas y la propia Al Qaeda pudiesen aparecer y ganar fuerza en un lugar donde antes no tenían ninguna posibilidad. Pero esta presencia no fue una consecuencia indirecta de la invasión, sino que los propios servicios de inteligencia estadounidenses, con su embajada  a la cabeza, John Negroponte y su segundo Robert S. Ford, promovieron la creación de escuadrones de la muerte en Irak, con el fin de hundir al país en el caos y de eliminar a la verdadera resistencia a la  ocupación. Negroponte tenía ya un siniestro historial creando escuadrones de la muerte en América Central en los años 80 del siglo XX. 3 Robert S. Ford se convertiría en embajador estadounidense en Siria en enero de 2011 y enseguida empezaron a actuar estos escuadrones de la muerte también en Siria.
El mandato de Negroponte como embajador de EE.UU. en Irak (junto con Robert S. Ford) fue coordinar la embajada de Estados Unidos, dar apoyo oculto a los escuadrones de la muerte y a grupos paramilitares en Irak con vista a fomentar la violencia sectaria y debilitar el movimiento de resistencia. Robert S. Ford como número dos (Ministro Consejero para Asuntos Políticos) jugó un papel central en la embajada estadounidense en este menester. 4
Cabe recordar que no fue John Negroponte quien creó estos escuadrones de la muerte en Irak, pues el fue en abril de 2004 como embajador, sino que esta labor ya había sido iniciada desde el comienzo, en un plan bien preparado, por la Administración estadounidense.
Pero la pieza más importante del rompecabezas iraquí es el apoyo encubierto de Washington a los terroristas. Para entender mejor la violencia sectaria que asola el país actualmente, tenemos que entender lo que Estados Unidos estuvo haciendo durante la ocupación. Paul Bremer, autor de My year in Iraq, the Struggle to Build a Future of Hope ["Mi año en Irak, la lucha para construir un futuro de esperanza", un título falso donde los haya], desempeñó un papel fundamental cuando fue Gobernador Civil de Irak en 2003 y 2004. Cuando se ve lo que hizo durante aquel año habría que preguntarse para quién era un futuro lleno de esperanza. Sin lugar a dudas, no para los y las iraquíes:
“Cuando Paul Bremer disolvió la seguridad nacional y las fuerzas de policía iraquíes, formó otras con mercenarios y milicias sectarias que apoyaban la ocupación. En realidad, el motivo principal de las muertes de la violencia sectaria los años 2006 y 2007 fueron los espantosos crímenes cometidos por estas fuerzas.Según los Protocolos de la Convención de Ginebra, la ocupación representada por Bremer no solo no cumplió con su deber de proteger a la población del país ocupado, sino que oficialmente formó milicias y bandas armadas para ayudarle a controlar el país. Paul Bremer cometió crímenes contra la humanidad y un acto de limpieza [étnica] y de genocidio en Irak al atacar a miles de civiles inocentes por medio del ministerio del Interior y los comandos de fuerzas especiales.” (Prof. Souad N. Al-Azzawi, US Sponsored Commandos Responsible for Abducting, Torturing and Killing Iraqis. The Role of Paul Bremer, 4 de enero de 2014) 
En 2004-2005, el embajador estadounidense John Negroponte continuó el trabajo de Bremer. Con su experiencia en aplastar a la disidencia en América [Central] con la ayuda de los sangrientos escuadrones de la muerte en la década de 1980, Negroponte era “el hombre indicado para la tarea” en Irak. 5
Para condicionar y someter psicológicamente al público occidental, los gobiernos y las corporaciones que dirigen a estos han recurrido a otra táctica imperecedera: demonizar a su rival, covirtiéndolo en un monstruo responsable de todo tipo de atrocidades, especialmente las cometidas por ellos mismos. Es una técnica que por simple e infantil que pueda parecer, prácticamente siempre funciona. La masiva repetición en radios, televisores, prensa e internet obtiene sus resultados. Mostrando la misma simpleza de las mentes bien educadas de América del Norte y de la Europa situada hacia el oeste. Fue el Pentágono quien potenció esta ideología de la descalificación, aplicada a un país, el "estado canalla", o a un líder, el "dictador brutal" del que hablaría George W. Bush.
La ideología del "estado canalla" [apodado comúnmente régimen o dictadura y a su dirigente dictador] desarrollada por el Pentágono durante la Guerra del Golfo de 1991, constituye una nueva legitimidad, una justificación para llevar a cabo una "guerra humanitaria" contra países que no se ajusten al Nuevo Orden Mundial y  a los principios del sistema de "libre mercado". 6
La izquierda, tan controlada y con tan poca personalidad, tomó prestadas estas falsas excusas y justificaciones y ayudó a conducir a la muerte y a arruinar la vida de millones de personas, cuya existencia parecía menos valiosa que la de aquellos que ajenos a tal daño decidían estas circunstancias.
Con el fin de ocultar esa espantosa realidad y empujar a un cambio de régimen violento, los EE.UU. están llevando a cabo una campaña de guerra psicológica para demonizar al presidente de Siria, Bashar al Assad. Esta es una táctica clásica que los veteranos han visto una y otra vez. Es estremecedor, sin embargo, darse cuenta como los medios voluntariamente repiten esta propaganda, y cuanta gente cree que es cierta. 2
La mayoría de las personas en una sociedad aceptará la idea mayoritaria, que ha sido implantada a base de repetición e influencia de los poderes dominantes, porque prácticamente nadie quiere enfrentarse al grupo; aunque en su fuero interno duden o desconfíen de su veracidad. Así, enormes mentiras que causan un inmenso daño se extienden y llegan a arraigar. Solo los más honestos o valientes, siempre en número reducido, cuestionarán directamente y públicamente tal opinión creada, al ver que los hechos nada tienen que ver con lo que se dice.
Contrariamente a los informes de los medios, en el este de Alepo, como en Medaya antes, conocimos que fueron los terroristas quienes evitaron que los suministros entrasen y que los civiles saliesen, mientras el Gobierno sirio creaba canales para los residentes para salir de esa parte sitiada de Alepo (Donna Nassor).
Además, la gente en EE.UU. no es consciente de las sanciones estranguladoras que su gobierno está imponiendo a la gente de Siria (Madelyn Hoffman).
Similar a las sanciones de EE.UU. sobre Irak en los 90 que mataron más de medio millón de niños, esta guerra económica ilegal está causando pérdida de vidas y un innecesario sufrimiento de la gente de Siria.  Con todos los que hablamos la delegación pidieron que esas sanciones se levantasen.  (M. Hoffman). 2
Curiosamente, pocos se paran a tener en cuenta que para entender y solucionar lo que ocurre en Siria hay que escuchar a l@s siri@s y respetar sus decisiones, no hablar falsamente  en nombre de ell@s sin siquiera ver que celebran elecciones democráticas, comprobadas también por observadores externos, y que tienen un Gobierno legítimo que está defendido a su país y a su gente.
Todos los miembros de la delegación volvieron con el convencimiento de que la soberanía de Siria debe ser respetada, que son los sirios quienes deben superar cualquiera de los problemas que existan en su país, sin la interferencia de EE.UU. Existe en Siria una sólida oposición política no violenta que está trabjando tanto dentro como fuera del gobierno (Henry Lowendorf, colíder de la delegación). 2
En Siria son muy conscientes de que lo que hay en juego es muchísimo más que tal o cual persona o tal o cuales partidos dirijan su país, aunque aquí Bashar al Assad está realizando una labor tan ingrata como importante, al mirar por un bien común bajo un estado multicultural, social y tolerante. Lo que hay en juego es la pervivencia de la convivencia pacífica, el respeto por los demás y por su propia vida. El siniestro ejemplo de Libia nos enseña hasta que punto puede conducir y degenerar la destrucción de un estado por organizaciones mercenarias y criminales que ahora atacan a este lugar de Levante.
El Patriarcado Maronita y las comunidades cristianas del Levante se dieron cuenta que lo que estaba en juego en Siria era mucho más que el Gobierno sirio. Las cosas que realmente estaban en juego eran la continuación de la antigua presencia cristiana y la coexistencia de los cristianos con los musulmanes, drusos y judíos, que los gobiernos israelí y de EE.UU. estaban tratando de demoler con el fin de crear estados sectarios que estarían en línea con lo que se conoce como "choque de civilizaciones". 7
En Siria, como en Libia, lo hemos visto, hay algo que va más allá del horror de su destrucción y la muerte de su gente, que a nuestra cerrazón, egoísmo y deshumanización puede no en demasía importarle. Viene, a consecuencia, la destrucción global de un mundo en paz, sembrándolo de terror y desconfianza. La creación de sicariatos para amedrentar y esclavizar a poblaciones enteras, la huida masiva de refugiados, que son utilizados convenientemente para conmover opiniones públicas y justificar invasiones o interferencias, además de servir como ejército explotable de mano de obra barata para hundir más a la marginada y explotada clase trabajadora de occidente.


Referencias:

1. US Peace Council.  http://uspeacecouncil.org
2. US to Syria Peace and Fact-Fibding Delegayion. 
 http://uspeacecouncil.org.  9.08.2016.
3.  Al-Qa´ida´s foreign fighters in Iraq. Combating Terrorism Center, West Point, New York. Enlace
4. Michel Chossudovsky. The Pentagon´s "Salvador Option". Part II. Global Research.  16.8.2011.
5. Julie Levesque. US-sponsored terrorism in Iraq and "Constructive chaos" in the Middle East. Global Research. 19.06.2014.
6. Michel Chossudovsky. Economic depression and the New World OrderJournal of International Affairs (Columbia University), Vol. 52, no. 1 (Fall 1998) 26 January 2002
7. Madhi Darius Nazemroaya. Wiping out the Christians of Syria and Iraq to remap the Mid-East: Prerequisite to a clash of civilizations (II). Strategic Culture Foundation. 1.08.2014

domingo, 28 de agosto de 2016

La rosa en el desierto que se olvidó. La metáfora de una mujer y una nación.




Vogue es una revista estadounidense  de moda de dilatada trayectoria cuyo propio nombre significa "con estilo". Y parece que hace honor a tal nombre, porque el buen gusto no le suele faltar, dejando aquí a un lado aspectos clasistas o elitistas existentes. En mi opinión, en una sociedad equilibrada no debiera estar nada mal visto el aprecio por la elegancia en el vestir y en otros menesteres. 
Este, el buen gusto, como el criterio o el talento suelen ser propiedades que o vienen dadas o difícil resulta adquirirlas. "O se tiene o no se tiene" decía un señor anciano que conocí.
En relación a lo comentado, en marzo de 2011 su publicación mensual iba dedicada a una persona vinculada indirectamente al mundo de la política, que titulaba:  Asma al-Assad: una rosa en el desierto. Se trataba de la esposa del presidente sirio Bashar al-Assad. Y esto decía sobre ella.
Asma al- Assad es glamurosa, joven y muy chic -la más original y magnética de las primeras damas. Su estilo no es la alta costura y la joyería ostentosa deslumbrante del poder de Oriente Medio, sino una deliberada falta de ornamento. Ella es una rara combinación: una belleza delgada de largas piernas con una mente analítica formada, que viste con ingeniosa sutileza. 1
Es cierto lo que dice Vogue, estamos ante la más elegante de las mujeres que bien directamente o indirectamente están vinculadas a la política, y añadó yo, una de las más valerosas y honestas. Me puedo imaginar la de titulares en revistas, periódicos y televisiones sobre ella si esta dama hubiera nacido en otro lugar o no hubiese tenido el coraje de permanecer junto a su pareja tras la tan inmensa como falsa e injusta demonización del presidente sirio Bashar al-Assad por no someterse a los dictados de los poderes occidentales.

 
Gracia y estilo en el vestir y el estar

Asma al Assad en Vogue, marzo 2011

Tras marzo de 2011 Vogue se vio obligada a quitar de sus páginas este interesante reportaje.  Lo que muestra la escasa libertad de expresión presente en el "occidente libre". En él, en el reportaje, no solo se hablaba de la belleza y elegancia de Asma, sino que también se trataba sobre Siria, de como era la vida en Siria antes de que fuese arrasada por un torrente de millares de mercenarios fanáticos impulsado por los dirigentes de Estados Unidos y sus aliados. La imagen de una mujer equilibrada y con tanto magnetismo, talento y belleza ya no resultaba conveniente. Había que destruirla. Es lo que se hizo, como se hizo del mismo modo con la de Siria. El país multicultural, tolerante, bello, que prosperaba, ya no debía mostrarse, debia caer, como la rosa del desierto, en el olvido. La metáfora de una mujer se muestra en la de una nación.
En el texto de marzo de 2011 se dice que Siria es conocido como el país más seguro de Oriente Medio, con un estado secular donde las mujeres ganan tanto en sus trabajos como los hombres. Un lugar sin bombas o secuestros. Aunque indica, sin especificar qué y por qué (como de costumbre), con zonas oscuras. Mencionan como Siria era un receptor de inmigrantes, un millón por la guerra de Estados Unidos contra Irak y medio millón por la de Palestina. Hablan de la mágica herencia de Palmira, Apamea y Ebla, y de la inmensa riqueza del Museo Nacional. De las milenarias, con más de cinco mil años, Alepo y Damasco, y la legendaria seda de su capital. Relata la vida activa de una mujer independiente y  emprendedora que vivía en Londres e iba en vacaciones a Siria y como al conocer a una persona que inesperadamente se convertiría en presidente de Siria, fue a vivir a su país de origen.
Resulta importante recordar la visión y realidad religiosa de aquel país de hace cinco años.
De vuelta en el coche, pregunto de qué religión era el orfanato. "Eso no es relevante", dice Asma al Assad. "Déjeme intentar explicárselo a usted. Esa iglesia es una parte de mi herencia porque es una iglesia siria. La mezquita de los Omeyas es el tercer lugar musulmán más importante, pero dentro de la mezquita está la tumba de San Juan el Bautista. Todos nos arrodillamos en la mezquita en frente de la tumba. Es así como las religiones viven juntas en Siria -de una forma que yo no he visto nunca en ninguna otra parte del mundo. Vivimos unos junto a otros, como lo hemos hecho históricamente. Todas las religiones y culturas que han pasado por estas tierras -los armenios, el Islám, la Cristiandad, los omeyas, los otomanos- han hecho lo que soy yo.
¿Eso incluye a los judíos? -Pregunto-
"Y a los judíos" -responde ella- "Hay un barrio judío muy grande en la zona antigua de Damasco." 1
Como diría el entonces embajador francés en Siria Eric Chevallier:
Ella [Asma]consiguió que la gente considerase las posibilidades de un país que se está modernizando, que está por un secularismo tolerante en una región que es explosiva, con extremistas y radicales empujando de todos los lados -y la fuerza directora para eso descansa en gran medida sobre los hombros de una pareja. Espero que tomen las decisiones correctas para su país y la región. 1
El fanatismo en Siria venía de la mano de los Hermanos Musulmanes, que ya habían creado células terroristas en el país desde hace años. Como reflejaba el estudio  del Combating Terrorism Center del Ejército de los Estados Unidos sobre los documentos de Sinjar de Al Qaeda en sus ataques a Irak. Los lugares de donde partían las células terroristas desde Siria a Irak, serían en 2011 los focos de las revueltas promovidas desde el exterior en la denominada "Primavera Árabe".

A la izquierda gráfico donde se indican las principales localidades y zonas de donde procedían los terroristas de Al Qaeda (o grupos afines comos los Hermanos Musulmanes) en Siria durante la guerra contra Irak. A la derecha principales centros de donde emanó la "rebelión". Hay una coincidencia clara entre uno y otro. El país se llenó de células y centros de terroristas latentes y luego atacaron a Siria con la ayuda externa occidental y de los países de Oriente Medio sometidos al poder estadounidense: Turquía, Israel, Jordania, Egipto (hasta la llegada de al-Sisi), Arabia Saudí o Catar. 2

 Su marido, el presidente actual de Siria, estudió cirugía ocular, porque según él esta labor: "es muy precisa, casi nunca hay una emergencia y hay muy poca sangre". Aspectos que contrastan con la imagen artificial y demonizada que se tiene de él en occidente. Un apodo para Bashar dentro del ejército es "corazón blando", precisamente por no ser especialmente cruel con sus enemigos y sí compasivo. Pedía por ejemplo que capturasen con vida a los sirios que participaban como mercenarios contra su propio país.
Uno de los conceptos que llama la atención es el que tiene Asma al Assad y su familia de la seguridad: "Estás protegido porque estás rodeado de gente que te mantendrá protegido". En una visita en 2009 que hicieron los actores Brad Pitt y Angelina Jolie, esta última precisamente una promotora y justificadora de guerras, como hizo en Libia, quedaron sorprendidos con la naturalidad y falta de especiales medidas de seguridad para caminar por las calles de Siria.
"Mi marido nos llevaba a todos a comer", dice Asma al-Assad, "y por el rabillo del ojo podía ver que Brad Pitt estaba inquieto. Me volví y le pregunté, '¿algo va mal?'"
"¿Dónde esta vuestra seguridad?" -Preguntó Pitt.
"Yo empecé a burlarme de él. ¿Ves aquella mujer mayor en la calle? ¡Esa es uno de ellos! ¿Y aquel chico mayor cruzando la carretera?"
"¡Ese es el otro!" Rieron ambos. 
Siria, como cualquier otra nación, no era un país ideal ni perfecto, pero era un gran lugar donde vivir y poder viajar. Diverso, culto, tolerante, lleno de vida y belleza, con una enorme historia. Sin embargo,  hoy, gracias a la codicia y las malas artes de desalmados magnates que son demasiado ricos y poderosos para el oscuro corazón y la oscura mente que poseen, la han convertido en un espacio de desolación, terror, destrucción y muerte. 
Si hubieran conocido Siria hace unos años, como si lo hubiesen hecho con Libia, no darían crédito a lo que hoy ocurre. Destruir y hacer el mal siempre fue una tarea mucho más fácil que la contraria. Y en almas tan innobles como las que nos gobiernan, tan denostable hábito se ha convertido en costumbre.

Referencias:
1. Joan Juliet Buck. Asma al Assad: a rose in the desert. Gawker. 9.6.2013.
2.  Al Qa´ida´s foreign fighters in Iraq. Harmony Project. Combating Terrorism Center at West Point. 2007. 




viernes, 12 de agosto de 2016

Siria: estrategias para destruir su soberanía como país independiente


En varias ocasiones les he comentado como las guerras de agresión que han sido dirigidas contra países que mantenían una soberanía política y económica, como es el caso, por ejemplo, de Yugoslavia, Afganistán, Libia o Siria, eran llevadas a cabo por el mundo corporativo occidental. Se trataba y se trata de guerras políticas, pero sobre todo comerciales.
El modo de evitar un competidor y especialmente un contrincante ideológico, que se suele expresar mediante un estado secular, tolerante, con medidas protectoras estatales sobre asuntos económicos y sociales, ha sido el  de imponer tiranías regidas por el terror y el sectarismo. La creación de sicariatos bajo el mando de mercenarios controlados y bien recompensados. Este principalmente, y no otro, ha sido el método empleado por los Estados Unidos de América prácticamente desde su origen, con especial intensidad y amplitud en los siglos XX y XXI.
Lo que vimos en América Latina con los escuadrones de la muerte, lo vemos ahora en Libia y Siria. Tan parejos son en el método, que un experto en la creación de estos matones en Centroamérica, como es John Negroponte, fue enviado con esta misión a Irak. Allí se originó el apodado Estado Islámico y allí formó a su ayudante Robert S Ford, que luego iría a Siria en enero de 2011 y continuaría con esa historia de horrores. Recordemos con más detalle este asunto:

John Negroponte y su segundo Robert S. Ford promovieron la creación de escuadrones de la muerte en Irak con el fin de hundir al país en el caos y de eliminar a la verdadera resistencia a la  ocupación. Negroponte tenía ya un siniestro historial creando escuadrones de la muerte en América Central en los años 80 del siglo XX. Robert S. Ford se convertiría en embajador estadounidense en Siria en enero de 2011 y enseguida empezaron a actuar estos escuadrones también en Siria.
El mandato de Negroponte como embajador de EE.UU. en Irak (junto con Robert S. Ford) fue coordinar la embajada de Estados Unidos, dar apoyo oculto a los escuadrones de la muerte y a grupos paramilitares en Irak con vista a fomentar la violencia sectaria y debilitar el movimiento de resistencia. Robert S. Ford como número dos (Ministro Consejero para Asuntos Políticos) jugó un papel central en la embajada estadounidense en este menester. 1
Lo que ha ocurrido en Siria no es una guerra civil, pues no hay un sector social enfrentado a otro, sino claramante una invasión mercenaria del país impulsada por las potencias anglosajonas y sus seguidoras de la Unión Europea. Pueden verlo en este enlace: Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica.


Ya hasta el New York Times no puede ocultar lo evidente, que Estados Unidos está llevando a cabo una guerra mercenaria en Siria.

Tras intentar y seguir intentando lo que se hizo con libia, es decir, preparar, armar y financiar a mercenarios terroristas para sembrar de muerte y de terror el país, y culpando falsamente de estos dramáticos hechos en los medios de comunicación al gobierno de ese país con el fin de desprestigiarlo y crear una justificación humanitaria para una intervención militar externa de la OTAN, tras intentar todo esto que no les ha dado el resultado querido por el apoyo popular a la presidencia de Bashar al Assad y sus respaldos exteriores, dirigieron y dirigen su punto de mira hacia objetivos más alcanzables, aun sin abandonar por supuesto los anteriores. Uno largamente perseguido y que fue conseguido en Libia y resultó determinante para el resultado final, es la creación de "zonas protegidas". Esto es, santuarios dentro de Siria que evitarían la defensa del territorio sirio por parte de su ejército. Suponiendo la ruptura de la unidad nacional y un cobijo para los forajidos mercenarios islamistas y sus asesores de lo sevicios de inteligencia estadounidenses o británicos que podrían actuar impunemente creando inseguridad y pavor en el resto de la nación, a la que acabarían dividiendo y destruyendo.
En estos momentos, tras los reiterados falsos lavados de cara de las organizaciones terroristas, como hacía Amnistía Internacional o la propia Administración estadounidense y los medios corporativos con Jabhat al Nusra (Al Qaeda en Siria), y la nula credibilidad de estos entramados y quienes los respaldan ante el público occidental, piensan que deben ser más realistas y partir de algo que ya pueden hacer existir. 


El lavado de imagen que se quiere dar por los medios de comunicación occidentales a Al Qaeda en Siria es algo demasiado descarado, incluso para la ignorante población de occidente.

A esto puede unirse o no el dudoso cambio de Turquía en relación a la guerra contra Siria, pese a restablecer relaciones con Rusia. Las declaraciones de su Ministro de Exteriores, Mevlüt Çavuşoğlu, no son muy alentadoras. Están en contra de la actuación rusa contra los denominados pero inexistentes "rebeldes moderados", a los que siguen apoyando, como se ha demostrado en la ofensica de Aleppo. 3 Si los mercenarios perdiesen el principal sustento logístico para poder mantenerse, que es vía Turquía, su derrota estaría a la vuelta de la esquina y tendrían que potenciar otras vías menos viables que ya se usaban, a través de Israel o Jordania.
Por este motivo se tiene previsto un plan alternativo y paralelo al mismo tiempo. Como se hizo en Irak, se fomentaría la creación de entidades autónomas o independientes del estado central basándose en etnias o culturas diferentes, como es lo que ocurre con los kurdos. Estados Unidos se ha formado como aliados a sectores de la población kurda que han mostrado su sometimiento a los intereses corporativos norteamericanos. Es lo que se tiene con el títere Barzani en Irak. Si bien la defensa de la cultura y la identidad kurda es algo bueno y necesario, la formación de un estado sectario, con exclusión y limpieza étnica de otros pueblos y culturas allí presentes, junto a convertirse en una colonia tipo a Kosovo, resulta ser una aberración.
Los ideólogos de la política estadounidense y portavoces del mundo corporativo, que se expresan a través de los influyentes think-tanks, dejan clara la situación actual en Siria. Como hace Brookings Institution, donde a través de un habitual en estos asuntos, Michael E. O'Hanlon, expone lo siguiente:
En el frente diplomático, creo que tenemos que concebir algún tipo de modelo de confederación como nuestro objetivo político. No hay otro modo realista de adecuar el hecho que los Estados Unidos no tienen aliados más importantes en el terreno, excepto los kurdos, con potencial militar real.
Deberíamos fomentar el debate sobre lo qué realmente significa crear zonas protegidas. No creo que debiéramos empezar declarando zonas protegidas, sino más bien intentando ayudar a que emerjan. Los kurdos están consiguiendo logros en el noreste de Siria, por ejemplo, como lo hacen algunas fuerzas en el frente sur -así, si los Estados Unidos, en cooperación con sus aliados, acelera e intensifica su participación en el terreno en esas áreas, las zonas protegidas pueden fundamentalmente emerger. Una importante ventaja de esta estrategia es que no requiere poner la credibilidad estadounidense en juego, sino que ayuda a los aliados locales a conseguir y reforzar los éxitos sobre el terreno. 4
La creación de un corredor kurdo, quitando territorios a Irán, Irak, Turquía y Siria, en el denominado Kurdistán, y dándole una salida al Mediterráneo a través de una zona siria no kurda, con un estado colonial sometido a Washington, es uno de los planes de la oligarquía norteamericana y europea occidental. 5 Sería mejor visto por el público de sus países y lo haría más aceptable y justificable que sus mercenarios islamistas. Aunque no dejaría de ser, como narraba al comienzo, el fomento de la violencia para realizar limpiezas étnicas y crear estados títeres sectarios mediante el apoyo e impulso de potencias exteriores.


Corredor kurdo bajo el control de la OTAN

Esperemos que prevalezca la cordura, la pluralidad, la paz y el respeto por lo diferente, no siendo forzados a hacer algo que bajo una reflexión serena y sin intromisiones externas no se llevaría a cabo. El sí mayoritario de los kurdos  a esta injerencia externa no es algo nada garantizado, especialmente en Siria, donde sus relaciones con el Gobierno y el Ejército sirio, además de con otras etnias y culturas con las que han convivido pacíficamente, hacen difícil que todo esto se dé.
También y en gran medida depende de quien sea el próximo presidente de los Estados Unidos, posiblemente Donald Trump, con lo que estas políticas de agresión hacia países como Siria o Irak pudieran cambiar. Y cómo no, de la postura de países como Irán, Rusia y China. Estos tres, incluido el gigante asiático, se juegan algo mucho más que poder geoestratégico y económico en la zona, está en el aire su propia pervivencia como los estados actuales soberanos e independientes que son.

Diferente a la invasión de EE.UU. de Iraq en 2003, declarada sobre una mentira premeditada, como fue claramente expuesto por la reciente Investigación de Irak publicada por el Gobierno del Reino Unido, Rusia e Irán están involucrados en Siria por el deseo del Gobierno sirio.

Además, su objetivo no es simplemente proyectar el poder ruso o iraní más allá de sus fronteras, sino prevenir el colapso de Siria en un estado fallido tipo a Libia inducido por la OTAN, que serviría como un espacio de preparación para extender la guerra hacia sus propias fronteras. En otras palabras, distinta a la intervención de EE.UU. en Irak buscando una ganancia política extraterritorial, la intervención de Rusia e Irán está basada en preocupaciones existenciales muy reales e inmediatas. 6
Una tercera vía podría surgir de las relaciones diplomáticas, en las que el presidente ruso jugaría un papel clave. Queriendo satisfacer a las partes principales, no dejando en una situación de humillación a la potencia más poderosa del planeta, no aceptaría la imposición inaceptable de Norteamérica de que "Assad debe irse", sino que pudiera plantear, por ejemplo, un cambio más en la propia Constitución siria para hacer el país más asequible a los intereses corporativos estadounidenses, a los que habría que unir los de China para tener un respaldo mayoritario en el Consejo de Naciones Unidas. Por supuesto, esta postura iría contra la soberanía económica de Siria, a la que también querrán hacer alguna imposición política, forzando a aceptar una oposición financiada y creada desde occidente.
No es una situación fácil, y la más justa, el respeto solamente a la decisión de los sirios, va a ser algo más que complicado. Más viendo, si son sinceros, lo que hay en juego y que en  prácticamente ningún país del mundo ocurre y sucede tal respeto a su sola voluntad.

Por último, y dentro de lo ya comentado, la situación de los batallones de mercenarios en Aleppo y otras zonas es crítica y próxima al colapso, por lo que ante esta situación se pueden pensar medidas desesperadas por parte de los dirigentes occidentales impulsores de la guerra en Siria. Entre las que cabría contemplar el uso masivo de armas químicas (más improbable nucleares) acompañado de una intensa campaña de propaganda en medios de comunicación y organizaciones "humanitarias" acusando de forma premeditadamente falsa al Gobierno sirio y sus aliados de tales crímenes. Para ver si esto último es cierto, basta mirar y comprobar si esa campaña ha sido iniciada. Y efectivamente, ya está en marcha. La página web de una de estas estructuras al servicio de los intereses corporativos occidentales,  Amnistía Internacional, así lo atestigua.



PS:
Lo mismo su compañera norteamericana, Human Rights Watch:



Aquí pueden ver otro caso de propaganda utilizando niños, para manipular todavía más emocionalmente a la población occidental, en las que se acusa sin ninguna prueba al Gobierno legítimo de Siria y sus aliados. Y cuyos autores son organizaciones terroristas o vinculados a ellas, incluso el fotógrafo es el que se lleva tan bien con los criminales que degollaron recientemente a otro niño publicamente. 

Sobre quienes están detrás: Pro al-Nusra o Quién filtró el vídeo.


 
El autor del publicitado  reportaje en esa labor y posando con sus amigos degolladores de niños días después del terrible crimen.

Los medios corporativos uniformes haciendo campaña para movilizar a la opinión pública de occidente, con el fin de evitar la derrota de sus mercenarios en Aleppo y Siria.

Sobre las estrategias de las corporaciones occidentales en este estado tienen el siguiente informe:

Referencias:
1.  Michel Chossudovsky. The Pentagon´s "Salvador Option". Part II. Global Research.  16.8.2011. 
2. Russia&Turkey Launch Joint Syrian Mechanism. nsnbc.me. 11.8.2016.
3. Eugenio García Gascón. Americanos, saudíes y cataríes envían ayuda militar masiva a los yihadistas de Alepo. Público. 10.8.2016.
4. Michael E. O'Hanlon. What to do when containing the Syrian crisis has failed.  Brookings. 1.08.2016.
5. Christof Lehmann. US Special Forces Caught Red-Handed inside Syria. US Guiding Airstrikes against al-Assad Government in Support of Kurdish Separatist. nsnbc.me. 20.03.2015.
6. Tony Cartalucci. Has CIA's plot to "Covertly" Kill Russians in Syria Come to Pass?  Land Destroyer. 9.08.2016.

sábado, 6 de agosto de 2016

L@s refugiad@s como instrumento

La hipocresía de Amnistía Internacional utilizando a personas que huyen por guerras de agresión que ellos y ellas ayudaron a desarrollar 

Sin duda, el tema de los refugiados es un debate actual relevante que requiere un análisis más objetivo  y profundo que el que habitualmente se suele realizar. Pues todos y todas pecamos de una forma u otra de mirarlo de un modo demasiado emocional, parcial y superficial. Y no me refiero aquí solamente a aquell@s que con  razones se oponen a la llegada de refugiad@s de guerras que suceden por el mundo. Porque tod@s, en un sentido u otro, rechazamos o miramos hacia otro lado hacia algunas de esas migraciones de personas exiliadas por las que no sentimos o tenemos tantos intereses en juego; o lo que viene a ser peor, ignoramos de forma deliberada los motivos claramente evitables que las producen. Mucha gente apoya la llegada de refugiad@s siri@s, pero no condena la guerra mercenaria desarrollada por el poder económico y político occidental contra ese país soberano e independiente, que es la causa de la huida de oleadas y oleadas de seres humanos; seres, que curiosamente para un occidental, van, los que pueden, hacia zonas controladas por su gobierno. Gobierno sirio que presunta pero falsamente atacaba a su población. Es este uno de tantos embustes que encubren y deforman las realidades en la esfera internacional.
Mucha gente también, apoya que vengan un@s refugiad@s y otr@s no, a l@s que incluso ignoran como tales y desconocen. Me refiero aquí a aquell@s de la guerra contra Yugoslavia o a las presentes y silenciadas de Donbass y Yemen.
En Yugoslavia más de medio millón de serbocroatas, en torno a 600.000, fueron expulsados de Croacia, mediante una campaña de terror a menor y mayor escala. Con el apoyo de Estados Unidos y Alemania en el suministro de armas y en la preparación militar, como ocurrió en la Operación Tormenta en la Krajina. En esta expulsión a la fuerza, como es habitual, también tuvieron que huir aquell@s que no dijeron amén al nuevo gobierno neofacista de Croacia.
El Gobierno de Croacia ha forzado a irse de  sus casas y del país a miles de sus enemigos, de acuerdo a la nueva oficina de Zagreb de la organización de derechos humanos Helsinki Watch. Las acciones han sido dirigidas principalmente contra los serbios [serbocroatas], que una vez fueron una importante minoría en Croacia, pero también contra los croatas que se opusieron al mandato del presidente Franco Tudjman, dijo Ivan Zvonimir Cicak, quien dirige Helsinki Watch en Croacia."Desde 1991, las autoridades croatas han destruido o arrasado 10.000 casas, principalmente de serbios, pero también de croatas". Mr. Cicack, que está catalogando los abusos, dijo en una entrevista: "En algunos casos dinamitaron las casas con las familias dentro. Familias enteras fueron asesinadas. Muchos resultaron heridos." 1
¿Han visto a much@s de la izquierda española o europea acordarse de ell@s?
Lo de Yugoslavia fue la mayor limpieza étnica en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, hasta la guerra ucraniana. Serbia fue una república donde no hubo tales limpiezas, lo que contradice toda la versión oficial, tanto de la derecha como de la izquierda occidental.
Pasarían los años, no tantos, y se repetiría la escena en la vieja y demacrada Europa. Ahora en Ucrania y aquí retornando el fascismo con toda la crudeza de los años del nazismo. Se pueden imaginar las persecuciones, que superaron en número a las de las repúblicas federadas de los eslavos del sur. Las cifras ya superan el millón, 2 huyen los ucranianos, tanto de cultura rusa como no rusa, hacia Rusia, el supuesto e imaginario agresor. Otra más de tantas contradicciones de occidente. Las razones del éxodo son obvias para quienes conozcan las políticas de persecución  cultural y política de la junta neonazi de Kiev.
Cualquiera que haya estado siguiendo el conflicto sabe que la Junta de Kiev respaldada por Washington ha llevado a cabo una guerra contra su propia gente en el este, y que han estado bombardeando hospitales, escuelas, bibliotecas, apartamentos, edificios públicos, áreas residenciales, etc, todo en un esfuerzo por arrastrar a Putin a una guerra que saboteará la integración económica de la Unión Europea y Moscú y promoverá los intereses de EE.UU. en la zona. Es todo geopolítica, cada pedacito de ella. 3
No todos los soldados estaban dispuestos a seguir órdenes tan aberrantes, lo que los convertía de inmediato también en perseguidos.
Algunos de los soldados ucranianos parecían no dispuestos a luchar. El comandante de su unidad,  que forma parte de de la Novena Brigada de Vinnytsia, en Ucrania occidental, gritó a los hombres para  que se dieran la vuelta, sin resultado. "De acuerdo", dijo el comandante. "Todo el que no quiera luchar que se siente aparte de los demás". Once hombres lo hicieron, mientras los otros volvieron a la ciudad. 4
Esto que les he contado es para recordarles como hay memorias selectivas para acordarse de un@s refugiad@s sí y de otros no. Memoria para aquell@s que puedan tener alguna utilidad a las corporaciones occidentales y olvido para el resto. Sí a l@s siri@s porque con ell@s pueden acusar, falsamente, al Gobierno sirio de represión y porque pueden servir de excusa para una intervención militar debido al drama humanitario. Aunque todo sea una gran mentira en la que se oculta la responsabilidad real de Estados Unidos y la Unión Europea en la guerra de acoso y derribo contra la nación siria. Pero esto no importa mucho en ese mundo del espectáculo y la farsa de los medios de comunicación y de la política. En esta, ambas, la izquierda y la derecha de estos países, sirven a los mismos patrones e intereses. Ocultando bajo un tan aparentemente distinto como engañoso lenguaje, que solo puede confundir a los que lo desconocen prácticamente todo sobre las realidades de los conflictos internacionales y l@s  refugiad@s, los intereses viles y particulares de estos clanes y clases de la política y la economía que pueden defraudar a un público entregado al circo de las falsas ilusiones y las aún mayores falsas acciones.

PS: 
  Sobre los refugiados y las no muy honestas manifestaciones denunciando esta situación tienen los siguientes artículos:



Notas:
1.  David Binder. Croatia force thousands from homes, Rights Group says.New York Times, 8.12.1993.
2. Humanitarian conditions will continue to deteriorate if crisis in eastern Ukraine persists, senior official tells Security Council. Security Council SC/11508. http://www.un.org. 5/08/2014.
3.  Mike Whitney. Obama´s "catastrophic defeat" in Ukraine. Counterpunch. 29.8.2014.
4. Andrew. E. Krammer & Michael R. Gordon. Ukraine reports Russian invasion in a new front. New York Times. 27.08.2014. 

sábado, 30 de julio de 2016

La utilización de la "comunidad" LGTB como arma política, económica y de guerra en la Administración Obama-Clinton


Si ustedes repasan con algo de atención la historia pasada y reciente, también la presente, de los Estados Unidos de América, verán que bajo la aparente y continuada proclama de la libertad en este país, hay un notable poso, con amargas experiencias, de intolerancia y persecuciones. Desde los nativos norteamericanos exterminados, a la esclavitud de personas de raza "negra" o "amarilla", los campos de concentración para personas de origen asiático, la discriminación secular de los afro y latinoamericanos, la caza de brujas política  de personas con ideologías solidarias contrarias al capitalismo y un largo etcétera que perdura hasta hoy; sin olvidar, claro, los muchos mayores delitos cometidos en el mundo exterior.
No debería ser Estados Unidos quien líderase un campaña mundial en favor de los derechos humanos o las libertades, no obstante, lo hace. La poderosa mecánica de los medios de comunicación en manos de los grandes propietarios que controlan esta nación lo permite. Les permite el crear la realidad artificial que les convenga.
El movimiento por los derechos de lesbianas, gays, transexuales o bisexuales (LGTB, el término queer es a veces añadido -LGTBQ-, pero no es generalmente aceptado) se ha convertido en una herramienta útil a nivel nacional e internacional que estos magnates están explotando con fines políticos, económicos y militares. Los propósitos son desprestigiar y destruir a rivales en el escenario mundial, especialmente ahora a Rusia, y al mismo tiempo introducir de contrabando la ideología neoliberal y la cultura de la guerra continua. Se trata de una utilización perversa de unas autotituladas buenas y justas intenciones, orientada hacia fines tan egoístas, como criminales y peligrosos.
Barack Obama se ha convertido en un icono de referencia para influyentes organizaciones del colectivo LGTB, al que adulan, promueven y apoyan en sus políticas. Es el caso de Human Rights Campaign. No parece importar, ni mucho ni poco, que bajo la dirección de este presidente se haya llevado hacia la destrucción e intolerancia a tantos lugares utilizando fanáticos mercenarios, que tiran sin rubor ni preocupación desde las torres o azoteas a homosexuales de otras naciones. En estas organizaciones  LGTB la discriminación por geografía, raza o clase social es tan notoria o más que en otras. Tales reivindicaciones se han convertido en un instrumento para ahogar las tendencias contrarias al neoliberalismo y además sirven de apoyo a la política expansioista estadounidense. Se ha creado una ideología, continuadora de anteriores, en la que se muestra a esta visión  como superior a la de cualquiera de otra parte del planeta que no sea el mundo occidental. Se la conoce en este ámbito como Homonacionalismo, que describe las relaciones económicas y raciales contemporáneas en discursos occidentales sobre derechos sexuales. 2
Como otras peca de racista, colonialista y clasista. Nuestra cultura occidental superior, nuestra raza y nuestra clase. Luchan teóricamente contra la discriminación por orientación sexual, pero crean mayores discriminaciones en otros y en el mismo aspecto. Ocurre, si eres pobre, lo que afecta principalmente a afro y latinoamericanos, que tendrás poco valor y tus derechos solo existirán en algún acto de propaganda de cara al público, pero no se materializarán.
La superioridad sobre otros países ya choca de principio cuando en los Estados Unidos los más vulnerables a sufrir violencia son gays y lesbianas, y la sufren bastante, o si vemos que los consejos y acusaciones sobre lo que ocurre en Uganda se enfrenta con que sus criticadas leyes provienen en gran medida de cristianos evangélicos de Norteamérica que han generado este estado de las cosas. Se criminaliza a Rusia por supuesta persecución a la comunidad LGTB, debido a una ley que en realidad trataba sobre la propaganda a menores de relaciones sexuales no tradicionales. Olvidándose que en Estados Unidos es mucho más alto el número de agresiones y discriminaciones por este motivo, y que Rusia hizo legal en 1993 estas prácticas de sexo llamadas no tradicionales, pese a que sean algo de toda la vida, y recordando que en la nación de Washington en muchos estados continuó siendo un delito. 3
El problema que de forma inevitable llega con esta campaña mundial del movimiento LGTB en complicidad y al unísono con la Administración estadounidense viene de que se acepta un sistema de discriminación y explotación, como es el neoliberal, y las terribles prácticas que conlleva, la guerra de agresión continua. Como consecuencia se crea ya una desigualdad dramática interna entre quienes pertenecen a ese colectivo en Estados Unidos y con el exterior, por discriminación de clase, raza y nacionalidad. Otorgándose, además, un pequeño grupo de privilegiados la voz del conjunto, al que en verdad no representan. Con el apoyo de la mencionada Human Rights Campaign (HRC) a la carrera presidencial de Barack Obama en 2011 y ahora a Hillary Clinton en 2016, se deja a las claras y se da legitimidad a que estas administraciones enarbolen la bandera de gays, lesbianas y transsexuales en los Estados Unidos y en todo el mundo. Esto constituye una práctica tan ilegítima como apartada de la realidad, porque ni Obama ni Clinton defienden realmente a las personas de esta orientación en su país, a los que mayoritariamente discriminan, y menos todavía fuera de sus fronteras, porque la política de Washington a hecho de la destrucción y fomento de la violencia y la intolerancia una práctica cotidiana.
Para ver más claro si cabe esta utilización de un respeto a una orientación sexual  legítima, basta escuchar al Vicepresidente de los Estados Unidos Joe Biden, que fue precisamente invitado a una gala de la HRC, en Los Ángeles en marzo de 2014, como orador en la inauguración, diciendo que los derechos de LGTB deberían ser una parte vital en la política exterior y hablaba además de que el "odio no puede nunca, nunca ser defendido porque sea llamado una norma cultural". El autismo, a propósito, del Vicepresidente es evidente. ¿Le recordamos unos pocos ejemplos de tantos: Afganistán, Libia, Siria  Palestina...? ¿Lo que fueron y son estas sociedades tras la intervención estadounidense con  el fomento del odio y el fanatismo?
Pero incluso antes de 2011, analistas y periodistas advertían de una guerra regional sectaria inminente estando dirigida intencionalmente por los Estados Unidos, Arabia Saudí, Israel y otros aliados regionales [Turquía, Arabia Saudí o Catar]. El objetivo era minar y derrocar al gobierno de Irán, utilizando primero una violencia encubierta para eliminar su arco de influencia de Bagdad a Damasco, y, por supuesto, en el Líbano. 5
La apropiación de la supuesta, aunque no real, tolerancia hacia las prácticas sexuales no exclusivamente heterosexuales, es parte de la política imperial norteamericana, pues tratan de imponer bajo esta excusa, no solo en su país sino en el resto del planeta, otros intereses. Eso sí, con su exclusiva visión y su autoarrogada excepcionalidad. Estamos ante un uso fraudulento y deshonesto de todos estos derechos con fines políticos y económicos. Lo dejó también claro el Secretario de Estado Colin Powell tiempo atrás, en 2001.
Yo soy serio en garantizar que tenemos la mejor relación con las ONGs, que son una fuerza multiplicadora tal para nosotros,  una parte tan importante de nuestro equipo de combate. 6
La Administración Obama ha sabido utilizar la sensibilidad sobre la libertad sexual para incrementar por ejemplo el gasto militar a un nivel como nunca antes se había hecho.  La Ley de Prevención de Crímenes por Odio de Matthew Shepard y James Byrd de 2009 sirvió de disposición para la más  controvertida Ley de Autorización de la Defensa Nacional de 2010,  que daba 680 mil millones de dólares para el Pentágono.
Por consiguiente, cuando la gente se estaba reuniendo para apoyar lo que consideraban era un avance de los derechos civiles de los gays en los EE.UU., también se estaban juntando por el gasto militar incrementado, además de por la expansión militar en el exterior. 2
 Obama en diciembre de 2010 derogó  la DADT,  sobre la no libertad para revelar la identidad sexual de gays y lesbianas en el ejército, que había sido impuesta por Bill Clinton. Algo que no parece estar mal, pero como de costumbre el objetivo final es otro. El propio Obama lo reveló contando una anécdota en una ceremonia en la Casa Blanca ese mismo día 22 de diciembre de 2010:
Como un combatiente de guerra de las operaciones especiales dijo durante la revista del Pentágono -este es uno de mis favoritos: Tenemos a un tipo gay en la unidad. Él es grande, él es cruel, mata un montón de tipos malos. A ninguno le importó que fuese gay. Y yo creo  que resume perfectamente la situación. 2
Ya lo creo que la resume perfectamente. No importa lo que seas si cumples con las órdenes encomendadas, por muy despiadadas e injustas que estas sean, dejando un montón de gente muerta por el camino, que de ningún modo debió morir así. Arruinando las esperanzas, el futuro, el progreso a millones de personas por toda la superficie planetaria. En nombre de la libertad, de la libertad de poder ser gay o lesbiana y decirlo y disparar. Convendrán que esto no es ningún avance, sino un gran retroceso, porque se legitima la muerte y la opresión disfrazándola de promoción y respaldo de una fingida tolerancia; la de unos pocos contra los de la inmensa mayoría.
Que no vengan ahora tampoco con la estrategia de que quieren proteger a la denominada comunidad LGTB, tan variada ella en sus intereses y opiniones, por toda la tierra, porque conocemos y vemos lo que realmente desean. Como hicieron ya entonces con la defensa (imaginaria) de las mujeres, y de la que conocemos los catastróficos resultados sobre las falsamente ayudadas. Recordemos como entonces organizaciones "humanitarias" hacían  el juego en la propaganda de guerra:
Quizás incluso más llamativo es que la conexión que hace Amnistía Internacional entre la presencia de la OTAN en Afganistán y el "progreso" de los derechos de las mujeres, es de hecho una evidente repetición de la propaganda difundida por George W. Bush para justificar la invasión de Estados Unidos de Afganistán. El 18 de noviembre de 2001, Laura Bush, se hizo cargo de la emisión semanal por radio de su marido para asociar los derechos de las mujeres con la necesidad de la intervención militar. 7
Que no se repita tan doloso y dañino engaño.

Referencias:
1. Obama Administration Policy Advancements on Behalf of LGBTQ Americans. HRC. http://www.hrc.org/resources/obama-administration-policy-legislative-and-other-advancements-on-behalf-of
2. Hilary King. Queers of War: Normalizing Lesbians and Gays in the US War Machine. Good Intentions. Chapter 4. 2014.
3. Brian M. Heiss. Russian Federation Anti-Gay Laws: An Analysis & Deconstruction. 21.1.2014.
4. Human Rights Campaign Endorses Hillary Clinton for President. HRC. 19.1.2016.
5.  Tony Cartalucci. ISIS: Region-wide genocide portended in 2007 now fully realized. Land Destroyer. 20.08.2014.
6. Colin Powell. September 11, 2001: Attack on America Secretary Colin L. Powell Remarks to the National Foreign Policy Conference fir Leaders of Nongovernmental Organizations. Washington,26.10.2001.
http://avalon.law.yale.edu/sept11/powell_brief31.asp
7. Amnesty International repeats US propaganda. Centre for Study of Interventionism, 21.5.2012.