martes, 25 de noviembre de 2014

La BBC



La BBC, la British Broadcasting Corporation, es tal vez el medio audiovisual más prestigioso del mundo. Claro que entendiendo que tal prestigio le viene de la propia calificación que se dan entre sí los medios corporativos, por lo que no tiene un valor especial. Es algo así como dice el dicho: "Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como".
Si dejamos de lado su vertiente formativa, me refiero a sus documentales sobre el mundo natural, donde aquí sí la BBC tiene una merecida fama, si dejamos esto y nos centramos en su apartado sobre las noticias, principalmente las relacionadas con la política y la economía, entonces esta corporación muestra otra cara, y no precisamente honesta, sincera, ni siquiera amable.
Ya  pronto, desde sus comienzos (fue fundada por Lord Reith en 1922) recibió el apodo de British Falsehood Corporation (Corporación de la Falsedad Británica)  por su papel como órgano de propaganda del gobierno de Stanley Baldwin y su negativa a dar voz a los trabajadores o a representantes de la oposición. 1
Durante la huelga [la Huelga General de 1926], ningún representante de las organizaciones laborales fue permitido ser oído en la BBC. Ramsay McDonald, el líder de la oposición, fue también proscrito. 1
Con el tiempo no mejoraría su denominación, hoy en día se la conoce como la British Brainwashing Corporation (Corporación de lavado de cerebro británica). 2
No es extraño pues que aquellos periodistas que quieran realizar realmente su profesión no sean bien vistos en esta cadena.
Los periodistas con una reputación por su independencia eran rechazados por la BBC, porque no eran considerados "seguros". 3
Algunas de las características muy propias de la BBC, como de otras cadenas corporativas también, son su animadversión al análisis crítico basado en los hechos, su gran sesgo y su virulencia fuera de lugar y no razonada hacia aquellos que son considerados como enemigos.
Respecto a su poco aprecio hacia los hechos cuando estos contradicen su versión ya establecida previamente, podemos ver lo que estaban haciendo ahora mismo en Ucrania. Así, tenemos que el mismo servicio periodístico de la BBC en Rusia informaba a través de Olga Ivshina acerca del derribo del boeing 777 del vuelo MH17 de Malaysia Airlines en el este de Ucrania, indicando que los testigos entrevistados en la zona del incidente coincidían en haber visto un avión militar detrás del avión de pasajeros, y luego vinieron las explosiones en el aire, que no procedían de la tierra, como quería contar la BBC. Resultado: la BBC censura su propia información periodística de calidad.
En una amarga ironía, la BBC está censurando sus propias producciones de noticias.
 ¿Por qué borró la BBC este reportaje de Olga Ivshina?
¿Es porque el equipo de la BBC fue incapaz de encontrar ninguna evidencia de que un cohete fue lanzado en la zona que el Servicio de Seguridad Ucraniano (SBU) aduce ser el lugar desde el cual la Milicia Novorossiya lanzó un misil BUK?
¿O es porque cada testigo ocular entrevistado por el equipo de la BBC indicó específicamente la presencia de un avión militar ucraniano junto al Boeing del vuelo MH17 de Malaysia Airlines  en el momento que fue derribado?
¿O es porque los relatos de los testigos confirman que la fuerza aérea ucraniana utilizaba de forma regular aviones civiles volando sobre Novorossiya como escudos humanos para proteger sus aviones de  las unidades antiaéreas de la milicia y llevando a cabo ataques contra la población civil? 4

En Pakistán también obviaría contar los sucesos reales y se dedicó a manipular los sentimientos del público:
Su aparición en escena [de la niña Malala], en la escena pública de los medios de comunicación occidentales, vino de la BBC, que en vez de preocuparse por relatar lo  que realmente ocurría en Pakistán, utilizó a una niña para por medio de la manipulación emocional conmover al público. Malala era hija de un maestro de escuela, Ziauddin Yousafzai,   ahora diplomático de este país, que sugirió a la BBC que su hija podía hacer este papel. 5
En vez de periodistas profesionales simplemente informando de los hechos, la BBC decidió hallar los medios más manipuladores y emocionales imaginables para vender temas de conversación occidentales a las audiencias paquistaníes... usando una niña pequeña como cebo [ Y tanto más cierto en sentido contrario, para vender los intereses de las corporaciones en los países asiáticos, camuflándolos como ayuda humanitaria, al público occidental, intereses a los que la BBC es muy fiel servidora]. Es improbable que Malala escribiese ella misma y fue, en cambio, dirigida por sus adiestradores explotadores y manipuladores. Estos adiestradores en la BBC fueron en última instancia responsables por ser ella atacada y casi muerta años más tarde y la han utilizado tanto para mejorar sus propias carreras como, además, para alcanzar la BBC audiencias pakistaníes domésticas y de expatriados. 6
En realidad esta chica está tan manipulada por el poder económico anglosajón, para conseguir intereses políticos y económicos, que estamos ante otro caso donde los derechos humanos son utilizados como excusa para otros fines. Ella vive en un mundo tan irreal que no tiene ningún problema en reunirse con el presidente estadounidense que es responsable de la muerte de infinidad de niños en su propio país, en Pakistán, por medio de drones. 7, 8


Y, en Siria, ¿qué no hizo y hace la BBC?

La BBC toma una foto de las matanzas de Irak por parte de las tropas invasoras occidentales,  para hacerla pasar por una de la masacre de Houla de la que culpaban al Gobierno sirio, cuando en realidad fue perpetrada por los mercenarios islamistas apoyados por los medios de comunicación. Una triple culpabilidad: apoyo en su día a la invasión de Irak, falsificación de foto y hechos,  y apoyo también a los mercenarios que asolan Siria. 9

En el caso de la conocida como la masacre de Houla la prensa y los canales europeos y estadounidenses volvieron a acusar de su responsabilidad al gobierno, no amparándose, otra vez más, en evidencias. La BBC manipuló fotos del fotógrafo Marco Di Lauro, que había tomado en Irak en el año 2003, para hacerlas pasar por una enorme matanza en Houla. El fotógrafo denunciaba:
Por lo que estoy realmente asombrado es que una organización de noticias como la BBC no compruebe las fuentes, y esté dispuesta a publicar cualquier foto enviada por cualquiera: Un activista, un periodista, un ciudadano o quien sea. 9 
 Parece que estaban deseosos de buscar una gran masacre con la que tener la excusa perfecta para justificar un ataque militar de la misma OTAN, además usando las imágenes de una carnicería enorme de la que los propios medios occidentales eran muy responsables, la  de Irak. Por otra parte también, las investigaciones daban una versión muy diferente a la inicialmente mantenida por los llamados medios de comunicación, que hablaban de un bombardeo del ejército. En los cuerpos no se veían los efectos de las explosiones de las bombas, sino principalmente disparos a corta distancia y cortes con armas blancas, algo atroz. 10 Más tarde culpabilizarían a milicias progubernamentales, como hacía el propio El Mundo el 3 de junio de 2012: “Yo vi la matanza de Hula”, pero las investigaciones sobre el lugar volvían a contradecirlos, como la llevada a cabo por el Frankfurter Allgemeine Zeitung, que indicaba la actuación del FSA (el Ejército Sirio Libre) detrás de estas masacres, contra familias que no los apoyaban. 11

La BBC, además, suele poner como ejemplo o defender a verdaderos canallas:

En Libia podemos ver la repetición de lo ocurrido en Irak sobre la eliminación de un gobierno autónomo por el poder occidental y la aparición de Al Qaeda, solo que enlazándola con el propio origen de Al Qaeda en Afganistán, y llegando finalmente a Siria.
Abdel Hakim Belhadj, 12, 13 veterano de la guerra en Afganistán, también estuvo en Irak y luego  fue uno de los principales extremistas a sueldo que destruyeron el Gobierno libio en beneficio de las corporaciones extranjeras. Este hombre de Al Qaeda pasó a ser gobernador militar de Trípoli, después también ayudaría en la nueva yihad contra el gobierno de Siria.  Todo ello con el apoyo fundamental de los gobiernos de Estados Unidos y sus socios, que, como vemos, destruyen democracias y gobiernos legítimos para colocar a miembros de Al Qaeda como dirigentes.
El Grupo Combatiente Islámico Libio (LIFG) actualmente armando, financiando y comandando brigadas enteras del llamado “Ejército Sirio Libre” (FSA), es calificado como un filial de Al Qaeda por las Naciones Unidas indicado en la resoluciones 1267 (1999) y 1989 (2011), además de ser enumerado por tanto el Departamento de Estado de los Estados Unidos y por el Ministerio de Interior británico como una organización extranjera terrorista y una organización proscrita terrorista, respectivamente. 13 
Entre estos dirigentes de Al Qaeda dirigiendo y organizando al Ejército Sirio Libre tenemos a Mahdi al-Harati y a Abdul Hakim Belhadj. El LIFG es el que llevó a cabo, junto con la OTAN, infinidad de crímenes en Libia.

Aquí tienen una combinación explosiva: prensa occidental, de azul Paul Conroy (colaborando como agente del M16), con sus colegas de Al Qaeda, los dos a su izquierda: Mahdi al-Harati (con chaleco negro) y Abdul Hakim Belhadj (con traje de camuflaje). 14
La prensa libre defendiendo la libertad y los derechos humanos.

Sin embargo, la BBC pone  a Paul Conroy como prácticamente un héroe: Paul Conroy: Homs comparable to Srebrenica. Donde cuenta abundantes inventos y falsedades. Ver lo que ocurrió realmente en Srebrenica: La masacre de Srebrenica y en Homs, donde aquí tenemos a una ciudad asediada por los mercenarios islámicos a los que apoyaba y apoya la prensa occidental en Siria.
Los otros dos mercenarios, Belhadj y al-Harati, del Grupo Combatiente Islámico Libio, que estaba formado por mercenarios yihadistas de la guerra de Afganistán y que se fusionó con Al Qaeda en el año 2007, 15  han prestado numerosos servicios antes y tras participar en la invasión de Libia en el año 2011. Acabada esta fueron a Siria.

En su papel de órgano de propaganda del poder económico occidental la BBC cometió muchos de estos actos dementes en Libia, como lo haría en Siria. Lo vemos en su actuación, por ejemplo, el 19 de junio de 2011 en el país africano, después de que la OTAN matase a nueve civiles, incluyendo dos niños.
Los asesinatos de la OTAN fueron presentados en los titulares como lo que el Gobierno libio "dice" que ocurrió. En su informe el editor de Oriente Medio Jeremy Bowen repitió la línea partidaria: "El mandato de la OTAN es proteger a los civiles".
Tres días más tarde, Bowen informó sobre las brutales consecuencias de otro ataque aéreo de la OTAN, con quince muertos incluyendo al menos tres niños y dos mujeres.
En el rodaje de la casa bombardeada Bowen dijo: "Dice [la OTAN] que un control detallado mostró que era un centro de mando.  La familia dice que era su casa". Entonces Bowen continuó con las siguientes increíbles observaciones: "¿Fue  una decisión tomada de modo que matando civiles aquí salvaría a otros en otras partes?" Y: "Las muertes aquí elevan la cuestión moral al corazón de la misión de la OTAN en Libia. Su mandato es proteger civiles.  Entonces,  ¿es alguna vez justificable matarlos? 16
Ante tales desvaríos los editores del medio Media Lens (David Edwards y David Cromwell)  plantean lo siguiente para que se vea con más claridad todavía el dislate y la barbaridad que se expone en la BBC:
Imaginen a un corresponsal de la BBC preguntando a Al Qaeda o a los Talibán: "¿Fue  una decisión tomada de modo que matando civiles aquí salvaría a otros en otras partes?"  16
Cuestionado por un seguidor de Media Lens el "periodista" de la BBC sobre su actitud, este responde que "es siempre valioso ponderar temas morales". 16 Claro que esta ponderación se hace no de un modo equitativo o imparcial, así lo hace ver claramente David Cromwell:
Pero la "reflexión" moral era desde la perspectiva de un lado solo: uno armado con el más poderoso armamento de última generación invadiendo además otro país que se está oponiendo a los intereses occidentales.
...nos pidieron asumir que había una base moral en el asesinato de la OTAN. De nuevo, solo trate de imaginar la misma "reflexión" por un corresponsal de la BBC desde la perspectiva de los enemigos oficialmente decretados. 16
En relación a lo que sucedía en Irak la revista médica Lancet ya venía informando sobre las catastróficas consecuencias de la Guerra del Golfo (1990-1991) y las sanciones posteriores, y continuó haciéndolo honestamente tras la invasión de 2003. En estas informaciones se comentaba el enorme aumento de la mortalidad en la población, incluyendo tanto a adultos como a  niños. Los medios corporativos en el año 2006 hablaban de cifras en torno a 49.000 muertes, pero la revista médica, con informes y métodos rigurosos, reflejaba una cantidad próxima a 654.965 hacia julio de ese mismo año, 17 pudiendo ser mayor la cifra. Tal dato, publicado el 11 de octubre de 2006, no agradó mucho a estos medios corporativos, especialmente a la BBC.
La BBC1 en las noticias de la una del 11 de octubre le dedicó 19 segundos a este asunto. En las noticias de las seis la presentadora Natasha Kaplinsky describió las cifras como: "chocantes y controvertidas". El corresponsal en Bagdad Andrew North tranquilizó a los espectadores: "Es solo una estimación". En las noticias a las 10 el presentador Huw Edwards explicó que mientras el informe era serio las cifras eran "sin embargo controvertidas". 18
Como comentan David Edwards y David Cromwell estos eran los comentarios que la BBC hacía ante un estudio riguroso. En cambio, cuando el presidente de los Estados Unidos George W. Bush indicaba que la "metodología está prácticamente desacreditada", fue ampliamente divulgado. Los editores de Media Lens exponían esta actitud tan poco profesional y periodística de los medios corporativos.
Se perdió un gran momento en la historia de la TV cuando los periodistas fracasaron en buscar aclaraciones del presidente sobre la naturaleza exacta de su problema con la metodología. 
De hecho, la afirmación de Bush de que la metodología había sido desacreditada era una mentira, como la gente que le dijo lo que decir era sin duda bien consciente. 18
La metodología era avalada por los expertos en la materia. El profesor Mike Toole del Centro para la Salud Internacional de Melbourne señalaba:
La metodología utilizada es coherente con la metodología de investigación que ha sido durante mucho  tiempo una práctica estándar para estimar la mortalidad en poblaciones afectadas por la guerra. 18
Las atrocidades cometidas por las fuerzas invasoras en Irak, como las llevadas a cabo en tantas y tantas partes del mundo, tendían a ser ocultadas.
Cuando desafiamos sobre la cobertura sesgada de la BBC en relación al brutal ataque de EE.UU. a Fallujah, Irak, la directora de noticias de la BBC, Helen Boaaden, declaró: "Estamos comprometidos con el periodismo basado en las evidencias. No hemos sido capaces de determinar que EE.UU. usase armas química prohibidas y cometiese otras atrocidades contra civiles el último noviembre [2004]. Investigaciones sobre el terreno en el momento y posteriormente indican que su uso es improbable que haya ocurrido."
De hecho, habían  tenido lugar atrocidades y habían sido usadas armas químicas prohibidas -específicamente el fósforo blanco-. Tuvieron que ser los blogueros de internet en vez de los periodistas de los medios corporativos quienes descubriesen que en la edición de marzo de 2005 de la revista de EE.UU. Field Artillery  [una publicación oficial del ejército]  contenía los siguientes comentarios de oficiales de elementos de apoyo de fuego del segundo de infantería de EE.UU., describiendo su papel en el ataque de noviembre de 2004 en Fallujah:  
El Fósforo Blanco (WP) demostró ser una efectiva y versátil munición. Lo usamos... como una potente arma psicológica contra los insurgentes en las líneas de trincheras y en sus cobijos cuando no podíamos tener efecto sobre ellos con los explosivos. Disparamos “shake and bake” [Hace referencia a un tipo de condimento de los Estados Unidos mezclado con pollo o cerdo  antes de ser horneado] a los insurgentes, usando WP para hacerlos salir y los explosivos para eliminarlos. 19
 Gabriele Zamparini, en un artículo en Global Research, denunciaba el uso de  estas  armas  químicas y las falsedades de los medios de comunicación. En concreto denuncia a la BBC:

Ayer escribí sobre “Por qué la BBC News está equivocada” (en su artículo: “aunque las bombas son consideradas aparatos incendiarios” y con un mail a mí: “El fósforo blanco no es un arma química”).

De acuerdo a la ley internacional, cualquier producto químico usado para dañar o matar gente o animales es considerado un arma química.

El artículo de la BBC NEWS continúa:
“Los militares de EE.UU. niegan esto, pero admiten el uso de bombas de fósforo blanco para iluminar los campos de batalla”.
El Gobierno de EE.UU. ya había negado estas quejas en el pasado.

Obviamente nadie esperaría la verdad sobre crímenes de guerra y asesinatos de masas viniendo de aquellos acusados de cometer tales crímenes contra la humanidad. Nadie excepto la BBC y la mayoría de los media. 20

Sobre la acción del fósforo blanco al contacto con la piel  y sus  efectos devastadores:
Las partículas incandescentes del fósforo blanco que se producen en la explosión inicial pueden producir profundas, extensas y dolorosas quemaduras de segundo y tercer grado. Las quemaduras de fósforo conllevan una mortalidad mayor que otros tipos de quemaduras debido a la absorción del fósforo en el cuerpo a través de las áreas alcanzadas, resultando dañados órganos internos como el corazón, el hígado o el riñón. 21
En Fallujah se cometieron todo tipo de atrocidades, aunque la BBC no quisiese interesarse por ellas. Se estableció un toque de queda con orden de disparar a cualquiera al alcance de los disparos del ejército estadounidense, a los hombres se les prohibió abandonar la zona de combate, se bombardearon todo tipo de edificios, como un centro de salud donde se mataron a 60 pacientes, los disparos y los bombardeos no discriminaban ni edad ni sexo y se usaron también bombas de racimo. Incluso miembros de la Cruz Roja estimaban que al menos 800 civiles fueron muertos los primeros nueve días de noviembre de 2004, la mayoría niños y mujeres. 19
Los editores de Media Lens volvían a preguntar a la directora de las noticias de la  BBC sobre la ignorancia deliberada de todos los informes independientes que narraban estos crímenes contra la humanidad. La respuesta de la directora fue la típica de un medio corporativo no interesado en absoluto ni por la información veraz ni por los derechos humanos: "Yo no creo que más diálogo sobre este asunto servirá con un propósito útil". Y en este cúmulo de disparates tenemos al corresponsal de la BBC Paul Wood indicando que: "Si fueron muertos niños en Fallujah es porque sus padres se habían quedado para defender sus hogares". El periodista independiente estadounidense Dahr Jamail se pregunta con razón: "¿Cómo este tipo de "periodismo" puede ser tomado en serio?" 19

No piensen que en este breve informe he querido ensañarme con la BBC seleccionando lo peor,  "far from it", como diría los ingleses, en absoluto. Simplemente saco a reflejar una forma de comportamiento no periodística y tampoco ética que es crónica, que no es una excepción de un día, sino la norma de prácticamente todos los días.
Podía haber seguido relatando muchos, muchísimos más ejemplos que los mencionados, podía haber mostrado también su terrible sesgo con Palestina o con cualquier otro país o persona que no es del agrado del poder anglosajón. Porque de eso al fin se trata, de hacer la función de servicio propagandístico hacia este poder y de arma contra los que lo desafían. Así, Hugo Chávez era el "controvertido izquierdista" presidente de Venezuela, pero Obama era el "presidente de los EE.UU." y el presidente británico eral el "Primer Ministro". Si no hay sesgo y mala intención en tales calificativos en vez de la pretendida neutralidad de la BBC, como se suele decir, que venga Dios y lo  vea.
El ex director de noticias de la  BBC Richard Sambrook decía:
La gente me pregunta que voy a hacer después de la BBC. Y la respuesta es que voy a tener opiniones de nuevo. Estas han sido suprimidas durante tanto tiempo. En las conversaciones de cenas de fiestas  encontraba realmente difícil tener una opinión, porque yo estoy tan acostumbrado a la perspectiva "de una parte y de la otra".
Estas palabras del ex director de la BBC, que pueden parecer sinceras, no lo son tanto, como ya hemos visto. La neutralidad y el no tener opiniones no es una de las características ni de los puntos fuertes de la BBC, bien al contrario. Sus opiniones y su sesgo son muy claros, porque ya hay una tremenda y drástica censura previa a los puntos de vista que exponen 
El problema es que mientras los periodistas de la BBC pueden permanecer neutrales entre el rango de puntos de vista presentados, el rango en sí mismo inevitablemente refleja sus juicios de valor.
El problema con la BBC, como con otros medios corporativos, no solo se queda en esta falta de neutralidad y en ser un medio de propaganda, sino que tiene implicaciones todavía más serias.
Cuando argumentamos que la BBC es parte de un sistema de control de pensamiento cómplice con las muertes de millones en el extranjero, con las severas políticas de opresión en casa y la finalización de la vida humana en el planeta, ¿son afirmaciones fantásticas? o ¿es de hecho posible justificarlas?
Algunas de esas justificaciones las han encontrado aquí y las pueden ver en mi blog y, además, les recomiendo las siguientes obras que les informarán todavía más sobre este medio y sobre otros que operan como él, que no le hacen ningún bien a la humanidad:

David Crommwell. Why are we the good guys? Zero Books. 2012
David Edwards and David Cromwell. Newspeak in the 21st century. Pluto Press. 2009
David Edwards & David Cromwell. Los guardianes del poder. Txalaparta, 2011.

John Pilger. The war you don´t see. 2010. Enlace


nsnbc: BBC



Notas:
1. David Crommwell. Why are we the good guys? Zero Books. 2012. p. 24.
2. Paul Craig Roberts. U.S. intelligence on Malaysian flight MH17: Russia didn´t do ithttp://www.paulcraigroberts.org/. 23.07.2014.
3. John Pilger. Hidden agendas. Vintage. 1998. p.496.
4. Deleted BBC report "Ucranina fighter jet shot down MH17", Donetsk eyewitnesses. Global Research. 27.07.2014.
5. Pakistani heroine: How Malala Yousafzai emerged from anonymity. Time. 23.10.2012.
6. Ulson Gunnar. Obama, Malala and the militants America put into power. New Eastern Outlook. 15.10.2014.
7. Purificación González de la Blanca. La niña Malala y la propaganda oficial.Suraméricapress. 21.07.2013.
8. Michel Chossudovsky. The children killed by America´s drones. "Crimes against humanity" committed by Barack H. Obama. Global Research. 26.06.2013.
9. Oops, BBC:  Iraq photo to illustrate Houla massacre? RT, 28.5.2012. 
10. Michel Chossudovsky. “Humanitarian War Criminals” in High Office: Was the Houla Massacre ordered by the western military alliance? Global Research, 11.6.2012.
11. Frankfurter Allgemeine ZeitungNeue Erkenntnisse zu Getöteten von Hula: Abermals Massaker in Syrien – Politik – FAZ, June 8, 2012.
12. Ex-islamists walk free from Libyan jail. Reuters, 1.9.10.
13. Tony Cartalucci. UN designates “Free Syrian Army” affiliates as Al Qaeda.Land Destroyer. 12.8.2012.
14.  El "periodista"  Paul Conroy es más bien un agente secreto del M16. Red Voltaire. 8.03.2012.
15. Al-Qa´ida´s foreign fighters in Iraq. Combating Terrorism Center, West Point, New York. Enlace
16. David Crommwell. (op, cit). pp. 21-22.
17. VV.AA. Mortality after the 2003 invasion of Iraq: a cross-sectional cluster sample survey. The Lancet. Volume 368. October 2006.
18. David Edwards and David Cromwell. Newspeak in the 21st century. Pluto Press. 2009. pp. 113-114.
19. David Edwards and David Cromwell. Op, cit. p.40-41
20. Gabriele Zamparini. "Shake and Bake" and White Phosphorous Bombs, BBC and Fallujah: War Crimes and Media Lies. Media cover-up on the use of White Phosphorous bombs. Global Research, November 2005.
21. Agency for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR). White Phosphorus Health Effects. (PDF). Toxicological Profile Information Sheet
22.  David Edwards and David Cromwell. Op, cit. p.55.
23. David Edwards and David Cromwell. Op, cit. p.20-21.

jueves, 20 de noviembre de 2014

¿Cómo podemos ayudar a que el mundo sea algo mejor?



La verdadera ayuda humanitaria comienza respetando el modo de vivir y la soberanía e independencia, política y económica, de otras gentes y otros países. No dando limosnas después de destruir ese mismo lugar previamente.

No, no pretendo enseñarles cómo tienen que actuar para que este mundo sea un lugar un poco más habitable, más amable, más humano, menos raro, como dice la canción. * Creo que nadie tiene que decirle a nadie lo que tiene que hacer, aunque sí tal vez lo que no debe hacer cuando lo que hace perjudica a otros o incluso a él mismo.
Imaginen que alguien, por ejemplo de África, no importa el país o si es del sur, del centro o del norte de ese continente, viene a decirle a un europeo, y no digo ya a un estadounidense, que él le puede ayudar a usted y a su país a resolver sus problemas. Que le viene a mostrar cosas que está haciendo mal y puede enseñarle a hacerlos mejor o incluso bien. Lo normal es que el habitante europeo y el norteamericano mostrasen su incredulidad, es más, mostrasen su indignación, o incluso su desprecio, por tal supuesta ayuda. Pues, ¿cómo le va a enseñar a él o ella un africano sobre cómo hacer las cosas en su país? "No son capaces de solucionar sus problemas y vienen aquí a darnos lecciones",  "¿qué sabe sobre mi país?", serían  respuestas que oiríamos a menudo a este respecto.
Bien, veamos las cosas en sentido contrario, es el estadounidense o el europeo el que va a África a "enseñar", a "resolver" los problemas de los africanos, pues "ellos solos no pueden". ¿Nos hemos parado alguna vez a pensar en tal actitud?, actitud que no solo vemos como normal, sino como digna de elogio. 
Presten atención a lo que dice una mujer africana:
Yo pregunté a una joven blanca por qué estaba estudiando antropología social. Ella contestó que estaba esperando ir a Zimbabwe, y sentía que podía ayudar a las mujeres allí aconsejándoles cómo organizarse. Las mujeres africanas del público se quedaron boquiabiertas de asombro. Allí estaba alguien que apenas había pasado la infancia, que solo había comenzado la universidad y que nunca había luchado en una guerra en su vida [en África hay abundantes provocadas por el poder económico occidental, especialmente también en Zimbabwe, un país perseguido por mantenerse económicamente independiente respecto a occidente]. ¡Ella estaba planificando ir a África a enseñar a mujeres veteranas de una lucha de liberación sobre cómo organizarse! Este es el tipo de arrogante, sino actitud absurda, que encontramos repetidamente. Esto le hace pensar a una: mejor los antropólogos de sillón distantes que estas "hermanas". 1
La lección que muestra esta mujer africana es contundente, ¿cómo una niña va a enseñar a unas mujeres con larga experiencia sobre cómo organizarse en su propio país?, ¿qué sabe de su país?, ¿qué sabe de lo que realmente ha ocurrido y ocurre?, es más, ¿qué sabe realmente de la vida, no importa donde?
La chica tenía buenas intenciones y seguramente era una buena persona, pero esto no vale como excusa para seguir adelante y decir que sí, que mejor que haga eso que nada. Esto no es cierto. Porque por ignorancia se puede hacer precisamente lo contrario a lo que se pretende, en vez de ayudar se puede perjudicar, y mucho, a quienes con buena intención pero con poco conocimiento se pretendía echar una mano. Lo expresé ya en un artículo anterior sobre esas organizaciones "humanitarias":
Para llevar a cabo cualquier acción es necesario saber qué se está haciendo. Así, hoy tenemos mucha gente solidaria, pero resulta que toda esta gente de buenas intenciones no está haciendo cosas realmente buenas. En realidad, sin saberlo, está haciendo cosas realmente malas. Vean los cooperantes con las organizaciones "humanitarias", como Amnistía Internacional, HRW, MSF, etc. Pues estas organizaciones no están en verdad al servicio de la paz y de los derechos humanos, sino para ayudar a la agenda de las corporaciones económicas occidentales, que traen no la paz, sino la guerra y no la justicia, sino la desigualdad y la explotación. Informémonos primero y luego actuémos, pues para hacer algo mal, en muchos casos mucho mal, es sencillamente mejor no haber hecho nada.
En vez de esta actitud, como la de tantas y tantos jóvenes y no jóvenes, ¿por qué no nos planteamos algo más congruente, más "fácil" y sí, claramente, más cercano y también más útil? ¿Por qué no ayudamos aquí?, ¿por qué irnos tan lejos si tal vez los problemas sean aquí mayores?, o incluso, y esto no es una falacia, si los problemas de allí tienen el origen, la causa, aquí. Pues si no hubiese colonialismo seguramente muchos de los problemas que pretendemos resolver allí no existirían, porque precisamente no los habríamos generado nosotros mismos.
Frustrados con lo que perciben con su incapacidad para cambiar las políticas de su propia nación, algunos sienten que pueden hacer más que un impacto en una nación diferente (Mathers, 2010, p.169). Sin embargo, eso supone que otras sociedades son menos complejas, más fáciles de cambiar e incluso receptivas a extranjeros que traen cambios para ellas. Si uno siente que África está oprimida, entonces, ¿por qué asume que es a África donde uno debe ir, en vez de trabajar en casa para cambiar las políticas del país propio, por ejemplo, apoyando la condonación de las deudas, desafiando las injustas políticas comerciales y de ayudas, controlando a sus corporaciones o presionando para la desmilitarización de las relaciones exteriores de su propio país? Es importante no asumir que otros están simplemente esperando a un extranjero que venga y los dirija, como en una historia de Hollywood del habitual mesías blanco que es siempre el héroe de las historias de otras personas. 1
Creo que debemos aprender lo que no debemos hacer y tal vez lo que sí podemos hacer para hacer mejor este mundo. 
No miremos afuera buscando solucionar y resolver problemas cuando los mayores problemas los tenemos dentro de nuestra misma casa, y cuando estos, además, son muchas veces la causa de los problemas de otros.
La primera lección de la vida es la de la humildad, y mira que a los habitantes occidentales nos hace falta aprenderla.

Notas:
1. Cita de Ifi Amadiume. Maximiliam Forte. About those Good Intentions. 11.10.2014. Zero Anthropology.

*  "La lista de la compra". La cabra mecánica.

sábado, 15 de noviembre de 2014

El Muro de Berlín, solo otro ladrillo en la pared.


Hoy les voy a hacer que reflexionen sobre lo que tantas veces hemos visto y oído, sobre la caída del Muro de Berlín. Verán que una cosa es lo que creíamos saber y otra, no muy parecida, lo que realmente ocurría y ocurrió después.
Es bueno ver al mundo con ojos atentos que observan los hechos que realmente ocurren, no con ojos que distorsionan las imágenes y nos confunden. El mundo nos ofrece actos buenos y malos, deplorables y encomiables. Miremos su conjunto para entenderlo plenamente. Pues conociéndolo podremos mejorarlo. No olvidemos que todo se puede y se debe mejorar. La mejora, la mejora continua, debe ser una meta en cada aspecto de nuestra vida. Una bella y loable meta que afortunadamente no tiene fin.
Vamos a ver entonces qué ocurrió con el muro de Berlín, no solo en el momento de su caída, sino también que sucedió antes, qué hizo que se construyese, y que sucedió después, algo muy diferente a lo ampliamente propagado por todo tipo de medios que engatusaron a la gente que se mostró tal vez demasiado ingenua y les creyó fácilmente. Para ello les voy a traducir un extraordinario artículo del analista irlandés Finian Cunningham, 1 que expone con hechos reales esta fascinante y aleccionadora historia.
Al final del texto les dejaré unos enlaces para que continúen con esta reflexión tan necesaria.

El veinticincoavo aniversario que marca la caída del Muro de Berlín fue una ocasión para hacer propaganda del pasado al mismo tiempo que del presente. El presidente de EE.UU. Barack Obama dijo en referencia al extinto muro que la crisis en Ucrania mostraba que la "libertad de Europa" era todavía un asunto pendiente. Así Obama estaba cuidadosamente, aunque mendazmente, mezclando la convencional noción occidental del Muro de Berlín representando la pasada opresión soviética con la pretensión occidental en curso de que el conflicto en Ucrania es debido al expansionismo ruso.

La Canciller alemana Ángel Merkel, hablando en la capital, mientras centenares de globos iluminados ascendían en el cielo de la noche, dijo que que la caída del Muro de Berlín fue "una inspiración" para la gente oprimida en cualquier parte, y señaló a Irak, Siria y Ucrania para una mención especial. "Los sueños pueden hacerse realidad", dijo Merkel, sin una explicación creíble.

Una obvia y extraña omisión de la lista de Merkel de personas oprimidas eran aquellas en los territorios ocupados de Palestina que viven en la sombra del muro de separación de hormigón israelí. Esta barrera, que viola la ley internacional, es centenares de kilómetros más alta y larga que nunca lo fue el Muro de Berlín. Equipada con torres de observación armadas, los palestinos son una encarnación viva de personas oprimidas por un contemporáneo Muro de Berlín -sin embargo, la Canciller Merkel eligió ignorar esto y, en cambio, hacer referencia a Ucrania-.
Esta evidente anomalía en las palabras de Merkel desmiente la naturaleza propagandística del veinticinco aniversario que conmemora la caída del Muro de Berlín y más generalmente la Guerra Fría entre Occidente y el Este.  La completa desconexión de las palabras de los líderes occidentales con los sucesos contemporáneos es una contradicción delatora.

Mientras que las celebraciones oficiales estaban en marcha en Berlín, en otro lugar en el este de Ucrania el régimen de Kiev apoyado por occidente continuaba allí con su ataque militar contra la población civil. Los medios de noticias occidentales informarían que la ciudad de Donetsk fue bombardeada en el peor de los bombardeos durante un mes, como si esa violencia fuese meramente un suceso desafortunado y peligroso. Lo que los medios occidentales omitieron decir fue que este indiscriminado bombardeo de zonas civiles por el régimen de Kiev apoyado por occidente es un descarado crimen de guerra y es una violación de un alto el fuego que fue negociado en Minsk el 5 de septiembre. Los medios occidentales también fallaron en resaltar que fue Washington y Berlín en particular quienes fueron claves en poner al régimen de Kiev en el poder en un golpe ilegal contra el gobierno electo de Ucrania en febrero. Y porque las personas principalmente de habla rusa de las regiones del este de Donetsk y Lugansk rechazaron reconocer al reaccionario régimen antiruso en Kiev, este entonces lanzó una ofensiva militar para aplastar esta disidencia popular -todo con el pleno apoyo occidental, incluyendo el suministro de material militar y de consejeros estadounidense  para acelerar este ataque violento.

Esta ofensiva ha estado ocurriendo durante más de siete meses, con un saldo de más 4000 muertes, principalmente civiles, con hasta un millón convertidos en refugiados. La última semana dos niños fueron muertos cuando las fuerzas de Kiev bombardearon una escuela en la ciudad de Donetsk. Un informe de seguimiento por observadores de la organización neutral para la seguridad y la cooperación en Europa (OSCE) descubrió que el campo de juego de la escuela donde los niños fueron hechos pedazos tenía al menos 10 cráteres del bombardeo. Esto no fue un accidental daño "colateral". Fue el habitual ataque criminal a civiles de este régimen.
Todavía esta semana Washington reiteraba un aviso a Rusia para que retirase sus supuestas fuerzas del este de Ucrania y hacer honor a los compromisos del alto el fuego de Minsk. Rusia niega que tenga fuerzas militares dentro del este de Ucrania o que esté suministrando armas a la milicia proindependencia en Donetsk y Lugansk . Incluso si Rusia lo estuviese haciendo, se podría argumentar como legal y legítimo apoyar a una población oprimida bajo el fuego de una junta ilegal apoyada desde el extranjero que se enmascara como un gobierno en Kiev.
El sermón santurrón occidental es repugnante e irónico dado que fue la diplomacia de Moscú la que principalmente facilitó las conversaciones de la tregua de Minsk en primer lugar entre el régimen de Kiev y la milicia separatista; y dado el crudo hecho que es el régimen apoyado por occidente el que no está honrando los términos del alto el fuego, además de persistir en cometer graves crímenes contra la humanidad.
La unión de Obama y Merkel del conflicto presente en Ucrania con el colapso del Muro de Berlín es obscena. Es una parodia de la historia y un odioso intento para ocultar los crímenes muy reales y la causa del conflicto presente en Ucrania.
Sin embargo, este hacer propaganda del pasado y del presente es paradójicamente consistente.
Ucrania ha sido lanzada a esta crisis por los poderes occidentales con el propósito encubierto de dañar a Rusia e instigar un distanciamiento entre Moscú y el resto del continente europeo. El objeto de Ucrania como punto de penetración contra la vecina Rusia ha sido explicado con detalle por los planificadores geopolíticos occidentales, tales como Zbigniew Brzezinski, desde el colapso de la Unión Soviética y el supuesto fin de la Guerra Fría en 1991.
El principal beneficiario de este conflicto furtivo nuevo fue y siempre va a ser Washington, de su renovada influencia sobre Europa a través de su control ejecutivo de la alianza militar de la OTAN, la continuada inyección del complejo militar-industrial de Estados Unidos, la desintegración del estratégico comercio de energía ruso-europeo y la supresión de Rusia como un polo alternativo emergente en una economía global multipolar, con la desaparición simultánea del dólar como la moneda de cambio del monopolio de facto en el mundo y, como resultado, la pesadilla de la deuda fiscal crónica de Estados Unidos.
Que los partidos gobernantes europeos continuasen perversamente hacia adelante este esquema geopolítico autodañino muestra la naturaleza sierva de su relación con Washington.
Esto es además consistente con como la Guerra Fría y el Muro de Berlín aparecieron por primera vez.
Como el historiador estadounidense William Blum ha señalado, el Muro de Berlín fue construido en 1961 no simplemente por el deseo soviético  de aislamiento solitario u opresión interna. Sucedió después de una campaña concertada por los EE.UU. y sus aliados occidentales para sabotear y desestabilizar la recién formada República Democrática Alemana socialista. Los agentes occidentales operando desde el Berlín occidental ocupado por los estadounidenses y británicos eran asiduos llevando a cabo actos de terrorismo y sabotaje industrial contra Berlín este durante varios años después del final de la Segunda Guerra Mundial. El muro fue visto como una medida necesaria para la seguridad y protección por las autoridades de la RDA en vista de esta agresión occidental encubierta.
Desde 1961 hasta su desmantelamiento en 1989 unas 150 personas fueron muertas por intentar atravesar el muro desde la RDA. Pero a otras decenas de miles les fue permitido emigrar oficialmente del este al oeste. A muchos miles de alemanes se les permitió cruzar del capitalista occidente para instalarse en el este socialista, un detalle compensatorio importante que la propaganda de la Guerra Fría occidental convenientemente descuida.
El Muro de Berlín como un símbolo del presunto despotismo soviético es en gran medida una elaboración ideológica occidental que oculta factores cruciales sobre como llegó a existir la Guerra Fría y por qué.
Fueron los poderes occidentales, dirigidos por EE.UU. y Gran Bretaña los que se movieron traicioneramente para marginar a su aliado ruso de la Segunda Guerra Mundial. En la conferencia de Yalta en febrero de 1945, Roosevelt, Churchill y Stalin habían acordado una demarcación posguerra de Europa deduciendo la derrota anticipada de la Alemania nazi en mayo.
Pero para la siguiente cumbre en tiempos de guerra, mantenida en Potsdam en julio-agosto de 1945, los aliados occidentales habían  cambiado abruptamente hacia una posición hostil hacia la Unión Soviética. Un factor principal fue que el  fallecido Roosevelt había sido sucedido por Harry S Truman como presidente de Estados Unidos, que compartía la visceral antipatía de Churchill hacia el comunismo, y que era más flexible a los intereses de las corporaciones estadounidenses.
En la víspera de la conferencia de Postdam, el 16 de julio, los EE.UU.  llevaron a cabo su primera explosión exitosa de la bomba  atómica en el desierto de Nuevo Méjico. Las noticias secretas de esta terrorífica arma tuvieron un efecto dramático en que Truman adoptase una actitud mucho más adversa hacia los soviéticos. En un mes, Truman ordenó el lanzamiento de la bomba A sobre Hiroshima y Nagasaki. Este nuevo umbral de aniquilación usado unilateralmente por los estadounidenses tuvo un impacto congelador sobre las relaciones con la Unión Soviética, que no obtuvo su propia bomba A hasta 1949.
Menos de un año después de la derrota de la Alemania nazi, en marzo de 1946, Wiston Churchill hizo  su famoso discurso Los Pilares de la Paz en el nativo Missouri de Truman. En ese lugar el ex líder de guerra británico avisó sobre "un telón de acero" descendiendo a lo largo de la Europa del este soviética. Fue otro momento calculado para aislar a la Unión Soviética.
En 1943, el ministro de propaganda nazi Josef Goebbels utilizó la misma fórmula que Churchill cuando él también advirtió sobre un Telón de Acero a lo largo de Europa si el Tercer Reich fuese derrotado. Así, el significado de las palabras de Churchill no se perdió para los rusos, que habían perdido 27 millones de personas en la guerra de agresión de Hitler, comenzando con la Operación Barbarroja en junio de 1941.
El discurso de Churchill provocó una airada respuesta de Moscú. Joseph Stalin lo denunció como promotor de la guerra y un intento para desestabilizar las relaciones de Rusia con Europa del este. Para Rusia Europa del Este era vista como un corredor defensivo vital para prevenir otro ataque devastador en el futuro, proveniente de Europa occidental.
Rusia también sabía que la máquina de guerra nazi de Hitler había sido en parte políticamente elaborada por el apoyo encubierto financiero e industrial de los británicos y Estados Unidos durante los años 1930, con la orden tácita de atacar a la Unión Soviética y eliminar el socialismo como una ideología competidora al capitalismo afligido por la crisis.
Con el estado canalla nazi fuera del camino en 1945, le habría parecido a la Unión Soviética que los poderes occidentales estaban reanudando su política hostil previa hacia Moscú,  como había estado existente durante el ascenso de la Alemania nazi en los años 30. El reclutamiento de miles de agentes, oficiales militares y científicos nazis por occidente en el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial para llevar a cabo una guerra clandestina contra la Unión Soviética envió una señal inconfundible de los objetivos estratégicos occidentales.
La adquisición de la bomba atómica y el deseo de usarla unilateralmente contra la Unión Soviética por los líderes occidentales, incluyendo Winston Churchill, se suma al contexto de premonición de cómo llegaron a existir la Guerra Fría y el Muro de Berlín.
Además, debe ser indicado que en cuatro años desde del final de la Segunda Guerra Mundial, los EE.UU., Gran Bretaña y otros estados europeos crearon la alianza militar de la OTAN,  en 1949, con la señalada exclusión de la la Unión Soviética -el antiguo aliado que podía correctamente reclamar haber sido la principal víctima de la agresión nazi y de la exterminación en masa, y finalmente el victorioso contra este terrible demonio-. No obstante, los poderes occidentales estaban ahora cambiando traicioneramente para condenar al ostracismo a Moscú como un paria mundial.
En los primeros años de la posguerra, el público occidental era bien consciente del coraje y de los sacrificios inmensos de Rusia. Había además una oleada de apoyo del público occidental por la política socialista y repudio del capitalismo promotor de la guerra, que era, al menos subliminalmente en la mente del público, asociado con los orígenes de  la Segunda Guerra Mundial -como lo fue también con la Primera Guerra Mundial menos de tres décadas antes-. Ambas guerras habían dado un resultado de 80 millones de muertos -el peor cataclismo combinado en la historia humana-.
Para las clases dirigentes capitalistas y sus aliados europeos la Guerra Fría fue un bastión necesario contra la ascendente Rusia. Esta nueva guerra dividió Europa en un conflicto ideológico congelado que duró casi medio siglo y continuamente amenazó a la humanidad con la conflagración nuclear.
El Muro de Berlín pudo haberse venido abajo hace 25 años, pero el eje occidental dirigido por Washington ha estado ocupado desde entonces construyendo nuevas barreras a las relaciones internacionales pacíficas y en embarcarse en una nueva Guerra Fría con el propósito de falsamente polarizar a las naciones. De esta política de polarización, de dividir y gobernar, el occidente dirigido por EE.UU. puede imponer su hegemonía. La incesante expansión hacia el este de la OTAN a las fronteras de Rusia durante las dos décadas pasadas -a pesar de las promesas posteriores a la Guerra Fría durante los primeros años de 1990 de no hacerlo- es un corolario de la intención beligerante.
Lejos de servir como una inspiración para liberar a la gente, el Muro de Berlín es un símbolo de la continua división y conflicto  impuestos por occidente. La crisis de Ucrania y  el abismo beligerante forzado que se ha abierto a lo largo de Europa es una prueba de que la larga guerra de occidente contra Rusia ha tomado meramente una nueva forma. No importa que millones de ciudadanos normales europeos  puedan sufrir las consecuencias.
La responsabilidad occidental puede ser invocada en otros conflictos en curso en Palestina, Afganistán, Irak y Siria. Tanto para la inspiración de Merkel hacia estas desgraciados pueblos.
El ascenso del fascismo nazi durante los años 30, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría y la presente nueva Guerra Fría son todo parte de un continuo conflicto dirigido por los poderes capitalistas occidentales contra su percibido como  principal rival mundial -Rusia-. El Muro de Berlín es sola uno de las muchas barreras beligerantes  que se levantan y se continuarán levantando desde esta agresión imperialista occidental.
Vamos no solo a derribar todos los muros; derribemos el sistema detrás de ellos. Porque, como dice la canción de Pink Floyd, el Muro de Berlín es solo otros ladrillo en la pared -la pared ideológica mucho más grande que es el capitalismo occidental-.
Bien, este es el brillante artículo que les habrá hecho y les hará reflexionar.
Entre otras cosas les debe de servir para que no vuelvan a mirar al mundo como blanco o negro, para que atiendan a los hechos reales y no a las ficciones. Para que presten atención a toda la gama de colores que nos presenta la vida de cada época y lugar. Para que aprendamos más y hablemos de forma tan ligera  un poco menos. En esta línea les recomiendo los siguientes artículos que en su día expuse con el fin de romper una inveterada ignorancia hacia aquellos sistemas políticos o países que no son los nuestros y que tradicionalmente, y erróneamente, han sido considerados nuestros enemigos:

¿Tan malo era el comunismo?

La doble vara de medir en la historia: Joseph Stalin vs Franklin Delano Roosevelt

Además, para corregir un desconocimiento peligroso de la sociedad occidental sobre su reciente pasado, pueden atender a los siguientes informes sobre quién promovió principal y fundamentalmente al fascismo en Europa:

La influencia del poder económico en el auge del nazismo 

 Las corporaciones y el fascismo: una vieja alianza.

PS:
Aquí tienen otro artículo que nos enseña mucho sobre realidades sociales que no hemos querido ver y de las que tendremos que aprender:

25 Years without the Berlin Wall

Notas:
1. Finian Cunningham. The Berlin Wall just another brick in the wall. nsnbc. 12.11.2014.
http://nsnbc.me/2014/11/12/berlin-wall-just-another-brick-wall/




domingo, 9 de noviembre de 2014

Por el bien de los derechos humanos en Siria, no apoye la campaña de Amnistía Internacional

Sí hay salidas al laberinto en que han metido a Siria los servicios de inteligencia, los gobiernos, las corporaciones, los medios de comunicación y las mismas organizaciones "humanitarias" occidentales, como Amnistía Internacional. La salida es que las personas del mismo occidente repudien y rechacen a estas organizaciones y personas, por ser intrínsecamente dañinas para la paz, la libertad y los derechos humanos.

Este mismo año respondía a un lector lo siguiente en relación a aquellas personas que colaboran con determinadas organizaciones que supuestamente, pero no realmente, contribuyen a mejorar la situación de los derechos humanos en el mundo:
Para llevar a cabo cualquier acción es necesario saber qué se está haciendo. Así, hoy tenemos mucha gente solidaria, pero resulta que toda esta gente de buenas intenciones no está haciendo cosas realmente buenas. En realidad, sin saberlo, está haciendo cosas realmente malas. Vean los cooperantes con las organizaciones "humanitarias", como Amnistía Internacional, HRW, MSF, etc. Pues estas organizaciones no están en verdad al servicio de la paz y de los derechos humanos, sino para ayudar a la agenda de las corporaciones económicas occidentales, que traen no la paz, sino la guerra y no la justicia, sino la desigualdad y la explotación. Informémonos primero y luego actuémos, pues para hacer algo mal, en muchos casos mucho mal, es sencillamente mejor no haber hecho nada.
Para quien no es seguidor habitual de este blog y quiera entender esto que digo le recomiendo seguir este enlace: Amnistía Internacional y otras ONGs.

Bien, hoy en día, como en periodos pasados también, se tiende a actuar más por impulso que mediante un razonado comportamiento basado en un conocimiento suficientemente adecuado sobre lo que se hace. Las corporaciones, esos monopolios de poder en manos de unas pocas familias, conocen bien esto, de ahí que para favorecer y promover sus intereses no recurran a fríos argumentos económicos, sino que emplean los sentimientos humanos. Para eso crean y financian ese tipo de organizaciones apodadas como humanitarias. Estas servirán a sus intereses utilizando los derechos humanos como cobertura y como medio de movilizar a la población, pero para conseguir otros objetivos, que nada tienen que ver con los humanitarios, sino con los económicos y los políticos.
En este línea les muestro otra actuación más de Amnistía Internacional tratando de confundir y engañar a los habitantes occidentales sobre lo que realmente ocurría y ocurre en Siria, y de paso creando una cortina de humo para ocultar sus graves responsabilidades en lo sucedido en Siria, como las tiene en lo que aconteció y acontece en Libia, así como en tantos y tantos países; todos ellos, no por casualidad, rivales o enemigos del poder económico anglosajón. 
De este modo, ahora Amnistía está distribuyendo un folleto* que titula como "Conflicto en Siria", y que les he puesto su portada en el encabezado del texto.  Y en él piden su ayuda, indicando que: "te necesitamos para cambiar el mundo, aquí y ahora". Sí que quieren cambiar el mundo, pero no se dejen engañar, porque si contribuyen a ello crearán un mundo todavía peor que el que tenemos y este se hará sobre el sufrimiento y muerte de muchísima gente a lo largo del mundo. Es el mundo que los dirigentes del poder económico occidental quieren, uno de un monopolio bajo sus manos en el que manejan a seres humanos y naturaleza a su antojo. Por supuesto, y como ya es habitual, en el folleto falsifican completamente lo que ha ocurrido y ocurre en Siria. Arremeten contra el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas porque este Consejo, muy a pesar de Amnistía, ha impedido que se llevase a cabo una actuación como la llevada en Libia, que la organización "humanitaria" deseaba. Equipara en su exposición al Gobierno sirio, un gobierno legítimo apoyado por la mayoría de la población siria, que ha evitado la muerte de muchísimas personas, la intolerancia y ha defendido los intereses de los sirios, con los mercenarios islámicos contratados por el poder económico occidental y las dictaduras del Golfo, junto con Israel, para destruir a Siria y llevar a cabo una campaña de crímenes y persecuciones pocas veces vistas, por su crueldad, en la historia. Comentan, además, que en España y en la Unión Europea se ha mirado hacia otro lado, cuando la realidad es que España 1 como la UE 2 han apoyado a estos fanáticos que han invadido Siria.



Para ver la actuación terrible, virulenta, falsa y también infame de Amnistía Internacional en relación a Siria les dejo estos enlaces:










Para comprender el respaldo de la población siria hacia su gobierno y hacia su presidente, Bashar al Assad, tan falsamente demonizados, tienen estos informes:


Why Syrians Support Bashar al Assad

Sobre la inexistencia de la revuelta popular en Siria:

Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica

Notas:
1. El Estado español se posiciona con los terroristas en Siria. Diario de Octubre. 13.01.2014.
2. Christof Lehmann. Fool me twice? EU´s and Turkey´s lies about buying oil from ISIS. nsnbc. 6.09.2014.

La información que les muestro  sobre este folleto es fruto de la colaboración de seguidores como ustedes, gente preocupada por lo que ocurre en el mundo y a la que estoy enormemente agradecido, como es el caso de Jesús.