viernes, 13 de enero de 2017

Los intelectuales como legitimadores de los mayores poderes y sus guerras


El astrónomo y escritor Carl Sagan nos advertía hace ya un largo tiempo que la historia, nuestra historia, está llena de gente que por temor, ignorancia o ambición han propiciado y originado verdaderas catástrofes. Nos mostraba como la destrucción del saber acumulado durante generaciones y el abandono de la sabiduría y ciencia clásicas tenían su raíz en esos males humanos. Lanzaba, Sagan, una acusación directa y certera contra los intelectuales de las letras y ciencias:
No hay noticia en toda la historia de la biblioteca [de Alejandría] de que algún ilustre estudioso o científico hubiese desafiado seriamente alguna vez un solo supuesto político, económico o religioso de la sociedad en la que vivieron. La permanencia [inmutabilidad] de las estrellas fue cuestionada, pero la justicia de la esclavitud no. 1
La indiferencia o cobardía en denunciar las injusticias y abusos que se cometían, marginando, oprimiendo y explotando a amplios sectores sociales que no se beneficiaban de los logros y riqueza que traían el conocimiento y las tecnologías que de él se derivaban, creaba un sustrato lleno de resentimiento e ignorancia que haría imposible la paz social y, en consecuencia,  el florecimiento y extensión generalizada de la cultura y la ciencia, que acabaron ellos y ellas destruyendo y olvidando lo que se sabía, generando un rápido e inexorable marchitamiento de algo que pudo haber sido y no fue.
Los seres humanos no han cambiado, se mantienen en su empecinamiento y egoísmo y siguen en su mayoría indiferentes al sufrimiento ajeno, y lo que es tanto peor, a las causas que lo generan. Pocos se atreverán, como entonces en Alejandría, a cuestionar las decisiones políticas o económicas de los dirigentes que desencadenan grandes dramas claramente evitables. No importa si como en Libia se envían hordas de matones sanguinarios,  que llegan a las plazas de los pueblos y ciudades y degollan a esta o aquella persona más o menos al azar con el fin de aterrorizar a los demás, y destruyen el país más próspero de África. No importa tampoco que repitan la operación en otro lugar llamado Siria y vuelvan a generar una oleada de matanzas y destrucción.  Y por no importar, no importa y se mira hacia otro lado cuando en la misma Europa se hace resucitar el nazismo en pleno siglo XXI en Ucrania. Pero lo que deja sabor más amargo, tal barbarie se ha tenido que justificar de algún modo, apelando a las inverosímiles y ficticias supuestas defensas de  vulneraciones de los derechos humanos. Como hacían quebrantando la realidad y los principios de la ética las organizaciones "humanitarias" y los medios de comunicación, componiendo un dúo tan fraudulento como deshonesto.
El intelectual en la sociedad aparenta tener una actitud verdaderamente crítica, es su papel, pero es normalmente solo eso, apariencia.
El problema con los intelectuales es que les encanta pretender que son críticos del poder cuando en realidad lo legitiman. Por ejemplo, lamentarán que nuestros gobiernos occidentales no hacen lo suficiente para promover nuestros valores (a través de intervenciones y subversiones), lo que, por descontado, refuerza el concepto de que “los nuestros” o “nuestros gobiernos” hacen eso de buena voluntad, algo de lo que conviene dudar, como trato de explicar en mi libro.
Estos intelectuales en ocasiones son criticados, ¿pero por quién? En general por figuras marginales, creo. Siguen dominando en los medios de comunicación y en la esfera intelectual. 2
En muchos casos la corrupción de los intelectuales se traslada a la sociedad por su influencia, por su capacidad persuasiva. Son utilizados por sus dueños como instrumento degradador de la dignidad y empatía humanas. Especialmente cuando se quieren desatar los vientos de la guerra. Podemos recordarlo en las inútiles perdidas de millones de personas en la Primera Guerra Mundial, aquel conflicto para acabar con todos los conflictos.
Se ha dicho correctamente que la inyección del veneno del odio en las mentes de los hombres por medio de la falsedad es un mal mucho mayor en los tiempos de guerra que las reales pérdidas de vidas. La corrupción del alma humana es  peor que la destrucción de su cuerpo. 3
En este tiempo presente, cuando los que hacen gran negocio con las campañas bélicas y los resultados que estas dan, y que así mismo dominan y agasajan, de una manera u otra, al mundo de los intelectuales o de los activistas preparados a propósito,  cuando lo necesitan ponen en marcha esa empresa de enardecimiento público a través de todos ell@s, haciendo odiar a imaginarios tiranos creados para la situación, inventando historias tan llenas de dolor e injusticia, sobre niños y sobre mujeres, que hasta el alma más dura se terminará por ablandar. Es el objetivo: demonizar para justificar. Justificar finalmente, no nos engañemos, una acción enérgica económica  y militar con unas consecuencias crueles para la población que las sufrirá. Por supuesto, los intelectuales en su gran mayoría, salvo raras excepciones, dirán que ellos están en contra de la intervención, es su papel, pero que no podemos ser indiferentes ante tanto sufrimiento y dolor. Sufrimiento y dolor al que ya se han encargado de buscar un culpable, que no es el responsable o responsable final de lo ocurrido y al que le tienen ganas, comúnmente por su independencia, los dueños de la economía y la política mundial. Quienes han promovido la demonización son tan responsables como los que les quitan el arroz o la leche a los niños o los que disparan a sus padres o violan a sus madres.
Podemos irnos a la Sudáfrica de los comienzos de los años 90 del pasado siglo, cuando sufría el ApartheidEn aquella época hubo una intensa deslegitimación y demonización de los movimientos que luchaban contra esta tiranía a cargo de los medios de comunicación, especialmente contra el MK y también contra el ANC (la organización de Mandela). Esto creó un clima favorable para disponer a la gente a que algo les pudiese ocurrir a estos líderes. Y así fue, Chris Hanni fue asesinado el 10 abril de 1993. Esto decía Mandela en su funeral:  
Criminalizar es proscribir y la caza de alguien fuera de la ley es vista como legítima. Es por ello que, aunque millones de personas se han indignado por la muerte de Chris Hani, pocos estaban realmente sorprendidos. Aquellos que han creado deliberadamente este clima de asesinatos políticos son tan responsables por la muerte de Chris Hani como el hombre que apretó el gatillo. 4
Podemos irnos, así mismo, a la campaña demonizatoria del Gobierno sirio y de su presidente, Bashar al Assad, una vez asesinado Gadafi y destruido su país, Libia.  Tenemos aquí un comunicado muy oportuno en el tiempo para los que perseguían destruir los estados soberanos del Norte de África y de Oriente Medio en la denominada y preparada ad hoc "Primavera Árabe". Comunicado firmado por representantes de la política, las letras y activistas (Por ejemplo: Santiago Alba, Olga Rodríguez, Esther Vivas, Carlos Taibo, José Luis Sampedro, Javier Sádaba, Gaspar Llamazares, Juan Carlos Monedero,  Atilio Boron, Teresa Aranguren, Jaime Pastor, etc) titulado en: "solidaridad con el pueblo sirio": "Desde Marruecos a Bahréin la reivindicación es la misma: un cambio pacífico y radical que instaure una democracia que ampare los derechos sociales y económicos de la mayoría":
Nuestra condena no encubre la solicitud de ninguna intervención militar occidental ni la imposición de un asedio medieval contra la población siria. Rechazamos abiertamente —como lo hacen los propios sirios, que luchan por su libertad— cualquier forma de presión militar y de tutelaje colonial. Pero nos resistimos a aceptar que nada pueda hacerse frente a lo que está ocurriendo en Siria, que la pasividad y el silencio amparen los crímenes que se están cometiendo en Siria. 5
No se quiere teóricamente una intervención militar, pero "nos resistimos a aceptar que nada puede hacerse". Más si en el mismo escrito se enciende a las personas con la demonización de un presidente y de todo un gobierno, mostrándolos como monstruosos asesinos sin escrúpulos, falsificando de una forma  descarada lo que ocurría en Siria.
Sin embargo, la primavera siria se ha tornado en un terrible baño de sangre. Millares de manifestantes pacíficos han sido asesinados por las fuerzas de seguridad del régimen de Bachar Al-Asad, que no ha dudado en recurrir al bombardeo de ciudades y pueblos. Un número aún más elevado de personas han sido detenidas y sistemáticamente torturadas. Los derechos humanos básicos, desde el derecho a la vida al de expresión, están siendo masivamente violados por las autoridades sirias en un país cerrado a la información independiente.Quienes suscribimos esta declaración queremos expresar nuestra condena por estos hechos: no hay justificación posible para esta guerra abierta que el régimen sirio libra impunemente contra su propio pueblo. 5
No era ni es el Gobierno sirio quien ha matado a millares de manifestantes, ni quien libra una guerra abierta sobre su pueblo, sino todo lo contrario, como atestiguan los contundentes hechos. Eran los mercenarios islamistas financiados, armados y entrenados por occidente quienes masacraban y mataban a civiles, policías y soldados. Para el lector que no está familiarizado con lo que sucedió y sucede en Siria y que lo que tuvo lugar no tiene nada que ver con una revuelta popular ni tampoco pacífica, les recomiendo los siguientes informes en los que se explica cómo se desarrollaron tales revueltas y la naturaleza de estas: Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica, Descontento fabricado: el pueblo de Siria nunca deseó la revolución y Disfrazando la insurrección islamista. Es esa "primavera", "Primavera Árabe" solo existente en el imaginario de Europa o Norteamérica, que fue en realidad un proyecto de recolonización de Oriente Medio y del Norte de África y que diseñó el poder económico occidental, quien está provocando las penurias  y la matanza del pueblo sirio, como lo hizo con el pueblo libio.
El manifiesto de estos intelectuales no es nada sincero y nada honesto, ellos lanzan unas acusaciones terribles ante las que cualquier ser sano no puede permanecer indiferente y ante las que lógicamente pedirá  que se actúe para parar eso o intentará hacer algo para que eso cambie, claro, en contra del Gobierno sirio, que era quien realmente defendía a los sirios, y a favor de los "rebeldes", los mercenarios islamistas que cometían y cometen verdaderas  atrocidades difíciles de explicar y entender (como las de Libia). Así, visto esto, la ciudadanía no verá con malos ojos incluso una intervención militar extranjera, para "parar ese horror", castigando a ese "dictador sanguinario" y "salvando" al pueblo sirio. Eso sí, ellos, los autores del manifiesto, se lavan las manos sobre una intervención militar que supuestamente no desean, pero no dejan de tener una enorme culpa en que esta se lleve finalmente a cabo, por instigadores de las más bajas pasiones engañando a la gente, que conducirán a verdaderas monstruosidades y enormes tragedias.
El grado de inducción en el manifiesto nombrado, sin embargo, no era tan disimulado, ya que echaban en cara que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, quien precisamente evitó el bombardeo contra Siria, no condenase al apodado como "regímen" sirio.
Conocemos muy bien las reglas que rigen el mundo contemporáneo, aquellas que permiten al tiempo que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas vete la creación de un Estado Palestino y la condena de la represión del régimen sirio. 5
Como ven, todo tipo de descalificativos y descalificaciones se utilizan: "régimen" en vez de gobierno, dictador o "dictadura de Bashar al Assad" en vez de presidente o democracia, claro, sin aportar ninguna prueba veraz y real de tales afirmaciones. Esta demonización tiene unas consecuencias funestas sobre el demonizado y sobre la sociedad a la que se dirigen estos manifiestos e "informaciones", pues crea el caldo de cultivo necesario para librar cualquier tipo de actuación, aunque con la boca pequeña o no tan pequeña se diga que no se está a favor de esto. No obstante, cuando pones todos los ingredientes para que el fuego ocurra y se extienda, lo normal es que termine por desatarse y tú eres responsable de ello.
Ante este tipo de descalificaciones y otras, como la muletilla tan usada de "dictador", sin mostrar normalmente ninguna evidencia de que lo sea (y aunque tuviese visos de ello, como en el caso de Sadam Hussein, basta ver como han convertido la nación árabe más próspera de Oriente Medio en una ruina e infierno, y basta comparar el historial de vulneración de los derechos humanos de este sujeto con el de cualquier presidente de los Estados Unidos. Si no actuamos contra estos así, no lo hagamos con el otro),  tenemos que tener muy presente que no son algo sin importancia o neutras, nada más lejos de la realidad.
No debemos olvidar que en estos ambientes prebélicos y bélicos cualquier apoyo a una calumnia de un líder, de un pueblo, o del sistema político de un país tiene unos efectos demoledores, con unas consecuencias terribles.
"Una vez que la conciencia  social es inducida a asumir la ilegitimidad de un líder o de un sistema político, la forma de su derrocamiento es ya una cuestión secundaria, un problema tecnológico." 6
...basta con deslegitimar o convertir en un monstruo al líder o al gobierno de un país, una vez hecho esto lo demás viene seguido y rodado. Es una cuestión secundaria, solo un problema técnico que los expertos mediáticos y militares solventarán. 
La catástrofe está servida para muchos y el negocio para unos pocos, negocio al que estos "eruditos" siempre han contribuido. Y aunque esta "élite"  no consiga engañar a todos, porque no se puede confundir a todo el mundo con falsedades y manipulaciones emocionales, sí será suficiente muchas veces su actuación para contrarrestar o evitar un movimiento popular contra la guerra, a los que acusarán mezquina e injustamente de complicidad en crímenes fabulados o sacados de contexto.
Los intelectuales y los activistas promovidos no suelen ser un referente moral, son, por el contrario, parte de la corrupción, del mismo problema que generaron y teatralizan resolver. Los vieron y los volveran a ver actuar en aquellos momentos clave en que sus verdaderos directores los necesiten; es su función, no la de servir al conocimiento y al entendimiento social, político y económico entre las diferentes naciones.
Lo bueno, y siempre hay algo bueno, es que también siempre habrá alguien que desenmascare tal perversión de la realidad, poniendo en clara evidencia lo que los hechos y la buena voluntad pueden y deben mostrar. 



PS:
Enlaces de interés:
Referencias-Notas:
1. Carl Sagan. Cosmos. La biblioteca de Alejandría. 1980. 
https://youtu.be/Xzb9Y03LV9Y
2.La izquierda se ha autodestruido aceptando las intervenciones humanitarias. Entrevista a Jean Bricmont. Público. 25.11.2015.
3. Arthur Augustus William Harry Ponsonby.  Falsehood in Wartime: Propaganda Lies of the First World WarGeorge Allen and Unwin, 1928, p 10.
4. Carlos Martínez. Decriminalizing Bashar al Assad. Towards a more effective anti-war movement. Global Research, 23.9.2013.
5. Solidaridad con el pueblo sirio. "Desde Marruecos a Bahréin la reivindicación es la misma: un cambio pacífico y radical que instaure una democracia que ampare los derechos sociales y económicos de la mayoría". Rebelión. 4.11.2011.
6. Antonio Fernández Ortiz. Chechenia vs Rusia. El caos como tecnología de la contrarevolución. El Viejo Topo, 2003.

miércoles, 11 de enero de 2017

Propósitos y deseos para Venezuela en el año 2017


Por Luis Britto García


No continuar otorgando el 80% de los dólares preferenciales a la misma docena de empresas que hacen importaciones fantasmas, acaparan y esconden los productos básicos importados y los revenden a mafias de bachaqueros a precios de dólar today.

Hacer que el Estado asuma la importación y distribución de bienes básicos, mediante la cual una docena de oligopolios han creado la escasez a pesar de que se ha triplicado la cantidad de dólares preferenciales que les han sido otorgados desde 2004.

No continuar ocultando los nombres de los funcionarios que otorgaron alrededor de 60.000 millones de dólares preferenciales a empresas de maletín sin exigir papeles, fianzas ni garantías de fiel cumplimiento.

No permitir que el 40% de lo que Venezuela produce o importa se siga escapando por las fronteras.

Mantener cerrada toda frontera que se convierta en vena abierta para el desangramiento de divisas y productos subsidiados y la infiltración de delincuentes.

No permitir que paramilitares foráneos sigan creando ejércitos privados para la delincuencia organizada y la violencia fascista.

No tratar de obligar al pueblo a que resuelva en tres días lo que se ha dejado hacer al adversario por más de tres años.
No insistir en el atropello prohibido mediante decreto por Hugo Chávez Frías de decomisar sus documentos de identidad al ciudadano que acuda a una oficina pública.

Nacionalizar los bancos implicados en el atentado contra la moneda y en el atentado cibernético contra el sistema de pago por tarjetas.

Denunciar los Infames Tratados contra la Doble Tributación, en virtud de los cuales las transnacionales no pagan impuestos en Venezuela.

Dejar de una vez por todas cualquier ilusión de cooperar con un capitalismo que intenta destruir al país.

No insistir en las políticas o más bien la ausencia de ellas que acarrearon al socialismo su segunda derrota electoral.

Aplicar rigurosamente las medidas de control de precios para evitar que los productos subsidiados sean ilegalmente vendidos por sobre su precio legal y revendidos.

No tolerar que sean vendidos a “precio internacional” y menos a precio de dólar tomorrow productos que fueron adquiridos con dólares preferenciales de a diez por bolívar.

No remedar con los medios revolucionarios los defectos, abusos y ordinarieces de los medios opositores.

No pretender sustituir trabajo de masas con figuración mediática.

No recibir con  brazos abiertos y cargos claves como a un Mesías al primer escuálido que se digne hacernos carantoñas.

Limpiar la casa para evitar que sea destruida desde adentro.






domingo, 8 de enero de 2017

Reflexiones ante el año 2016. Parte II: Lo que es terrorismo en Europa y en Siria y sus consecuencias políticas

El Primer Ministro francés Manuel Valls y la cotidianidad del terrorismo 

Comenzábamos febrero de 2016 con otro intento de conversaciones de paz, impulsadas desde el exterior, en Ginebra entre los representantes de Siria y una supuesta oposición. Y digo supuesta, porque la oposición política real y siria ya estaba presente en la vida legal de Siria, disputando elecciones parlamentarias en 2012 y 2016, y constituyendo ya en las primeras un gobierno multipartito, formado por: baatistas, nasseritas, socialistas y comunistas. 1 En 2014 tuvieron lugar las presidenciales, a elegir entre tres candidatos, uno de ellos Bashar al Assad y los otros dos políticos sunitas. Ganó el primero con una muy amplia participación, el 77,42 %, a pesar de las amenazas de los batallones de terroristas, y le apoyaron un 68,67 % de los habitantes de Siria, lo que nos hace ver que tiene el respaldo de la mayoría suní del país (a Obama en 2012 le votó un 29 % de su nación, piensen también en esto a la hora de hablar de legitimidades). 2, 3 Previamente se reformó la constitución, quitando la posición especial que tenía el partido Ba'ath. Luego hubo referéndum de la Carta Magna en 2012 y aprobación con un 89,4  % de los votos. 4, 5 Por tanto, estamos ante un gobierno legítimo
Debido a la presión extranjera se incluyó en estas conversaciones a una agrupación a la que se califica como la "oposición siria", sin que los sirios los hayan elegido o aprobado, y dentro de ella están organizaciones mercenarias que han cometido actos atroces y criminales en la guerra en Siria. En este Alto Comité de Negociación de la "Oposición siria" (nombre tan presuntuoso como falso) están: Jabhat Al Nusrah: Al Qaeda en Siria; el Ejército Sirio Libre (FSA): otra organización mercenaria con un amplio historial criminal y Jaysh al-Islam: que sirve de escudo a otras como Al Nusrah o el FSA, y que absorbió por ejemplo a Liwa-al-Islam, responsable de los ataques químicos en Gouta en agosto de 2013 que los medios de comunicación atribuyeron falsamente  al unísono al Gobierno sirio. 6 El comandante tan aclamado y tan llorado en occidente tras su muerte, Zahran Alloush, pertenecía a la "oposición", según los portavoces del poder económico y político occidental, pero él estuvo detrás de la guerra química  que mató a tantos civiles y era parte de los entramados terroristas y de inteligencia de Arabia Saudí en Siria al menos desde los años 90. 7 Él es un ejemplo típico de esta "oposición" artificial, vendida y terrorista que sigue su papel de títere al servicio de un poder externo a cambio de prebendas. La mayor plaga que puede caer sobre una sociedad, a la que amargará y arruinará si consigue instalarse.
Si quieren conocer mejor quienes son estos "rebeldes sirios", pueden ver el siguiente  documental: 'Lo que no te cuentan sobre los "rebeldes" en Siria'.


Y como el terrorismo que no es bueno para la gente de Siria tampoco lo es para la de Europa, en marzo, el día 22, hubo dos atentados terroristas en Bruselas, causando ya en aquel momento 31 muertos y unos 300 heridos. Estos crímenes tan horribles se están convirtiendo en algo peligrosamente cotidiano en Europa, rememorando décadas pasadas cuando actuaba Gladio en el viejo continente y en la misma Bélgica en los años 80 del pasado siglo. De hecho, el modus operandi de las organizaciones islamistas con su brutalidad y las matanzas indiscriminadas y a propósito contra civiles, tienen un enorme parecido a lo que hacían los ejércitos secretos de la OTAN antes, y que fueron conocidos por diferentes nombres, como la SDRA8 en Bélgica, pero que perduraron hasta hoy como Gladio. Así, podemos recordar la falta de escrúpulos y de cualquier moral en el empleo de tales métodos por parte de una de esas personas entrenadas y pagadas, como mercenarios, que cometían tales crímenes; un soldado de Gladio,  Vincenzo Vinciguerra:
Tenías que atacar a civiles, al pueblo, mujeres, niños, gente inocente, gente desconocida que se encontraba muy lejos de cualquier asunto político. 8
 Las similitudes son tantas: terroristas mercenarios, similar modo de actuar, mismo organizador y protector (la OTAN) y fines, que nos deben hacer recapacitar y entender que no tenemos unos dirigentes que velan por nosotros, sino que utilizando criminales pretenden llevar a cabo una 'estrategia de la tensión', como la definen los promotores y autores de Gladio. Una guerra psicología para crear terror y amedrentar a una población atemorizada, que pedirá protección precisamente e irónicamente a sus atacantes. El objetivo era antes y es ahora claro:
- Dominar y someter a la sociedad, que ahora sí aceptaría cualquier imposición, por muy penosa y desproporcionada que fuese esta.
- Anular a los rivales políticos, a los que se demonizará, viéndolos esa población, erróneamente e injustamente, como los causantes de los problemas y las masacres cometidas.
En Turquía se estaba y está viviendo algo muy parecido, con terroríficos ataques contra la población, por ejemplo el del 11 de octubre de 2015 en Ankara contra "la marcha por la paz" convocada por organizaciones de izquierda y prokurdas, con al menos 128 muertos. 9, 10   Desde Italia me enviaban mensajes donde indicaban que allí veían un claro paralelismo entre el atentado en Brescia en 1974, contra una manifestación antifascista en la Piazza della Loggia, que mató a 8 personas e hirió a 102, con el de Ankara. En ese caso el autor material fue una organización de Gladio italiana llamada Ordine Nuovo. 11
La respuesta de los europeos ante tanta barbarie y desmanes puede ser el abandonar sus responsabilidades como ciudadanos de un estado o el asumirlas. Aquí, como ha ocurrido en Estados Unidos, parece que se elige acertadamente la segunda opción, actuando para quitar del poder a quien abusa de él y aterroriza y mata a sus conciudadanos. La aparición con fuerza en el escenario político de organizaciones calificadas como de "extrema derecha" o "fascistas", aunque, como Marine Le Pen, sean más defensores de los intereses de su nación, nacionalistas, que otra cosa, está en relación directa con todos estos trágicos acontecimientos. El atentado en Niza el 14 de julio, con ya 86 asesinados, ratifica la línea de horror y destrucción que han creado los políticos y las corporaciones occidentales. Recordemos que Francia ha estado armando y dando apoyo a estos terroristas ya desde el inicio de la agresión a libia y luego ha continuado con lo mismo en Siria. Ahora golpean a su población y encima el Primer Ministro francés Manuel Valls, que ahora en 2017 se postula a presidente tras renunciar un repudiado Hollande, tiene la falta de vergüenza de afirmar que "el terrorismo formará parte de nuestro día a día durante mucho tiempo". Como los muertos no son de su familia o de su círculo de amigos es fácil decirlo. Los franceses castigarán a semejante majadero.

Francia armando a Al Qaeda en Libia

 Acabar con el terrorismo islamista no es complicado, porque es un terrorismo mercenario que se sustenta en la ayuda de las potencias occidentales y sus socios de Oriente Medio: Arabia Saudí, Catar, Israel, Turquía o Jordania.  Pueden ver este fomento del terrorismo islamista en estos enlaces: ISIS y La falsa lucha contra el terrorismo islamista.
Que veamos en Europa cambios políticos contra el sistema imperante y contra la voluntad de la partitocracia y corporocracia actual es lo que podemos esperar. Han arruinado la vida de tantas  personas mediante la inseguridad laboral y la pobreza que genera, y ahora matan a las personas en masa en las calles o en cualquier local un día sí y otro también. El hartazgo de los habitantes de Alemania, con varias masacres también este año, de los de Francia y otros países es obvio y justificado. Requieren cambios que se van a dar y tal vez más deprisa de lo que creemos. No se creía en el Brexit y ocurrió. Del mismo modo, las elecciones en estas dos poderosas naciones en 2017, que son la base de la Unión  Europea, nos pueden llevar a una situación posterior muy diferente, con incluso el colapso de esta última.
Se avecinan cambios, que son urgentes y muy necesarios.

Referencias-Notas:
1. Tamer Sarkis. Siria: resultado elecciones parlamentarias. Ojos para la Paz. 16.05.2012.
2. Sirios procedentes de Francia, Bélgica y EE.UU. llegan a las fronteras para votar. Ojos para la Paz. 2.06.2014.
3. Assad wins presidential elections with a sweeping 88,7 %. nsnbc. 5.06.2014. 
4.  El pueblo sirio apoya el proyecto de la nueva Constitución del país. RT. 27.20.2012.
5. Stephen Gowans. What the Syrian Constitution says about Assad and the Rebels. What is left. 21.5.13.
6.  Christof Lehmann. Syrian "Opposition" Boycotts Peace Talks in Geneva. nsnbc. 29.01.2016.
7.  Christof Lehmann. Syrian Air Strike Exterminates Commander Behind 2013 Chemical Weapons Attack in Ghouta. nsnbc. 29.1.2016.
8. Daniele Ganser. Los ejércitos secretos de la OTAN. El Viejo Topo. pp. 29-74.
9.  La oposición prokurda de Turquía cifra en 128 los muertos del atentado. El Periódico de Aragón. 12.10.2015.
10. Radio Villafrancia.cl. Atentado contra "marcha por la paz" convocada por organizaciones de izquierda y pro kurdas deja 97 muertos en Ankara. Tercera Información. 11.10.2015.
11. Daniele Ganser. op.cit. p.254.
12. Atentado en Niza. Valls:  "El terrorismo formará parte de nuestro día a día durante mucho tiempo". TVE. 17.07.2016.


miércoles, 4 de enero de 2017

Reflexiones ante el año 2016. Parte I: Tiempo de cambios

El documento '¿Qué camino a Persia?' de Brookings, ha guiado la política de guerra llevada a cabo en 2016 por Estados Unidos en Oriente Medio y, por tanto, en su ofensiva hacia Siria

Cuando acabamos el periodo anual y celebramos la venida de uno nuevo, pensamos en cómo nos ha ido, valorando lo que consideramos positivo y lo que debemos mejorar, proponiéndonos algún objetivo para lo que  está comenzando.  Y esta es una actitud tan arraigada como creo yo encomiable si va dirigida con buena intención, porque nos empuja a seguir perseverando en nuestros propósitos.
No hay año malo, todos tienen algo bueno y muy bueno. Este 2016, en los aspectos políticos, sociales, económicos y de otra índole que trato en mi página, ha sido especialmente interesante y prometedor.
La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea ha marcado el inicio de un fin esperable de una organización pensada para los oligarcas y las corporaciones y no para gente como usted o como yo. Agravado por la sumisión que ha tenido Europa occidental a los intereses de los multimillonarios estadounidenses, utilizando la OTAN, y llevándola a un muy peligroso y contraproducente enfrentamiento con Rusia. También, en el otro país anglosajón que domina el mundo, Estados Unidos, con la derrota de la candidata del mundo corporativo y mediático, Hillary Clinton, ante el candidato Donald Trump, se ha vuelto a mostrar que la tendencia de rechazo y abandono de la población, y sobre todo de la clase trabajadora que se sentía con razón abandonada y despreciada, a sus actuales dirigentes y sus órganos de propaganda  (los medios de comunicación) es decidida y clara. Que hubiese sorpresa por los resultados en la clase dirigente y sus media corrobora el mundo artificial e irreal en el que viven y su nula utilidad o validez para una población que desconfía justa y correctamente de ellos. Si se escuchaba a los hijos de los Estados Unidos se podía ver lo que iba a ocurrir. Me decían recientemente a través de Twitter que era de los pocos que apostaban por Trump ya en julio pasado.


Sin embargo, much@s ya lo hacían antes y los expertos de verdad, no los pagados para mentir y engañar en el periódico, la radio o la televisión, eran bien conscientes de lo que vendría a suceder.
Además, 2016 supone el principio de la derrota del imperialismo occidental en su agresión hacia una de las pocas naciones que conservan su soberanía nacional, política y económica,  Siria. Y pone en evidencia el bajo talante moral de nuestras sociedades, especialmente de los denominados progresistas, que han intentado disfrazar una guerra mercenaria y cruel, ya en sus orígenes, con una tan imaginaria como inexistente rebelión popular. Como así mismo ocurrió en la liberación de Alepo de estos desalmados a sueldo que tenían atemorizados y esclavizados a sus habitantes.
Comentados algunos de estos factores principales que marcaron el pasado año y el nuevo, vamos a revisar algunos acontecimientos más y estos mismos que sucedieron y que aquí se recogieron. No olvidemos que la buena memoria es virtud que nos permitirá afrontar los acontecimientos con un mejor juicio.
Daba comienzo al año recordando como poderosos oligarcas, verdaderos delincuentes políticos y económicos, tenían en sus bolsillos a organizaciones "humanitarias" tan conocidas como Amnistía Internacional o Human Rights Watch. Que luego serán utilizadas para engañar a la población occidental y llevar a cabo guerras de agresión que seguirán los intereses de la agenda de sus ricos patronos.
En las mismas fechas se proyectaba en los cines de España un filme sobre la vida del idolotrado director ejecutivo Steve Jobs, un avispado hombre de negocios, aunque no una mente brillante en ciencia ni un experto en informática, pero sí, y esto es lo que más se oculta, un explotador y negrero sin escrúpulos.
Steven Hawking  nos advertía ya en 2015 de una peligrosa tendencia en las sociedades capitalistas actuales: un mayor desarrollo tecnológico no traerá mejoras para la mayoría de la gente, sino que acrecentará, la ya acrecentada riqueza, en unas pocas manos, marginando al conjunto social. Esta concentración es ya una realidad:
Ahora ya no ocurre que las máquinas han quitado una ardua y penosa labor a los trabajadores, desarrollando estos otras tareas. Ahora hay un aumento, escandaloso, de las ganancias de los propietarios, privándoselo a otras personas: al reducir de forma radical no solo los salarios sino todavía más el número de trabajadores. Esto se ha dado con especial intensidad en los últimos años y en un periodo muy breve de tiempo. Podemos ver como tres de los grandes fabricantes de automóviles (GM, Chrysler y Ford) obtenían unos beneficios aproximados de 36 mil millones de dólares, empleando a más de un millón de trabajadores, y eso después de las medidas drásticas que se tomaron en la industria de la automoción, frente a los gigantes de la comunicación e Internet actuales (AppleFacebook Google) que ganaron más de un billón con apenas 137.000 empleados. 3  Los datos son elocuentes.
Mientras, la izquierda política occidental preparaba el camino a nuevas agresiones coloniales, que maqillará como rebeliones populares inexistentes. Si no está comprada y es el peor enemigo de los trabajadores tal izquierda, ya me contarán. Como ejemplo de estos "progresistas" y sus medios, también  "progresistas", teníamos al Diario.es y todo el entramado de activistas o "periodistas independientes".

Olga Rodríguez y Leila Nachawati, tal para cual, comparando a un presidente muy popular, democrático y legítimo con los terroristas islamistas. Se delatan una vez más como lo que son, antidemocráticas y poco amigas de la paz.

Como propagandista de guerra:



Entonces también se levantaban las sanciones contra Irán, una vez aceptó las condiciones de sus rivales sobre el uso de energía nuclear. Una buena noticia en parte, porque aunque limita su independencia energética, la no existencia de un bloqueo económico mejorará la vida de los iraníes y permitirá que mucha de la actividad comercial que hubo con Europa se reactive. Sin embargo, es algo engañoso, porque si miramos a los planes escritos por la corporocracia de EE.UU. vemos algo diferente en el informe: ¿Qué camino a Persia? del poderoso think-tank Brookings. En él se proponen estrategias de guerra económica y ataques terroristas ocultos, pero también otras más astutas, como son los acuerdos mencionados, que servirían de excusa para culpar, aunque no sea cierto, de incumplimiento a Irán, que no merecería, según las acusaciones vertidas, ser un socio fiable; justificando una respuesta defensiva, ya no aparecería como ataque a ojos del mundo,  que no sería llevado a cabo seguramente por Washington, sino por su aliado Israel. 
De una forma similar, cualquier operación contra Irán será probablemente muy impopular en el mundo y requiere el contexto internacional apropiado -tanto para asegurar el apoyo logístico que la operación requeriría y para minimizar la respuesta a esta. La mejor forma para minimizar el oprobio internacional y maximizar el apoyo (aunque sea a regañadientes o encubierto) es atacar solo cuando haya una convicción generalizada de que a los iraníes se les ofreció una superoportunidad pero la rechazaron -una tan buena que solo un régimen determinado a adquirir armas nucleares y a hacerlo por las razones equivocadas podría rechazarlo. Bajo esas circunstancias, los Estados Unidos  (o Israel) podrían mostrar sus operaciones como llevadas a cabo desde la pena, no desde la ira, y al menos algunos en la comunidad internacional concluirían que los iraníes "se lo habían buscado" al rechazar un muy buen trato. 4
El tema merece atención, véanlo, porque este año 2017 puede tenerse en mente algo similar contra la nación persa. Trump ha hablado de forma bastante agresiva contra este país, no dando su aprobación al acuerdo a que se llegó. No obstante, cabe recordar que Rusia es aliado de Irán, precisamente ahora también contra el ISIS, con lo que la Administración Trump no lo tendrá tan fácil en un enfrentamiento contra Teherán.

Referencias-Notas:
1. Finian Cunningham. Brexit shatters EU and its Washington Bond. nsnbc.me. 27.06.2016.
2. Maximiliam Forte. Why Donald J. Trump Will Be the Next President of the United States. Zero Anthropology. 4.05.2016.
3. Conor Linch. Stephen Hawking on the future of Capitalism and Inequality. Counterpunch. 15.10.2015.
4. Which path to Persia? Options for a New American Strategy Towards Iran. Brookings. June 2009
5. Trump: Irán es una gran potencia gracias a Obama y Clinton. HispanTV. 6.9.2016. 

viernes, 30 de diciembre de 2016

Disfrazando la insurrección islamista en Siria

Escuadrones de la muerte asolando Siria, pero dibujados en occidente, otra vez más, por ejemplo en Afganistán o Libia, como "luchadores por la libertad". 

Ya conocen que llevo varios años tratando la guerra que se desencadenó contra Siria en el año 2011. Durante este tiempo les he mostrado como este país y sus gentes han sido sometidos a un ataque brutal y despiadado por parte de infinidad de batallones de mercenarios sedientos de sangre, dinero y barbarie. Estos criminales sabían que tenían el respaldo de los más  poderosos padrinos: Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, Arabia Saudí, Catar, Turquía  y la  Unión Europea, además de otros como Jordania, Canadá  y un largo etcétera. Sabían que si sus planes lograban el objetivo de destruir el Estado de Siria tendrían abundante recompensa material e impunidad a sus innumerables e inenarrables crímenes. No ha sido así, Siria,  con la necesaria ayuda de sus aliados ante tan enorme y tremenda ofensiva, está saliendo adelante y defendiendo una nación plural, tolerante y abierta en lo político, lo religioso y lo económico. Una nación pensada para l@s siri@s y quienes quieran conocerla y respetarla.
En esta tesitura de quedarse desnudos de argumentos y llenos de derrota moral e intelectual están tambien infinidad de activistas, no analistas, que apoyaron a todas estas huestes de bárbaros desalmados. Por ese motivo ahora nos vienen con una ficticia historia de que originalmente, en el año 2011, hubo una revolución realmente popular y pacífica que fue "ahogada en sangre" presuntamente por el ejército o policía del "régimen" (como denominan ell@s al Gobierno sirio con el fin de deslegitimarlo), lo que desencadenó el recurso a la violencia y el predominio de estos fanáticos islamistas. El "argumento" tan falso, es prácticamente el mismo que utilizaron para Ucrania, donde allí también  Washington  tuvo un papel clave en la llegada al poder del nazismo en Europa, siendo aquí también las protestas muy violentas y financiadas desde el exterior, con pagos a los propios manifestantes. 1  Sin embargo, el problema que tiene esta gente es que la historia no es aquello  que un@ se inventa en una página de un periódico o de internet, o en un programa de radio o televisión para hacerlo acorde a sus propios intereses y de quienes les pagan. La historia es lo que en cada momento ha sucedido, hechos que contrastados engrosan  nuestro conocimiento del pasado y del presente, y que nos hacen entrever, si estamos atentos, incluso el futuro. Esta labor es llevada a cabo de forma laboriosa y metódica por personas con un criterio de objetividad y responsabilidad suficientes para obtener resultados que pasen las pruebas de veracidad a las que se los somete. Los resultados están basados en múltiples evidencias bien comprobadas. Hablan los hechos y dominan sobre las opiniones.
No podrán esperar de los que no son más que meros propagandistas rigor y honestidad, este es un trabajo propio de los analistas e historiadores.
Sobre el origen de la guerra en Siria les he hablado en numerosos informes en los que mostraba los sucesos y acontecimientos que entonces ocurrían y que ahora se quieren deformar, así como el precedente en el tiempo donde se observa la determinada y clara injerencia de las administraciones estadounidenses en el país de Levante. Pueden verlo, por ejemplo, en el siguiente artículo sobre por qué lo que ha ocurrido en Siria no puede considerarse en modo alguno ni una rebelión popular ni pacífica. También con este otro sobre la opinión de los pocos mercenarios propiamente sirios que se apuntaron a tal "revolución": Escuchando a los rebeldes en Siria.
Para enriquecer todavía más las fuentes sobre este inicio de la guerra, a continuación traduzco el trabajo recopilatorio de lo que tuvo lugar en Siria entonces, llevado a cabo por el profesor Tim Anderson, y que recoge los acontecimientos e investigaciones llevadas a cabo por muchas personas y organizaciones que estaban sobre el terreno y se preocuparon por lo que sentían y les ocurría a l@s siri@s, y no por agradar a sus jefes de redacción o departamento. Anoto en él en letra azul algunas  observaciones mías que considero necesarias.
Veamos y conozcamos esa realidad siria.

Referencias-Notas a mi prólogo:
1. Paul Craig Roberts. US and EU Are Paying Ukranian Rioters and Protesters. 17.2.2014. http://www.paulcraigroberts.org

DARAA 2011: La insurrección islamista de Siria disfrazada.
Prof. Tim Anderson. Global Research. 16.03.2016.

"Yo he visto desde el comienzo manifestantes armados en esas manifestaciones... ellos fueron los primeros en disparar a la policía. Muy a menudo la violencia de las fuerzas de seguridad viene en respuesta a la violencia brutal de los insurgentes armados.

Padre Frans Van der Lugt, sacerdote jesuita, enero de 2012, Homs -Siria-.

"La afirmación de que la oposición armada al gobierno ha empezado solo recientemente es una completa mentira. Los asesinatos de soldados, policías y civiles, a menudo en las circunstancias más brutales, han estado ocurriendo prácticamente desde el comienzo. "

Profesor Jeremy Salt, octubre 2011, Ankara, Turquía.

"El movimiento de protesta en Siria fue abrumadoramente pacífico hasta septiembre de 2011".

Human Rights Watch, marzo 2012, Washington.
Una doble historia comenzó sobre el conflicto sirio, en el mismo inicio de la violencia armada en 2011, en la ciudad fronteriza y sureña de Daraa. La primera historia es de testigos independientes en Siria, tales como el padre Frans Van der Lugt en Homs. Ellos dicen que hombres armados inflitraron las tempranas manifestaciones por la reforma política para disparar tanto a la policía como a los manifestantes. Esta violencia venía de islamistas sectarios. La segunda procede de los grupos islamistas ('rebeldes') y sus patrocinadores occidentales, incluyendo Human Rights Watch con base en Washington. Ellos indican que hubo violencia 'indiscriminada' de las fuerzas de seguridad sirias para reprimir concentraciones políticas y que los 'rebeldes' surgieron de un movimiento de reforma política secular.
Un estudio cuidadoso de la evidencia independiente, sin embargo, muestra que la historia de los 'rebeldes' apoyados  por Washington, aunque muy extendida, era parte de una estrategia para deslegitimar al Gobierno sirio, con el fin de fomentar el 'cambio de régimen'. Para entender esto es necesario estudiar el estallido de la violencia en Daraa, en marzo de 2011. Fundamental para esa insurrección fueron los cargamentos de armas desde Arabia Saudí a los islamistas en la mezquita de al Omari.
A comienzos de 2011 los sirios eran bien conscientes de una parte de la historia que pocos observadores occidentales recordarían: una sorprendentemente similar insurrección islamista tuvo lugar en la ciudad de Hama, allá en 1982. Aunque esta fue aplastada en semanas por el Ejército Árabe Sirio. Revisar este conflicto es útil como consecuencia de los mitos que se han desarrollado alrededor de ambas insurrecciones.
Los servicios de inteligencia de EE.UU. (DIA 1982) y el fallecido autor Patrick Seale (1988) dan explicaciones independientes de qué ocurrió en Hama. Después de años de violencia y ataques sectarios por parte de los Hermanos Musulmanes (HH.MM.) de Siria, para mediados de 1980 el presidente Hafez al Assad había 'roto la columna' de su rebelión sectaria, que se proponía imponer un estado salafista-islámico. Un complot de golpe final fue descubierto y los HH.MM. 'se sintieron presionados a iniciar' un levantamiento en su bastión de Hama. Seale describe el comienzo de la violencia de esta forma:
'A las 2 AM de la noche del 2-3 de febrero de 1982 una unidad del ejército pasando revista en la vieja ciudad cayó en una emboscada. Francotiradores desde lo alto de los tejados mataron quizás muchos soldados... [El líder de los HH.MM.] Abu Bakr [Umar Jawwad] dio la orden para un levantamiento general... centenares de luchadores islamistas se levantaron... para la mañana unos setenta destacados baatistas habían sido masacrados y las guerrillas triunfantes declararon la ciudad 'liberada' (Seale 1988: 332).
Sin embargo, el Ejército respondió con una enorme fuerza de 12.000 soldados y la batalla se propagó  durante tres semanas. Fue una guerra civil respaldada desde el exterior, con algunas deserciones del ejército. Seale continúa:
'Como el rumbo cambiaba gradualmente en favor del gobierno, las guerrillas volvieron a sus cuarteles... después de un intenso fuego de artillería, comandos y partidas  irregulares apoyados por tanques entraron... muchos civiles fueron masacrados en la prolongada limpieza ,  distritos enteros arrasados' (Seale 1988: 333).
Dos meses después un informe de la inteligencia de EE.UU. decía: 'El total de las víctimas por el incidente de Hama probablemente asciende en torno a 2.000.  Este incluye unos 300 a 400 miembros estimados del 'Aparato Secreto' de la élite de los Hermanos Musulmanes (DIA 1982: 7). Seale reconoce que el Ejército también sufrió grandes bajas. Al mismo tiempo, 'grandes cantidades murieron en la caza por los pistoleros... los simpatizantes del gobierno estiman unos meros 3.000 y los críticos tantos como 20.000... una cifra de 5.000 a 10.000  podría ser próxima a la verdad'. Él añade:
'Las guerrillas eran formidables oponentes. Tenían una fortuna en dinero extranjero... [y] no menos de 15.000 ametralladoras' (Seale 1998: 335). Posteriores recuentos de los Hermanos Musulmanes han inflado las cifras, alcanzando hasta '40.000 civiles', e intentando ocultar la violenta insurrección indicando que Hafez al Assad había simplemente llevado a cabo una 'masacre de civiles' (e.g. Nassar 2014). El entonces Presidente sirio denunció un complot extranjero a gran escala en la insurrección de Hama. Seale observa que Hafez "no era paranoico", porque muchas armas de EE.UU. fueron capturadas y ayuda extranjera había llegado de varios colaboradores de EE.UU.: El Rey Hussayn de Jordania, milicias cristianas libanesas (los alineados con Israel 'Guardianes del Cedro') y Saddam Hussein en Irak (Seale 1988: 336-337).
La insurrección de Hama nos ayuda a entender la violencia de Daraa porque, una vez más en 2011, vemos a islamistas armados usando los techos de los tejados para disparar contra la policía y los funcionarios del gobierno, provocando al ejército, con el propósito de denunciar una 'masacre civil' cuando ellos y sus colaboradores sean atacados por el ejército. Aunque los EE.UU., a través de sus aliados, jugaron un importante papel en la insurrección de Hama, cuando todo pasó la inteligencia de EE.UU. fríamente observó que: 'los sirios son pragmáticos que no quieren un gobierno de los Hermanos Musulmanes' (DIA 1982: vii).
En el caso de Daraa, y los ataques que se trasladaron a Homs y las zonas de alrededor en abril de 2011, el objetivo claramente declarado era una vez más derrocar al régimen secular o 'alawi-infiel'. Los colaboradores de primera línea de EE.UU. fueron: Arabia Saudí, Catar y Turquía. El dirigente de los Hermanos Musulmanes sirios, Muhammad Riyad Al-Shaqfa, emitió una declaración el 28 de marzo que no dejó duda de que el objetivo del grupo era sectario. El enemigo era 'el régimen secular' y los miembros de la Hermandad 'tienen que asegurar que la revolución será islámica pura y que ninguna otra secta tendría una parte del reconocimiento tras el éxito' (Al-Shaqfa 2011). Mientras, restando importancia al papel inicial de los Hermanos Musulmanes,  Sheikho confirma que 'fue a golpear por encima de su peso real en el terreno durante el levantamiento... [debido] al apoyo turco-catarí', y a su capacidad organizativa general (Sheikho 2013). Para ese momento había un 'Consejo Militar Supremo del Ejército Sirio Libre' en 2012 (más un conducto de armas que cualquier clase de comando del ejército), era dominado en dos tercios por los Hermamos Musulmanes  (Draister 2012). Otros grupos salafistas-islamistas extranjeros rápidamente se unieron a esta 'Revolución siria'. Un informe de los servicios de inteligencia de EE.UU. de agosto de 2012, contrario a las declaraciones públicas de Washington sobre 'rebeldes moderados', decía:
'Los salafistas, los Hermanos Musulmanes y AQI [Al Qaeda en Irak, más tarde ISIS] son las mayores fuerzas conduciendo la insurgencia en Siria... AQI apoyó a la oposición siria desde el comienzo, tanto ideológicamente como a través de los medios'  (DIA 2012).
En febrero de 2011 había una agitación popular en Siria, hasta cierto punto influenciada por los acontecimientos en Egipto y Túnez. Había manifestaciones antigubernamentales y pro-gubernamentales y un movimiento de reforma política genuino que durante años había protestado contra la corrupción y el monopolio del partido Ba'ath. Un informe de 2005 se refería a 'un despliegue de movimientos de reforma organizándose lentamente por debajo de la superficie' (Ghadry 2005), y de hecho las 'muchas caras' de una oposición siria, mucha de ella no islamista, habían estado agitándose desde más o menos ese mismo tiempo  (Sayyid Rasas 2013). Estos grupos de la oposición política merecen atención, en otra discusión [Cabe comentar que buena parte de esa oposición, islamista o no tan islamista, recibía dinero extranjero, para servir a intereses extranjeros, desde años antes, al menos desde 2006: U.S. secretely backed Syrian Opposition Groups, U.S. admits funding Syrian Opposition]. Sin embargo, solo una parte de esa oposición estuvo vinculada a la violencia que estalló en Daraa. Grandes manifestaciones contra el gobierno comenzaron, para encontrarse con enormes manifestaciones pro-gubernamentales. [Este el punto más débil de la exposición de Tim Anderson: si bien las mayúsculas demostraciones de apoyo a Bashar al Assad han podido ser certificadas y comprobadas, no ocurre lo mismo con las supuestas y cuantiosas manifestaciones pacíficas contrarias. Algo que de un modo u otro, con los medios que hay hoy en día, debió quedar claramente reflejado. De hecho, los medios corporativos occidentales tenían que recurrir a las imágenes de las masivas asistencias en favor del gobierno, para,  engañando a sus lectores, hacerlas pasar por contrarias. Y cuando comentaban las concentraciones contrarias al presidente, hablaban de su escaso número, algún centenar como mucho. No había descontento popular o grandes protestas. Además que estas aparecen en una ciudad muy pequeña, como Daraa con en torno a 70.000 habitantes, y no en grandes urbes como Damasco o Alepo, que sería lo normal. Si escuchamos a los propios "rebeldes" sirios  veremos que tampoco es esa la realidad, ya que ellos describen una de coacción y violencia con manifestaciones muy minoritarias]. 
A comienzos de marzo algunos adolescentes en Daraa fueron arrestados por hacer grafitis que habían sido copiados del Norte de África: 'la gente quiere derrocar al régimen'. Se informó que fueron maltratados por la policía local, el Presidente Bashar al Assad intervino, el gobernador local fue destituido y los adolescentes fueron liberados (Abouzeid 2011) [La historia de los adolescentes y el graffiti, según indica el presidente sirio en una entrevista  al canal alemán ADR, es una invención].
Ya la insurrección islamista estaba en marcha, cubriéndose con las manifestaciones de la calle. El 11 de marzo, varios días antes de que la violencia apareciese en Daraa, había informes sobre que las Fuerzas Armadas sirias se habían hecho con 'un importante cargamento de armas y explosivos y gafas de visión nocturna... en un camión viniendo de Irak'. El camión fue detenido en la sureña Tanaf cruzando, cerca a Jordania. La agencia de noticias del Gobierno sirio SANA dijo que las armas estaban pensadas 'para usarse en acciones que afectasen a la seguridad interna de Siria y extender agitation y caos'. Las fotografías mostraban 'docenas de granadas y pistolas además de rifles y cinturones de munición'. El conductor explicó que las armas habían sido cargadas en Baghdad y que le habían pagado 5.000 dólares para entregarlas en Siria (Reuters 2011). A pesar de esta interceptación, llegaron armas a Daraa, una ciudad fronteriza de en torno a 150.000 habitantes [la cifra más correcta es de 70.000-75.000]. Aquí es donde las historias de 'rebelde-occidental'  y las independientes divergen, y divergen dramáticamente. El consenso de los medios occidentales era que los manifestantes quemaron y destruyeron las oficinas del gobierno, y después 'las fuerzas de seguridad provincial abrieron fuego sobre las marchas, matando a varios' (Abouzeid 2011). Después de eso, 'los manifestantes' llevaron a cabo protestas en frente de la mezquita de al-Omari, pero fueron atacados.
El Gobierno sirio, por otra parte, declaró que los ataques armados habían comenzado sobre las fuerzas de seguridad, matando policías y civiles, junto con la quema de oficinas del gobierno. Había corroboración exterior de esta explicación. Mientras su titular culpaba a las fuerzas de seguridad por matar 'manifestantes', el British Daily Mail  (2011) mostraba fotos de pistolas, rifles AK47 y granadas de mano que las fuerzas de seguridad habían incautado después de entrar en la mezquita de al Omari. El periódico mencionaba informes de que 'una banda armada' había abierto fuego sobre una ambulancia, matando 'un doctor,  un técnico en urgencias médicas y un policía'. Los canales de los medios en los países vecinos informaron sobre el asesinato del policía sirio el 17-18 de marzo. El 21 de marzo un informe de noticias libanés observó que 'siete policías fueron muertos durante enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes en Siria' (YaLibnan 2011), mientras un informe del Israel National News decía: 'Siete oficiales de policía y al menos cuatro manifestantes han sido asesinados en Siria... y los cuarteles del partido Ba'ath y el juzgado fueron quemados' (Queenan 2011). Estos policías habían sido disparados por francotiradores desde los tejados.
Incluso en estas circunstancias el gobierno estaba urgiendo a contenerse e intentar responder al movimiento de reforma política. El consejero del presidente Assad, Dr. Bouthaina Shaaban, dijo en una conferencia que el presidente había ordenado 'que no se debía disparar munición de verdad, incluso si la policía, las fuerzas de seguridad o los funcionarios del estado estuviesen siendo asesinados'. Assad propuso abordar las demandas políticas, tales como el registro de partidos políticos, quitar los decretos de emergencia y permitir mayores libertades a los medios (al-Khalidi 2011). Nada de esto parecía interesar o disuadir la insurrección islamista.
Varios informes, incluyendo vídeos, mostraban francotiradores disparando desde los tejados a la multitud y la policía durante los funerales por aquellos ya asesinados. Se dijo que ' no era claro quién estaba disparando y a quién' (Al Jazeera 2011a), como 'un grupo armado desconocido disparó desde los tejados a los manifestantes y a las fuerzas de seguridad' (Maktabi 2011). Sin embargo, Al Jazeera  (2011b), propiedad de la monarquía catarí, pronto sugirió enfáticamente que los francotiradores eran pro-gubernamentales. 'El presidente Bashar al Assad ha enviado miles de soldados sirios y su armamento pesado a Derra para una operación que el régimen no quiere que nadie en el mundo vea'. Sin embargo, la sugerencia de Al Jazeera de que secretos francotiradores pro-gubernamentales estaban matando 'soldados y manifestantes a la vez' era ilógica y fuera de lugar. Las fuerzas armadas fueron a Daraa precisamente porque habían disparado y asesinado a la policía.
Arabia Saudí, un aliado regional de EE.UU. clave, había armado y financiado sectas sunitas salafistas extremistas para lanzarlas contra el gobierno secular. El funcionario saudí Anwar Al-Eshki más tarde confirmó a la televisión BBC que su país había enviado armas a Daraa y a la mezquita de al-Omari (Truth Syria 2012). Desde el exilio en Arabia Saudí, el salafista Sheikh Adnan Arour llamó a una guerra santa contra los musulmanes alauitas liberales, que se decía dominaban el Gobierno sirio: 'por Alá debemos triturar [a los alauitas] en picadoras y dar su carne para comer a los perros'  (MEMRITV 2011). El objetivo salafista era un estado teocrático o califato. El eslogan genocida 'los cristianos a Beirut, los alauitas a la tumba' se convirtió en generalizado, un hecho reseñado por los medios norteamericanos tan pronto como mayo de 2011 (e.g. Blanford 2011). Islamistas de la brigada Farouq del Ejército Sirio Libre actuarían pronto bajo esas amenazas (Crimi 2012). El analista canadiense Michel Chossudovsky  (2011) concluía:
'El despliegue de fuerzas armadas, incluyendo tanques, en Daraa [fue] dirigido contra una insurrección armada organizada, que ha estado activa en la ciudad fronteriza desde el 17-18 de marzo.'
Después de esos primeros días en Daraa el asesinato de fuerzas de seguridad sirias continuó, pero fue en su gran mayoría no informado fuera de Siria. No obstante, la analista independiente Sharmine Narwani escribió sobre la escala de esta matanza a comienzos de 2012 y de nuevo a mitad de 2014. Una emboscada y masacre de soldados tuvo lugar cerca de Daraa al final de marzo o principios de abril. Un convoy del ejército fue detenido por un derramamiento de aceite sobre una carretera entre Daraa al-Mahata y Daraa al-Balad, los camiones fueron ametrallados. Las estimaciones de muertes de soldados, de fuentes del gobierno y de la oposición, varían de 18 a 60. Un residente de Daraa dijo que estos asesinatos no fueron mencionados porque: 'En ese tiempo, el gobierno no quería mostrar que eran débiles y la oposición no quería mostrar que estaban armados'. El bloguero antisirio, Nizar Nayouf, registró esta masacre como teniendo lugar en la última semana de marzo. Otro escritor contra el gobierno, Rami Abdul Rahman (situado en Inglaterra y llamándose así mismo como el 'Observatorio Sirio de los Derechos Humanos') dice:
'Fue el primero de abril y alrededor de 18 o 19 fuerzas de seguridad... fueron asesinadas' (Narwani 2014). Faisal Mikdad, Viceministro de Asuntos Exteriores, él mismo residente de Daraa, confirmó que: 'este incidente fue ocultado por el gobierno... como un intento por no antagonizar o no incrementar las emociones y calmar las cosas, para no fomentar cualquier intento de inflamar las emociones, lo que puede conducir a una intensificación de la situación' (Narwani 2014).
Aunque el sentido de negar las muertes contra el gobierno era ese, en los medios occidentales todas las muertes fueron denunciadas (a) como víctimas del ejército y como civiles (b). Por más de seis meses, cuando un recuento de muertos fue mencionado en los medios internacionales, se consideró habitualmente como aceptable sugerir que todos eran 'manifestantes' asesinados por el Ejército sirio. Por ejemplo, un informe de Reuters del 24 de marzo decía que el principal hospital de Daraa había recibido 'los cuerpos de al menos 37 manifestantes muertos el miércoles' (Khalidi 2011). Tener en cuenta que todos los muertos se habían convertido en 'manifestantes', a pesar de que los informes iniciales informaban de la muerte de un número de policías y asistentes médicos.
Otros diecinueve soldados fueron acribillados el 25 de abril, también cerca de Daraa. Narwani obtuvo sus nombres y detalles del Ministerio de Defensa sirio, y corroboró estos con otro documento de una fuente no del gobierno. A lo largo de abril ella calcula que ochenta y ocho soldados sirios fueron asesinados 'por desconocidos tiradores en diferentes zonas de Siria" (Narwani 2014). Ella también refutó las acusaciones de que los soldados muertos eran 'desertores', tiroteados por el Ejército sirio por rechazar el disparar a civiles. La organización con base en Washington Human Rights Watch, refiriéndose a entrevistas con 50 'activistas' anónimos, denunciaba que los soldados muertos en ese tiempo eran todos 'desertores', asesinados por el Ejército  (HRW 2011b) [Human Rights Watch Amnistía Internacional, dos organizaciones "humanitarias" con centrales en Washington y Londres, que utilizan los derechos humanos con fines políticos y económicos en beneficio de la agenda de las corporaciones occidentales, de las cuales reciben financiación y difusión, han tenido una responsabilidad directa y enorme en la justificación de la barbarie que hemos visto en Libia o Siria, al tergiversar la realidad y engañar emocionalmente a los habitantes de Europa o Norteamérica. Mostrando, además, "informes" carentes de cualquier rigor basado en "activistas" a sueldo y anónimos, sin sustento en evidencia alguna]. Aunque los funerales de funcionarios leales, mostrados en internet en aquel momento, eran distintos. Incluso Rami Abdul Rahman, propenso a culpar al ejército por el asesinato de civiles, dijo 'este juego de decir que el ejército está matando desertores por abandonar - Yo nunca acepté eso' (Narwani 2014). No obstante, los informes tan recargados eran confusos, en Siria como en el exterior.
La violencia se extendió por el norte, con el apoyo de combatientes islamistas desde el Líbano, alcanzando Baniyas y áreas alrededor de Homs. El 10 de abril nueve soldados recibieron disparos en una emboscada a un autobús en Baniyas. En Homs, el 17 de abril, el general Abdo Khodr al-Tallawi fue asesinado junto a sus dos hijos y un sobrino, y el comandante sirio Lyad Kamel Harfoush fue muerto a tiros cerca de su casa. Dos días más tarde, el coronel Mohammad Abdo Khadour fue asesinado fuera de servicio en su coche (Narwani 2014). El comentarista norteamericano Joshua Landis (2011a) informó sobre la muerte del primo de su mujer, uno de los soldados en Baniyas.
Al Jazeera,  el principal medio en Oriente Medio apoyando a los Hermanos Musulmanes, ocultó estos ataques, como también los refuerzos aportados por los extranjeros armados. El que fuera periodista de Al jazeera Ali Hashem fue uno de los muchos que dimitió de la cadena propiedad de Catar (RT 2012), quejándose de un profundo sesgo sobre la presentación de la violencia en Siria. Hashem tenía un rodaje de hombres armados llegando desde el Líbano, pero fue censurado por los directores catarís. 'En una carta de dimisión le decía a la directiva... es como si nada estuviese ocurriendo en Siria'.  Pensaba que la 'revolución libia' era el punto de inflexión para Al Jazeera, el final de su prestigio como un medio creíble (Hashem 2012).
Los provocadores estaban actuando. El yihadista tunecino 'Abu Qusay' más tarde admitió que él había sido un destacado 'rebelde sirio' encargado de 'destruir y ultrajar mezquitas suníes' y de dibujar el graffiti 'No hay Dios salvo Bashar', una blasfemia para los musulmanes devotos. De esto se acusó entonces al Ejército sirio, con el propósito de crear deserciones de suníes. 'Abu Qusay' había sido entrevistado por periodistas extranjeros, quienes no se dieron cuenta que él no era sirio (Eretz Zen 2014).
El periodista Nir Rosen, cuyos informes fueron en general contra el Gobierno sirio, criticó además el consenso occidental sobre la violencia inicial:
'El tema de los desertores es una distracción. La resistencia armada comenzó bastante antes de que las deserciones comenzasen... Cada día la oposición da un recuento de muertos, normalmente sin ninguna explicación... Muchos de los indicados como muertos son de hecho combatientes de la oposición pero... descritos en los informes como civiles inocentes asesinados por las fuerzas de seguridad... y cada día miembros del Ejército sirio, de las agencias de seguridad... son también asesinados por combatientes antirégimen' (Rosen 2012).
Un juego de números se está llevando a cabo para deslegitimar al Gobierno sirio (el régimen) y al Ejército sirio (leales a Assad), sugiriendo que eran responsables de toda la violencia. Justo cuando las fuerzas de la OTAN estaban para bombardear Libia y derrocar a su gobierno, voces de EE.UU. comenzaron a pedir que el presidente Assad dimitiese. Brookings Institution  (Shaikh 2011) decía que el Presidente había 'perdido la legitimidad para permanecer en el poder en Siria'. Los senadores de EE.UU. John McCain, Lindsay Graham y Joe Lieberman dijeron que era tiempo 'de unirnos nosotros mismos inequívocamente con la gente de Siria en su demanda pacífica por un gobierno democrático' (FOX News 2011). Los grandes poderes comenzaban a pedir ya otro 'cambio de régimen'.
En junio, la Secretaria de Estado Hillary Clinton descartó la idea de que 'instigadores extranjeros' habían estado trabajando, diciendo que 'la inmensa mayoría de las bajas han sido civiles desarmados' (Clinton 2011). De hecho, como Clinton sabía muy bien, sus aliados de Arabia Saudí habían armado extremistas desde el mismo comienzo. Su declaración de bajas estaba también equivicada. Las Naciones Unidas  (que abandonarían más tarde su recuento de muertos) estimaron desde varias fuentes que, para comienzos de 2012 había más de 5.000 víctimas, y que las muertes en el primer año de conflicto incluían 478 policías y 2.091 de las fuerzas del ejército y de seguridad (OHCHR 2012: 2; Narwani 2014). Esto es, más de la mitad de las víctimas en el primer año fueron de las fuerzas de seguridad sirias. Este cálculo independiente no fue reflejado en los informes de los medios occidentales. ONGs 'perros guardianes' tal como Human Rights Watch, junto con columnistas de EE.UU. (e.g. Allaf 2012), continuaban en denunciar, bien entrado 2012, que las fuerzas de seguridad sirias habían estado masacrando 'manifestantes desarmados', que la gente de Siria 'no tenía otra opción' salvo tomar las armas, y que ese 'movimiento de protesta' había sido 'mayoritariamente pacífico hasta septiembre de 2011' (HRW 2011a, HRW 2012). De hecho,  el movimiento de reforma política había sido echado de las calles por los pistoleros salafistas-islamistas, en el curso de marzo-abril de 2011.
En junio la reportera Hala Jaber (2011) observó que alrededor de 5.000 personas fueron a una manifestación en Ma'arrat al-Numan, una pequeña ciudad en el noroeste de Siria, entre Alepo y Hama. Ella dice que a varios 'manifestantes' les habían disparado la semana anterior, mientras intentaban bloquear la carretera entre Damasco y Alepo. Después de algunas negociaciones que redujeron las fuerzas de seguridad en la ciudad, 'hombres con grandes barbas en coches o pick-ups sin matrículas'   con 'rifles  y lanzagranadas' comenzaron a disparar a los escasos números de las fuerzas de seguridad. Un helicóptero militar fue enviado a apoyar a las fuerzas de seguridad. Después de este enfrentamiento 'cuatro policías y 12 de sus atacantes estaban muertos o muriendo. Otros 20 policías estaban heridos'. Funcionarios que escaparon del combate fueron ocultados por algunos de los ancianos tribales que participaron en la manifestación original. Cuando la siguiente 'manifestación pro-democracia' tuvo lugar, el siguiente viernes, 'solo 350 personas estaban presentes', la mayoría hombres jovenes y algunos militantes barbudos (Jaber 2011). Cinco mil manifestantes habían sido reducidos a 350, después del ataque salafista.
Después de meses de manipulaciones mediáticas, disfrazando la insurrección islamista, los sirios tal y como Samer al Akhras, un joven de familia suní, que solía ver Al Jazeera porque la prefería a la televisión estatal, quedó convencido en apoyar al Gobierno sirio. Él vio de primera mano la invención de informes por parte de Al Jazeera y escribió, a final de junio de 2011:
'Soy un ciudadano sirio y un humano. Después de 4 meses de vuestra falsa libertad... Decís manifestaciones pacíficas y disparáis a nuestros ciudadanos. Desde hoy... Yo soy [ahora] un sargento en la reserva del Ejército. Si yo atrapo a alguien... de cualquier organización terrorista actuando sobre el terreno en Siria, yo voy a dispararte a ti como tú nos estás disparando a nosotros. Esta es nuestra tierra  no la vuestra, los esclavos de la falsa libertad americana' (al Akhras 2011).
PS:
En este  artículo traducido pueden ver como la misma prensa anglosajona reconoce en febrero-marzo 2011 la popularidad del presidente sirio, que sale a la calle con un muy bajo sistema de seguridad y que en las manifestaciones iniciales no había miles, sino pequeños grupos, que apenas llegaban a alguna centena.
Descontento fabricado: el pueblo sirio nunca deseo la revolución .
Notes:
Abouzeid, Rania (2011) ‘Syria’s Revolt, how graffiti stirred an uprising’,Time, 22 March
Al Akhras, Samer (2011) ‘Syrian Citizen’, Facebook, 25 June, online:https://www.facebook.com/notes/sam-al-akhras/syrian-citizen/241770845834062?pnref=story
Al Jazeera (2011a) ‘Nine killed at Syria funeral processions’, 23 April, online:http://www.aljazeera.com/news/middleeast/2011/04/20114231169587270.html
Al Jazeera (2011b) ‘Deraa: A city under a dark siege’, 28 April, online:http://www.aljazeera.com/indepth/features/2011/04/2011427215943692865.html
Al-Shaqfa, Muhammad Riyad (2011) ‘Muslim Brotherhood Statement about the so-called ‘Syrian Revolution’’, General supervisor for the Syrian Muslim Brotherhood, statement of 28 March, online at: http://truthsyria.wordpress.com/2012/02/12/muslim-brotherhood-statement-about-the-so-called-syrian-revolution/
Allaf, Rime (2012) ‘This Time, Assad Has Overreached’, NYT, 5 Dec, online:http://www.nytimes.com/roomfordebate/2012/02/06/is-assads-time-running-out/this-time-assad-has-overreached
Blanford, Nicholas (2011) ‘Assad regime may be gaining upper hand in Syria’, Christina Science Monitor, 13 may, online:http://www.csmonitor.com/World/Middle-East/2011/0513/Assad-regime-may-be-gaining-upper-hand-in-Syria
Chossudovsky, Michel (2011) ‘Syria: who is behind the protest movement? Fabricating a pretext for US-NATO ‘Humanitarian Intervention’’, Global Research, 3 May, online: http://www.globalresearch.ca/syria-who-is-behind-the-protest-movement-fabricating-a-pretext-for-a-us-nato-humanitarian-intervention/24591
Clinton, Hilary (2011) ‘There is No Going Back in Syria’, US Department of State, 17 June, online: http://www.state.gov/secretary/20092013clinton/rm/2011/06/166495.htm
Maktabi, Rima (2011) ‘Reports of funeral, police shootings raise tensions in Syria’, CNN, 5 April, online: http://edition.cnn.com/2011/WORLD/meast/04/05/syria.unrest/
Crimi, Frank (2012) ‘Ethnic Cleansing of Syrian Christians’, Frontpagemag,29 March, online: http://www.frontpagemag.com/2012/frank-crimi/ethnic-cleansing-of-syrian-christians/
Daily Mail (2011) ‘Nine protesters killed after security forces open fire by Syrian mosque’, 24 March
DIA (1982) ‘Syria: Muslim Brotherhood Pressure Intensifies’, Defence Intelligence Agency (USA), May, online: https://syria360.files.wordpress.com/2013/11/dia-syria-muslimbrotherhoodpressureintensifies-2.pdf
DIA (2012) ‘Department of Defence Information Report, Not Finally Evaluated Intelligence, Country: Iraq’, Defence Intelligence Agency, August, 14-L-0552/DIA/297-293, Levant report, online at:http://levantreport.com/2015/05/19/2012-defense-intelligence-agency-document-west-will-facilitate-rise-of-islamic-state-in-order-to-isolate-the-syrian-regime/
Draitser, Eric (2012) ‘Unmasking the Muslim Brotherhood: Syria, Egypt and beyond’, Global Research, 12 December, online:http://www.globalresearch.ca/unmasking-the-muslim-brotherhood-syria-egypt-and-beyond/5315406
Eretz Zen (2014) ‘Tunisian Jihadist Admits: We Destroyed & Desecrated Mosques in Syria to Cause Defections in Army’, Youtube Interview, 16 March, online: https://www.youtube.com/watch?v=fQ8awN8GLAk
FOX News (2011) ‘Obama Under Pressure to Call for Syrian Leader’s Ouster’,29 April, online: http://www.foxnews.com/politics/2011/04/29/obama-pressure-syrian-leaders-ouster/
Ghadry, Farid N. (2005) ‘Syrian Reform: What Lies Beneath’, Middle East Quarterly, Vol 12 No 1, Winter, online: http://www.meforum.org/683/syrian-reform-what-lies-beneath 
Haidar, Ali (2013) interview with this writer, Damascus 28 December. Ali Haidar was President of the Syrian Social National Party (SS NP), a secular rival to the Ba’ath Party. In 2012 President Bashar al Assad incorporated him into the Syrian government as Minister for Reconciliation.
Hashem, Ali (2012) ‘Al Jazeera Journalist Explains Resignation over Syria and Bahrain Coverage’, The Real News, 20 March, online:http://therealnews.com/t2/index.php?option=com_content&task=view&id=31&Itemid=74&jumival=8106
HRW (2011a) ‘We’ve never seen such horror: crimes against humanity by Syrian Security Forces’, Human Rights Watch, June, online:http://www.hrw.org/reports/2011/06/01/we-ve-never-seen-such-horror-0
HRW (2011b) Syria: Defectors Describe Orders to Shoot Unarmed Protesters’, Human Rights watch, Washington, 9 July, online:http://www.hrw.org/news/2011/07/09/syria-defectors-describe-orders-shoot-unarmed-protesters
HRW (2012) ‘Open Letter to the Leaders of the Syrian Opposition, Human Rights Watch, Washington, 20 March, online:http://www.hrw.org/news/2012/03/20/open-letter-leaders-syrian-opposition
Jaber, Hala (2011) ‘Syria caught in crossfire of extremists’, Sunday Times, 26 June, online: http://www.thesundaytimes.co.uk/sto/news/world_news/Middle_East/article657138.ece
Khalidi, Suleiman (2011) ‘Thousands chant ‘freedom’ despite Assad reform offer’, Reuters, 24 March, online: http://www.reuters.com/article/2011/03/24/us-syria-idUSTRE72N2MC20110324
Landis, Joshua (2011a) ‘The Revolution Strikes Home: Yasir Qash`ur, my wife’s cousin, killed in Banyas’, Syria Comment, 11 April, online:http://www.joshualandis.com/blog/the-revolution-strikes-home-yasir-qashur-my-wifes-cousin-killed-in-banyas/
Landis, Joshua (2011b) ‘Syria’s Opposition Faces an Uncertain Future’, Syria Comment, 26 June, online: http://www.joshualandis.com/blog/syrias-opposition-faces-an-uncertain-future/
MEMRITV (2011) ‘Syrian Sunni Cleric Threatens: “We Shall Mince [The Alawites] in Meat Grinders”’, YouTube, 13 July, online:https://www.youtube.com/watch?v=Bwz8i3osHww
Nassar, Jessy (2014) ‘Hama: A rebirth from the ashes?’ Middle East Monitor,11 July, online: https://www.middleeastmonitor.com/articles/middle-east/12703-hama-a-rebirth-from-the-ashes
Narwani, Sharmine (2012) ‘Questioning the Syrian “Casualty List”, 28 Feb, online: http://english.al-akhbar.com/content/questioning-syrian-%E2%80%9Ccasualty-list%E2%80%9D
Narwani, Sharmine (2014) Syria: The hidden massacre, RT, 7 May, online:http://rt.com/op-edge/157412-syria-hidden-massacre-2011/
OHCHR (2012) ‘Periodic Update’, Independent International Commission of Inquiry established pursuant to resolution A/HRC/S – 17/1 and extended through resolution A/HRC/Res/19/22, 24 may, online:
Queenan, Gavriel (2011) ‘Syria: Seven Police Killed, Buildings torched in protests’, Israel National News, Arutz Sheva, March 21
Reuters (2011) ‘Syria says seizes weapons smuggled from Iraq’, 11 March, online: http://www.reuters.com/article/2011/03/11/us-syria-iraq-idUSTRE72A3MI20110311?hc_location=ufi
Rosen, Nir (2012) ‘Q&A: Nir Rosen on Syria’s armed opposition’, Al Jazeera,13 Feb, online: http://www.aljazeera.com/indepth/features/2012/02/201221315020166516.html
RT (2012) ‘Al Jazeera exodus: Channel losing staff over ‘bias’’, 12 March, online: http://rt.com/news/al-jazeera-loses-staff-335/
Salt, Jeremy (2011) Truth and Falsehood in Syria, The Palestine Chronicle, 5 October, online: http://palestinechronicle.com/view_article_details.php?id=17159
Sayyid Rasas, Mohammed (2013) ‘From 2005 to 2013: The Syrian Opposition’s Many Faces’, Al Akhbar, 19 March, online: http://english.al-akhbar.com/node/15287 
Shaikh, Salman (2011) ‘In Syria, Assad Must Exit the Stage’, Brookings Institution, 27 April, online: http://www.brookings.edu/research/opinions/2011/04/27-syria-shaikh
Sheikho, Youssef (2013) ‘The Syrian Opposition’s Muslim Brotherhood Problem’, Al Akhbar English, April 10, online: http://english.al-akhbar.com/node/15492
Truth Syria (2012) ‘Syria – Daraa revolution was armed to the teeth from the very beginning’, BBC interview with Anwar Al-Eshki, YouTube interview, video originally uploaded 10 April, latest version 7 November, online:https://www.youtube.com/watch?v=FoGmrWWJ77w
Seale, Patrick (1988) Asad: the struggle for the Middle East, University of California Press, Berkeley CA
van der Lugt, Frans (2012) ‘Bij defaitisme is niemand gebaat’, from Homs,13 January, online: https://mediawerkgroepsyrie.wordpress.com/2012/01/13/bij-defaitisme-is-niemand-gebaat/
Wikstrom, Cajsa (2011) Syria: ‘A kingdom of silence’, Al Jazeera, 9 Feb, online: http://www.aljazeera.com/indepth/features/2011/02/201129103121562395.html
YaLibnan (2011) ‘7 Syrian policemen killed in Sunday clashes’, 21 March, online: http://yalibnan.com/2011/03/21/7-syrian-policemen-killed-in-sunday-clashes-report/

http://www.globalresearch.ca/daraa-2011-syrias-islamist-insurrection-in-disguise/5460547