viernes, 26 de febrero de 2016

La guerra económica contra Yugoslavia. Parte III. ¿Qué tiene que ver conmigo la guerra en Yugoslavia?

Destrucción de la planta de pintura de Zastava por la OTAN. Foto Gregory Elich.

Recuerdo que cuando hace unos años estaba en el Camino de Santiago coincidí con una mujer italiana, una maestra de Nápoles, y en ese hermoso y apropiado espacio compartimos pensamientos, sentimientos y reflexiones. Ella me indicaba que allí, en su país, en el sur, había gente "muy, muy pobre". Yo le preguntaba si no había trabajo: empresas, industria. Entonces yo no era muy consciente de la situación. Y la maestra me respondió que las industrias,  como Fiat, se habían ido fuera, a Serbia, dejando desempleo y pobreza en Italia. Yo en aquellos años no conocía esto en concreto, aunque sí sabía por qué fue atacada y destruida Yugoslavia: ya lo he descrito en la primera y en la segunda parte, y lo volvemos a recordar de forma breve. Un estado con los principales sectores: agrícola, industrial, comunicaciones, educación, salud o turístico, pertenecientes fundamentalmente al sector público y con un enfoque no en la desmedida ganancia de unos pocos, los accionistas y los altos directivos, algo completamente disparatado que en el sistema económico actual se toma como normal, sino en el beneficio, sí he dicho en el beneficio (la empresa pública también mira por el beneficio y la rentabilidad, pero orientados al conjunto social, no a casos particulares), el bien y provecho de la sociedad no encajaba en los intereses de los despóticos y dictatoriales dueños de las corporaciones occidentales extranjeras. Yugoslavia era un ejemplo para otras naciones, un referente donde mirar que tenía además muy buenas relaciones con otros países, especialmente con el denominado tercer mundo. Tercer mundo que veía a la Federación yugoslava como a un socio en el que poder confiar y con el que  poder prosperar. Debido a todo esto fue especialmente cruento el ensañamiento de los medios de comunicación y de los ejércitos de las corporaciones, la OTAN, contra esta nación. Lo que no vio o tal vez no quiso ver y sigue sin querer ver el público occidental, es que aquello no iba solo con o contra Yugoslavia. Iba y va contra la mayoría de nosotros. El paso de los años cada vez muestra más claridad al respecto. Así, para evitar comparativas y ver que otro mundo más justo no solo es posible sino que es lo más racional, se pretendía destruir este ejemplo y entregar la propiedad y la riqueza económica a los magnates, dejando a la población completamente huérfana y desprotegida. Se quería una tercermundialización de ese país, pero al mismo tiempo o seguidamente de los nuestros, los occidentales. Es lo que ha ocurrido finalmente aquí. En este artículo comenzaba a comentar el caso de la Fiat, que ahora aprovecha la mano de obra muy cualificada, hambrienta y desesperada de los Balcanes y olvida a la "privilegiada" de Italia, que se enfrenta a la pobreza severa crónica. Porque sí, véanlo de una vez ya, el proceso de tercermundialización de nuestras sociedades está muy avanzado e irá a peor.
Los legisladores de EE.UU. también quieren abolir los servicios públicos y los programas sociales de Yugoslavia -por la misma razón por la que ellos quieren abolir nuestros servicios del sector público y los programas sociales-. El objetivo final es la privatización y tercermundialización de Yugoslavia, como es la tercermundialización de los EE.UU. o de cualquier otra nación. En algunos aspectos, la furia de la destrucción de Yugoslavia por occidente es un tributo de doble sentido al éxito de esa nación como una forma alternativa de desarrollo y al empuje ejercido sobre las poblaciones vecinas, tanto en el este como en occidente. 1
Las corporaciones occidentales tenían pánico de un modelo de desarrollo como la Federación yugoslava,  mucho más racional, humano y eficiente que el que ellas tenían en mente.  En igualdad de condiciones o las corporaciones se adaptaban a este modelo, como hicieron antes de la caída de los estados socialistas, o tenían las de perder. De ahí el ensañamiento y furia que comenta Parenti, la habitual en aquellos que se quieren imponer y someter a los demás y encuentran un rival mejor que ellos que echa por tierra sus planes realmente crueles y dictatoriales.
En lo que viene sucediendo estos años no hemos querido ver que los seres humanos no tienen límites en su codicia, egoísmo y crueldad, y encima, para colmo de males, nos desarmamos y contribuimos a desarmar a otros como nosotros para que los más avariciosos  nos quitasen todo lo que pudieron. Ahora la gente se queja, pero de forma bastante incongruente, ya que   no quiere saber nada de causas ni de verdaderas soluciones, agravando no solo el problema, sino especialmente su problema. Sin embargo, esto no lo reconocerán. Saben como yo que no hay peor ciego que quien no quiere ver.
Además, y en este desastre social en el que vivimos, vemos que las supuestas organizaciones políticas "alternativas" o de izquierda, tienen comportamientos tan deleznables que no tienen nombre ni justificación que valga. Estos días la Diputación de Cádiz, con el apoyo de Podemos e IU, aprueba la venta de barcos de guerra a la dictadura de Arabia Saudí, promotora del terrorismo islamista en Siria y que está llevando a cabo un genocidio en Yemen. Ustedes pueden decir, que si hay que comer uno no puede pararse a mirar estas cosas. Si dicen esto, que lo pueden decir y de hecho lo dicen sin vergüenza los propios representantes de la izquierda o de la política "alternativa", como Antonio Romero, el alcalde de Puerto Real de Podemos: "Lo importante es el empleo venga de Arabia, Venezuela o Alemania", o el también alcalde de Cádiz de este partido Jose María González, "Kichi": "Nuestro apoyo es firme a cualquier iniciativa para dar trabajo a los astilleros"; entonces, por muchos falsos matices y huecas condenas que quieran hacer, son muy responsables de la tragedia que saben con certeza van a sufrir infinidad de personas, gran parte de ellos niñ@s. No es una acusación fácil, es una acusación justa ante una barbaridad. Si yo vendo armas a un sicario y al mismo tiempo hago una denuncia pública acerca de la vulneración de los derechos humanos por parte de estos matones, me dirían que soy un hipócrita, pues si no quieres que cometa esos  crímenes no le des armas, y pocos cuerdos estarían de acuerdo en que yo no tengo ninguna responsabilidad en lo que luego iba a suceder. Ahora el sector industrial, en manos privadas, se dedica a recibir el respaldo público para que arme a sus matones globales. La mezcla que hace el alcalde Antonio Romero entre Arabia con Venezuela lo delata una vez más, y muestra tanto su poca catadura moral como intelectual. Arabia Saudí es una dictadura real promotora de terrorismo y Venezuela es una democracia real que ha experimentado un enorme desarrollo social desde la llegada del que fuese su presidente Hugo Chávez. Sobre la violencia en Venezuela es bueno que viesen qué ha ocurrido realmente en en ese país y luego si quieren pueden hablar lo que quieran: La violencia en Venezuela.
Así, como indicaba en la segunda parte de esta serie sobre la guerra económica contra Yugoslavia, los sindicatos, los trabajadores y los intelectuales fueron indiferentes, en el mejor de los casos, o cómplices justificando tal barbarie. De este modo la OTAN tuvo el campo libre para destruir mediante las verdaderas armas de destrucción masiva a las empresas rivales de las corporaciones occidentales en el país eslavo. Este es un ejemplo de qué entienden estas por "libre mercado" o "libertad de competencia". La organización militar respondía a su manera a la carta abierta de los trabajadores yugoslavos que defendían de forma congruente y justa sus medios de vida. Los misiles comenzaron a caer sobre el complejo industrial de Zastava el 9 de abril de 1999, dibujando en el ambiente  las formas de las bombas atómicas y destruyendo completamente la planta generadora de energía y las naves de montaje y pintura, e hiriendo a 124 trabajadores, que habían tenido la precaución de formar en anillos en el exterior para proteger su empresa. De otro modo estaríamos hablando de 124 muertes olvidadas por las organizaciones "humanitarias" y por los sindicatos y trabajadores occidentales. Los ataques continuarían los días siguientes hasta no dejar más que un amasijo de hierros y escombros de las seis principales plantas de Zastava.
Cuando lo vimos ardiendo lloramos todos. Es el mismo sentimiento cuando alguien quema y destruye tu casa. 5
La destrucción de Zastava implicó dejar sin su medio de subsistencia a al menos 200.000 personas, debido al elevado número de plantas y proveedores de ellas que existían. Así mismo implicó que muchos hogares, hospitales o escuelas se quedasen sin electricidad y calefacción, al depender de la planta de generación de esta gran industria.
Djordjevich [director de Zastava] estimaba la planta de pintura como el orgullo de Zastava, al tener como tenía líneas de producción robóticas modernas. Aquí la devastación fue incluso más terrible que en otras plantas. Era estremecedor. Cuatro misiles habían dejado la planta sin techo y enterrada en un manto de escombros. Montañas de retorcidos y revueltos restos de maquinaria se elevaban sobre las ruinas, semejando en algunas secciones esculturas abstractas. Djordjevich cariñosamente describía la avanzada tecnología utilizada en la planta. "Ellos golpearon esto directamente, como usted golpearía a un hombre en su corazón." 5
En el año 2000, tras instalar el poder económico occidental un gobierno títere mediante la violencia y las "revoluciones de color", como la de OTPOR, financiadas con dinero extranjero, 6 se amenazó a los trabajadores de Zastava que o aceptaban un despido de dos tercios de la plantilla o se cerraba la empresa. El ministro de finanzas Pavle Petrovic mostraba la ruindad humana de los nuevos dirigentes serbios, no ya al servicio del país, sino al de su enriquecimiento personal y al de sus patronos, e indicaba que: "Ya es hora de que la gente aprenda que no habrá ya más  ningún sistema de apoyo de por vida". 5 Claro, aplicado a los demás, no a ellos.
Finalmente, en el proceso de privatización,  Fiat se hacía dueña de Zastava y olvidaba sus promesas, despidiendo a la mitad de la plantilla. Se imponían los intereses privados, pero con generosa y decisiva ayuda pública, y no solo enviando a la policía para golpear y expusar a los trabajadores:
Con los trabajadores ridicilizados como parásitos perezosos, la propaganda neoliberal estaba en pleno auge. El gobierno, que se había burlado durante mucho tiempo de la empresa propiedad del estado Zastava por depender de subsidios, no vio una contradicción en ofrecer a Fiat un estatus de monopolio, subsidios de diez mil euros por trabajador, y subsidios para apoyar las ventas durante el primer año. A Fiat, además, se le garantizó una exención de pagar impuestos durante un periodo de diez años, y a los socios extranjeros de componentes de Fiat se les dio el suelo gratis. Una zona industrial libre de impuestos fue creada para Fiat, con el gobierno aportando infraestructuras libres de costo. En conjunto, estos regalos a Fiat empequeñecen cualquiera de los subsidios que la empresa Zastava recibió alguna vez. 5
El mito era y es que la empresa privada hizo rentable la economía, la realidad es que ejerció y ejerce un monopolio dictatorial, parasitando al sector público y a todos nosotros. Es hora de romper el mitoLo público se ve como ineficiente, lento, que no arriesga y no innova, cuando la realidad es más bien la contraria. Esta percepción es debida al control de los medios de comunicación por los grandes monopolios económicos, como Apple, Microsoft, Fiat o Coca-Cola, entre otros, parasitando a las organizaciones públicas, y a nosotros como aportadores de fondos a través de los impuestos, y encima difamando a su benefactor. La autora de la obra El estado emprendedor Mariana Mazzucato habla de que los economistas, fundamentalmente sometidos al poder privado, pueden reconocer el papel del estado en los mercados, por ejemplo ante los problemas que generan los monopolios, tan habituales hoy en día. Sin embargo, prosigue, el estado juega también un papel fundamental al modelar y también crear activamente los mercados, como es el caso de la tecnología de la información, la biotecnología o la nanotecnología
Los fondos del sector público no solo han apoyado la investigación básica, sino también la investigación aplicada e incluso, en la primera etapa,  la subvención  de la empresa de alto riesgo. Esto es importante porque la mayoría de los fondos de capital de riesgo son de demasiado corto plazo y dados a la fuga para tratar con el altamente incierto y prolongado proceso de innovación.  
Yo a menudo utilizo el iPhone como un ejemplo  de como los gobiernos dan forma a los mercados, porque lo que hace al iPhone 'smart' y no estúpido es que lo que puedes hacer con él. Y sí, todo lo que puedes hacer con un iPhone fue financiado por el gobierno. Desde internet que te permite navegar por la red, al GPS que te permite usar Google Maps, a la pantalla táctil e incluso el sistema activado de voz SIRI -todas estas cosas fueron financiadas por el Tío Sam a través de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), la NASA, la Armada, e incluso la  CIA. 7
Además, y este es otro punto clave, ¿qué beneficio o recompensa tiene el estado?, o ¿cómo repercute eso en todos nosotros?, los financiadores finales de tales inversiones e investigaciones. La respuesta es un poco desalentadora, los beneficios, muy suculentos, van a lo accionistas y directores ejecutivos de esas compañías, a los que no se les aplican unos impuestos progresivos según su grado de ganancia y a que, añadido a esto, pueden eludir cualquier carga impositiva llevando sus dividendos a paraísos fiscales fuera del país. Hay, de este modo, poco agradecimiento y poca motivación para la innovación. Fiat, Apple y otras compañías también destacan en este aspecto negativo.
De manera similar, Apple es tan bueno evitando impuestos como lo es haciendo iPhones. En 2013, un grupo de investigación del Senado encontró que creando entidades mail-slot por todo el mundo y atribuyendo los beneficios a ellas, Apple había conseguido pagar solo el 2 % en impuestos de 74 mil millones de dólares en el extranjero. De acuerdo a  Ciudadanos por la Justicia en los Impuestos, 18 de las más grandes corporaciones de Estados Unidos, dirigidas por Apple, llevaron a cabo estas tácticas para evitar pagar 92 mil millones de de dólares en impuestos en EE.UU. el último año. Y si esto no es suficientemente malo, Apple -que tiene 181,1 mil millones de dólares escondidos en cuentas en el extranjero- está entre el grupo de multinacionales presionando al Congreso para garantizarles una segunda moratoria fiscal de repatriación para que puedan traer a casa una cantidad estimada en 1,7 billones de dólares a la significativamente reducida tasa del 6,5 por ciento. La última moratoria fiscal aprobada en 2004, condujo a un recorte de más de 20.000 puestos de trabajo en EE.UU. y redujo el gasto en I&D, directamente en contra de los argumentos hechos en su favor, encontró el informe del Senado.8
Con la indiferencia o apoyo a la destrucción de Yugoslavia contribuimos a crear este mundo demasiado desigual, demasiado tiránico y demasiado inhumano. Cuando alguien les pregunte, como me preguntaron a mí en una comida, qué tiene que ver la guerra de Yugoslavia con él, tendrán motivos para reprobarle tanto su inconsciencia como su frivolidad o su escaso valor humano.

Referencias:
1. Michael Parenti. The rational destruction of Yugoslavia.
http://www.michaelparenti.org/yugoslavia.html
2. Antonio Maestre. Pan e ideología: Podemos e IU apoyan la venta de barcos de guerra a Arabia Saudí. Lamarea.com. 23.02.2016.
3. Tony Cartalucci. Total War in Yemen Totally Ignored by Western Media. Land Destroyer. 27.08.2015.
4. Podemos apoya con matices el contrato de corbetas para Arabia Saudí. Radio Cádiz. Cadena Ser. 17.02.2016.
5. Gregory Elich. Deindustrialization-nato-style. Counterpunch. 15.4.2015.
6. Tony Cartalucci. CIA Coup-College. Land Destroyer. February 2011.
http://landdestroyer.blogspot.com.es/2011/02/cia-coup-college.html
7. Lynn Stuart Parramore. What the Steve Jobs Movie Won't Tell You About Apple's Success. Alternet. 26.10.2015
8. Eric Alterman. 2 Things You Won't Learn from the New Steve Jobs Film. The Nation. 15.12.2015.

lunes, 22 de febrero de 2016

La guerra económica contra Yugoslavia. Parte II. Tercermundialización y la responsabilidad de los trabajadores occidentales

La OTAN matando a Yugoslavia y a la esperanza y futuro de sus gentes 

Nos decía el escritor alemán Bertolt Brecht que el peor de los analfabetos es el analfabeto político, que no sabe o no quiere saber que el llevar una vida digna o, por contra, una de miseria y de humillaciones depende de la decisión, la responsabilidad, el conocimiento y el trabajo de gente como él mismo. Y lo que es peor, tiene a orgullo y risotada su ignorancia y dejadez política. Tan zoquete como vago, tan sin fundamento como inconsciente. Como dice el dramaturgo, de su ignorancia política nace la prostituta: la mujer que sin otros medios y dejada a su suerte tiene que entregar su cuerpo a quien no quiere para sobrevivir o hacer sobrevivir a su familia. Del mismo modo, en semejante despropósito nace el menor abandonado, que será carne de explotación y de cañón, y se desarrolla el político corrupto y mequetrefe al servicio de las empresas privadas, nacionales y transnacionales.
Europa occidental está repleta de analfabetos políticos, analfabetos que han mirado hacia otro lado, en el mejor de los casos, o han apoyado directamente los ataques que llevaban y llevan a cabo los dirigentes políticos, corruptos y mequetrefes, al servicio de las empresas privadas contra las naciones que tenían florecientes y ricos sectores públicos, incluida la industria y la banca, y que posibilitaban unas sociedades prósperas y cultivadas. Un ejemplo era Yugoslavia, no querida por este motivo por los tiránicos magnates de las corporaciones extranjeras. Como se indicaba en la primera parte, a este estado se le tendió una trampa mediante la concesión de préstamos, generando una enorme deuda; luego vinieron los chantajes y las amenazas, para enfrentar a unas repúblicas de la Federación con otras, provocando la división. División que era ahondada por dar dinero a unas y negárselo a otras, por condicionar estos préstamos a que la independencia de las repúblicas fuese no solo algo posible sino una realidad, y por dar armas para que tal ruptura fuese un hecho consumado; no por las buenas, sino por las malas y bien malas. 1, 2
Pese a toda esta violencia económica y militar por parte de occidente, hubo repúblicas de Yugoslavia , como Serbia, donde residía la capital, Belgrado, que continuaba firme y decidida con un potente sector público liderando los diferentes sectores económicos: industrial, financiero, turístico, comunicaciones, enseñanza, investigación,  agrícola, sanitario... Pero este no era en absoluto el modelo que deseaban las corporaciones occidentales, ellos no querían un estado con un sector público poderoso y con recursos, trabajadores con buenas condiciones laborales y una sólida protección social, con la riqueza económica destinada al bien e interés común y no al beneficio privado. Se quería en realidad para Yugoslavia y sus repúblicas algo verdaderamente indignante, llevarlas a una situación tercermundista, una tercermundialización mediante la destrucción de la industria y los demás sectores económicos para doblegar y arrodillar al país ante los deseos y ambiciones de fortunas privadas extranjeras. Situación ante la cual los trabajadores occidentales tomaron partido por los agresores y que, como veremos, se volvería finalmente contra ellos mismos, porque el objetivo previsto para Yugoslavia era también el pensado para los Estados Unidos y la Europa de la Unión Europea. Veamos qué objetivos eran estos:
- crear países (en muchos casos colonias, como la misma Bosnia o Kosovo, de los que hablaré en otro artículo) incapaces de desarrollarse y ser independientes, entre otras cosas porque no se dispone ya de los recursos económicos y, especialmente también, porque a los dirigentes políticos no se les permite tomar decisiones y trabajar por su país, sino que desarrollan su labor en provecho de poderosos clanes externos y de algunos locales.
- Recursos naturales en manos de las corporaciones extranjeras para su explotación, convirtiéndose estas naciones en proveedores de materias primas baratas, no aprovechándolas para su propio crecimiento. Constituyendo esto el típico e histórico robo de las grandes potencias sobre las naciones conquistadas. Son las venas abiertas de América Latina descritas por Eduardo Galeano aplicadas a la misma Europa. 3
- una población, la yugoslava, muy formada pero sometida mediante la fuerza y el hambre, al destruir las fábricas o empresas donde se ganaban dignamente la vida, a trabajar bajo salarios de subsistencia, sin derechos y con una alta proporción de desempleo para mantener a raya a los trabajadores. Esta situación se utilizaría para destruir así mismo las condiciones laborales en occidente, al importar a estos trabajadores o algo más común, llevar las fábricas allí o  amenazar que se iban a llevar allí, de modo que mediante este chantaje se destruían y destruyen las condiciones laborales aquí. Esto último lo están experimentando ahora los trabajadores de TRW en Pamplona, donde la amenaza era con irse a un país de la ex Unión Soviética, otro estado hundido ante la complacencia de occidente, con el fin último de reducir la plantilla, dejando en la calle y  sin recursos a bastantes personas, y de romper el convenio laboral existente, ruptura y "negociación" a peor. 4  La dirección de esta empresa indicó inicialmente que tenía previsto despedir a 250 trabajadores, para atemorizar a la plantilla lo suficiente y luego ser "más generosa", reduciendo el número de despidos a 123, pero estableciendo un convenio colectivo donde los ingresos y condiciones de los trabajadores se ven muy claramente mermados. 5 Ahora los trabajadores de esta empresa y de tantas otras se sienten completamente indefensos ante esta situación de imposiciones, pero hay que recordar que es una situación que ellos mismos contribuyeron a crear. Por supuesto, el trabajador occidental nunca reconocerá esto, la culpa es de los demás o del sistema, algo abstracto siempre es útil; y, por supuesto también, acusará y odiará a quien le haga ver tan evidente realidad, ya saben, aconseja al necio y te tomará por enemigo.
- Desmantelar o destruir toda la industria y economía, tanto pública, privada o en cooperativas, que no se sometiese a las órdenes,  deseos o que fuese competencia de las corporaciones exteriores. Lo que muestra, como siempre se ha mostrado, que lo del mercado libre o la libre competencia es uno de los mitos más extendidos del occidente capitalista. Lo que se quiere y se ha logrado es una corporocracia con los estados a su servicio, una especial tiranía más o menos encubierta. 6
Todavía en el año 1999, en lo que quedaba de la Federación yugoslava, Serbia, incluida Kosovo, y Montenegro, más de tres cuartas partes de la industria y de las empresas pertenecían al sector público. Había que destruirlas. 6
¿Qué se hizo? Lo de siempre, demonizar a un líder, aquí Milosevic, 7 aunque no fuesen en absoluto ciertas las acusaciones vertidas contra él, o demonizar un gobierno, al que se le llamará, como no, "régimen" o "dictadura", aunque no haya aquí tampoco evidencia real de que ese gobierno o sistema político sea peor que el de los denunciantes, habitualmente suele ser al revés.
Se generó el típico ambiente de histeria colectiva que se crea cuando se quiere lanzar una guerra. El propio  Willy Wimmer, vicepresidente alemán del parlamento de la OSCE, criticaba duramente la desinformación deliberada sobre la masacre de Racack, un hecho como tantos, como la masacre de Srebrenica, tergiversado y sacado fuera de contexto:
Todo está orientado de manera que suscite una cierta reacción y que nos haga reclamar, al ver ciertas imágenes, que enviemos a nuestros soldados a desencadenar una operación. Estoy profundamente afectado por esta vergonzosa manera de jugar con nuestros sentimientos humanos.8
Los hechos se invertían, se ponía en el poder político a una organización mafiosa como el apodado como ELK y a un dirigente mafioso Hashim Thaci, conocido como "la serpiente" en los círculos del hampa. 9 Y estos, financiados y asesorados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Alemania, 10, 11 comenzaron la ola de terror no solo contra los serbios, sino contra otras etnias, como los gitanos, y especialmente también contra los albanokosovares que rechazaban tales criminales prácticas, por ejemplo seguidores de alguien más moderado como Rugova. 12 Era la estrategia de la limpieza étnica y la provocación, tal y como se haría más tarde en Libia y Siria.
El propio ELK manifestaba públicamente que la suya era una estrategia de desafío para provocar las represalias del Ejército serbio y así conseguir el apoyo de la opinión pública occidental al ataque de la OTAN. 13
Los medios de comunicación de Europa y de Estados Unidos repitieron otra de sus campañas bélicas que tanto daño y muerte provocaron posteriormente.
El suceso de Racak, el 15 de enero de 1999, se quiso presentar por el Gobierno norteamericano y por los medios de comunicación como un crimen contra la humanidad, cuando lo que ocurrió es que la policía serbia atacó un poblado donde estaban militantes del ELK y mató a varios de ellos. Pudo haber abuso de los militares serbios, pero no hay que olvidar que días antes miembros del ELK habían asesinado a varios policías. No obstante, el hecho fue mostrado como un acto de genocidio o de crimen contra la humanidad contra civiles indefensos en un montaje preparado por William Walker para la prensa. Walker era el diplomático estadounidense que apoyó a los escuadrones de la muerte en El Salvador. Se indicó que los cuerpos presentaban disparos a corta distancia y con mutilaciones. Sin embargo, esto se comprobó que era falso, ya que un equipo de Associated Press Tv había estado filmando el combate entre la policía serbia y los integrantes del ELK en Racak. Además, las autopsias hechas, pese a la oposición norteamericana y del ELK, revelaban heridas de bala por disparos a larga distancia, es decir, en un combate. 14 Esta información fue silenciada en los medios occidentales y provocó  que se usase como pretexto para lanzar el brutal bombardeo contra Serbia ya preparado. Fue un crimen en la guerra que se libraba (el suceso de Racak), pero no un genocidio como algunos periódicos lo calificaban, sin olvidar que en  el cómputo general de la guerra en Kosovo el balance de muertos era mucho mayor en el lado serbio, algo que no querían recordar en occidente. Hasta enero de 1999 se contabilizaban en torno a dos mil víctimas por los enfrentamientos. George Robertson confesaba ante la Cámara de los Comunes que la mayor parte de los crímenes cometidos correspondían al ELK. Nicolas Wheeler también coincide en esta observación e indica que la policía serbia sería responsable de unas quinientas muertes, quedando mil quinientos en responsabilidad de la organización extremista albanokosovar. 13 Pero los medios de comunicación querían dar otra versión para alentar el ataque de la OTAN, que se produciría a finales de marzo de 1999. Por ejemplo, un editorial de The Guardian del 26 de marzo de 1999 hablaba de la guerra como "un reto para nuestra generación"; el Mirror lo expresaba así: "Ecos del holocausto"; y The Sun pedía: "pulverizarlos (a los serbios) con un bombardeo masivo", la BBC, incluso en el año 2002, mostraba en enero un programa,  Descubierto, en el que celebraba la jornada de Conmemoración del Holocausto, haciendo referencia a un supuesto holocausto imaginario provocado por los serbios. En el New York Times Tomas Friedman, el 23 de abril de 1999, en un artículo titulado sin ambigüedades como: "déjense de milongas", hablaba de "limpieza étnica", causada por los serbios a los que había que castigar, pidiendo  que "todas las centrales eléctricas, las conducciones de agua, los puentes, las carreteras" deberían convertirse en objetivo de la OTAN. 13 Y eso es lo que hizo la OTAN a partir del 24 de marzo de 1999, bombardear sistemáticamente un país como Serbia durante setenta y ocho días, matando al menos durante esos días a dos mil civiles, las secuelas, por el propio cáncer producido con el uranino lanzado,  originarían bastantes más muertes; y destruyendo sus infraestructuras, industria, escuelas, hospitales, instalaciones agrícolas, etc., además de contaminar el suelo, agua y cultivos con uranio y otros productos tóxicos lanzados. Toda esta barbarie fue posible una vez más gracias a la campaña de odio y mentiras sembradas por los medios corporativos. 
Los efectos del bombardeo fueron también obviados por las televisiones y la prensa, de hecho los utilizaron como argumento a favor de los ataques de la OTAN, al haber gran número de refugiados albanokosovares que huían. Lo que no decía la prensa es que esto lo provocó directamente el bombardeo o indirectamente al causar la reacción serbia, pero una vez más los medios invirtieron la realidad:
 .
La crisis de los refugiados se convirtió en el arma propagandística más poderosa de la OTAN, cuando, racionalmente, se debió de haber considerado como un delito de agresión […] Así que los cientos de miles de serbios que se vieron obligados a huir de los bombardeos fueron olímpicamente obviados por la prensa británica [y la occidental en general].  15

Así, ocurría que cuando una mujer albana cruzó la frontera de Macedonia, los medios de comunicación le esperaban con entusiasmo y le preguntaron si la policía serbia la había expulsado. La mujer respondió:
 No fueron los  serbios. Fuimos asustados por las bombas [de la OTAN]. 16
Esto no fue publicado entonces por los medios corporativos, como el New York Times o el Washington Post, como indica el historiador Michael Parenti, apareció reflejado en un medio alternativo de San Francisco. 
Bien, pedir racionalidad e integridad periodística a unos medios de comunicación que tienen como misión servir al mundo de los grandes negocios, al de las transnacionales y al sistema financiero, es en vano. Su misión es, en definitiva, mostrar al público un mundo  acorde a los intereses de esos dirigentes. Claro que no solo a costa de renunciar a su labor teórica como periodistas, sino a ser cómplices activos en crímenes contra la humanidad. Complicidad que es arrastrada al público, que apoyará firmemente estas barbaridades, llevando su parte de culpa con estos crímenes y con la destrucción de los modos de vida estables y dignos de estos países, y, en una jugada macabra, contribuyendo a destruirse ellos mismos, al dar poder para conseguirlo a sus propios explotadores, que luego aplicarían las severas condiciones laborales a Europa occidental una vez hubieron logrado su objetivo en Europa del Este.
La destrucción de la economía de Yugoslavia fue aplicada tal y como solicitaban "periodistas" como Tomas Friedman del New York Times, bombardeando cada industria, cada empresa, cada infraestructura o lugar, sin importar si había en ellas trabajadores o no, hasta demolerlas, hasta que no pudiesen ser fuente de competencia o de subsistencia para los yugoslavos. La crueldad e inmoralidad de la OTAN al servicio de las corporaciones no tuvo límites. Podemos ver tal actuación contra el complejo de industrias Zastava que fabricaban automóviles, camiones, tractores, maquinaria..., además de proporcionar electricidad a la población, y que empleaba a decenas de miles, añadido a las industrias suministradoras y clientes de ella. Así, vista la clara intención de la OTAN de destruir el sector industrial de Yugoslavia, Zastava se revelaba como un objetivo central. En una decisión que nos sorprende ahora a los habitantes de la Unión Europea, los trabajadores de Zastava hicieron de escudos humanos voluntariamente y conscientes del grave riesgo que conllevaba para proteger su empresa, que era la garantía de poder continuar con su modo de vida. Hoy esto sería impensable en nuestros países, los trabajadores podemos estar alienados y ser unos analfabetos políticos, pero no somos tan estúpidos como para arriesgar las vidas por algo que percibimos correctamente como no propio y donde tenemos que ir con pesar y desagrado para llevar un pobre sueldo que nos permita subsistir, ya no vivir, a nosotros y a nuestras familias. No era así en Yugoslavia, la empresa era algo propio que se preocupaba por uno, el trabajo no era una esclavitud, sino una parte de la vida donde se hacían cosas para la sociedad y se recibía una compensación digna y formación por ello.
Tres días después de que la OTAN comenzó su guerra, los trabajadores y la dirección emitieron una carta abierta que fue enviada a los sindicatos en el extranjero, al Presidente de los EE.UU. Clinton, al Primer Ministro Tony Blair, a la Secretaria de Estado de EE.UU. Madeleine Albright y a otros líderes occidentales. "Nosotros, los empleados de Zastava y los habitantes de Kragujevac [una ciudad industrial en el centro de Serbia, sede de Zastava] amantes de la libertad hicimos un escudo humano" indicaba la declaración. "Incluso al final del turno, incluso cuando la alarma sonó, los trabajadores de Zastava no abandonaron sus talleres, sino que se quedaron para proteger con sus cuerpos lo que provee el modo de vida a sus familias, lo que ellos han construido en largos años de trabajo honesto con el propósito de crear un futuro mejor".  La carta avisaba a los líderes de la OTAN, "Queremos que ustedes sepan que el ataque sobre nuestra fábrica significa una muerte directa a miles de hombres y mujeres y una enorme pérdida material y espiritual para sus familias". 17
La solidaridad con esta fabulosa gente solo llegó de las personas y trabajadores de los países denominados como tercer mundo, que sabían por experiencia personal lo que eso significaba. Del primer mundo no hubo noticias, los trabajadores, los sindicatos, los profesores universitarios y todos los demás callaron, callaron mientras caían las bombas y destrozaron Zastava e hirieron a sus trabajadores, continuando con otras y otras empresas e infraestructuras. Avergüenzense ustedes y no se quejen hoy de su penosa situación que ustedes con su inhumanidad  crearon.
Como acertadamente señala Michael Parenti, la destrucción de la OTAN de la Yugoslavia social sirvió a un racional interés de clase,  aquel en el que un grupo de privilegiados humillan y someten a sus caprichos a todo un conjunto de la sociedad, haciéndoles vivir penosas vidas mientras ellos despilfarran absurdamente la riqueza generada por otros. 
La Confederación de sindicatos de Serbia mostró una lista de 164 fábricas destruidas por el bombardeo, ninguna de ellas de una firma extranjera; las bombardeadas pertenecían al estado.
Como yo observé en un viaje a Yugoslavia poco después de la guerra,  el enorme Hotel Yugoslavia, dirigido por el estado, fue hecho inhabitable por los misiles de la OTAN, mientras el Hyatt Hotel, propiedad de las corporaciones, con toda su fachada de cristal no sufrió ningún arañazo en sus ventanas. Edificios que exponían señales muy visibles en sus azoteas anunciando marcas como Panasonic, Coca Cola, Diners Club International y McDonald's, eĺ último con inmensos arcos dorados, sobrevivieron perfectamente intactos. 18
Llegaba de esta forma la "democracia" a Yugoslavia, destruyendo la economía, pero también las bibliotecas, los teatros, los hospitales, las clínicas de maternidad, los sanitarios, los geriátricos, los hogares, las escuelas, los puentes, los monumentos, las iglesias, los museos..., algo que ni el propio Hitler hizo años atrás. 18
La mano oculta del mercado nunca funcionará sin el puño oculto -McDonald's no puede prosperar sin McDonnell Douglas, el constructor del F-15. Y el puño oculto que mantiene el mundo seguro para las tecnologías de Silicon Valley se llama Ejército de los Estados Unidos. 19

Referencias-Notas:
1. Boris Malagurski. The Weight of chains (documental). 2010.
2. Michel Collon. El juego de la mentira. Las grandes potencias, Yugoslavia, la OTAN  y las próximas guerras. Hiru. 1999. pp.120-145.
3. Eduardo Galeano. Las venas abiertas de América Latina. Siglo XXI.
4. ZF TRW reitera que los 123 despidos son necesarios y que "no va a cerrar la planta". Diario de Noticias. 20.2.2016.
5. La dirección de TRW plantea 250 despidos en la planta de Landaben. Diario de Noticias. 19.1.2016.
Diario de Noticias es uno de los medios corporativos locales de Navarra y ha contribuido también con su desinformación y propaganda persistentes sobre los conflictos internacionales a este estado catastrófico de las cosas. Alguien dirá, con el habitual poco criterio, que por ejemplo ha publicado artículos de este autor, pero hay que decir que lo ha hecho con aquellos que bien le interesaba, ejerciendo una férrea censura cuando yo ponía en evidencia en otros las falsedades vertidas por este periódico y otros, como lo ocurrido en Crimea, en Siria o cómo Israel capta y utiliza a los mercenarios islamistas en su provecho, incluidos a sectores de Hamás.
6. Michael Parenti. To kill a nation. The attack on Yugoslavia. Verso. 2000, pp.17-22.
7. Michael Parenti. The demonization of Slovodan Milosevic. December 2003.
http://www.michaelparenti.org/Milosevic.html
8. Michel Collon. Monopoly, la OTAN a la conquista del mundo. Hiru. 2000, pp: 10-20
9.  Michel Chosudovsky. Kosovo´s mafia state: from Madeleine to Hillary.Global Research. 6.4.2012.
10. Tom Walke, Aidan Laverty. CIA aided Kosovo guerrilla army. The Sunday Times. 12.3.2009
11. Fallgot, Roger (1998). «How Germany Backed KLA». The European.
12. Michel Chosudovsky. The History of "Humanitarian Warfare": NATO's Reign of Terror in Kosovo, The Destruction of Yugoslavia. Global Research. 24.2.2008.
13. David Edwards, David Cromwell. Los guardianes del poder. Txalaparta. 2011, pp.159-170.
14. Michael Parenti. To Kill a Nation: The Attack on Yugoslavia.  pp. 106-112.
15. Hammond y Herman, Degraded Capability. 2000.
16. Michael Parenti. The media and their atrocities. 2000. 
17. Gregory Elich. Deindustrialization-nato-style. Counterpunch. 15.4.2015.
18. Michael Parenti. To Kill a Nation: The Attack on Yugoslavia. pp. 165-175.
19. Thomas L. Friedman. A Manifesto for the Fast World. New York Times. 28.3.1999.

martes, 16 de febrero de 2016

La guerra económica contra Yugoslavia. Parte I

Juegos Olímpicos de Invierno de Sarajevo, 1984

Una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, tras la derrota de la Alemania nazi y sus socios en el régimen clerofascista Utasha, que se extendió por Croacia y Bosnia en la la denominada Gran Croacia, a manos de los partisanos y sus aliados;  los yugoslavos, los eslavos del sur, se organizan en un estado común, que se denomina en 1945 como República Democrática Federal de Yugoslavia, en 1946 queda como República Federal Popular de Yugoslavia y ya en 1963 pasa a llamarse República Federal Socialista de Yugoslavia.
Este estado se caracteriza por el notable desarrollo social y económico, así como por sus buenas relaciones con el resto de países del mundo, especialmente el tercer mundo; ellos constituirán el movimiento de países no alineados y se distanciaron ya pronto de la Unión Soviética, aspecto este, que como en Rumanía, les pasó factura al verse aislados e indefensos frente a las potencias occidentales, que serían las que finalmente destruirían y, claro, obtendrían provecho económico de la ruptura de Yugoslavia. La tolerancia y la harmonía entre las diferentes culturas: ortodoxa, católica, musulmana, judía, yugoslava..., fue otra de sus características; aunque aquí hubo lugar también a la desigualdad y a la persecución, como se hizo contra los serbios de Kosovo, en favor de la cultura musulmán-albanesa. 1
Esta visión o actitud "neutral", bastante ingénua, como fue así mismo en nuestro tiempo la de Libia, conduciría a pedir préstamos ya en los años 70 a occidente, que se los daba entonces a bajo interés; no obstante, esto provocó un gran endeudamiento. Situación que estaban buscando sus prestamistas, con el fin de poder utilizar esta poderosa arma, la deuda, para el sometimiento y explotación del estado eslavo. Europa occidental más tarde dejaría de comprar a la Federación yugoslava, originándole un serio problema, de no tener recursos para destinarlos a su propio país al tener que entregarlos para el pago de la deuda externa.
Antes de endeudarse y de sufrir las devastadoras consecuencias que conlleva, la economía de este país tenía un crecimiento constante, su PIB aumentaba en torno a un 6% en las décadas de los 60 y 70. Pero una vez en manos de sus acreedores, el FMI y el Banco Mundial comienzan a imponer sus reglas, estas incluyen severas reformas: una de ellas clave y que destruiría el Estado de Yugoslavia fue el desmantelamiento del sector industrial.  Los efectos son inmediatos: para el periodo 1980-87 el PIB cae a un 2,8 %, siendo en 1987-88 del 0% y en 1990 es ya negativo del 10 %. 2, 3
A lo largo de los 80, el FMI y el Banco Mundial periódicamente prescribían más dosis de su amarga medicina económica y la economía yugoslava lentamente cayó en coma. Desde el comienzo, los sucesivos programas esponsorizados por el FMI aceleraron la desintegración del sector industrial de Yugoslavia, la producción industrial cayó a un negativo 10 % de crecimiento para 1990, y el sucesivo desmantelamiento de su estado del bienestar, con todas las consecuencias sociales predecibles. 4
Estas amargas y crueles reformas económicas son llevadas a cabo por las entidades anteriormente mencionadas, que tienenen un largo historial en estas tareas, y por otras nuevas nacidas con este propósito y otros, como fomentar la oposición política trabajando para intereses privados y extranjeros, es el caso de la NED (National Endowment for Democracy- Fundación Nacional para la Democracia). La NED fue creada en  el año 1983 y su función real, no la simulada por su nombre o la divulgada por sus promotores, es promover no la democracia, sino los intereses de las poderosas familias anglosajonas propietarias de las corporaciones. Pueden verlo explicado en estos dos ejemplos: Rusia y Hong Kong. Una de las organizaciones satélites de la NED es el CIPE  (Centro para la Empresa Privada Internacional), esta fundó al G17, una organización de economistas neoliberales. Gente que también pertenecían al FMI o al Banco Mundial, como Dusan Vujovic, Zeljko Bogetic o Branco Milanovic. El coordinador del G-17, el profesor Veselin Vukotic, trabajó muy de cerca con el Banco Mundial, así como ministro de privatización bajo el Primer Ministro de Yugoslavia Ante Markovic. Fue el responsable de llevar a cabo el plan de bancarrota del FMI para Yugoslavia en el periodo 1989-90.
Como acciones de la política económica  del FMI y el Banco Mundial tenemos:
- Quitar protección social: comida y vivienda subvencionadas, educación y sanidad gratuitas.
- Eliminación de derechos laborales. Reducción de salarios. Aumento de despidos.
- Destrucción de empresas públicas y también privadas. Como indica Michel Chossudovsky el Banco Mundial lo llama el mecanismo del gatillo, que consiste en disparar la bancarrota en la industria yugoslava. Una vez destruidas se venden a precios de saldo a las corporaciones extranjeras o se privatiza o se destruye. Desde enero 1989 a septiembre 1990  más de 1100 industrias son eliminadas. Esto implicó una caída drástica en el nivel de vida de los habitantes de Yugoslavia al generarse un enorme desempleo donde antes no existía. Entre enero y octubre de 1990 el nivel de vida cayó un 18 %, aumentando el desempleo un 20 %. 5
Las tensiones económicas dispararon las tensiones políticas y étnicas. Se crearon también entre repúblicas al no llegar el dinero desde la capital Belgrado.
“Empobrecer a la población mediante las reformas del FMI pretendía contribuir a incrementar las tensiones sociales y étnicas” (Michel Chossudovsky). 5
Este descontento general hace que la población, desesperada, sea fácilmente manipulable y busque culpables (chivos expiatorios). La gente se aferra de forma extrema a ideologías, principalmente nacionalistas, o religiones que le den una esperanza en su desesperanza. Así, se siente importante y puede echar la culpa a otros o verter su ira contra alguien cercano, aunque realmente no tenga nada que ver con lo que le sucede o sucede.
Markovic fue a Washington a pedir dinero para evitar estos enfrentamientos, pero Washington se lo negó.  En noviembre de 1990 G. H. W. Bush asistió al Congreso para cortar el crédito a Yugoslavia, en esa ley (Ley de Apropiación Extranjera) también indicaba que si cualquier república quería ayuda, debería separarse de Yugoslavia, así como que las elecciones deberían hacerse en cada república y no  en toda la Federación. La ayuda, como más tarde en Ucrania, llegó a partidos de extrema derecha. 2, 5
Ya Estados Unidos, con la Administración Reagan, emitió la Directiva de Decisión de Seguridad Nacional NSDD64 en 1982 sobre los “esfuerzos para promover una ´revolución silenciosa´ para derrocar a gobiernos comunistas y partidos.” En 1984 emite otra, la NSDD 133 sobre “la política de EE.UU. hacia Yugoslavia”. Esta política iba a ser “promover la tendencia hacia la economía de libre mercado en Yugoslavia”. 2, 6, 7
Así, ya en 1991 la inflación se dispara, alcanzando el 200 % y el Gobierno yugoslavo era incapaz de pagar la enorme deuda y no tenía dinero siquiera para la compra de materias primas. El crédito colapsó y comenzaron las protestas de la gente y las luchas entre repúblicas, pues las estas ya no recibían el dinero que les correspondía. Estalló el nacionalismo más intolerante con las consiguientes persecuciones, se llevaron a cabo las habituales contra los comunistas en Croacia, Eslovenia o en Bosnia.
Los ingresos del Estado que deberían haber ido como transferencia de pagos a las repúblicas y provincias en vez de servir a la deuda de Belgrado con  los clubs de París y Londres. Las repúblicas fueron dejadas a su suerte.Cortando las arterias financieras entre Belgrado y las Repúblicas, las reformas encendieron las tendencias secesionistas que se alimentaron en factores económicos además de en divisiones étnicas. La crisis presupuestaria inducida por el FMI creo un hecho económico consumado que allanó el camino para las secesiones de Croacia y Eslovenia en junio de 1991. 4
El Frankfurter Allgemeine Zeitung (portavoz del poder económico alemán) calificaba en 1991 a Yugolsavia como a un “estado engendro”.
Bonn bloquea las líneas de crédito y provoca una situación de bancarrota en la Federación yugoslava. Aumentan las tensiones al dar crédito Alemania a las repúblicas secesionistas: Eslovenia y Croacia. Además, la Unión Europea, cuando estas declaran la independencia amenaza al gobierno central que si interviene no habrá ayuda económica. 8
También Naciones Unidas llevó a cabo un embargo el 25 de septiembre de 1991 a las Repúblicas yugoslavas, no cortando el suministro de armas a Bosnia o Croacia, pero sí provocando el aumento en la mortalidad infantil. Se estima un incremento de 5.500 personas anuales por año, entre niños y adultos. 5
Lo que vino después, la barbarie, masacres y el desastre económico que les continuaré contando, fueron consecuencia de todas estas acciones, de la planificada destrucción de Yugoslavia, que data de mediados de los 70, antes de la muerte de Tito en 1980. Esta destrucción se consiguió mediante una guerra económica, política y militar, pero no debido a que personas de diferentes religiones o culturas, todos ellos o la mayoría de ellos yugoslavos -eslavos del sur- no pudiesen vivir juntos. Si los amigos más unidos, las familias más unidas, los hermanos, las parejas, padres e hij@s pueden separarse, como de hecho se separan, traumáticamente por problemas y rencillas económicas y de otro tipo, ya me contarán si no puede hacerse esto con una nación con tan poderosos enemigos externos.

Ver: El origen de la guerra en Yugoslavia


Referencias:  

1. Carl Savich. Kosovo in the 1980s: Murders, Rapes and Expulsions. Serbianna. 27.07.2007.
2. Michel Chossudovsky. The Globalization of Poverty. Global Research. 2003, pp. 257-277.
3. World Bank, World Development Report 1991, Statistical Annex, Tables 1 and 2, Washington, 1991. 
4. Michel ChossudovskyDismantling Yugoslavia, Colonizing Bosnia. The Other Face of the European Project. Alternative Forum to the European Summit, Madrid, 1995.
5. Boris Malagurski. The Weight of chains (documental). 2010.
6. Origins of the Break up - A US Law. http://www.iacenter.org/bosnia/origins.htm
7. United States Policy toward Yugoslavia. National Security Decision Directive 133. 
http://fas.org/irp/offdocs/nsdd/23-2222t.gif
8. Michel Collon. El juego de la mentira. Las grandes potencias, Yugoslavia, la OTAN  y las próximas guerras. Hiru. 1999. pp.120-145.
9.Christof Lehmann. GLADIO, Bin Laden to Erdogan, Belhadj and Hamas: Mossad's and NATO's Dirty Underwear 2012. nsnbc.me. 2.02.2012.

viernes, 12 de febrero de 2016

¿Qué es para usted la democracia?


Ante esta pregunta, sobre qué es la democracia para cada uno de nosotros, podemos y solemos responder de una forma muy genérica como que es el modo en el que el pueblo, la gente, la sociedad o la población elige libremente a sus representantes o gobernantes, y así, teóricamente, la soberanía reside en el pueblo, la población, la gente o como lo quieran llamar. Pero si ya entramos  en qué resultados prácticos se esperan de ella para cada uno de nosotros, entonces ya somos más concretos:

- Poder tener igualdad de oportunidades.
- Tener derecho a una educación de calidad y para todos.
- Tener derecho a una sanidad también pública, de calidad, sin restricciones.
- Poder disponer de una vivivienda digna con un precio o costo asequible.

Además, se podrían expresar otras opiniones, como la libertad de expresión, la tolerancia, etc.
Bien, ¿en qué modo se cumplen los cuatro requisitos arriba expresados en nuestra sociedad occidental? Por ejemplo en España o en Estados Unidos. No muy bien, diría yo y cada vez a peor. ¿Por qué? Por culpa del gobierno, ¿no? ¿Están seguros de que tiene la culpa el gobierno de todo esto?
Recordemos que vivimos en un sistema económico capitalista, ahora denominado neoliberal. En un sistema económico y social así prima sobre todo el obtener el máximo beneficio, y se caracteriza porque los medios de producción y la riqueza en general se han ido concentrando cada vez más en menos manos, en un proceso de monopolización bien descrito por  estudiosos  de la teoría y sobre todo de la práctica y experiencia humana ahora bastante olvidados. Por tanto, en una sociedad con este sistema estos cuatro requisitos no son en absoluto un objetivo, bien al contrario.
El tener igualdad de oportunidades no puede darse cuando tenemos que unas pocas personas controlan prácticamente todos los resortes del poder y de la influencia que ejerce. Dependerá de su voluntad y capricho. Por supuesto, los pertenecientes o bien relacionados con esas familias en la cúspide serán los primeros y los elegidos, y en segundo, tercer y cuarto lugar estarán aquellos que mejor sirvan a sus intereses o deseos. Estamos hablando en realidad de un modelo similar al medieval, donde los nuevos dirigentes: los hombres de negocios, la burguesía, han sustituido a los Reyes o nobles.
La educación de calidad para todos e incluso gratuita es algo que no es del agrado de este mundo, porque se considera un gasto innecesario. Es suficiente con que las personas que están en los niveles altos de la economía puedan pagar y costearse la educación, que será, claro está, privada, para mantener bien clara la separación entre los elegidos y el resto de la gente. Tienen universidades específicas por todo el mundo con esta misión, formar futuros dirigentes pertenecientes a las familias pudientes.
Del mismo modo o en grado todavía mayor, una sanidad pública y gratuita no es vista con buenos ojos, porque aquí el dinero público no se destina a intereses específicos de quienes dirigen la sociedad. Sirve según ellos para mantener a personas "improductivas" que lo único que originan es gasto. Ell@s también aquí irán a una sanidad privada, solo accesible a clientes con mucha plata.
Por último, la viviendia digna se convertirá, como se ha convertido, en un sueño. Disponer de una casa propia hoy es arriesgarse a la ruina, primero por el enorme endeudamiento y después por no poder afrontarlo.
Mal panorama.
En realidad ante, por ejemplo, las cuatro respuestas anteriores sobre qué esperamos de una democracia para nosotros, vemos que la gente pide cosas que no son propias del modelo económico y social en el que vive, el capitalismo. El capitalismo no es así, no nos engañemos. Creo que cada vez hay menos despistados al respecto, más por la pura fuerza de los hechos y de las propias dificultades económicas y de otro tipo que sufren, que por alguna reflexión serena.
Lo que pide la gente en realidad no es propio del capitalismo, sino de otro sistema, del socialismo. Sí, eso que piden, aunque no se lo quieran creer, es socialismo. Si usted le dice a alguien esto le dirá que no, que el lo que quiere es eso, pero no socialismo. Ok, no vamos a perder tiempo discutiendo lo absurdo. Es mejor que pruebe los golpes que se dará una y otra vez  contra la pared, pared que por cierto no va a ceder. Así son las personas, profundamente contradictorias. Esta observación que les comento, sobre que cuando la gente responde sinceramente sobre sus necesidades habla de socialismo, aunque no lo mencione, no solo se me ha ocurrido a mí, la he visto en muchas personas observadoras, curiosamente no comunistas o socialistas, como yo, pero que se molestan por atender los hechos reales. Les muestro el ejemplo que nos expone Mark F. Brzezinski, hijo de Zbigniew Brzezinski, su padre, uno de los ideólogos en la política exterior de Estados Unidos y uno de los promotores de Al Qaeda:
Dando una clase en la Universidad de Varsovia, yo pedí a mis estudiantes que me definiesen democracia. Esperando una discusión sobre libertades individuales e instituiciones auténticamente elegidas, me sorprendí al oír a mis estudiantes responder que para ellos la democracia significa una obligación del gobierno en mantener cierto nivel de vida y dar  sanidad, educación y vivienda para todos. En otras palabras, socialismo. 2
Aunque esa respuesta  en un país como Polonia, pese a que  la juventud ya no recuerde muy bien el pasado socialista pero lo oiga a sus padres, sea más clara que en los países occidentales, tiene un sentimiento común de que los derechos básicos de las personas: educación, salud y vivienda, además de trabajo, los debe tener todo el mundo. Porque ser "libre" sin tener medios para sobrevivir, es solo eso, libertad para morirse de hambre. Y recuerden que nadie es libre si no tiene esos medios básicos y depende de lo bien que sirva o agrade a otro para tenerlos. Cuando alguien les hable de libertad, recuérdenle esto y si es preciso pónganle a él en el lugar de los otros, desnudo en la calle, en un lugar donde no conoce a nadie y en  época invernal. Luego le pueden decir que tenía libertad para moverse de este a aquel puente y de pensar lo que quisiese, claro, mientras no dijese cosas que molestasen demasiado.
Si creo que la gente optará finalmente  por un sistema socialista,  yo lo pongo en seria duda, al menos en el corto y medio plazo. Pues impera el sentimiento de distinguirse de los demás, de ser más, y sobre todo de tener más. Valoramos más, mucho más, a las personas por lo que poseen que por lo que son. El tener prevalece sobre el ser. La riqueza material determina la valoración social. Creamos el mundo del que luego nos quejamos.
El futuro no se presenta muy halagüeño y algunas de esas mentes brillantes de nuestro tiempo lo han expuesto claramente. El conocido científico Stephen Hawking ha descrito bien esta situación de egoísmo y abuso de unos seres humanos sobre otros que es tan vieja como la historia y que ahora se agravará más gracias a la tecnología. Un avance que  se podría traducir en el mejor bienestar de todos se convierte justo en lo contrario: la concentración de la riqueza y el lujo frente a la gran extensión de las carencias y la miseria para el resto de la sociedad. Ahora ya no ocurre que las máquinas han quitado una ardua y penosa labor a los trabajadores, desarrollando estos otras tareas. Ahora hay un aumento, escandaloso, de las ganancias de los propietarios, privándoselo a otras personas: al reducir de forma radical no solo los salarios sino todavía más el número de trabajadores. Esto se ha dado con especial intensidad en los últimos años y en un periodo muy breve de tiempo. Podemos ver como tres de los grandes fabricantes de automóviles (GM, Chrysler y Ford) obtenían unos beneficios aproximados de 36 mil millones de dólares, empleando a más de un millón de trabajadores, y eso después de las medidas drásticas que se tomaron en la industria de la automoción, frente a los gigantes de la comunicación e Internet actuales (Apple, Facebook o Google) que ganaron más de un billón con apenas 137.000 empleados. Los datos son elocuentes. Esto comenta Hawking:
La inequidad económica se dispararía a medida de que los puestos de trabajo se convirtieran en tareas automatizadas, ocupadas por las máquinas, y los ricos, dueños de esas máquinas, se rehusaran a compartir el rápido bienestar que este proceso les generaría.

Si las máquinas producen todo lo que necesitamos, el resultado dependerá de cómo las cosas son distribuidas. Todos pueden disfrutar de una vida de lujos si lo que producen las máquinas es compartido, o más personas pueden terminar miserablemente pobres si los dueños de las máquinas hacen lobby en contra de la redistribución. Hasta ahora, la tendencia parece inclinarse por la segunda opción, con la tecnología volviéndose cada vez más inequitativa.

Esencialmente, los dueños de las máquinas se posicionarán como la burguesía de una nueva era, en la cual sus corporaciones no proveerán de puestos de trabajo a las personas. 4
Estamos atrapados en el sistema económico en el que vivimos. En realidad el capitalismo es algo más que un sistema económico, ya que determina aspectos como el ocio, la cultura y el propio pensamiento, circunstancias que marcan  el modelo y sistema social, y finalmente nuestras vidas, nuestra calidad de vida. Este sistema modela nuestra mente y nos hace enfrentarnos a las más profundas convicciones morales, convirtiéndonos muchas veces en depredadores y explotadores de otros seres humanos. Un reciente filme de Stéphane Brizé, La ley del mercado, nos trae estos problemas artificiales y cotidianos  a los que se les fuerza a llegar a las personas, al ponerlas entre la elección de no tener con que poder sobrevivir, por ser despedidos al no cumplir las exigencias, o el de dañar o ser indiferente al destino de otras personas como nosotros y con necesidades como nosotros. 
Observo la vida de un hombre que, durante 25 años,  ha entregado su cuerpo, su tiempo y su energía a una empresa antes de ser despedido porque los jefes han decidido fabricar exactamente lo mismo en otro país donde la mano de obra es más barata. No lo echan porque trabaja mal, le echan porque algunos quieren ganar más dinero. Thierry es la consecuencia mecánica del enriquecimiento de unos accionistas invisibles. Es la cara de las cifras de paro que oímos a diario en las noticias. Thierry es un hombre normal sumido en una situación brutal; lleva más de 20 meses en paro después del cierre de la fábrica y se ve obligado a aceptar lo que le ofrezcan. Y cuando ese trabajo le coloca en una situación moralmente inaceptable  [acusar a un compañero de trabajo por la presión de sus superiores para provocar su despido debido a que quieren reducir personal], ¿qué puede hacer? ¿Quedarse y convertise en cómplice de un sistema injusto, o irse y volver a la precariedad? Esta es la pregunta que plantea: el lugar de un hombre en el sistema. Un sistema capitalista en el que todos estamos atrapados. 5
Ante este dilema yo les recomiendo que no colaboren en tales injusticias: en primer lugar porque los destruirá como personas y en segundo porque finalmente serán ustedes las víctimas.

1- V. I. Lenin. Imperialismo: la fase superior del capitalismo. Taurus. 2012.
2. Mark F. Brzezinski. Pinched by the Privations of Freedom: Poland: The difficult free-market transformation has many yearning for the bad old days of communism. Los Angeles Times. 2.09.1994.
3. Conor Linch. Stephen Hawking on the future of Capitalism and Inequality. Counterpunch. 15.10.2015.
4.  El apocalipsis lo causará el capitalismo y avaricia humana: Stephen Hawking. Regeneración. 30.11.2015.
5. Entrevista de D.G. Stéphane Brizé: "Todos estamos atrapados en un sistema capitalista." 

viernes, 5 de febrero de 2016

Las Conversaciones de Ginebra y la Constitución siria


Nuevas conversaciones en Ginebra sobre el problema en Siria se han propuesto estos días, después de las que ya se intentaron en 2012 y 2014. Estas conversaciones son más debidas a la presión internacional, sobre todo de parte de Estados Unidos, también de Rusia, que de la parte correspondiente a los sirios. Porque en Siria no ocurre una guerra civil, no hay un sector social enfrentándose a otro, pese a que los medios de comunicación quieren hacer creer esto a base de repetirlo tan insistentemente. Lo que ocurre y hay es un ataque externo mediante batallones de mercenarios financiados, armados y entrenados por las dictaduras del Golfo: Catar o Arabia Saudí, junto con Jordania, Turquía e Israel, y por encima de ellos la alianza anglosajona: con Gran Bretaña y Estados Unidos, y liderada por este último. Por ese motivo, así como la "Primavera Árabe" fue un proyecto de neocolonización del norte de África y de Oriente Medio impulsado desde occidente, las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica, precisamente porque las llevaron a cabo mercenarios muy violentos pagados con dinero exterior.
Decía que estas conversaciones en la ciudad suiza se deben más a la presión exterior, porque los sirios ya aprobaron su Constitucíon en 2012, tuvieron elecciones parlamentarias ese mismo año y presidenciales en 2014: donde Bashar al Assad se imponía con un gran respaldo popular a sus otros dos oponentes, que eran sunitas. Si somos un poco honestos, vemos que estamos ante un gobierno legítimo que no tiene por qué dar explicaciones a otros países sobre sus decisiones, a quienes se las tiene que dar a los sirios y estos le respaldan.
Debido a esta presión extranjera se ha incluido en estas conversaciones una agrupación a la que se califica como la "oposición siria", sin que los sirios los hayan elegido o aprobado, y dentro de ella están organizaciones mercenarias que han cometido actos atroces y criminales en la guerra en Siria. En este Alto Comité de Negociación de la "Oposición siria" (nombre tan presuntuoso como falso) están: Jabhat Al Nusrah: Al Qaeda en Siria; el Ejército Sirio Libre (FSA): otra organización mercenaria con un amplio historial criminal y Jaysh al-Islam: que sirve de escudo a organizaciones como Al Nusrah o el FSA, y que absorbió a otras como Liwa-al-Islam, responsable de los ataques químicos en Gouta en agosto de 2013 que los medios de comunicación atribuyeron falsamente  al unísono al Gobierno sirio. 1 El comandante tan aclamado y tan llorado en occidente tras su muerte, Zahran Alloush, pertenecía a la "oposición", según los portavoces del poder económico y político occidental, pero él estuvo detrás de los ataques químicos que mataron a tantos civiles en Siria y era parte de las organizaciones terroristas y de inteligencia de Arabia Saudí en Siria al menos desde los años 90. Él es un ejemplo típico de esta "oposición"artificial y vendida que sigue su papel de títere al servicio de un poder externo a cambio de prebendas. La mayor plaga que puede caer sobre una sociedad, a la que amargará y arruinará si consigue instalarse.
A pesar de la oposición justificada del Gobierno sirio a la presencia de estas organizaciones mercenarias y terroristas en las conversaciones, han sido ellos mismos, las organizaciones mercenarias, las que han estado bloqueando una y otra vez este proceso. Entre otras cosas por tratar de poner precondiciones inasumibles por ningún estado ni organizacion legal del mundo, como es que el Estado sirio no se defienda y no defienda a su población de los despiadados ataques que lanzan las organizaciones que entraron al país para destruirlo. Sin embargo, no condenan los crímenes cometidos por esas organizaciones terroristas, como los que llevaron a cabo el domingo en Damasco, donde varias bombas mataron a algo más de setenta personas en Damasco. 3
Ahora que el Ejército sirio, en colaboración con la aviación rusa, Hezbolá y la ayuda de Irán, está cortando el suministro logístico de armas, comida o militantes desde Turquía al Estado Islámico, con lo que implica un duro golpe a la guerra mercenaria contra Siria, esa "oposición" vuelve a boicotear las negociaciones. 4
Un problema que preocupa no solo al Gobierno sirio actual, sino a dirigentes políticos y religiosos (en este caso por el justificado temor a la intolerancia y al fanatismo religioso), junto al resto de la sociedad civil, es que se trate de crear algún tipo de representación que se quiera hacer pasar por oficial sin haber sido aprobada  por la población, esto ocurre con esa ficticia oposición. Pero lo que realmente sí es motivo de preocupación es que lo que legítimamente ha elegido el pueblo sirio, cuya base es la constitución, sea declarado por imposición de las potencias extranjeras como no válido. Forzando que haya que elaborar un nueva constitución que guste más afuera que adentro, más enfocada en el provecho externo que en el de la población siria. La actual Constitucíon siria no gusta a los poderosos países que históricamente han controlado a Oriente Medio, porque esta está precisamente diseñada para evitar esta intromisión, defendiendo la soberanía nacional y poniendo en primer lugar a los habitantes de Siria. Veamos qué dice esa Constitucíon aprobada por referéndum el 26 de febrero el año 2012 y que sustituía a la de 1973:
Ya en su Preámbulo habla de que:
La República Árabe Siria se enorgullece de su identidad árabe y del hecho de que su pueblo sea parte integral de la nación árabe. La República Árabe Siria encarna esta pertenencia a través de su proyecto nacional y pan-árabe, así como en la labor de apoyo a la cooperación árabe con el fin de promover la integración y lograr la unidad de la nación árabe. 5
Ofrece una visión pan-árabe de defensa de su identidad y al mismo tiempo de formar una nación y unidad entre los países árabes. En esta, Siria es un eje fundamental contra el colonialismo y así lo expresa claramente en la Constitución.
Siria ha ocupado una posición política importante, ya que es el corazón del arabismo, la vanguardia de la confrontación con el enemigo sionista y la piedra angular de la resistencia contra la hegemonía colonial en el mundo árabe y de sus capacidades y riqueza. 5
En estas definiciones de sentimientos tan claros, anticoloniales, está la objeción de occidente al sistema político sirio. El mundo occidental sigue sin tolerar que alguien de otros continentes les hable en igualdad de condiciones, sigue teniendo un marcado carácter colonial. De dar órdenes  y que se obedezcan, de explotar  los recursos y las gentes de otros países sin aportar algo que valga la pena a cambio. Como es natural, finalmente surge la resistencia espontánea a este crónico abuso. Siria es un ejemplo. El problema no es que su presidente se llame Bashar al Assad, sino que en su Constitución, en la Constitución siria o en cualquier otra, se expongan de una forma tan clara estos principios anticoloniales. Por este motivo, el objetivo fundamental tanto de Washington, Londres o de la propia Unión Europea es cambiar este estado de las cosas. Los primeros lo quieren de un forma más directa, eliminando si pueden a su actual presidente y diviviendo el país; la última al menos que haya cambios constitucionales para que Siria cumpla un papel más dócil, el de una colonia o semicolonia,al estilo de lo que se han convertido, por ejemplo, las antiguas Repúblicas yugoslavas.
En el texto expuesto del Preámbulo se puede ver el claro enfrentamiento de Siria con su enemigo y agresor histórico, Israel. Recordemos que Israel tiene ocupado territorio sirio, los Altos del Golán, un lugar estratégico y una fuente de agua -tan importante en Oriente Medio-. Y es Israel quien ha estado colaborando de todas las formas posibles en la guerra mercenaria contra Siria que lleva desarrollándose desde el año 2011: suministran armas a las organizaciones terroristas, les ofrecen apoyo logístico y zonas de protección, como en los Altos del Golán, curan incluso a los mercenarios heridos y bombardean instalaciones del Ejército y la Nación siria. Pueden ver ejemplos de esta colaboración en este informe: Israel atacando a Siria en colaboración con Al Qaeda.
En esta Constitución hay varios cambios respecto a la de 1973: no se hace referencia al carácter socialista del estado; la ya no preeminencia del partido Baath, existiendo un sistema pluripartito; en lo económico antes se hablaba de que la  economía del estado era  socialista y que pretendía eliminar la explotación, hablando de las tres propiedades principales: pública, colectiva e individual, y que ninguna de ellas debía ser utilizada contra el bien común. Ahora se promueve el desarrollo de la economía pública y privada, con el papel del estado de satisfacer las necesidades básicas y defender la justicia social, también en el de evitar el monopolio, tan presente hoy en día en Europa y Estados Unidos. Además, en su artículo 14 dice lo siguiente:
Los recursos naturales, instalaciones, instituciones y empresas de servicios públicos serán de propiedad pública, y el estado debe invertir y supervisar su gestión en beneficio de todo el pueblo, y el deber de los ciudadanos es protegerla. 5
Bien, este es otro de los aspectos que los países occidentales no están dispuestos a consentir y respetar. Ellos desmantelaron los recursos públicos de sus propios países entregándoselos a manos privadas para su provecho particular y quieren los de otras naciones para este siniestro fin, en vez de tener el racional fin que debían tener, el bien común.
Se entiende así que un estado como Siria, que defiende sus recursos y riqueza por el interés general y en cooperación con otras naciones árabes, no sea del agrado de las ricas y ambiciosas corporaciones europeas y estadounidenses, que lo quieren todo para ellas, lo suyo y lo de los demás.  De ahí que haya sido el objetivo de toda esta terrible violencia que ha generado tanto sufrimiento, con tantas muertes y tantas personas forzadas a huir. Se trata de doblegar como sea a este valeroso y valioso país, anulando su personalidad y lo mejor de él.
No es solo un problema de los sirios, no se engañen, como  Yugoslavia no lo fue tampoco exclusivamente de los yugoslavos. Cuando vayan desapareciendo uno a uno todos los estados con una preocupación social, aquellos que priman el bienestar de la gente sobre el provecho y egoísmo privado, entonces ya no habrá referentes. Y lo anormal pasará a ser normal, como sucede ya ahora, y cuando se diga que hubo un tiempo en el que la gente corriente llevaba vidas dignas se creerá una fantasía. Lo normal, lo que era normal y debería ser normal, parecerá una utopía. Y es que el ser humano es capaz de caer y caer más bajo, más incluso de lo ustedes se imaginan.

Notas:
1. Christof Lehmann. Syrian "Opposition" Boycotts Peace Talks in Geneva. nsnbc. 29.01.2016.
2. Christof Lehmann. Syrian Air Strike Exterminates Commander Behind 2013 Chemical Weapons Attack in Ghouta. nsnbc. 29.1.2016
3. Asciende a 71 la cifra de muertos por atentado del Estado Islámico en Damasco. El Espectador. 1.02.2016.
4. Las conversaciones de Ginebra en punto muerto en un momento en el que las fuerzas de al-Asad ganan una importante victoria. Euronews. 3.02.2016.
5. Constitución de la República Árabe Siria.  http://elpravda.blogspot.com.es/2012/03/publicamos-la-nueva-constitucion-de-la.html
6. Constitución siria (1973). Idpbarcelona.net