viernes, 28 de marzo de 2014

La enseñanza del experto

Ben Bernanke, de la presidencia de la Reserva Federal al think-tank Brookings Institute. Un típico experto.

A menudo, demasiado a menudo, oímos, vemos y leemos en los medios de comunicación que tal o cual experto nos habla y enseña sobre economía, sobre política, sobre historia e incluso sobre moral. Y si lo dice un experto debe de ser cierto, aunque nuestro sentido común y nuestra moral nos lancen un grito desde dentro indicando que eso que nos dice el experto no concuerda con lo que oímos y vemos, no ya en esos medios de comunicación, sino en nuestras propias vidas particulares. Es como si nos hablasen de un mundo imaginario al que supuestamente uno puede llegar si hace méritos propios, aunque luego veamos también que esos méritos suelen depender y suelen venir de si eres hijo de tal o de cual o de si has conseguido llegar allí a base de servir y servir, pero siempre quedando en un segundo plano.
En el mundo de la empresa y negocio privados, que es el mundo que domina nuestra sociedad y lo hace de un modo bastante tiránico y monopolístico, quien manda es don dinero, o mejor dicho quienes lo poseen, quienes poseen la riqueza económica. No manda la razón, tampoco el sentido común y menos la verdad. Dicho esto les contaré la historia del experto, que posiblemente ustedes ya conozcan, aunque seguramente también la olviden a menudo. Esta es así:

Un señor de cierta edad, que ya peinaba canas, gozaba de un enorme prestigio en su área de experiencia. Sus discípulos y los jóvenes que comenzaban su carrera sentían una profunda admiración hacia él, admiración que se convertía casi en fe, ya que tenían a aquel señor como una especie de Dios, la Biblia en su campo de dominio. Un día ese señor, que trabajaba para una poderosa compañía, fue a ver un problema que había ocurrido con la elaboración de un diseño. Los jóvenes investigadores le argumentaron y le expusieron claramente los problemas que ocurrían, pero él les dijo que no había ningún problema, que estaba bien. Ellos, los jóvenes, temerosos, le indicaban:

- ...pero si no cumple con esta y otra medida. Es inviable, no puede funcionar.

A lo que el experto volvió a replicar:

- Está bien.

Ellos, aturdidos, desconcertados, solo se atrevieron a decir:

- Pero si...

Y así quedó, los jóvenes dudaron de lo que decían, es más, creyeron estar equivocados, completamente equivocados y pensaron que así tenía que ser, como el experto se lo había dicho. Luego, las cosas no funcionaban bien, pero no rectificaron y asumieron el problema real, sino que lo trasladaron a otra parte, allí donde el experto no había hecho ninguna observación. El problema perduró y causó numerosos perjuicios. Sin embargo, una persona con suficiente sabiduría y experiencia había contemplado todo aquello. Y esta persona, que no albergaba temor alguno y que no se dejaba impresionar por el prestigio del experto, fue donde él y le dijo franca y claramente:

- Ellos, los jóvenes, tenían razón.

El experto, viendo que ante sí tenía a una persona a la que no podía engañar con su aureola de prestigio, dijo de forma seca y lacónica:

- A mí me paga mi compañía.

No era, por tanto, una cuestión de tener razón, de haber acertado, de hacer lo correcto desde el punto de vista moral e intelectual. Simplemente el experto no era de fiar por la sencilla razón de que obedecía el dictado de quien le pagaba, tuviese razón o no.
Creo que la extrapolación de la enseñanza que nos aporta la historia de este experto a lo que llevamos viendo, oyendo y leyendo sobre política y economía en los medios de comunicación, que son, no se nos olvide, medios portavoces del poder económico y no representantes del rigor informativo, es sencilla de ver.
Ahora saquen sus conclusiones, analicen las consecuencias que ha tenido y vean su propia ingenuidad y falta de criterio propio, que en gran medida son responsables de la marginación social y económica que ha tenido lugar en un importante sector de la sociedad actual.





domingo, 23 de marzo de 2014

Crimea

Crimea celebra su salida del gobierno neofascista ucraniano y su unión a la Federación Rusa


Como habrán oído estos días, Crimea, la península de Crimea, ha decidido en referéndum dejar de ser una región de Ucrania y pasar a ser parte de la Federación Rusa.
Los resultados de tal referéndum han sido bien elocuentes: un 96,77 % a favor y apenas un 2,51 % en contra, con una participación muy alta, del 83,1 %. Estaba, por tanto, bien claro lo que querían los habitantes de Crimea. Los medios de comunicación occidentales, además, han intentado falsificar u ocultar el hecho de que no solo los crimeanos rusos han apoyado mayoritariamente esta vuelta a Rusia, sino que lo han hecho también las otras etnias, como los tártaros o los de cultura ucraniana. Así, tenemos que la población de etnia no rusa constituye un 41,7 % y no ha habido, como hemos visto, un 41,7 % de rechazo en el referéndum. 1
La votación se ha hecho de forma honesta y limpia, pese a que los medios de propaganda de las corporaciones occidentales, medios de comunicación o ONGs, hayan querido indicar que Rusia intimidó con su actuación en Crimea. En realidad lo que Rusia hizo es evitar que los neonazis instalados por la UE y Estados Unidos en Ucrania 2  interfiriesen, intimidando y evitando el referéndum. Como de hecho ya están haciendo con mercenarios contratados a propósito con el fin de crear terror y acusar al Gobierno ruso de que constituye una amenaza para Ucrania y así tener la justificación para una intervención militar en la misma Ucrania, no tanto para atacar a Rusia, algo a lo que no se atreverían, pero sí para garantizar la continuación del gobierno títere neonazi instalado por el poder económico occidental en Ucrania.3 No nos olvidemos que el rechazo hacia estos fascistas instalados ilegalmente en el poder mediante un golpe de Estado no solo se da en Crimea, sino en gran parte de la propia Ucrania, especialmente en el este. Pues este desgobierno fascista  va a intentar imponer unas duras políticas de castigo económico, político y social hacia su población, especialmente también hacia sus minorías étnicas. 4, 5
La limpieza de las votaciones en Crimea ha sido garantizada por numerosas organizaciones y personas: 135 observadores internacionales de 23 países.

Mateus Piskorkski, el líder de la misión de observadores europeos y parlamentario polaco: "Nuestros observadores no han registrado ninguna violación de las reglas de votación". 
Ewald Stadler, miembro del Parlamento Europeo disipó el mito del "referéndum a punta de pistola": "No he visto nada que se parezca a la presión... La misma gente quiere tener algo que decir".
Pavel Chernev: miembro del Parlamento búlgaro: "La organización y los procedimientos están 100 % de acuerdo a las normas europeas". 1
Dado el tratamiento propagandístico masivo de los medios de comunicación corporativos occidentales sobre Crimea, como también sobre la misma Ucrania, ya se deberán imaginar que hay grandes intereses económicos detrás de todo esto. Y es cierto, no solo es rodear y cortar las vías de acceso y comunicación a Rusia, sino que allí mismo, en la península de Crimea, la importancia económica es vital. Como saben Crimea está rodeada por el Mar Muerto y al noreste tiene el Mar de Azoz, y este ahora está controlado a través del estrecho de Kerch por Rusia. Además, tenemos que  se puede comunicar el Mar Caspio, que está al este, con el Mar de Azoz a través del Volga, y del canal entre este y el río Don, y además Moscú está comunicado con el Volga a través del canal de Moscú. Si el poder económico occidental hubiese podido haber controlado la península de Crimea, le habría hecho entonces mucho daño a Rusia. Es lo que pretendían, no lo han conseguido, y por eso están enrabietados, rabia que expresan a través de sus medios de comunicación. También, con esto, pretenden relanzar una nueva campaña de justificación para una ofensiva en el plano militar hacia Rusia, presentando a esta como una amenaza hacia occidente, cuando la realidad es precisamente la contraria. Pero esto no importa, lo que importa es engañar al público como se hizo en Irak, en el 11S o en cualquier otra campaña propagandística bélica con el fin último de destinar recursos de todos a sus propios bolsillos, eso sí, utilizando la excusa de la seguridad y el imaginario peligro que ellos crearon para atemorizar a los débiles corazones de los mal informados ciudadanos occidentales. 6

Rutas fluviales desde Moscú con el Mar Caspio, el mar de Azoz y el Mar Negro, a través de los ríos Moscova, Volga, Don y sus canales. Crimea está en la esquina inferior izquierda.

Para ver el deshonesto comportamiento de los medios de comunicación corporativos occidentales y de organizaciones "humanitarias", como Amnistía Internacional, en relación al carácter violento, mercenario y extremista de la apodada oposición que condujo al golpe de Estado contra el gobierno ucraniano, recomiendo los siguientes enlaces:




Notas:
1.Michel Chossudovsky. What the western media won´t tell you: crimean tatars and ukrainians also voted to join Russia. Global Research, 18.3.2014.
2. Tony Cartalucci. A tale of two protests: Ukraine and Thailand. Part I, III and III. Land Destroyer.20.1.2014.
3. Tony Cartalucci. NATO "mystery gunmen" seek to strengthen Kiev regime´s hand. New Eastern Outlook, 20.3.2014.
4. Thierry Meyssan. ¿Quiénes son los nazis en el gobierno ucraniano? Red Voltaire, 3.3.2014.
5. Michel Chossudovsky. Ukraine "democratic" coup d´état: Washington "neonazi neoliberal" proxy government. Global Research, 12.3.2014. 
6. Alex Lantier. Anti-Russia propaganda and the fabrication of a new pro-war consensus. wsws.org, 21.3.2014.

viernes, 21 de marzo de 2014

Amnistía Internacional invirtiendo la realidad sobre el campo de refugiados palestinos de Yarmouk en Siria



Amnistía Internacional emite un comunicado el 10 de marzo de este año 2014 sobre la situación del campo de refugiados palestinos de Yarmouk, en Damasco. Lo titula de forma dramática: Yarmouk sitiado, o el horror de los crímenes de guerra, el hambre y la muerte. Y ciertamente es un drama lo que allí ocurre, pero esto, lo que realmente ocurre, Amnistía se cuida mucho de ocultarlo, de ocultar las verdaderas causas de ese drama. Por contra, lo que hace es lanzar una campaña más de propaganda con el fin de suscitar la indignación popular occidental contra el Gobierno sirio, para utilizar, otra vez más también, la Responsabilidad para Proteger para tener la excusa ante un posible ataque militar exterior. Sin pararse a analizar si el acusado, el Gobierno sirio, es realmente culpable de los crímenes que pretende inculparle sin ninguna prueba evidente.
Casi 200 personas han muerto desde que se endureciera el sitio al campamento en julio de 2013. Al menos el 60% de la población sufre malnutrición

Amnistía Internacional revela en un nuevo informe sobre Siria que se han cometido crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad contra la población civil siria y palestina en Yarmouk, situado a las afueras de Damasco y sometido a un asedio brutal por las fuerzas del gobierno sirio. 1
Qué fácil acusa Amnistía Internacional de crímenes de guerra y de crímenes de lesa humanidad a aquellos gobiernos o personas que están en el punto de mira, y nunca mejor dicho, del poder económico occidental. Sin embargo, aunque estos crímenes son claramente evidentes en este poder económico occidental Amnistía calla clamorosamente ante ello.
Continúan con su alegato
“Las fuerzas sirias cometen crímenes de guerra al usar el hambre de la población civil como arma de guerra. Los espeluznantes relatos de familias que han tenido que comerse gatos y perros, y de civiles atacados por francotiradores mientras buscan alimentos, se han convertido en algo cotidiano en el horror que se vive en Yarmouk”, ha manifestado Philip Luther.  1
No obstante, la historia de lo que allí ha ocurrido y ocurre es bastante diferente a como la propala esta organización.
Ya a finales de 2012 el campo de refugiados palestinos sufría los ataques de los yihadistas financiados por occidente para derrocar al Gobierno sirio. Para entender cómo se produjo la planificación y utilización de estas organizaciones mercenarias yihadistas recomiendo este enlace: Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica. Este ataque era denunciado por el líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina Anwar Raja. 2
Los ataques iban lanzados en primer lugar directamente contra los líderes palestinos
El primer ataque contra Yarmouk tuvo lugar en noviembre, matando a varios de los líderes de los Comités populares palestinos que se crearon para proteger el campo para evitar la entrada de insurgentes. 2
No era, pues, el Ejército sirio el que lanzaba la ofensiva, aunque los medios de comunicación corporativos occidentales y las organizaciones "humanitarias", también corporativas, quisiesen cambiar los hechos.
Anwar Raua afirmó que el Ejército sirio vino a rescatar a los palestinos en Yarmouk expulsando a los insurgentes. Raja dijo que fue en este momento en el que la guerra mediática comenzó. Los medios de comunicación extranjeros comenzaron a diseminar la desinformación de que el Ejército sirio había atacado el campo de refugiados de Yarmouk. La realidad de la situación es que el Ejército sirio ha prevenido masacres contra los palestinos. 2
En cuanto a la acusación de Amnistía Internacional de que las fuerzas sirias cometen crímenes de guerra al usar el hambre de la población civil como arma de guerra, cabe decir que revela otra manipulación de los hechos. Pues son los yihadistas extranjeros los que tienen bloqueado realmente el campo, evitando que nadie salga.
El Frente Nusra y los grupos Takfir [los mercenarios islamistas extranjeros] están haciendo negocio con el hambre de la gente. Ellos quieren decir al mundo: "Mirar: la gente pasa hambre". Es como si los residentes estuviesen secuestrados dentro de su propio campo, dentro de su propia casa, y los militantes están negociando con ellos, con sus almas. 
Ellos acusan que el Estado sirio está asediando a los palestinos en el campo. Ellos quieren invertir la imagen y la verdad, diciendo que el Gobierno sirio es parte de la fuerza criminal, pues no hacen nada para proteger a la gente. Ellos quieren que la gente odie al gobierno. 3
Del mismo modo a los mismos mercenarios islamistas, Amnistía Internacional quiere invertir la realidad, quiere callar ante quienes son los causantes de la tragedia en Siria, el poder económico occidental y sus servicios de inteligencia, junto a sus estados socios y los yihadistas contratados a tal fin, trasladándola a quien no hace sino defender a las propias gentes de Siria y la soberanía de este país.
Amnistía internacional no es una organización que vela realmente por los derechos humanos, sino que utiliza estos en beneficio del poder corporativo, del cual recibe apoyo económico y mediático  para que precisamente continúe con esta labor tan poco honesta y tan poco declarable. Lo viene haciendo desde su mismo origen y no precisamente de una forma muy oculta para cualquiera que observe los hechos, que son muy pero muy claros. Convirtiéndose  así esta organización en el mayor obstáculo presente para una defensa seria, honesta y sincera de los derechos humanos como tales.

PS:
Para más información sobre Amnistía Internacional dejo este enlace: Amnistía Internacional.


Notas:
1. Yarmouk sitiado, o el horror de los crímenes de guerra, el hambre y la muerte. Amnistía Internacional, 10.3.14.
2. Insurgents attack Yarmouk refugee camp in Damascus. nsnbc. 17.12.2012.
3. Palestinians starving inside Al Qaeda held Syria refugee camp. Al Nusra is supported by Israel. RT, Global Research, 3.2.2014. (declaraciones de Anwar Raja).

martes, 18 de marzo de 2014

¿Es racional la guerra?

La guerra del hombre rico, la sangre del hombre pobre

En una de las secuencias de la trilogía cinematográfica El Padrino 1 se expone en una negociación entre jefes lo siguiente: "blood is a big expense" (la sangre es  un gran gasto, es cara), indicando que nadie en principio quiere la guerra, que la guerra es costosa y que como último recurso se recurre a ella.  Este pensamiento refleja bien el modo en que normalmente proceden las sociedades humanas ante el fenómeno de la guerra, es decir, ante el enfrentamiento donde hay violencia entre dos grupos humanos. Este hecho, el de la violencia, el de la presencia de la muerte, el que las personas se maten unas a otras, hace que prácticamente nadie se atreva a defenderlo de una forma descarnada, sin ocultar lo que puede suceder y sucede. 
¿Es un comportamiento irracional y extremo el que lleva a los hombres a la guerra? Si es así, ¿por qué ocurre en todas las sociedades, primitivas y modernas?, ¿por qué? ¿No puede ser que esta, la guerra, tenga una base práctica, un fundamento práctico? Pongamos un ejemplo, en un hábitat determinado viven determinados grupos humanos que se dedican a la caza y en el pasado ya ha habido disputas entre ellos por los espacios territoriales, por las zonas donde se procuran el alimento. Esto se agrava un día por unas inundaciones infrecuentes, forzando a los habitantes de estas zonas inundadas a moverse hacia otras, esto desemboca, debido a que los recursos son limitados, en un lucha fratricida entre los grupos invasores y los residentes, ganando el grupo que tiene más hombres mejor armados. ¿Podemos decir que esta lucha, esta guerra, es irracional?
La guerra primitiva no es caprichosa no es instintiva: es solamente uno de los mecanismos de control que ayudan a mantener las poblaciones humanas en un estado de equilibrio ecológico con respecto a sus hábitats. 2
El hecho de que en las guerras donde impera la fuerza física ganen los grupos con más hombres y mejor armados suele ser indicado por los antropólogos como la causa de que las sociedades sean patriarcales en vez de matriarcales. Si las mujeres adquiriesen el rol de guerreras, estarían condenadas a la derrota ante un grupo de hombres en igual número y circunstancias. Que hombres y mujeres se dedicasen a la vez a la guerra no se observa porque los guerreros suelen requerir una motivación y una recompensa por el esfuerzo de la guerra, y esto conduciría a una lucha entre sexos, que seguramente se dio, dando el resultado final conocido.
Para acudir a una guerra se necesitan justificaciones, y estas aparecen tanto en las sociedades más antiguas como en las de hoy en día. Estas justificaciones pueden ser reales, aunque normalmente no sean la causa principal de la guerra, como, por ejemplo, venganzas por agresiones, muertes de familiares, robos..., y pueden ser inventadas, para ocultar las verdaderas motivaciones de la agresión. Esto último lo hemos visto y lo estamos viendo en las guerras de agresión coloniales modernas que se han llevado y se llevan a cabo contra dos países como Libia y Siria por parte de los dirigentes políticos y económicos de Europa y Estados Unidos. Ver, por ejemplo, algunas de las falsas justificaciones humanitarias aducidas para dar por buenas tales guerras: Los medios de comunicación y la guerra en LibiaEl papel de Amnistía Internacional en la guerra contra SiriaAmnistía Internacional: su actuación en la guerra de agresión contra Libia.
En las guerras modernas no se pueden esgrimir alegremente razones ecológicas, en realidad, dados los medios, conocimiento y tecnología de nuestras sociedades, tal justificación no es justificable. La guerra moderna se basa más en un sentimiento de poder que en una necesidad ecológica. Debido entre otras cosas a que quienes las llevan a cabo viven en un lujo y en una riqueza desmesuradas, muy por encima de cualquier necesidad, y ambicionan todavía más. Es un motivo aparentemente práctico, el de tener más poder, pero también puede ser  un motivo bastante loco y peligroso si no hay  en el fondo una finalidad de subsistencia. La forma de ser más rico y más poderoso ha sido normalmente hacerlo a expensas de otros, robándoles, para esto es necesaria muchas veces la violencia, la misma guerra. Como esta hoy en día es posible llevarla a cabo por quienes las perpetran de una forma segura, dada la enorme diferencia militar entre el agresor y el agredido, y a que a la guerra no van quienes se benefician de ella, esta se ha convertido en un enorme negocio, eso sí, lleno de sangre, sufrimiento y destrucción para otros muchos seres humanos. Para entender este siniestro círculo vicioso en el que los ricos  y poderosos, que son los  promotores de la guerra, se libran de ir a ella y en su lugar van  los más marginados y pobres de la sociedad, que precisamente han sido mantenidos ahí, en la pobreza y en la marginación, por quienes ahora los envían a una lucha, que no es realmente la de ellos, como carne de cañón, recomiendo este artículo: El desempleo es un arma política y económica, y también una causa para la guerra.
¿Saben cómo y por qué se han librado estas guerras?
Un timo [la guerra]  yo creo que es mejor descrito como algo que no es como le parece a la mayoría de la gente. Solo un pequeño grupo "dentro" sabe de que se trata. Es llevado a cabo para el beneficio de unos pocos a costa de la gran mayoría. De cada guerra unos pocos hacen enormes fortunas. 3
Es triste, unos pocos se benefician sin luchar y otros muchos, los más pobres, luchan en ella sin ganar nada y perdiendo mucho para favorecer precisamente a los primeros, que son los que además los mantenían en la marginación. ¿Qué ejemplo de inteligencia y humanidad puede dar de este modo la misma especie humana?
Les dejo con una explicación de la irracionalidad, o mejor dicho de la inhumanidad de la guerra moderna, mostrando como la codicia conduce a hacer cosas realmente terribles. La explicación, muy clara y sincera, es de uno de los mejores presidentes que ha conocido el mundo moderno, Hugo Chávez. (Enlace).
Y ya saben también el dicho: "Guerras oyeras y no vieras", o mejor, ni oyeras ni vieras. A ver, si de una vez, es verdad.


Notas:
1. Esta trilogía, una obra maestra, comenzó con una adaptación de Francis Ford Coppola de la novela escrita por Mario Puzzo, quien ayudaría a escribir el guion a Coppola en esta primera parte y en las dos siguientes.
2.  Marvin Harris. Cows, pigs, wars and witches. Vintage books, 1989.
3.  Smedley Butler. War is a racket.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cuando se irrita el periodismo corporativo

Los medios de comunicación corporativos: alejados del periodismo y de la ética

El periodismo corporativo, el dirigido y controlado por las poderosas corporaciones económicas, ha estado demasiado acostumbrado a no cumplir con una función básica del periodismo, que es informar. Han utilizado, en cambio, la profesión periodística para unos fines bien definidos, pero poco confesables. Para dirigir la "información" hacia los intereses de sus dueños y no han dudado en los medios a emplear ni tampoco en las consecuencias y efectos que esto ha provocado. No han dudado tampoco en apoyar guerras, en demonizar a tal persona, a tal etnia o país con tal de que se crease un ambiente tan negativo de ellos que la misma población que es sometida al incesante bombardeo mediático aceptase o diese por bueno cualquier cosa que le pudiese suceder o pasar a ese grupo, país o persona demonizado o demonizada, incluso el bombardeo real con bombas que fue posibilitado por ese carrusel de mentiras de los medios de comunicación. Mentiras que enajenaron la mente de las personas. Por esto, cuando la gente de la calle deja de ser pasiva y comienza a cuestionar esta actuación tan poco ética y tan poco periodística y, además, lo cuestiona con sólidas evidencias, el periodismo corporativo, los "periodistas" que trabajan a sueldo vendiendo su alma, se sienten desconcertados. Y se sienten desconcertados porque se ven desnudos, ven que el público ve al "emperador desnudo", tal cual es, tan vacío, tan falso y tan peligroso cuando no se toman medidas preventivas frente a él.
Las personas de la calle normalmente rara vez cuestionan lo que la prensa o las cadenas audiovisuales escriben o cuentan sobre asuntos que no están en su cercanía. No disponen además de demasiado tiempo para hacerlo y tampoco se les ha enseñado a llevarlo a cabo, es decir, no se les ha enseñado a mantener una actitud crítica frente a cualquier comunicado o "información" que provenga de organismos o medios vinculados o sometidos al poder económico. 
Sin embargo, cuando aparece alguien que con evidencias demuestra la falsedad o la parcialidad del "periodismo" corporativo y, además, este o estos denunciantes se hacen notar, los "periodistas" pasan del veto y del silencio al ataque directo, ataque no razonado, no basado en pruebas o evidencias, sino con el fin de descalificar, de manchar la imagen, de demonizar, para que la gente se asuste y no atienda a quien está hablando claro y sin miedo.
Son muchas las personas ilustres que son silenciadas o vetadas por los medios de comunicación corporativos. Apenas oirán, leerán o verán en ellos a intelectuales o investigadores de la talla de Michael Parenti, Michel Chossudovsky, Domenico Losurdo,  Luis Britto, Maximiliam Forte, David Edwards, Tony Cartalucci o Christof Lehmann, por poner unos  ejemplos representativos. No obstante, si alguno de ellos consigue cierto prestigio, se hace popular y empieza a ser escuchado, y, también, sus argumentos son expuestos a esos medios corporativos por la misma gente que los lee, entonces, los autoritarios medios de comunicación tienen un problema. Tienen un problema porque la "información" que ellos dan se ve rebatida, es más, muchas veces se muestra su completa falsedad, comprobando los lectores que su medio de comunicación simple y llanamente les estaba mintiendo y que lo hace y hacía incluso a propósito. Ante esta situación los "periodistas" a sueldo del poder económico entran en acción cual batallón de combate o jauría de caza, ensañándose con el informador real, con el muchas veces verdadero periodista que expone las enormes faltas de estos otros "periodistas" que cobran desproporcionados sueldos sin serlo. Es precisamente este tipo de situación la que exponen David Edwards y David Cromwell (directores de Medialens, el medio que crítica precisamente a los medios corporativos) al recibir todo tipo de ataques, principalmente insultos, de "periodistas distinguidos" de los medios corporativos, como los que hacía, por ejemplo, Oliver Kamm del Times. Estos autores se planteaban la siguiente cuestión:
Después de todo, uno simplemente tiene que preguntarse por qué periodistas de alto perfil se molestarían en atacar a una pareja de escritores escribiendo en una página web pequeña y escasamente financiada [financiada popularmente por sus seguidores] 1
¿Por qué?, ya lo hemos comentado anteriormente, porque han ganado prestigio por su honestidad, pese a no tener apenas medios y difusión. Al contrario de quienes les atacan, que pese a tener todos los medios en sus manos los han utilizado de forma poco o nada aceptable, actuando en sentido contrario de forma claramente amoral y no periodística. Es el doloroso caso en el que el periodista deshonesto se ve expuesto al público, aunque este público sea escaso.
El hecho de que estos "periodistas de alto perfil" recurran al insulto y a la falsificación en vez de al razonamiento y a la exposición de evidencias, muestra que quienes reciben esos insultos o difamaciones están haciendo su trabajo correctamente, que han acertado. Acierto que ha provocado la ira de aquellos.
Hemos sentido siempre que los insultos de alto-perfil indican que estamos haciendo algo bien. 2
La táctica de los "periodistas" a sueldo es habitualmente la misma, una vez que el silencio o el veto no han dado los resultados esperados:
Como hemos señalado muchas veces, importa poco como los disidentes se comportan en realidad o lo que ellos argumentan; los grandes medios de comunicación se centrarán siempre en la supuesta ira, el odio irracional u otras manías como estrategia de demonización. 2
Se centrarán en acusar al crítico de ser un resentido, de moverse por el odio, de no ver más que enemigos, de ser completamente negativo, de ser un "extremista", un "radical", incluso de ser un "estalinista" (connotación jugosa empleada mucho por estos y por la propia "izquierda", pero que no hace sino demostrar una falta de conocimientos y recursos realmente notoria).., todo ello no apoyado en ninguna evidencia, es más, ignorando y ocultando deliberadamente todas las contundentes y abundantes pruebas que el mismo crítico ha expuesto en su trabajo, con el fin de mostrarlo como alguien irracional y enajenado por el odio. Los mismos Edwards y Cromwell  exponen este mismo caso que les sucedió a ellos
Beaumont [editor del diario the Observer] fue reacio a desafiar uno solo de los miles de argumentos y hechos que en aquel momento publicamos en alrededor de 2.000 páginas de alertas mediáticas y en nuestro libro Los guardianes del poder - en vez de esto, nuestras supuestas fallas emocionales fueron el centro de atención. 2
Lo que teme el "periodista" a sueldo de "alto perfil", es que la gente comience a dejar de ser pasiva, que comience a participar realmente en vez de ser un zombi que no piensa, que comience a criticar con rigor lo que lee, oye o ve. Porque entonces se acaba el enorme engaño y mascarada que supone el "periodismo" corporativo, porque se acaba la impunidad y la prepotencia en que habían vivido y viven los "periodistas de alto perfil", que hasta ahora evitaban la certera crítica con la censura y el silencio.
El emperador está desnudo, pero las personas, que actúan todavía como siervos, no lo ven o no lo quieren ver. Es tiempo de dejar de ser siervos y comportarse como personas, como personas que piensan y tienen criterio, y si oímos al "periodismo" corporativo rugir es que se va por el buen camino. Camino que necesariamente habrá que andar si se quiere mejorar esta sociedad, pues basarse en la mentira y en el delito para informarse, que es lo que hace ese "periodismo" que no es periodismo, es el callejón sin salida y el muro por el que va y con el que ahora se estrella una y otra vez la gente que está tan desorientada.
Porque los medios de comunicación ampliamente promocionados que ustedes habitualmente oyen, leen y ven no representan a la población, a la mayoría de la población, sino a una minoría privilegiada precisamente a costa de esa mayoría. Defienden el privilegio frente a la justicia social, la desigualdad desmesurada contra la sensatez de la solidaridad y el abuso frente al respeto.
Su desinformación es el triunfo sobre ustedes, es su anulación de ustedes mismos como personas. 
Depende, por tanto, ya de ustedes que esto se produzca o no, depende de ustedes mismos el mejorar el mundo que tienen en frente suyo. No es algo banal, algo superficial y sin importancia, no es tampoco difícil, pero eso sí, exige cierto grado de responsabilidad. ¿La tienen?


Notas:
1. David Edwards & David Cromwell. Newspeak in the 21st century. Pluto Press, 2009. p.235.
2. op. cit. p.236.

jueves, 6 de marzo de 2014

El liberalismo: ¿una filosofía y una praxis ejemplar?

John Locke, padre del liberalismo

¿Qué es el liberalismo?
El liberalismo es la tradición de pensamiento que centra su preocupación en la libertad del individuo... 1
Bien, si es eso, entonces, como se plantea el historiador y filósofo Domenico Losurdo, ¿por qué alguien como John Calhoun, vicepresidente de los Estados Unidos de mediados del siglo XIX, que remitiéndose a  John Locke, pensador inglés y padre del liberalismo, defiende de forma apasionada esa libertad del individuo, ataca al fanatismo y defiende a su vez los derechos de las minorías, cómo al mismo tiempo, por otro lado, ve a la esclavitud como "un bien positivo" al que la civilización no debe de renunciar? ¿Cómo conciliar semejante disparate, semejante incongruencia? ¿No era liberal John Calhoun? o, por el contrario, lo era plenamente. Del mismo modo, tendríamos también a buena parte de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, como, por ejemplo, Thomas Jefferson, que en el fondo defendía la desigualdad entre razas y, claro, siendo la raza blanca superior a las demás
No es su condición [la de la esclavitud], sino la naturaleza, la cual ha producido la distinción. 2
¿De qué defensa de la libertad del individuo se puede hablar si precisamente este está sometido a la mayor privación de ellas, a la de la esclavitud?
Hablemos claro, sí es su condición, la de la esclavitud, y no su naturaleza la que ha producido la distinción. Situación que no le permitió desarrollarse como persona, cultivarse, defender sus derechos y finalmente vivir una vida plena.
Y, ¿si miramos al padre del liberalismo, a John Locke?
Locke es "el último gran filósofo que trata de justificar la esclavitud absoluta y perpetua". Por otra parte, esto no le impide denigrar con palabras de  fuego la "esclavitud" política que la monarquía absoluta quería imponer... 3
Bueno, creo que vemos el mismo patrón. Defender la libertad de forma teórica y retórica, defender también la libertad propia, pero ser indiferente, cuando no contrario, a la libertad de los demás, de aquellos con los que no se comparten intereses particulares, especialmente intereses de clase. Calhoun era meridiano al respecto:
Él [George Washington] era una de los nuestros, un propietario de esclavos y un dueño de plantaciones. 4
Como vemos, aparecen bien pronto los intereses de clase, los intereses materiales, las propiedades y riquezas de los dueños. El Liberalismo marcará a fuego una etapa de privatizaciones de terrenos comunales que causará una verdadera tragedia, especialmente en el medio rural.
Más significativa aún que el agravamiento de las penas es la criminalización de comportamientos hasta ese momento del todo lícitos. El cercado y la apropiación de tierras comunales experimentan un gran auge; y el campesino o el ciudadano que tarda en darse cuenta de la nueva situación se convierte en un ladrón, en un criminal que debe ser castigado con todo el rigor de la ley. 4
Este comportamiento brutal, completamente injusto y tiránico es justificado por Locke, tanto en el robo de tierras a los nativos norteamericanos como en el cercado de comunales en la misma Inglaterra. Así, de este modo:
...el campesino cae en la condición de ladrón, el cazador se transforma en cazador furtivo: y también en este caso, el terrorismo del código penal se encarga de hacer respetar la acción violenta. 4
Creo que esta historia de violencia, abusos y arbitrariedad impuesta por estos nuevos caciques ya la conocen, aquí en Navarra la vimos bien, como se vio en el sur de España, por ejemplo en Extremadura. El liberalismo se ganó a pulso el desprecio y rechazo de la gente local de aquellos lugares donde intentó medrar. Vean si no como trataban estas malas bestias ilustradas al hombre que vivía en el campo y que buscaba su propio sustento
...a los campesinos culpables de caza ilegal se les infligen "las penas más duras y desproporcionadas", ya que "quien ha hecho esas leyes y quien se sienta después en los tribunales, en calidad de magistrados y jurados", es la aristocracia, precisamente, la clase que se ha reservado el monopolio del derecho de caza. 5
En las ciudades el comportamiento de la nueva aristocracia era todavía peor, Karl Marx ya denunciaba "el enorme robo de niños" en las casas de pobres y huérfanos para utilizarlos como mano de obra carente de voluntad al servicio de los que buscaban enriquecerse con ellos. 6 En otras palabras, con los pobres se podía hacer lo que se quisiese menos tratarlos como a personas, venderlos, comprarlos, explotarlos, abusar de ellos... De esta forma no resultará tan extraño que otro liberal, el pensador inglés Jeremy Bentham propusiese:
"Una casa de inspección, a la que fuera entregado un grupo de niños desde su nacimiento, permitiría un buen número de experimentos [...]  7
Como comenta Domenico Losurdo, Bentham pensaba incluso en experimentos de carácter eugenésico. Podemos ver que los nazis también en esto tuvieron sus predecesores.
En estas condiciones de degradación moral no resultará tampoco extraño ver que la venta de niños en Inglaterra fuese común y que su precio fuese inferior al de los esclavos en América. 8
Que las personas que sufrían los abusos de estos patronos tratasen de organizarse sentaba mal a estos, pues según Mandeville, el filósofo, médico y economista político:
...los siervos deben ser considerados responsables de una subversión inadmisible "usurpan cada día los derechos de sus patronos y hacen de todo por ponerse a su nivel"; están "perdiendo ese sentido de inferioridad que solo podría hacerlos útiles al bienestar público". 9
Locke expone claramente quién es parte de la sociedad y quién no, es decir, quién debe ser tratado como persona o no. Y cuál es el fin último de esa sociedad, mantener el estatus político, social y económico de sus dueños.
Los esclavos "no pueden ser considerados parte de la sociedad civil, cuyo fin principal es la conservación de la propiedad". 10
El colonialismo ha sido un mal endémico profundamente arraigado al liberalismo que dura hasta nuestros días. Ni  los más brillantes pensadores y humanistas de ese movimiento, como John Stuart Mill, escapan a esta visión racista y clasista del mundo.
Ni siquiera Mill alberga dudas acerca de dominio que la "raza europea" está llamada a ejercer sobre el resto del mundo. Es cierto que él se pronuncia por el reconocimiento del derecho al autogobierno de las "colonias de raza europea". Pero solo para estas. 11
Él, Mill, ve al despotismo como un "modo legítimo de gobierno cuando se trata de pueblos bárbaros", siempre, claro, que tenga como fin su progreso y que los medios justifiquen el fin. John Stuart Mill no es un hombre despiadado como gran parte de los representantes del liberalismo, pero está cargado con el prejuicio de la superioridad de los europeos y de su cultura. Prejuicio que no sabe apreciar los talentos y virtudes de otros pueblos y culturas, más por desconocimiento que por discernimiento y entendimiento de lo que se habla. Bien se sabe que se desprecia lo que se ignora. Así mismo, este prejuicio se ha utilizado infinidad de veces como excusa para someter, esclavizar y explotar a multitud de países y culturas a lo largo del mundo. Y a fe que no se ha perdido este mal hábito hasta el mismo día de hoy.

Notas:
1. Domenico Losurdo. Contrahistoria del liberalismo. El Viejo Topo. 2005. p. 5.
2. Mikel Itulain. El racismo en Thomas Jefferson. ¿Es posible la paz? 2.3.2014. Enlace
3. D. Losurdo. p. 13.
4. Ibid. p. 84-85.
5. Ibid. p.86.
6. Ibid. p. 89.
7. Ibid. p.90
8. Ibid. p.91
9. Ibid. p. 93.
10. Ibid. p. 96.
11. Ibid. p. 225.

domingo, 2 de marzo de 2014

El racismo en Thomas Jefferson

Imagen de Thomas Jefferson en el monte Rushmore

Thomas Jefferson fue uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, y el tercer presidente de este país, pero sobre todo fue una persona ilustrada, por eso se le admira. Sin embargo, pese a ello, su mente estaba cargada de prejuicios. 
En la aventura de conquista del continente norteamericano, donde se produjo un exterminio de las poblaciones locales, los dirigentes de los colonos quisieron crear una imagen en la que supuestamente existía un designio especial, una especie de designio divino, pese a que buena parte de los mismos Padres Fundadores de los Estados Unidos no fueran ni cristianos ni judíos, pues eran en realidad deístas. Religiosos, los que lo fueran, nada dogmáticos y con una mente aparentemente abierta, no obstante, se dejaban arrastrar por el aspecto peor de la religión y de los prejuicios sociales, el de sentirse elegidos, de ser incluso superiores a los demás.
Los mismos Padres Fundadores: Benjamín Franklin y Thomas Jefferson,  propusieron con el fin de asentar la base de la nación americana la imagen de la “Tierra prometida”. Jefferson incluso sugirió la comparación con los hebreos guiados por una antorcha. Todo ello pese a que ninguno de los dos fuese cristiano o profesase la fe hebréa. 1
Como les comentaba en el artículo La esclavitud y la discriminación racial en Estados Unidos, Jefferson valoraba la libertad:
El Dios que nos dio la vida nos dio la libertad al mismo tiempo.2
Aunque más la propia y la de sus más allegados que la de los demás, porque en su plantación de Monticello tenía más de seiscientos esclavos. Y no solo era así por seguir una tradición, sino que en Jefferson había realmente un sentimiento de superioridad racial, incluso de la separación entre razas:
Jefferson, así como muchas otras personalidades, estaba encantado por los mitos del origen anglosajón y la necesidad de preservar la pureza de la raza totalmente mítica.3
Frente a este racismo enraizado en el poder de los nuevos Estados Unidos surgió una valiente lucha por parte de aquellos que defendían sus derechos como personas con iguales derechos e iguales deberes. Entre ellos merece especial atención David Walker, esto decía en el conocido como Llamamiento de Walker:
Pero vamos a revisar las observaciones del Sr. Jefferson algo más. Comparando a nuestros infelices padres con los instruidos filósofos de Grecia, él dice: “Pero a pesar de estas y otras circunstancias desoladoras entre los romanos, sus esclavos eran a menudo los más excepcionales artistas. Sobresalieron también en ciencia, en la medida que fueron utilizados como tutores de los maestros de sus hijos; Epictetus, Terence, y Phaedrus fueron esclavos, -pero ellos fueron de la raza de los blancos. No es su condición entonces, sino la naturaleza, la cual ha producido la distinción”.4
El racismo presente en Jefferson, y en gran parte de los colonos de "raza blanca", era realmente tremendo. Hasta tal punto que veían a los negros incapaces de desarrollar cualquier capacidad que requiriese algo de talento intelectual. "No es su condición (la de la esclavitud), sino la naturaleza, la cual ha producido la distinción", pensaba el Padre Fundador, aunque claro, no pensaba en que esos esclavos negros no tuvieron la oportunidad de formarse, como la tuvieron los esclavos de Grecia y como la tuvieron todavía más los hombres libres de Grecia y de los nuevos Estados Unidos de América. Bertrand Russell pensó que se habían perdido muchas personas con capacidades similares a las de Einstein recogiendo algodón de sol a sol en los campos de Norteamérica, y no le faltaba razón al sabio filósofo.
Walker, que era lúcido y valiente a la vez, tenía claro que tal desprecio y tales mentiras no podían ni debían ser dejadas pasar por alto:
¿Creéis que esta afirmación es digerida por millones de  los blancos? ¿Sabéis que el Sr. Jefferson fue uno de los más grandes personajes que ha vivido entre los blancos? Ver sus escritos por el mundo y su labor pública por los Estados Unidos de América. ¿Creéis que las afirmaciones de este hombre pasarán a mejor vida en el olvido sin ser tenidas en cuenta por esta gente y el mundo? Si vosotros hacéis esto, estáis muy equivocados –ver como la gente de EE.UU nos trata- - ¿Tenemos almas en nuestros cuerpos? ¿Somos hombres que no tenemos espíritus en absoluto? Yo sé que hay muchas tripas de cerveza entre nosotros, cuyo principal objetivo es llenar sus estómagos. A tales no me refiero - - Yo estoy detrás de aquellos que saben y sienten, que somos HOMBRES, tanto como otras personas; a ellos yo les digo que,  salvo que intentemos refutar los argumentos del Sr Jefferson, los daremos como establecidos. 4
Walker tenía alma y sensatez en su cuerpo, además de valentía y talento. Fue la gente como Walker, y no Lincoln 5 u otro presidente de los Estados Unidos, la que consiguió un mínimo de respeto y una garantía de derechos para la gente de color en su país. Walker, como Marthin Luther King o Malcolm X, lo pagó con su propia vida, y no solo por luchar contra esa discriminación racial, sino especialmente también por defender la justicia social, desafiando a un sistema social que discriminaba tanto o más a las personas por su grado de pobreza como por su color. Porque no se nos olvide, racismo y discriminación social son dos aspectos íntimamente relacionados en una sociedad dominada por un grupo dirigente que busca el máximo beneficio para sí a costa de privárselo a los demás, pues se necesitan grupos de personas a las que marginar y someter para mantener y justificar el mismo orden social completamente injusto.


1. Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. Libertarias. 2012.
2. Mikel Itulain. La esclavitud y la discriminación racial en Estados Unidos. ¿Es posible la paz?, 6.6.2012. Enlace.
3. Cita de Noam Chomsky en  Mikel Itulain. Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países. Libertarias. 2012.
4. David Walker.  David Walker's Appeal. New York: Hill and Wang, 1829 (1995).
5. Mikel Itulain. Lincoln, la película, una ficción histórica. ¿Es posible la paz?, 5.12.2012. Enlace.