viernes, 1 de febrero de 2013

Las estrellas del cine y de la música y la guerra



Desde qué tiempo las celebridades sociales han apoyado las actuaciones bélicas del poder hemos perdido la memoria. Hoy en día las llamadas estrellas de la música, en gran medida fabricaciones ad hoc del negocio musical, siguen actuando de este modo, apoyando las nuevas guerras, la nueva violencia de los ejércitos que atacan al mundo y a sus gentes.
Marilyn Monroe, por ejemplo, fue a visitar y dar ánimos en un febrero de 1954 a las tropas estadounidenses en Corea. No obstante, este tipo de visitas no solo tenían ni tienen como objetivo tener más contentos a los soldados, sino mostrar un "apoyo", real o no, de las personas de su país a aquellos que están allí y, en consecuencia, a lo que están haciendo. Seguramente si los ciudadanos estadounidenses hubiesen sabido lo que estaba realizando su ejército, no hubiesen sentido ninguna simpatía por él y hubiesen pedido de inmediato su vuelta a su lugar de origen, los Estados Unidos de América. Porque allí, en Corea, el ejército estadounidense cometió uno de los mayores genocidios que haya conocido la humanidad, más de dos millones y medio de norcoreanos serían asesinados. Ciudades enteras fueron prácticamente destruidas con bombas y napalm: Hin Eui lo fue en un 95%, Pyongan en un 85% o Hamhung en un 80%. Miles de mujeres fueron violadas por  las tropas norteamericanas.(1) Sin embargo, nada de esto se contó en los Estados Unidos y el apoyo de estas estrellas mediáticas tapó aún más estas atrocidades, envolviendo a esta dantesca guerra en un halo de supuesto glamour.
Como los tiempos cambian poco, vimos ya, años y años después, volver a repetirse este tipo de escenas, las  estrellas de la música o el cine apoyando las campañas bélicas de sus dirigentes. En este caso en Irak y no ya cantando unas canciones a los soldados o hablando con ellos, sino dando un apoyo político claro al propio presidente Bush (hijo) cuando destruía Iraq con la excusa de las armas de destrucción masiva. Sí que había armas de destrucción masiva, lo que no se dijo era que todas ellas estaban en manos del ejército norteamericano. <<Ellos nos mataron, ellos destruyeron nuestras casas.... Hemos tenido cinco funerales debido a los bombardeos>>,(2) narraba una mujer iraquí desesperada, desesperada por el dolor de la muerte. En Iraq se destruyeron casas y apartamentos, ayuntamientos y escuelas, hospitales y bibliotecas, trenes y carreteras, fábricas y refinerías, estaciones agrícolas y depósitos, redes eléctricas y acuíferas... Y se destruyeron personas, personas y personas; en gran número, en enormes cantidades industriales. Los muertos de Iraq hace tiempo rebasaron el millón de personas y, seguramente, ya ronden o sobrepasen los dos millones. Pero este horror se intentaría tapar de todas las formas, incluso con el apoyo otra vez más de las famosas y deseadas de la música. Britney Spears lo decía así en una entrevista con la CNN, uno de los medios corporativos que habitualmente de forma más descarada manipula los hechos:

Carlson (entrevistador): Vas a estar en el National Mall [una zona al aire libre en la capital Washington, junto al Capitolio] pronto, actuando para Pepsi y el NFL [la liga nacional de fútbol americano], y además apoyando a nuestras tropas. Un montón de artistas se han declarado contra la guerra en Iraq. ¿Lo ha hecho usted?
Britney Spears: Honestamente, creo que simplemente debemos confiar en nuestro presidente en cada decisión que toma y  que  solamente debemos apoyar eso, sabe, y ser fieles a lo que ocurra.
C.: ¿Confía en nuestro presidente?
B.Spears: Sí, confío.(3)

Bueno, esto lo decía la sensual cantante el 4 de septiembre de 2003, la guerra, el segundo bombardeo intensivo contra Irak, ya había empezado en marzo de ese año. Ninguna sensibilidad, ningún remordimiento, obediencia y adoctrinamiento, porque muchos y muchas jóvenes fueron fuertemente influenciados por estas opiniones, con sus trágicas consecuencias. No es extraño ver a estas estrellas de la música rodeadas por el poder político y sus símbolos, y especialmente también por las transnacionales, como Pepsi, que diseñan las políticas de ese gobierno al que lo han lanzado a una conquista y control del mundo.(4) La abogada y escritora estadounidense Wendy Kaminer cuestiona este mensaje de Britney Spears de confianza y fe en el líder, más si cabe cuando estos líderes mienten sin rubor

¿Cómo podemos explicar el hecho de que más de dos tercios del público todavía crea erróneamente que Sadam Hussein estuvo implicado en los ataques del 11 de septiembre? (5)

Bien, a esto lleva la fe en los líderes, a un mundo del disparate  y de  la barbarie. El título del artículo de Wendy Kaminer es bien explícito, Confianza e ignorancia.
Recientemente leía un artículo muy interesante sobre esta forma bastante penosa de comportarse de los famosos del espectáculo. Jose Luis Forneo también lo expresaba de forma muy clara: El Pentágono necesita más carne de cañón y Kate Perry ayuda a convencer a los jóvenes norteamericanos. Porque de eso se trata, con esas creaciones de la industria musical se puede manipular y engañar fácilmente a miles y miles de jóvenes. En este caso la tal Kate Perry se presta a hacer un vídeo de adoctrinamiento militar de un ejército que está destruyendo al mundo, que lleva destruyendo al mundo durante muchos años, ya más de un siglo. En el libro que escribí Estados Unidos y el respeto a otra culturas y países, muestro como la política exterior estadounidense, acompañada siempre por sus guerras de agresión, que está dirigida por las familias más poderosas de ese país, dueñas de las corporaciones, han hecho un daño enorme, atroz, al mundo, a las personas del mundo. No importa el continente.

El Pentágono necesita más carne de cañón para seguir invadiendo países, expoliando recursos y asesinando a los pueblos que obstaculicen la ambición de quienes realmente mandan en el ejército norteamericano y, en definitiva, en su gobierno: las grandes corporaciones mafiosas.
Claro que los ciudadanos de Estados Unidos no son todos estúpidos, y como pasa también con los hombres, para que estos acaben metidos hasta el cuello en las matanzas de los marines por el mundo necesitan ser convencido de alguna forma, y la más efectiva hasta ahora, y muy bien explotada por EE.UU. es la industria del cine y de la música.(6)

El cine, como la música, ha tenido una función muy importante en el adoctrinamiento y en hacer que las personas vean con buenos ojos o aprueben las guerras, ya de tiempo atrás, como en la Primera Guerra Mundial. Ver Hollywood ante la Primera Guerra Mundial.(7)
España tampoco se ha librado de esta forma de actuar del poder, tenemos por ejemplo el caso de la guerra contra Irak. En diciembre de 1990 el grupo Olé Olé, encabezado por su guapa cantante, Marta Sánchez, entonces un sex symbol en España, visitaba a las tropas españolas que habían ido allí.(8) Era un modo de equiparación, con las distancias, respecto a lo que hizo Marilyn. Luego vino lo que vino

La destrucción de las infraestructuras y de la industria de Iraq, de la cual eliminaron un 92% de  la capacidad de las estaciones eléctricas, un 80% de las refinerías, 135 centros de comunicación telefónica, más de 100 puentes, carreteras, autopistas, trenes de transporte, fábricas de todo tipo: de medicinas, de cemento, aluminio, textil, etc, etc. (9)

Y los miles y miles de muertos, que se convirtieron en millones.
Quiero comentar, a nivel personal, que pese al error que supuso la actuación de tanto Marilyn como de la cantante española Marta Sánchez, y lo condenable que es esa  actuación, no puede ser equiparable a lo que hicieron, a lo que llevaron a cabo, las otras dos jóvenes estadounidenses.


Notas:
(1) Mikel Itulain. La guerra de Corea: historias no recordadas. 26.7.2012. Enlace
(2) Britney Spears on Iraq. From Michael Moore. Farenheit 9/11. Enlace
(3) Britney Spears: ´Trust our presidente in every decision´ CNN, 4 september 2003.
(4) Mikel Itulain. Los intereses económicos detrás de la guerra en Siria.  Enlace
(5) Wendy Kaminer. Trust and ignoranceFree Inquiry magazine, Volume 24, Number 1.
(6) Jose Luis Forneo. El Pentágono necesita más carne de cañón y Kate Perry ayuda a convencer a los jóvenes norteamericanos.Enlace
(7) Mikel Itulain. Hollwood ante la Primera Guerra Mundial. Enlace
(8) Olé Olé en la fragata NumanciaEnlace
(9) Mikel Itulain. Los héroes de la guerra. Enlace


4 comentarios:

  1. Perdona, Mikel, pero lo que ha dicho Forneo acerca de Katy Perry ya se publicó mejor y con más detalles hace unos cuantos días en Rebelión. Un saludo y ponte mejor al día.

    Aquí te dejo el enlace. Agur!


    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=162194

    ResponderEliminar
  2. Jose Luis lo publicó en su blog, del cual soy seguidor y él es del mío. No hace falta hacerle propaganda a Rebelión, que da una de cal y otra de arena.
    Aquí se hace una reseña a un caso más en la historia.
    Hay que leer el artículo completo para comentarlo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mikel,

    Gracias por aportar tu visión. No conozco la realidad por eso leo todo para poder entenderla. He leído una treintena de tus artículos. Lo que sí me gustaría comentarte es que siempre citas a muchas fuentes compartidas. Quizás debería aportar más fuentes primarias.

    gracias y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fuentes primarias las cito si soy yo el investigador. Por eso menciono a otros investigadores o historiadores. En esto hay que ser honesto, pero en los blogs no abunda precisamente la honestidad y se plagia bastante.
      Las fuentes primarias son más propias de trabajos y espacios específicos, es el lugar del experto. Las secundarias tienen como fundamento la divulgación, el dar a conocer estos trabajos. Este blog busca aportar ambas, sin protagonismos indebidos.

      Eliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.