lunes, 2 de julio de 2012

¿Cuál es la misión real de Amnistía Internacional?




Amnistía Internacional en su página web, en su sección Actúa, en abril de 2012 pedía la colaboración de los ciudadanos e indicaba que ya había recogido 11.962 firmas para supuestamente pedir el fin de la represión en Siria. Encabezaba el titular de la siguiente forma: ¿Por qué calla el mundo ante la situación en Siria?, y en el texto señalaba que estaban haciendo presión, y pidiendo ayuda para hacerla, hacia gobiernos como los de Brasil, India o Sudáfrica, con el fin de que “demuestren su liderazgo apoyando una resolución firme y jurídicamente vinculante que ayude a parar el baño de sangre en Siria”. ¿A qué tipo de resolución se refiere Amnistía Internacional?, ¿a una como la 1973 aplicada a Libia? ¿A la supuesta Responsabilidad para Proteger que ha conducido a la destrucción del país, a la llegada de los fundamentalistas islámicos y a los miles de asesinatos y violaciones? ¿A otro bombardeo criminal de la  OTAN matando miles de civiles? Preocupan estas cosas. Aunque AI pueda decir que no aprobaba todo esto, sí aprobó la actuación de Naciones Unidas en Libia y lo hizo amparándose en datos falsos, como hemos visto en el capítulo sobre los medios de comunicación.(1) Gadafi no bombardeo ni atacó a la población civil, no había motivos para ninguna intervención militar. Y no debe de olvidar AI que esa Responsabilidad para Proteger elaborada en 2005 no está en la Carta de las Naciones Unidas, porque es un cajón de sastre que puede valer, como ha valido en Libia, para arruinar a un país y condenarlo a la represión y muerte real ejercida por los islamistas; y lo que es incluso peor, al sometimiento, explotación y destrucción del país y de sus habitantes por las corpraciones occidentales. Siguiendo con ese comunicado, vemos que Amnistía culpabiliza de las muertes de civiles a las fuerzas de seguridad sirias y no habla para nada de los extremistas islámicos que han entrado al país, que como bien debe saber AI están extendiendo el terror y causando estragos en la población civil, ya comentados también en el anterior punto.155, 161 Tampoco dice nada sobre que ya, hacia finales del año 2011, más de 2.000 muertos eran de las propias fuerzas de seguridad sirias, algo llamativo. Si hubiese 2.000 soldados israelíes muertos en una lucha con los palestinos, ¿qué pasaría?, ¿qué no se justificaría para aprobar las acciones militares de Israel?, mejor no preguntarlo, creo, porque con tan solo dos o tres soldados israelís muertos se justifican bombardeos que matan a millares de civiles. Y otra anotación más, de acuerdo a las investigaciones de las muertes de civiles son principalmente responsables las organizaciones islamistas financiadas desde el exterior, 155, 162 y esto no se menciona en el informe de AI. Otra cosa que llama la atención es que no cita las fuentes de donde han obtenido esa información, y esto es necesario. Amnistía Internacional, como ya hemos comentado, lanzó informaciones que no eran ciertas, como el caso de la mujer, Zeinab al-Hosni, que supuestamente  había sido: “decapitada, mutilada y despellejada en una cárcel Siria”, pero que luego apareció viva. ¿Qué pretende Amnistía Internacional con esto? ¿Culpabilizar de todo al gobierno sirio y callar ante otras atrocidades incluso mayores cometidas por los fundamentalistas y quienes les apoyan? Amnistía todavía no ha demostrado con pruebas los crímenes de civiles atribuidos al gobierno.
¿Por qué el mundo calla? o ¿por qué Amnistía calla ante ciertas cosas? ¿Quieren hacer el clima favorable a una guerra? Desde luego sus hechos no son ni de lejos los que corresponderían a una organización ecuánime y que realmente busca proteger los derechos humanos y la paz.
Amnistía no es la primera vez que aprueba hechos falsos o montajes propagandísticos, curiosamente a favor de los intereses de las élites estadounidenses. Apoyó  también el engaño que hizo la compañía de relaciones públicas contratada por la dictadura kuwaití Hill&Knowlton,  previo a la Guerra del Golfo, ya comentado en el punto sobre los medios de comunicación, en el que hicieron una parodia con una niña sollozando y suplicando por los supuestos bebés dejados morir en el suelo por los soldados iraquíes, delante de una comisión de derechos humanos del Congreso norteamericano. Todo era teatro, pero este teatro provocó que los estadounidenses aprobasen una guerra que acabaría costando más de un millón de muertos en Irak. El profesor Francis Boyle, que pertenecía al comité de AI en Estados Unidos, comenta este suceso que tuvo lugar hacia el final del otoño de 1990, en unos días que se estaba al  borde de ir o no a una guerra e iba a haber un trascendental debate en el Congreso de los Estados Unidos. Hacia mitades de noviembre recibió una copia del informe, antes de ser publicado, sobre el ataque de Irak a Kuwait:

Inmediatamente lo leí y era sensiblero, impreciso incluso en su declaración de la ley a aplicar. No me pareció que había pasado el proceso de  control de calidad normal.

Como consecuencia de eso, hice un esfuerzo por mantener ese informe para hacer otra revisión… Y en realidad yo además llamé a un compañero del comité para ese propósito, y él y yo intentamos, y yo hice la observación, incluso si esta historia sobre los bebes muertos es cierta, es completamente sensacionalista, y va a ser simplemente usada en los Estados Unidos para llamar a la guerra.172

Bien, el informe no fue revisado y desde Londres fue enviado a los medios y organismos internacionales. Sus efectos fueron inmediatos:

Lo publicaron, y usted sabe que terrible impacto tuvo en términos de propaganda de guerra. De los seis votos en el Senado de los Estados Unidos que aprobaron la resolución para ir a la guerra, varios de estos senadores dijeron que fueron influenciados por el informe de Amnistía.172

Es terrible ver esto, una supuesta organización de derechos humanos se convierte en valedora para lanzar una guerra. Lo que nunca debería hacer alguien que defienda esos derechos. Tal actitud con  tan horribles consecuencias debería haber tenido alguna responsabilidad. No fue así:

…y yo pedí una investigación.
No ocurrió absolutamente nada. No hubo nunca una investigación.172

Amnistía Internacional, no obstante, al quedar en evidencia de cara al público, tuvo que emitir un comunicado embarazoso disculpándose, 163  pero su actitud irresponsable costó millones de vidas humanas. ¿Se resuelve esto simplemente con una disculpa?  
A pesar de todo, AI parece que no ha querido terminar de aprender de sus “errores”, lo cual preocupa y suscita dudas sobre su verdadera misión. 

Texto extraído de la obra de próxima publicación: Mikel Itulain. Justificando la guerra.

Bibliografía: 
(1) Mikel Itulain. Los medios de comunicación y la guerra en Libia. Enlace
155. Der Spiegel: Los armados en Homs mataron a cientos de secuestrados y los enterraron en fosas secretas. 6.4.2012. Tercera Información.
161. Michel Chosudovsky.  The Pentagon´s “Salvador Option”: The Deployment of Death Squads in Iraq and Syria. Global Research. 16.8.2011.
162. Syria: Terrorist Groups Committed Atrocious Massacre in Homs to Elicit international support against Syrian Government. Global Research. 12.3.2012.
163. How PR sold the war in the Persian Gulf. Excerpted from Toxic Sludge is Good for you. Chapter 10. PR Watch.
172. Francis Boyle. Interview with Dennis Bernstein. Covert Action Quaterly number 73 Summer 2002, pp. 9-12, 27.

También trato el papel de HRW en esta obra y en la recientemente publicada: Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países

3 comentarios:

  1. Amnistia Yanki, solo es otra de esas organizaciones fantasma que justifican los crímenes fascistas ante el futuro.
    La historia, escrita por los vencedores, dirá que los héroes salvaron al mundo de los villanos y mostraran sus pruebas.
    Se debe condenar la violencia, no UNA violencia, se debe condenar y denunciar la guerra, no un bando y menos cuando es el que se defiende. Como en Libia, solo es parte de la comedia para criminalizar a las víctimas y justificar lo injustificable.

    -Ni olvido, ni perdón.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Mikel. Antes que nada felicitarte por tu interesante artículo. El tema Amnistía siempre me ha generado muchas dudas porque en los grandes conflictos acaba siempre a última hora tomando partido por los poderosos del imperio. Lo que está pasando en Siria es una nueva manipulación para cargarse el gobierno y como hicieron en Libia, Irak, Afganistán imponer un gobierno títere. La hipocresía internacional de algunas organizaciones de derechos humanos es vergonzosa. Es como cuando Cruz Roja colaboró con la dictadura militar en Uruguay en la historia del famoso penal y centro de brutales torturas "Libertad". Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No conocía ese caso de la Cruz Roja en Uruguay. Pásame información si puedes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.