viernes, 22 de junio de 2012

La historia como enemigo



El conocimiento de la historia, de lo qué ocurrió, de cómo ocurrió, de por qué ocurrió y de quién o quiénes fueron los causantes de lo ocurrido, son aspectos muy importantes para entender el mundo en el que vivimos. No es extraño pues, que el poder, que usa habitualmente la violencia como método y tiene grandes responsabilidades por el pasado, vea a la historia como a un enemigo.
La historia nos enseña sabias lecciones y nos previene contra los posibles  errores del presente y del futuro.
John Pilger, un escritor y periodista honesto, nos recuerda en un excelente artículo algunos de aquellos trágicos sucesos, como el uso del agente naranja, que destruyó el ecosistema de Vietnam y contaminó la naturaleza y a sus habitantes con dioxinas. Un enorme crimen contra la humanidad que se pretende ocultar o minimizar. Entre sus actores está la empresa Dow Chemical, que fabricó el veneno. Para fabricarlo, produciendo dioxinas, se requería de una acción deliberada de aceleración del proceso de producción, y así lo hicieron. Luego esta empresa, bajo el nombre de Union Carbide, provocaría otro terrible crimen en Bophal, la  India. Y ahora, en 2012, aparecían con toda desvergüenza en los juegos olímpicos, como espónsor y con contratos multimillonarios. La inmoralidad de occidente es descarada; cuando fueron millones de personas las afectadas por el veneno de esta compañía. Personas vietnamitas a las que Dow no ha compensado de ningún modo. ¿Dónde está aquí la justicia mundial? Parece que en el completo olvido.
En el reciente libro que he publicado, Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países, trato de muchísimas de estas historias, en muchos países, incluido ese agente naranja u otras terribles actuaciones que en el mundo incivilizado en el que vivimos quedan impunes.

Notas:
1. John Pilger. History is the enemy as ´brilliant´psy-ops become the news. Jhonpilger.com. 21.03.2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede poner aquí sus opiniones, siempre con respeto y con ánimo de enriquecer y fomentar el debate.
Las personas que participen deberán identificarse con el fin de que asistamos a un debate e intercambio de opiniones en condición de igualdad.
Gracias-Mila esker-Thank you.